ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Historia de las Naciones Unidas


Órganos

HABIENDO DECLARADO los principios y propósitos esenciales, y definidas las condiciones de ingreso, la Carta establece las seis partes u órganos de la organización, y detalla sus poderes y funciones en capítulos separados. Es por intermedio de estos órganos como se lleva a cabo la variada labor de las Naciones Unidas.

El órgano principal al que se vinculan todos los demás es la Asamblea General. Este es el gran organismo deliberante de la organización, que puede tratar todos los asuntos comprendidos dentro de los postulados de la Carta. Todos los estados miembros están representados en la Asamblea General.

Figura en segundo término el Consejo de Seguridad, organismo compuesto de cinco miembros permanentes -China, Francia, los Estados Unidos, el Reino Unido y la URSS, cada uno de los cuales envía un representante- y de seis miembros elegidos por la Asamblea General. Corresponde al Consejo la facultad y la responsabilidad máximas en la conservación de la paz y la seguridad.

El Consejo Económico y Social, constituido por 18 miembros elegidos por votación, desempeña las funciones económicas, sociales, culturales y humanitarias, bajo la autoridad de la Asamblea General.

El Consejo de Administración Fiduciaria, compuesto de un número variable de estados miembros, se ocupa de los asuntos referentes a territorios dependientes que están bajo la autoridad de las Naciones Unidas.

El principal órgano judicial de las Naciones Unidas es la Corte Internacional de Justicia, regida por un estatuto comprendido en la Carta.

El sexto órgano de las Naciones Unidas es la Secretaria, que funciona bajo la autoridad del Secretario General, nombrado por la Asamblea General a recomendación del Consejo de Seguridad.

Los órganos secundarios pueden establecerse de acuerdo con las disposiciones de la Carta que permiten crearlos, cuando sea necesario a la Asamblea General, al Consejo de Seguridad y al Consejo Económico y Social. DC acuerdo con su estatuto, la Corte Internacional de Justicia tiene poderes para constituir salas.

La Carta dispone que en estos órganos, y en sus cuerpos secundarios, pueden participar hombres y mujeres en un pie de absoluta igualdad, en todas las actividades.