ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Historia de las Naciones Unidas


El Consejo de Seguridad

Los MIEMBROS de las Naciones Unidas han delegado la responsabilidad principal por el mantenimiento de la paz y la seguridad mundiales en el Consejo de Seguridad. Facultades amplias y precisas se han concedido a este órgano, y la Carta define claramente la forma en que se ejercerán dichas facultades. Todos los miembros de las Naciones Unidas se comprometen a aceptar y llevar a cabo las decisiones que toma el Consejo de Seguridad de acuerdo con la Carta.

De los once miembros, cinco son permanentes, los representantes de China, los Estados Unidos, Francia, el Reino Unido y la URSS, y los otros seis, como se ha observado, son elegidos por la Asamblea General por periodos de dos arios, con debida consideración a la forma en que cada país puede contribuir al mantenimiento de la paz, y atendiendo también a una equitativa distribución geográfica. Como un miembro que se retira no puede ser reelegido inmediatamente, muchas naciones se turnan en los asientos del Consejo de Seguridad.

El precio de la paz, se ha dicho, es una eterna vigilancia, y una acción rápida puede significar la seguridad en vez del desastre. La Carta, por tanto, dispone que el Consejo de Seguridad debe estar organizado de manera que pueda sesionar continuamente y que cada país representado en el debe mantener un delegado en la sede de la organización. El Consejo se reúne con la frecuencia necesaria. La Carta autoriza al Consejo a celebrar sus sesiones en cualquier parte fuera de la sede central, si se juzga que esto favorece su labor.

Cada miembro del Consejo tiene un voto, y, en asuntos de procedimiento, basta el voto concurrente de siete miembros. En todos los otros asuntos la mayoría requerida es igualmente de siete, pero debe incluir los votos de todos los miembros permanentes. Este es el principio de la «unanimidad» de los «cinco grandes», designado comúnmente como el principio del «veto.» Una excepción a esta regla dispone que, cuando el Consejo de Seguridad examina la manera de solucionar una controversia, el miembro que sea parte en dicha controversia se abstendrá de votar.

En la elección de jueces para la Corte Internacional de Justicia se consideran elegidos a los candidatos que obtienen mayoría absoluta de votos en el Consejo, es decir, seis votos.

Solamente los miembros pueden votar en el Consejo de Seguridad, pero los países que no están representados en el Consejo, incluso los que no son miembros de las Naciones Unidas, podrán, en ciertas circunstancias, participar en los procedimientos, sin derecho a voto. En primer termino, cuando el Consejo considere que los intereses de un determinado país miembro se ven particularmente afectados en un debate, podrá solicitar de el que participe en dicho debate. En segundo término, si un miembro es parte una controversia que examina el Consejo de Seguridad, debe ser invitado a participar sin voto en el debate. Incluso los estados que no forman parte de las Naciones Unidas deben ser invitados a participar en la discusión de una controversia en la cual son partes, en las condiciones que determine el Consejo.

¿Que poderes están a disposición del Consejo de Seguridad, y en que forma ha de ejercerlos?

La Carta estipula que si los estados miembros son partes en una controversia que hace peligrar la paz internacional, han de buscar una solución por todos los medios pacíficos. Estos medios son la negociación, la investigación, la mediación, la consulta, el arbitraje y el arreglo jurídico. También es posible recurrir a los organismos regionales, o a arreglos y otros medios pacíficos escogidos por los mismos miembros. Pero si las partes en una controversia deciden no apelar a estas medidas, el Consejo de Seguridad, cuando lo juzgue necesario, tiara un llamado para que la resuelvan por medios pacíficos.

¿Como puede saber el Consejo de Seguridad cuando existe una situación o una controversia peligrosas? El Consejo tiene poder para investigar cualquier situación que pueda provocar un roce internacional o una querella, y determinar si pone en peligro la paz y la seguridad internacionales.

Pero una investigación del Consejo de Seguridad, obrando por propia iniciativa, no es la única manera de descubrir o indagar un peligro posible. Cualquiera de los países miembros puede llamar la atención del Consejo de Seguridad o de la Asamblea General sobre una situación o controversia. Incluso un estado que no sea miembro de las Naciones Unidas puede llamar la atención del Consejo de Seguridad o de la Asamblea General sobre una controversia en la cual es parte, siempre que acepte de antemano las obligaciones de arreglo pacifico, de acuerdo con los términos de la Carta.

Además, el Secretario General puede llamar la atención del Consejo de Seguridad sobre cualquier asunto que, en su opinión, amenace el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales.

Supongamos que el Consejo de Seguridad ha llegado a la conclusión de que una determinada controversia o situación, si continua, puede poner en peligro la paz y la seguridad internacionales. ¿Que puede hacerse? Corresponde al Consejo hacer un llamado a las partes para que arreglen su querella por medios pacíficos, o recomendar los procedimientos y métodos apropiados, o los términos mismos del arreglo.

Una vez que el Consejo ha llegado a la conclusión de que la paz internacional se ha violado, o que hay una amenaza para esta, o que se ha cometido un acto de agresión, esta facultado para tomar medidas inmediatas y enérgicas.

El Consejo podrá pedir entonces a los estados en conflicto que cumplan con las medidas provisionales, sin que esto menoscabe sus derechos y reclamaciones.

Por ejemplo, puede exigir a los países interesados que retiren sus ejércitos a posiciones determinadas, o que suspendan sus actividades. Si una o ambas partes no cumplen estas exigencias, este hecho será tornado en cuenta en los procedimientos ulteriores.

El Consejo de Seguridad puede pedir a los miembros de las Naciones Unidas que rompan relaciones diplomáticas con los países comprometidos; puede pedir a los miembros que interrumpan todas las comunicaciones ferroviarias, mantisas, aéreas, postales, telegráficas, radiales y otras; además, puede pedir a los estados miembros que supriman las relaciones económicas, parcial o completamente, con las partes infractoras.

Si el Consejo juzgare que estas medidas son insuficientes, entonces podrá tomar todas las medidas militares que exija la situación: Demostraciones militares, bloqueos u otras operaciones con fuerzas de aire, mar y tierra de los miembros de las Naciones Unidas.

¿Pero de donde sacara el Consejo de Seguridad los recursos militares para tomar semejante medida? Cada miembro de las Naciones Unidas esta obligado, por el articulo 43, a proporcionar al Consejo, cuando este lo solicite, conforme a acuerdos especiales las fuerzas armadas, ayuda y facilidades que sean necesarias, incluso el derecho de paso.

El numero y clase de las fuerzas que pone a disposición cada estado miembro, su ubicación, el grado de su preparación para una acción inmediata y la naturaleza de otras facilidades y ayuda se decidirán mediante acuerdos especiales entre el Consejo de Seguridad y cada miembro o grupo de miembros. Hasta la fecha no se ha concertado ningún acuerdo de esta índole.

La Carta dispone que, antes de que cualquier miembro no representado en el Consejo de Seguridad sea llamado para proporcionar apoyo militar, ese país debe ser invitado a participar en las discusiones del Consejo de Seguridad sobre el empleo que se dacha a sus fuerzas armadas.

Una acción militar inmediata y efectiva en el momento de declararse una crisis no es posible sin planes trazados con anterioridad e intense trabajo del estado mayor. Por tanto, el Consejo de Seguridad esta integrado por una comisión de estado mayor, formada por los jefes de estado mayor (o sus representantes) de los miembros permanentes. Esta comisión de peritos militares puede invitar a otros estados miembros a asociársele en la forma y el momento oportunos. Si fuere necesario, la comisión de estado mayor podrá, con la sanción del Consejo de Seguridad, y después de realizar consultas con los organismos regionales apropiados, establecer subcomités regionales.

Las funciones de la comisión de estado mayor consisten en asesorar y asistir al Consejo en todas sus necesidades militares, en el empleo y dirección de las fuerzas armadas puestas a disposición del Consejo, y en la reglamentación de los armamentos y el desarme. La comisión tiene a su cargo igualmente la dirección estratégica de las fuerzas militares puestas a disposición del Consejo, pero los problemas referentes a la dirección de aquellas se trataran después.

Cuando el Consejo de Seguridad decida adoptar medidas de protección o coercitivas, determinara igualmente la parte que ha de desempeñar cada país miembro. Todos o solamente algunos de los miembros deberán participar, pero cada miembro ha de prestarse mutua ayuda. Cuando una nación, sea o no miembro de las Naciones Unidas, se halle frente a problemas económicos especiales a causa de las medidas coercitivas tomadas por el Consejo de Seguridad, tiene derecho a consultar al Consejo sobre estos problemas.

Por poderosas y rápidas que sean estas medidas, un país que es atacado por otro no siempre esta en condiciones de esperar la acción del Consejo de Seguridad. Su derecho de defensa propia individual o colectiva, en estas circunstancias, es admitido expresamente por la Carta.

Varios artículos de la Carta y del estatuto de la Corte Internacional de Justicia enuncian diversas facultades del Consejo de Seguridad. De este modo, la admisión de nuevos miembros es decidida por la Asamblea General, pero a recomendación del Consejo de Seguridad, que ha de decidir en primer término si un estado que solicita el ingreso es amante de la paz y esta dispuesto a cumplir las obligaciones de la Carta. Igualmente, el Consejo tiene poderes para recomendar a la Asamblea la supresión de los derechos y privilegios de cualquier miembro contra el cual se tomen medidas preventivas o coercitivas. El ejercicio de estos derechos y estos privilegios puede ser restaurado por el Consejo de Seguridad. Un miembro que viola en forma persistente los principios de la Carta, puede ser expulsado de la organización por la Asamblea General, a recomendación del Consejo de Seguridad.

El Consejo de Seguridad puede convocar una reunión especial de la Asamblea General, o un periodo extraordinario de emergencia, a pedido del Secretario General. El Consejo puede establecer órganos subalternos para el desempeño de sus funciones. Tiene derecho a recibir ayuda e información del Consejo Económico y Social.

En lo referente a los arreglos de territorios bajo administración fiduciaria, todas las funciones de las Naciones Unidas con respecto a zonas fideicometidas clasificadas de «estratégicas» son ejercidas por el Consejo, el cual debe aprobar acuerdos de fideicomiso para esas zonas y alteraciones y correcciones de los mismos. Al administrar estas zonas, el Consejo de Seguridad tiene derecho a recibir la ayuda del Consejo de administración Fiduciaria en asuntos políticos, económicos, sociales y educativos. (Los miembros permanentes del Consejo de Seguridad se convierten, automáticamente, en miembros del Consejo de Administración Fiduciaria.)

Con respecto a la Corte Internacional de Justicia, al Consejo de Seguridad corresponde recomendar a la Asamblea General los términos en que un estado que no pertenezca a las Naciones Unidas puede formar parte del estatuto de la Corte. Cuando una de las partes de un caso deja de cumplir un fallo de la Corte, el Consejo de Seguridad puede, a solicitud de la otra parte, hacer recomendaciones o decidir las medidas que han de tomarse para cumplir el fallo.

En votación simultanea, pero independiente, el Consejo de Seguridad y la Asamblea General eligen a los magistrados de la Corte. Las condiciones para que los países no miembros de las Naciones Unidas participen en la elección de los jueces han de ser recomendadas por el Consejo de Seguridad a la Asamblea General. El Consejo ha de determinar las condiciones en las cuales la Corte estará abierta a los estados que no son partes en el estatuto y recomendara igualmente a la Asamblea General las condiciones para que participen los estados que son partes en el estatuto pero no miembros de las Naciones Unidas, cuando se trate de enmendar el estatuto de la Corte.

En lo que se refiere a la Secretaria, el Secretario General es nombrado por la Asamblea General a recomendación del Consejo de Seguridad.

Subir