Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.
 

Desarme

Detener la proliferación de armas, reducir y a la larga eliminar todas las armas de destrucción en masa constituyen objetivos importantes de las Naciones Unidas.

La Organización ha sido un foro permanente para las negociaciones sobre desarme y ha hecho recomendaciones e iniciado estudios al respecto. Las Naciones Unidas apoyan las negociaciones multilaterales que tienen lugar en la Conferencia de DesarmeDisponible en inglés y en otros órganos internacionales. Dichas negociaciones han dado lugar a acuerdos como el Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares (1968), el Tratado de prohibición completa de los ensayos nucleares (1996) y los tratados mediante los cuales se establecen zonas libres de armas nucleares.

Desarme, desmovilización y reintegración en Côte d'Ivoire

El fuego destruye las armas durante la ceremonia de la “llama de la paz”, para significar el comienzo del proceso de desarme y de reconciliación del país. Bouaké, Cote d’Ivoire, julio de 2007.
Fotografía de la ONU/Basile Zoma

En otros tratados se prohíbe el desarrollo, la producción y el almacenamiento de armas químicas (1992) y de armas bacteriológicas (1972), se prohíben las armas nucleares en los fondos marinos y oceánicos (1971) y en el espacio ultraterrestre (1967), y se prohíben o restringen otros tipos de armas. En febrero de 2005, 144 países eran partes en la Convención de Ottawa, por la que se prohíben las minas terrestres. Las Naciones Unidas alientan a todas las naciones a que se adhieran a ese tratado y a otros por los que se prohíben las armas bélicas destructivas. La Organización también apoya las gestiones tendientes a prevenir, combatir y erradicar el tráfico ilícito de armas pequeñas y armas ligeras, que han sido las utilizadas en la mayoría de los conflictos del mundo. Tanto el Registro de Armas Convencionales establecido por las Naciones Unidas como el sistema de presentación de informes normalizados sobre los gastos militares contribuyen a promover una mayor transparencia en asuntos militares.

El Organismo Internacional de Energía AtómicaDisponible en inglés, con sede en Viena, utiliza un sistema de acuerdos de salvaguardias para garantizar que los materiales y el equipo nucleares destinados a usos pacíficos no se desvíen hacia fines militares.

Asimismo, en La Haya, la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas recopila información sobre instalaciones químicas en todo el mundo y lleva a cabo inspecciones periódicas a fin de garantizar que se cumpla la Convención sobre las armas químicas.