ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

La ONU y las empresas


Directrices

de cooperación entre las Naciones Unidas
y el sector empresarial

Dictadas por el
Secretario General de las Naciones Unidas
17 de julio de 2000

Antecedentes | Finalidad y justificación | Elección de socios | Principios generales | Uso del nombre y el emblema de las Naciones Unidas | Modalidades | Capacidades institucionales | Futuros exámenes

I. ANTECEDENTES


1.  El sector empresarial ha desempeñado un papel activo en las Naciones Unidas desde que éstas entraron en funcionamiento en 1945. Varias organizaciones de las Naciones Unidas han cooperado fructíferamente a lo largo de su historia con empresas. Las transformaciones políticas y económicas recientes han favorecido e intensificado los intentos de concertar convenios de colaboración

2.  Los esfuerzos del Secretario General por renovar y reformar las Naciones Unidas constituyen la justificación general del estrechamiento de la cooperación y la asociación entre la Organización e interlocutores no estatales, sobre todo el sector empresarial[1]. Se ha instituido un marco político amplio de cooperación con el sector empresarial, que incluye la emisión de declaraciones conjuntas[2].

3.  La relación con el sector empresarial ha cobrado importancia a medida que ha aumentado la actividad de las empresas en cuanto a la creación de empleo y riqueza mediante el comercio, la inversión y las operaciones financieras, y a medida que los Estados Miembros de las Naciones Unidas han hecho más hincapié en la importancia que tiene la inversión privada en el desarrollo.

4.  El sector empresarial aprecia cada vez más el valor de las funciones que desempeñan las Naciones Unidas: promover la paz y la seguridad, fijar normas y criterios en ámbitos tan diversos como los del derecho comercial, el transporte de mercancías, la aviación, las telecomunicaciones, los servicios de correo y la estadística; y ocuparse de las cuestiones de la vulnerabilidad, la pobreza, la degradación del medio ambiente y el conflicto social. Se considera que todo ello ayuda a crear un marco estable y favorable a las transacciones económicas y al desarrollo.

Subir

II. FINALIDAD Y JUSTIFICACIÓN


5.  Los intentos de colaborar con el sector empresarial deben apreciarse en el ámbito institucional oportuno. Las Naciones Unidas son una institución mundial que rinde cuentas a sus Estados Miembros. Los interlocutores no estatales desempeñan un papel importante en la consecución de los objetivos de las Naciones Unidas. Cada vez es más necesario aprovechar los recursos técnicos y las capacidades del sector empresarial para lograr esos objetivos.

6.  La finalidad de las presentes directrices es facilitar la formulación y ejecución de los convenios de cooperación entre las Naciones Unidas y el sector empresarial, de modo que se garantice la integridad y la independencia de la Organización.

7.  A los efectos de las presentes directrices se entenderá por « empresa » toda sociedad con ánimo de lucro.

8.  Estas directrices pretenden servir de marco común a todas las organizaciones de las Naciones Unidas propiamente dichas[3]. También pueden servir de marco a otras organizaciones del sistema de las Naciones Unidas.

9.  Se alienta a las organizaciones de las Naciones Unidas a que elaboren directrices más concretas en consonancia con su propio mandato y actividades.

10.  La cooperación con las empresas puede adoptar muchas formas, como campañas de promoción, recaudación de fondos, diálogo sobre políticas, asistencia humanitaria y cooperación para el desarrollo. Las directrices de cooperación son particularmente importantes en los casos en que se intentan crear nuevas formas de asociación que no entrañen directamente la participación activa de los gobiernos.

11.  La cooperación suele variar dependiendo de las situaciones y debe estudiarse atendiendo a las circunstancias particulares de cada caso. Es esencial que todas las organizaciones de las Naciones Unidas desarrollen su propia capacidad e instituyan una cadena de mando clara para formular, ejecutar y evaluar convenios de cooperación con las empresas.

Subir

III. ELECCIÓN DE SOCIOS


12. El pacto mundial, propuesto por el Secretario General en 1999[4], ofrece un marco general de valores para la cooperación con el sector empresarial. Los principios del pacto(véase el anexo 1) se basan en acuerdos intergubernamentales y, al mismo tiempo, son pertinentes para las empresas. Las organizaciones de las Naciones Unidas deberían utilizarlos como puntos de referencia al elegir socios.

          a) Los socios empresariales deberán demostrar su responsabilidad cívica respaldando las causas y los valores esenciales de las Naciones Unidas consagrados en la Carta y en otros convenios y tratados pertinentes.

          b) Dentro de su esfera de influencia, las empresas privadas deberán haber demostrado su empeño en cumplir normal o sobradamente los principios del pacto plasmándolos en su funcionamiento práctico.

          c) No podrán ser socias las entidades empresariales que sean cómplices de atentados contra los derechos humanos, toleren el trabajo forzado u obligatorio o el empleo de mano de obra infantil[5], estén implicadas en la venta o fabricación de minas antipersonal o componentes de éstas, o incumplan, de cualquier otra manera, las obligaciones o los deberes impuestos por las Naciones Unidas.

13. Se alienta a las organizaciones de las Naciones Unidas a que fijen criterios adicionales que se ajusten concretamente a su misión y a sus funciones de promoción.

Subir

IV. PRINCIPIOS GENERALES


14.  Con independencia de que los convenios de cooperación varíen según las situaciones, deben atenerse a los siguientes principios generales:

          a) Promover la consecución de los fines de las Naciones Unidas: el objetivo debe estar articulado con claridad y servir para promover la consecución de los fines de las Naciones Unidas previstos en la Carta.

          b) Delinear claramente las responsabilidades y funciones: el convenio debe basarse en una comprensión clara de las respectivas funciones y expectativas, en la rendición de cuentas y en una división clara de responsabilidades.

          c) Mantener la integridad y la independencia: los convenios no deben mermar la integridad, la independencia ni la imparcialidad de las Naciones Unidas.

          d) Evitar conceder ventajas injustas: todas las empresas deben tener la oportunidad de proponer convenios de cooperación, dentro de los parámetros de las presentes directrices. La cooperación con determinada entidad empresarial no debe implicar respaldo ni preferencia con respecto a ella, ni a sus productos o servicios.

          e) Transparencia: la cooperación con el sector empresarial debe ser transparente. La Organización y el público en general deben tener información sobre la naturaleza y el alcance de los convenios correspondientes. Las organizaciones de las Naciones Unidas deben colocar la información pertinente en el sitio Web UN/Business, cuya dirección es la siguiente: www.un.org/partners/business.

Subir

V. USO DEL NOMBRE Y DEL EMBLEMA DE LAS NACIONES UNIDAS


15.  De conformidad con la resolución 92 (I) de la Asamblea General, de 7 de diciembre de 1946, el nombre y el emblema de las Naciones Unidas se usarán exclusivamente con carácter oficial. La Organización ha interpretado tradicionalmente que esa resolución se aplica también al uso del nombre y el emblema de los fondos y programas suyos cuyos nombres incluyan la expresión « Naciones Unidas » o su sigla (en el anexo 2 figuran ejemplos de ello).

16.  Al reconocer que se está forjando una nueva relación con las empresas, se ofrecen a continuación los principios generales que regirán el uso del nombre y el emblema de las Naciones Unidas y de sus fondos y programas ("nombre y emblema") por parte de aquéllas, en el ámbito de la colaboración de las Naciones Unidas con el sector privado.

          a) En principio y sin perjuicio de las condiciones y estipulaciones oportunas, podrá autorizarse a una entidad empresarial a usar el nombre y el emblema en régimen de no exclusividad.

          b) El uso del nombre y el emblema deberá aprobarse previamente de manera expresa, por escrito y con las condiciones y estipulaciones que quepa especificar.

          c) Podrá autorizarse a una entidad empresarial a usar el nombre y el emblema, aun cuando ello entrañe la obtención de beneficios, en la medida en que el fin principal de ese uso sea mostrar apoyo a los propósitos y las actividades de las Naciones Unidas, incluida la recaudación de fondos para la Organización, y que la obtención de beneficios por la entidad empresarial sea meramente accesoria.

          d) Podrá autorizarse el uso del nombre y el emblema para los fines siguientes:

                 i) Apoyar los propósitos, la política y las actividades de la Organización;

                 ii) Ayudar a recaudar fondos para la Organización;

                 iii)  Ayudar a recaudar fondos para entidades que no formen parte de la Organización pero que se hayan creado para cumplir los propósitos y la política de ésta.[6]

          e) Cuando se autorice el uso del nombre o el emblema, este uso estará en consonancia con las especificaciones escritas efectuadas por la organización de que se trate.

          f) Previa aprobación escrita oportuna y sin perjuicio de las condiciones de plazo, modo y amplitud de uso, sólo se podrá autorizar el uso de un emblema modificado de las Naciones Unidas a un número reducido de entidades empresariales con motivo de la promoción de un acto o una iniciativa especiales, incluida la recaudación de fondos para ese acto o iniciativa.[7]

17.  En la actualidad, es la Oficina de Asuntos Jurídicos la que concede la autorización para usar el nombre y el emblema de las Naciones Unidas.

Subir

VI. MODALIDADES


18. Las modalidades para establecer relaciones de asociación con la comunidad empresarial, que son distintas de las actividades de adquisición, requieren flexibilidad para reflejar las finalidades y los objetivos particulares de esas relaciones.

          a) Contribución directa del asociado comercial: la modalidad de la contribución directa para fines específicos se aplicaría mediante un acuerdo de fondo fiduciario o cuenta especial con el asociado. El acuerdo estaría sujeto a las disposiciones del Reglamento financiero y la Reglamentación financiera detallada aplicables, es decir, las finalidades de la contribución deberían estar en consonancia con las políticas, los objetivos y las actividades de las Naciones Unidas y, en general, la contribución no debería entrañar responsabilidad financiera alguna para las Naciones Unidas.

          b) Contribución indirecta del asociado comercial mediante el establecimiento de una organización o fundación con fines caritativos: con arreglo a esta modalidad, se establecería un acuerdo de relación entre las Naciones Unidas y la organización o fundación caritativa, en el que se establecerían los términos de la relación, incluidas las cuestiones relacionadas con el uso del nombre y el emblema, la responsabilidad, la solución de controversias y las prerrogativas e inmunidades de las Naciones Unidas.[8]

          c) Asociación en proyectos de asistencia técnica: en virtud de esta modalidad se celebrarían o bien dos acuerdos bilaterales directos, uno con el asociado comercial y otro con el gobierno del país en el que se prestará la asistencia, o un acuerdo tripartito entre el asociado comercial, las Naciones Unidas y el gobierno.

          d) Asociación para la promoción de los propósitos y las actividades de las Naciones Unidas: con arreglo a esta modalidad, en la que el asociado comercial proporciona un foro para la difusión de información sobre las Naciones Unidas, se celebraría un acuerdo directo con el asociado comercial en el que se establecerían los términos y las condiciones del arreglo, incluido el control por las Naciones Unidas de la información que se ha de difundir, las cuestiones relativas al uso del nombre y el emblema, la responsabilidad, la solución de controversias y las prerrogativas e inmunidades de las Naciones Unidas.

          e) Asociación en proyectos cooperativos: esta modalidad, en virtud de la cual las Naciones Unidas y un asociado comercial desarrollarían conjuntamente un producto o un servicio, en consonancia con los objetivos, las políticas y las actividades de las Naciones Unidas y con miras a promoverlas, comprendería la concertación de acuerdos con el asociado comercial en los que se establecerían los términos y condiciones del arreglo, incluidas las contribuciones que cada parte aportaría al desarrollo del producto o servicio, el uso del nombre y el emblema, la responsabilidad, la solución de controversias y las prerrogativas e inmunidades de las Naciones Unidas.

Subir

VII. CAPACIDADES INSTITUCIONALES


19.  Los arreglos de cooperación con la comunidad empresarial han evolucionado con frecuencia sobre una base ad hoc.  Las organizaciones de las Naciones Unidas deberían seguir desarrollando los marcos de política y las capacidades institucionales necesarias para la gestión satisfactoria de esos arreglos.

          a) Creación de competencias institucionales: las organizaciones de las Naciones Unidas que incorporan a empresas comerciales en su labor deberían desarrollar las competencias necesarias para evaluar y dirigir en forma adecuada esa relación. Dentro de cada organización debería designarse un centro de coordinación para asegurar la transparencia, sacar conclusiones y comprender mejor la función y los objetivos de las empresas y determinar si son compatibles con los objetivos de las Naciones Unidas.

          b) Responsabilidades de los centros de coordinación:  los centros de coordinación estarán encargados de elaborar directrices sobre los contactos con la comunidad empresarial basados en las normas, los reglamentos y las directivas administrativas de las Naciones Unidas a fin de asegurar la transparencia en el establecimiento y mantenimiento de contactos con la comunidad empresarial. Los centros de coordinación difundirían información a través del sitio Web de las Naciones Unidas y la comunidad empresarial

          c) Intercambio de experiencia: los centros de coordinación realizarían intercambios periódicos de la experiencia adquirida y procurarían establecer bancos de datos compartidos así como metodologías y directrices para la solución de problemas.

Subir

VIII. FUTUROS EXÁMENES


20.  La cooperación con la comunidad empresarial está metida a la influencia de los cambios en el entorno político y económico. Para conservar su validez, estas directrices deben ser examinadas con espíritu crítico en forma periódica, y actualizadas en el momento oportuno.

Subir


Anexo 1


Los nueve principios del pacto internacional

En el Foro Económico Mundial celebrado en Davos el 31 de enero de 1999, el Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi A. Annan, planteó a los líderes de la comunidad empresarial mundial el desafío de « adoptar y promulgar » un conjunto de principios universales dentro de sus esferas de influencia en los sectores de los derechos humanos, las normas laborales y el medio ambiente.

Derechos humanos

Principio 1

Apoyar y respetar la protección de los derechos humanos proclamados a nivel internacional;

Principio 2

Las empresas deben evitar verse involucradas en abusos de los derechos humanos.

Normas laborales

Principio 3

Las empresas deben respetar la libertad de asociación y el efectivo reconocimiento del derecho a la negociación colectiva;

Principio 4

La eliminación de todas las formas de trabajo forzoso y obligatorio;

Principio 5

La abolición efectiva del trabajo infantil;

Principio 6

La eliminación de la discriminación respecto del empleo y la ocupación.

Medio ambiente

Principio 7

Apoyar la aplicación de un criterio cauteloso a los problemas ambientales;

Principio 8

Adoptar iniciativas para promover una mayor responsabilidad ambiental;

Principio 9

Alentar el desarrollo y la difusión de tecnologías inocuas para el medio ambiente.


Subir

Anexo 2


Nota de antecedentes sobre el uso del nombre y el emblema

Sección V sobre el nombre y el emblema

1.   Los principios generales que figuran en la sección V del Proyecto de Directrices de cooperación entre las Naciones Unidas y el sector empresarial ("Directrices") se basan en las presentaciones realizadas al Grupo de Trabajo sobre la asociación con el sector privado ("Grupo de Trabajo") por la Oficina de Asuntos Jurídicos y otras oficinas de las Naciones Unidas, incluidos los fondos y programas separados, representados en el Grupo de Trabajo, y los debates sobre el tema celebrados en el Grupo de Trabajo.  Como se indicó en el memorando del Asesor Jurídico de 4 de diciembre de 1997 dirigido al Secretario General, con una Nota adjunta al Archivo (se adjunta copia), el punto de partida de la política y la práctica de la Organización sobre el uso del nombre y el emblema de las Naciones Unidas es la resolución 92 (I) de la Asamblea General, de 7 de diciembre de 1946. Si bien también hemos tenido en cuenta la práctica de la Organización a través de los años, hemos prestado particular atención en este ejercicio a las políticas y prácticas recientes sobre el tema y los intereses e inquietudes expresados por las Oficinas que participan en el Grupo de Trabajo.

2.  Cabe señalar lo siguiente con respecto a los principios rectores que figuran en la sección V:

Sección VI sobre modalidades

3. La modalidad b) en la Sección VI parecería ser el método preferido en los Estados Miembros, incluidos los Estados Unidos, en que los donantes no disfrutan de deducciones impositivas con respecto a las contribuciones directas que aporten a las Naciones Unidas.

4.  Un ejemplo de la modalidad b) es el acuerdo de relación entre las Naciones Unidas y la Fundación de las Naciones Unidas, de fecha 2 de junio de 1998. Ese acuerdo contiene las siguientes disposiciones: « Finalidad » (Artículo I); « Fondo Fiduciario » (Artículo II); « Identificación de proyectos y actividades que han de financiarse » (Artículo III); « Contribuciones de la Fundación » (Artículo IV); « Seguimiento y ejecución: obligación de presentación de informes » (Artículo V); « Recaudación de fondos » (Artículo VI); « Utilización del nombre y del emblema oficial de las Naciones Unidas » (Artículo VII); « Condición jurídica de las partes » (Artículo VIII); « Examen de las operaciones y las actividades » (Artículo IX); « Solución de controversias » (Artículo X); « Prerrogativas e Inmunidades » (Artículo XI); "Duración del Acuerdo » (Artículo XII); y « Notificación » (Artículo XIII).

5.  Otros ejemplos de la modalidad b) son: la Fundación de las Naciones Unidas, por conducto de la cual Ted Turner aportó su contribución; la Net Aid Foundation UK Ltd. por conducto de la cual Cisco Systems aportó su contribución al PNUD; la Fundación para el Quincuagésimo Aniversario de las Naciones Unidas, por conducto de la cual, entre otros, Goldstar (Corea del Sur) y Swatch (Suiza) canalizaron sus contribuciones a las Naciones Unidas.

6.  Un ejemplo de la modalidad c) es el proyecto CET (construcción, explotación y transferencia) mediante el cual el sector privado proporciona fondos y expertos para el proyecto, las Naciones Unidas sirven de promotoras entre el Gobierno y el asociado empresarial y facilitan la ejecución del proyecto, y el Gobierno proporciona la asistencia necesaria y es el beneficiario final del proyecto.

7.  Un ejemplo de la modalidad d) es el acuerdo entre las Naciones Unidas y Walt Disney World Co., de 6 de agosto de 1999, en relación con la participación de las Naciones Unidas en la Celebración Mundial de Walt Disney para el Milenio ("el Acuerdo"). El Acuerdo consiste en las siguientes disposiciones: « Condiciones del Acuerdo » (Artículo 1); « Exhibición del CD de las Naciones Unidas » (Artículo 2); « Participación de las Naciones Unidas » (Artículo 3); « Insumo/costo para las Naciones Unidas » (Artículo 4); « Funcionamiento del parque de atracciones » (Artículo 5); « Los funcionarios no han de beneficiarse » (Artículo 6); « Capacitación del personal » (Artículo 7); « Comunicadores internacionales » (Artículo 8); « Seguros y obligaciones de terceras partes » (Artículo 9); « Derechos de autor, patentes y otros derechos de propiedad » (Artículo 10); « Uso del nombre, el emblema y el sello oficial de las Naciones Unidas » (Artículo 11), « Uso de los nombres o emblemas de Worldco » (Artículo 12); « Admisión al parque de atracciones » (Artículo 13); « Solución de controversias » (Artículo 14); « Prerrogativas e inmunidades (Artículo 15); « Notificación » (Artículo 16); « Autoridad para efectuar modificaciones » (Artículo 17); « Mercancías de las Naciones Unidas » (Artículo 18) y « Varios » (Artículo 19), incluida una disposición sobre "Indemnizaciones » (Artículo 19.6).

8.  Un ejemplo de la modalidad e) es el « Código de productos y servicios normales de las Naciones Unidas", sistema universal de clasificación de bienes y servicios, que fue elaborado conjuntamente por el PNUD y la Oficina de Servicios Interinstitucionales de Adquisición y Dun y Bradstreet; el proyecto NetAid, encaminado a combinar la potencia de la Internet, el alcance mundial de la televisión y la radio y la energía y el impacto de artistas de renombre mundial en la lucha contra la pobreza mundial, establecido por el PNUD, CISCO Systems, Inc., Net Aid Inc., Net Aid Foundation UK Ltd. y Net Aid UK Ltd.

Subir


[1] Véase la Medida 17 del informe dirigido por el Secretario General a la Asamblea General en relación con la reforma de las Naciones Unidas (documento A/51/950), titulado « Renovación de las Naciones Unidas: un programa de reforma".

[2] Las declaraciones conjuntas del Secretario General y los representantes de las empresas de la Cámara de Comercio Internacional, así como los discursos importantes del Secretario General y de los jefes de las organizaciones de las Naciones Unidas, figuran en el sitio Web Naciones Unidas/Empresas, cuya dirección es la siguiente: www.un.org/spanish/partners/business/.

[3] La Secretaría de las Naciones Unidas y sus fondos y programas, entre ellos el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (FNUAP), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) y las comisiones regionales.

[4] Véase en el sitio Web del Pacto Mundial

[5] Tal como se define en el Convenio 182 de la Organización Mundial del Trabajo: Convenio sobre la Prohibición de las Peores Formas de Trabajo Infantil y la Acción Inmediata para su Eliminación.

[6]  Ejemplos de esas entidades son las asociaciones de las Naciones Unidas, los comités nacionales pro UNICEF y pro PNUD.

[7]  Por ejemplo, el cincuentenario de las Naciones Unidas, el Año Internacional de las Personas de Edad, etc.

[8]   El acuerdo de relación entre las Naciones Unidas y la Fundación de las Naciones Unidas, de fecha 12 de junio de 1998, contiene las siguientes disposiciones: « Finalidad » (Artículo I); « Fondo Fiduciario » (Artículo II); « Identificación de proyectos y actividades que han de financiarse » (Artículo III); « Contribuciones de la Fundación » (Artículo IV); "Seguimiento y ejecución: obligaciones de presentación de informes » (Artículo V); « Recaudación de Fondos » (Artículo VI); « Utilización del nombre y del emblema oficial de las Naciones Unidas » (Artículo VII); « Condición jurídica de las partes » (Artículo VIII); « Examen de las operaciones y las actividades » (Artículo IX); « Solución de controversias » (Artículo X); « Prerrogativas e Inmunidades » (Artículo XI); « Duración del acuerdo » (Artículo XII); y « Notificación (Artículo XIII).

Subir


El contenido de esta página es una traducción no oficial, elaborada con la participación de la Facultad de Traducción de la Universidad de Salamanca.