1969 La Organización Internacional del Trabajo (OIT)

El Comité Noruego del Premio Nobel seleccionó a la Organización porque «la principal tarea de la Organización Internacional del Trabajo consistirá en velar por que este mundo nuevo se base en la justicia social, es decir, cumplir el mandato consagrado en el documento de Ginebra: ‘Si vis pacem, cole justitiam’. Si deseas la paz, cultiva la justicia».

«‘La paz universal y permanente sólo puede basarse en la justicia social’. Esta declaración, con que se abre el preámbulo de la constitución de la OIT, asigna clara e inequívocamente a la organización una función crucial en el mantenimiento de la paz», según explicó un representante de la OIT en el discurso de aceptación del premio Nobel. «Demuestra que quienes fundaron nuestra organización en 1919 estaban convencidos de que entre la justicia social en los países y la paz internacional existe un vínculo fundamental de tal fuerza y trascendencia que para que una organización pudiera ocuparse de las cuestiones relacionadas con el trabajo era indispensable que se constituyera como parte integral del nuevo marco institucional para la promoción y protección de la paz del mundo tras la Primera Guerra Mundial».

(En la foto la entrega del premio).

Organización Internacional del Trabajo (OIT)