Volver al inicio
ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Portal de la labor del sistema de las Naciones Unidas sobre el cambio climático href="#"> 

Los Acuerdos de Cancún

Christina Figueres

La conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático en Cancún, México, terminó el 11 de diciembre de 2010 con la aprobación de un conjunto de decisiones para que todos los gobiernos reafirmen su propósito de reducir las emisiones en el futuro y apoyen nuevas medidas contra el cambio climático en el mundo en desarrollo.

El conjunto, llamado los «Acuerdos de Cancún», fue acogido con repetidos y fuertes aplausos y aclamaciones de las Partes en la última sesión plenaria.

Christiana Figueres, Secretaria Ejecutiva de la CMNUCC, expresó que Cancún había cumplido su labor. Se había vuelto a encender una luz de esperanza y se había restaurado la fe en el proceso multilateral sobre el cambio climático para obtener resultados. Añadió que las naciones habían demostrado que podían trabajar conjuntamente bajo un marco común para lograr consenso en una misma causa. Había demostrado que el consenso en un proceso transparente e inclusivo podía crear oportunidades para todos.

También dijo que los gobiernos habían mostrado un claro indicio de que estaban encaminados a conseguir juntos un futuro de bajas emisiones y habían aceptado ser responsables los unos con los otros en lo referente a las medidas tomadas para lograr este propósito. Además, explicó que lo habían dispuesto de tal forma que se animaba a los países a ser más ambiciosos con el paso del tiempo.

Las naciones lanzaron una serie de iniciativas e instituciones para proteger a los más pobres y los más vulnerables al cambio climático y para hacer uso del dinero y las tecnologías que los países en desarrollo necesitaban para planear y construir sus propios futuros sostenibles. Así mismo, acordaron llevar a cabo medidas concretas para preservar los bosques en los países en desarrollo, que aumentarían de cara al futuro.

También acordaron que los países necesitan trabajar para no aumentar la temperatura más de dos grados y establecer un calendario claro para revisarlo, y así asegurar que la acción global es suficiente para mitigar la realidad emergente del cambio climático.
La Sra. Figueres añadió que no es el final, sino un nuevo comienzo. No es lo que se necesita a largo plazo, pero es la base esencial sobre la que construir una mayor ambición colectiva.
 
Los elementos de los «Acuerdos de Cancún» incluyen:
 
El reconocimiento oficial de los objetivos para los países industrializados según el proceso multilateral. Estos países elaborarán estrategias y planes de desarrollo de bajas emisiones de carbono y evaluarán la mejor forma de cumplirlos, analizándolos con mecanismos de mercado, e informarán anualmente sobre sus inventarios.

El reconocimiento oficial según el proceso multilateral de las medidas de los países en desarrollo para reducir las emisiones. El establecimiento de un registro en el que se anoten e igualen las medidas de mitigación de los países en desarrollo para recibir el apoyo financiero y económico de los países industrializados. La publicación bianual de los informes de progresos de los países en desarrollo.
 
El acuerdo de las partes que se han comprometido con el Protocolo de Kyoto para continuar con las negociaciones, con el objetivo de completar su trabajo y asegurarse de que no existe ningún vacío entre el primer y el segundo período de compromiso del tratado.
 
El refuerzo de los Mecanismos para un Desarrollo Limpio del Protocolo de Kyoto, para así orientar inversiones y tecnología importantes hacia proyectos ecológicamente racionales y de emisiones sostenibles en los países en desarrollo.
 
Las iniciativas e instituciones de las partes para proteger a los más vulnerables del cambio climático y para hacer uso del dinero y de la tecnología que los países en desarrollo necesitan para planear y construir sus propios futuros sostenibles.
 
Un total de 30.000 millones de dólares en concepto de financiación de arranque rápido de los países industrializados como apoyo a las acciones contra el cambio climático en el mundo en desarrollo hasta 2012; en estas decisiones se incluye además la intención de aumentar esa cifra en 100.000 millones de dólares a largo plazo para 2020.
 
En lo que respecta a la financiación para el clima, se establece un proceso para diseñar un fondo ecológico para el clima en el marco de la Conferencia de las Partes, con una junta compuesta a partes iguales por representantes de países desarrollados y en desarrollo.
 
El establecimiento de un nuevo «Marco de Adaptación de Cancún» para permitir una mejor planificación y puesta en práctica de los proyectos de adaptación en los países en desarrollo a través del aumento del apoyo técnico y financiero, incluyendo un proceso claro para continuar trabajando en las pérdidas y daños.
 
El acuerdo de los gobiernos para estimular las medidas con el propósito de reducir las emisiones derivadas de la deforestación y la degradación forestal en los países en desarrollo a través del apoyo técnico y financiero.
 
Las partes establecieron un mecanismo de tecnología con un Comité ejecutivo de tecnología y el Centro y red de tecnología del clima para aumentar la cooperación tecnológica que sirve de apoyo a la acción en la adaptación y mitigación.

Alianzas con las Naciones Unidas sobre el cambio climático