Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.
 

Derechos Humanos

En la Declaración Universal de Derechos Humanos, que la Asamblea General proclamó en 1948, se establecen los derechos y las libertades fundamentales para todos los hombres y mujeres, entre ellos el derecho a la vida, la libertad y la nacionalidad; a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; el derecho a trabajar, a recibir educación, a tener alimento y vivienda y a participar en el gobierno.

Éléonore Roosevelt  a joué un rôle  important dans  les négociations  sur la Déclaration universelle des  droits de l'homme.

La Sra Eleanor Roosevelt desempeñó un importante papel en las negociaciones para proclamar la Declaración Universal de Derechos Humanos. Fotografía de la ONU.

Esos derechos son jurídicamente vinculantes en virtud de dos pactos internacionales en los cuales son parte la mayoría de los Estados. Uno de los pactos se refiere a los derechos económicos, sociales y culturales, y el otro, a los derechos civiles y políticos. Junto con la Declaración, dichos pactos constituyen la Carta Internacional de Derechos Humanos.

La Declaración sentó las bases para la formulación de más de 80 convenciones y declaraciones sobre derechos humanos; entre ellas, los dos pactos internacionales, las convenciones para la eliminación de la discriminación racial y la discriminación contra la mujer, las convenciones sobre los derechos del niño, contra la tortura y otros tratos o penas crueles o degradantes, la situación de los refugiados y la prevención y el castigo del delito de genocidio, así como las declaraciones sobre los derechos de las personas pertenecientes a minorías nacionales, étnicas, religiosas o lingüísticas, el derecho al desarrollo, y los derechos de los defensores de los derechos humanos. Ver los instrumentos universales de los derechos humanos

Dado que ya ha concluido prácticamente la labor de fijación de normas en la esfera de los derechos humanos, las Naciones Unidas están dedicando cada vez más atención a la aplicación de la legislación en esa materia. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que coordina todas las actividades de la Organización al respecto, trabaja conjuntamente con los gobiernos para fortalecer el respeto de los derechos humanos y prevenir las violaciones de esos derechos, además de colaborar estrechamente con los mecanismos de las Naciones Unidas en esta esfera. La Comisión de Derechos Humanos, órgano intergubernamental, celebra sesiones públicas en las que se examina el comportamiento de los Estados, se aprueban normas nuevas y se promueven los derechos humanos en todo el mundo. La Comisión también nombra expertos independientes -"relatores especiales"- encargados de presentar informes sobre violaciones de los derechos humanos o de examinar la situación de los derechos humanos en determinados países.

Los órganos de derechos humanos de las Naciones Unidas participan en actividades de alerta temprana y de prevención de conflictos, así como en las gestiones encaminadas a erradicar las causas fundamentales de los conflictos. Varias misiones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas cuentan con un componente encargado de vigilar el respeto de los derechos humanos. En total, las Naciones Unidas llevan a cabo actividades sobre el terreno en 30 países o territorios. Estas operaciones de mantenimiento de la paz contribuyen a fortalecer la capacidad nacional en lo que atañe a la legislación sobre los derechos humanos, la administración y la educación, investigan los informes sobre violaciones y prestan asistencia a los gobiernos en la adopción de medidas correctivas, cuando procede.

La promoción del respeto de los derechos humanos constituye un elemento cada vez más importante de la asistencia de las Naciones Unidas para el desarrollo. En particular, se considera que el derecho al desarrollo forma parte de un proceso dinámico que abarca los derechos civiles, culturales, económicos, políticos y sociales y mediante el cual es posible mejorar el bienestar de todos los integrantes de la sociedad. La erradicación de la pobreza, uno de los principales objetivos de las Naciones Unidas, es un elemento fundamental para el goce del derecho al desarrollo.