Los documentos en formato PDF aparecen indicados y se abren en una nueva ventana.

* en inglés

Información de antecedentes > Acto respetuoso del clima

Reducir la huella del carbono generado durante el Acto de alto nivel sobre el cambio climático

Con miras a que el Acto de alto nivel sobre el cambio climático convocado por el Secretario General para el 24 de septiembre sea lo más respetuoso y sostenible posible con el clima y con el medio ambiente, las Naciones Unidas contrarrestarán una parte importante de los gases de efecto invernadero generados durante la reunión de un día de duración. Dicho Acto se concretó para preceder a la reunión anual de la Asamblea General de las Naciones Unidas, de forma que no fuera necesario que los participantes viajaran de forma especial a Nueva York.

Con el apoyo de la Fundación de las Naciones Unidas, se ha calculado que las emisiones de gases de efecto invernadero que se generarán en este Acto serán aproximadamente el equivalente a 500 toneladas de dióxido de carbono (CO2e). En este cálculo se incluyen las emisiones generadas por:

  1. viajes del personal de las Naciones Unidas que participa en la organización de la reunión, así como los de los visitantes especiales y oradores,
  2. viajes de los jefes de Estado y de Gobierno, así como ministros, que han acudido a Nueva York únicamente con motivo del Acto de alto nivel sobre el cambio climático y no con motivo de la Asamblea General;
  3. uso de energía por las instalaciones donde se celebrará la reunión.

Información detallada sobre la metodología y los resultados.

Las emisiones de carbono que originará el Acto se contrarrestarán con el proyecto hidroeléctrico a pequeña escala que se llevará a cabo en Intibuca (Honduras), cerca de la ciudad de La Esperanza. Además de proporcionar una corriente eléctrica estable a la red de suministro de la zona, este proyecto de energía renovable de alta calidad, el primero que se lanzará para garantizar las reducciones de emisiones de gases con arreglo al Mecanismo de desarrollo limpio del Protocolo de Kyoto y que está pendiente de certificación con arreglo al Patrón oro, proporciona beneficios sociales y medioambientales a escala local. Entre los beneficios a escala local se encuentran: la electrificación rural y la reducción de la dependencia a la madera, el aumento de la tasa de empleo entre la población local, la mejora de las cuencas hidrográficas a través de la reforestación, una mayor participación de la mujer en cuestiones relativas a la comunidad, entrenamiento de las autoridades municipales en cuestiones medioambientales, etc. Información sobre el enfoque de la atención con miras a contrarrestar las emisiones..

Algunos de los gobiernos pueden haber compensado ya las emisiones de gases de efecto invernadero con sus viajes y estancias como cuestión de política. Si otros gobiernos, organizaciones intergubernamentales, así como otros grupos importantes que envíen representantes, aparte de los Jefes de Estado que intervienen en el Acto de alto nivel, desean involucrarse en este proceso, se ruega sigan las pautas que se facilitan en la guía para calcular y contrarrestar las emisiones de gases de efecto invernadero.

Mientras se ha tomado toda precaución para elaborar una metodología lo más rigurosa posible, con la que identificar las crecientes emisiones de tal Acto y contribuir a los esfuerzos generales de las Naciones Unidas de aumentar el sostenimiento del medio ambiente y reducir la huella del carbono que han dejado las operaciones de las Naciones Unidas en todo el mundo, se está llevando a cabo una labor cuyo fin es lograr una metodología común para las Naciones Unidas coordinada por el PNUMA y presidida por el Grupo de Gestión Ambiental.

Principio de la página

Metodología y resultados

Vuelos

El inventario comprende las emisiones crecientes generadas por el Acto de alto nivel y no aquéllas generadas durante la reunión de la Asamblea General que continúa los días siguientes. Por lo tanto, se trata las emisiones originadas por los viajes del Acto de alto nivel y nada concerniente a la Asamblea General.

Las emisiones originadas por los vuelos que han tenido lugar con motivo del Acto de alto nivel se calculan a través del sistema atmosfair, un calculador en línea que facilita un cálculo exhaustivo en el que figuran los efectos pertinentes de las variaciones climáticas inducidas por la radiación solar. Se ha tenido en cuenta por separado los datos de los viajes en clase turista y business.

Viajar desde y hacia los aeropuertos

En los trayectos entre el JFK de Nueva York y el recinto de las Naciones Unidas, se ha estimado, a través del calculador en línea MyClimate, que se genera una media de 11 kilogramos de emisiones de CO2e en cada trayecto de ida y vuelta en taxi o turismo particular.

Las emisiones que producen los taxis o los turismos en los trayectos desde y hacia el aeropuerto en el país de origen se consideran tan altas como en Nueva York. Este cálculo no discrimina aquellas emisiones que se producen en el país de origen en los desplazamientos al trabajo de cada persona.

Estancias en Nueva York

Se estima que las emisiones que se producen en otros desplazamientos locales, en el consumo de agua y de comida, en los residuos, en el papel, etc. rondan los 54 kilogramos de CO2e por cada día extra que se queda en Nueva York un delegado asistente al Acto de alto nivel. Esta estimación se basa en la media de emisiones per cápita en los Estados Unidos de América, teniendo en cuenta que las emisiones que se producen en el país de origen cuentan igualmente.

Emisiones generadas por las operaciones de las Naciones Unidas:

Las emisiones generadas por el consumo de luz y electricidad en la sala donde se celebra la reunión formaron parte del recuento relativo a todo el conjunto de la Secretaría de las Naciones Unidas en Nueva York. Se trata de un cálculo aproximado ya que el acto en sí hará uso de una parte mucho menor de la instalación donde se celebrará la reunión.

Resultados de los cálculos

Se estima que el inventario total relativo al Acto de alto nivel sobre el cambio climático, en el que figuran las crecientes emisiones de los viajes por aire y por tierra, las estancias a Nueva York y el consumo de energía en el edificio de la Secretaría de las Naciones Unidas, genera 509 toneladas de CO2e. Se calcula que el costo para contrarrestar estas emisiones es de 15.800 dólares de los EE.UU.

Para más información acerca de los detalles de la metodología y otros supuestos, se ruega póngase en contacto con anne.fernqvist@undp.org or jaramilloc@un.org

Principio de la página

Enfoque de la atención con miras a contrarrestar las emisiones

1. Criterios para la elección de cómo contrarrestar las emisiones

Con miras a aportar una contribución significativa en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero a escala mundial, los proyectos de compensación han de ir más allá de las “negociaciones habituales”, incluyendo, por ejemplo, la cuestión de la reducción de las emisiones. Dado que hasta ahora, ha sido a través del Mecanismo para un desarrollo limpio del Protocolo de Kyoto la forma más aceptada y apoyada para tratar la cuestión, las emisiones generadas durante el Acto de alto nivel se compensarán a través de las Reducciones certificadas de las emisiones, tales como la compensación de la emisión de carbono que establecen los proyectos del Mecanismo para un desarrollo limpio.

Los proyectos, destinados a reducir las emisiones generadas durante el Acto de alto nivel, deben demostrar un impacto positivo e inequívoco en el desarrollo sostenible y los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Actualmente, la forma más apoyada internacionalmente para garantizar las contribuciones sociales y medioambientales de los proyectos de compensación de las emisiones de carbono es el “Patrón oro” del Mecanismo para el desarrollo limpio. Por tanto, se procederá a contrarrestar las emisiones generadas durante el Acto de alto nivel a través de los créditos del “Patrón oro”.

2. El proyecto

El proyecto hidroeléctrico de La Esperanza, el cual se registró como proyecto del Mecanismo para un desarrollo limpio el 19 de agosto de 2005, constituye un proyecto hidroeléctrico de pequeña magnitud de contención de cauce de río en la región de Intibuca (Honduras). La capacidad total es de 13.5 Megavatios. El proyecto se localiza en el río Intibuca, a cuatro kilómetros de la ciudad de La Esperanza, y se encuentra en una planta hidroeléctrica abandonada.

Se espera que las reducciones anuales de emisiones para el proyecto en su totalidad ronden las 37.031 toneladas de CO2e y se logren al remplazar el gasoil de la red de suministro nacional. Actualmente, el total de electricidad de la red de suministro de Honduras en 2003 está compuesto por un 61 % de gasoil y un 39 % de energía hidráulica y de biomasa.

El proyecto aporta unas contribuciones esenciales para el desarrollo sostenible y los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

El proyecto hidroeléctrico de La Esperanza contribuye de forma significativa a la mejora de la calidad del servicio eléctrico en la ciudad de La Esperanza, apreciable en la cesación de las fluctuaciones eléctricas y de los apagones sucedidos de forma previa a la aplicación del proyecto. Además, puesto que uno de los problemas principales a los que se enfrenta la región es la falta de acceso a la energía eléctrica, la electrificación rural de las comunidades locales constituye uno de los mayores beneficios a escala local, que se traduce en una menor dependencia de la madera como fuente de energía.

El proyecto proporciona además empleo a la población local, tanto durante la construcción como durante las operaciones, en una zona donde el empleo permanente y digno es escaso. Otro de los beneficios es la mejora de la cuenca del río por medio de la reforestación y programas educacionales que financia el proyecto en aquellos puntos donde emana el agua.

Entre otros beneficios figuran el mantenimiento y la reparación de las carreteras una vez el proyecto cuente con una estabilidad económica; provisión de agua corriente (no potable) a algunos hogares situados en las cercanías del proyecto; entrenamiento en primeros auxilios; una mayor participación de la mujer en el mundo laboral, así como en cuestiones relativas a la comunidad y en los esfuerzos para ocuparse de tales cuestiones; una mejor gestión por parte de las autoridades municipales del entorno y de la zona de captación en conjunto, incluido la gestión de desechos.

Las reducciones certificadas de emisiones relativas a este proyecto se originaron por medio de atmosfair.

Principio de la página

Guía para contrarrestar la participación en el Acto de alto nivel sobre el cambio climático

1. Cálculo de las emisiones

Las Naciones Unidas han decidido contrarrestar las crecientes emisiones que han generado su personal, los Jefes de Estado y de Gobierno, así como los visitantes, durante el Acto de alto nivel sobre el cambio climático. Otros delegados que se desplacen a Nueva York con motivo de tal Acto deberán adoptar también medidas para borrar la huella de carbono que han dejado.

  1. 1. Vuelos: Las emisiones generadas en los vuelos y viajes por aire constituyen la mayor parte del inventario de emisiones del Acto. Las emisiones generadas en vuelos pueden estimarse fácilmente por medio de los calculadores en línea disponibles. Así, puede citarse Atmosfair, que ofrece un cálculo real al tener en cuenta las variaciones climáticas inducidas por la radiación solar. Las clases turista y business deberán especificarse.
  2. 2. Otras emisiones: Se estima que las emisiones generadas en los desplazamientos por carreteras y estancias a Nueva York rondan los 76 kilogramos de CO2e por persona. Para más detalles sobre la estimación, véase metodología y resultados.
2. Elección de cómo contrarrestar las emisiones

TCon miras a aportar una contribución significativa en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero a escala mundial, los proyectos de compensación han de ir más allá de las “negociaciones habituales”, incluyendo, por ejemplo, la cuestión de la reducción de las emisiones. Dado que hasta ahora, ha sido a través del Mecanismo para un desarrollo limpio del Protocolo de Kyoto la forma más aceptada y apoyada para tratar la cuestión, las emisiones generadas durante el Acto de alto nivel se compensarán a través de las Reducciones certificadas de las emisiones, tales como la compensación de la emisión de carbono que establecen los proyectos del Mecanismo para un desarrollo limpio.

Ha de comprarse créditos de los proyectos que demuestren un impacto positivo e inequívoco en el desarrollo sostenible y los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Actualmente, la forma más apoyada internacionalmente para garantizar las contribuciones sociales y medioambientales de los proyectos de compensación de las emisiones de carbono es el “Patrón oro” del Mecanismo para el desarrollo limpio.

Volver a "Antecedentes" | Principio de la página