Actividades de las Naciones Unidas para luchar contra el VIH/SIDA
 
 

La Asamblea General (A/RES/62/178) decide convocar una reunión de alto nivel los días 10 y 11 de junio de 2008, para realizar un examen exhaustivo de los progresos alcanzados en la aplicación de la Declaración de compromiso en la lucha contra el VIH/SIDA (Resolución S-26/2, anexo) y la Declaración política sobre el VIH/SIDA (Resolución 60/262 de la Asamblea General, anexo), y promover el mantenimiento del compromiso de los líderes de dar una respuesta mundial amplia al problema del SIDA.

El VIH/SIDA se ha convertido en un desastre de magnitud mundial para el desarrollo. El VIH/SIDA se propaga a un ritmo alarmante entre las mujeres, que ya constituyen la mitad de las personas infectadas en todo el mundo, y lo hace con la mayor rapidez en algunas regiones que antes estaban prácticamente libres de ella, especialmente en Europa occidental y Asia, desde los Urales hasta el Océano Pacífico.

Para afrontar esta amenaza, nueve organismos de las Naciones Unidas han aunado sus recursos en el Programa conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA), principal promotor de un esfuerzo mundial dirigido a prevenir la transmisión, prestar atención y apoyo, reducir la vulnerabilidad de las personas y las comunidades y mitigar los efectos de la epidemia. El ONUSIDA, financiado mediante contribuciones de gobiernos, fundaciones, empresas, grupos privados y particulares, funciona más como catalizador y coordinador de las actividades que como organismo encargado directamente de su financiación o ejecución.

Entre las esferas prioritarias del ONUSIDA cabe mencionar a las mujeres, que constituyen el 50% de todas las personas que viven con el VIH/ SIDA a nivel mundial, los jóvenes (la mitad de todas las nuevas infecciones que se producen en todo el mundo se producen en jóvenes de entre 15 y 24 años), los sectores muy vulnerables de la población, la transmisión de madres a hijos, las normas de atención a los enfermos, el desarrollo de vacunas y las iniciativas especiales para las regiones gravemente afectadas, como África.

Los organismos participantes en el ONUSIDA son el UNICEF, el PMA, el PNUD, el FNUAP, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito*, la OIT, la UNESCO, la OMS y el Banco Mundial. En la Declaración del Milenio, dirigentes de todo el mundo decidieron que antes de que concluyera el año 2015 tendría que haberse detenido y comenzado a reducir la propagación del VIH/SIDA y habría que prestar asistencia especial a los niños huérfanos por causa de la epidemia.

 
 
   
   
 
Sección de Servicios de Internet. Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas © 2013