ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Historia de las Naciones Unidas


La Asamblea General

EL PRIMERO de los órganos creados por la Carta, la Asamblea General, en la cual participan todos los miembros, ocupa una posición central en el plan de organización. Los otros órganos, parcial o totalmente, son elegidos por ella, y por esto la organización de las Naciones Unidas, aunque creada el 24 de octubre1 de 1945, no empezó a funcionar hasta el 10 de enero de 1946, al reunirse la Asamblea General.

Cada uno de los estados miembros tiene un solo voto en la Asamblea General; empero, cada miembro puede enviar hasta cinco representantes.

Las cuestiones importantes son decididas en la Asamblea General por una mayoría de dos tercios de los miembros presentes y votantes, y la Carta misma da una lista de los temas que se consideran importantes. Estos temas comprenden recomendaciones sobre el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales; elección de miembros para otros órganos; admisión, suspensión o expulsión de miembros, cuestiones de administración fiduciaria y cuestiones presupuestarias. Todos los demás asuntos se resuelven por simple mayoría de votos. La Asamblea puede, por igual votación, agregar nuevas categorías de asuntos en que sea menester decidir por mayoría de dos tercios.

Normalmente la Asamblea se reúne una vez al año, en periodos ordinarios de sesiones que comienzan por lo general el tercer martes de septiembre; también puede celebrar periodos extraordinarios y periodos extraordinarios de emergencia, los cuales se convocan ya a solicitud del Consejo de Seguridad, ya de la mayoría de los miembros de las Naciones Unidas, ya de uno solo apoyado por una mayoría.

La Asamblea, que elige por una mayoría de dos tercios de los presentes y votantes, elige a los seis miembros no permanentes del Consejo de Seguridad; los representantes de China, los Estados Unidos, Francia, el Reino Unido y la URSS tienen asientos permanentes en ese Consejo.

La Carta exige que, al elegir a estos miembros, la Asamblea General se fije en el aporte que puedan ellos representar para el mantenimiento de la paz y la seguridad y el cumplimiento de los demás propósitos de las Naciones Unidas, así como en una distribución geográfica equitativa.

La Asamblea General debe elegir igualmente a los 18 miembros del Consejo Económico y Social. La Asamblea elige cada año tres miembros para el Consejo de Seguridad por un periodo de dos años, y seis miembros para el Consejo Económico y Social por un periodo de tres años. También elige los miembros electivos del Consejo de Administración Fiduciaria.

Por un sistema complicado de votación paralela, el Consejo de Seguridad y la Asamblea General eligen independientemente a los 15 jueces de la Corte Internacional de Justicia, sin que pueda haber dos del mismo país.

Tal vez el nombramiento individual mas importante que hace la Asamblea General es el de Secretario General, que, como jefe de la Secretaria, ocupa el puesto de mando en las Naciones Unidas. Este nombramiento lo hace la Asamblea a recomendación del Consejo de Seguridad.

Las funciones electorales, si bien son indispensables, forman solo una parte de la labor de la Asamblea General. Esencialmente, este cuerpo es el órgano deliberante de las Naciones Unidas. Comparándola a los ayuntamientos americanos de los siglos xvm y xix, que regulaban los asuntos municipales en debates públicos, ha sido llamada el «Concejo Municipal del Mundo.»

Todos los asuntos y problemas englobados en la Carta entran en el ámbito de discusión de la Asamblea General, la cual también puede tratar de los poderes y funciones de otros órganos, y recibir y examinar los informes de los demás órganos. En esta forma, la Asamblea General tiene el derecho de tratar todo asunto que deriva de la Carta, y todas las actividades de las Naciones Unidas.

Pero la Asamblea hace mucho más que discutir simplemente los asuntos que le presentan los miembros u otros órganos: ella debe iniciar estudios con el fin de promover la colaboración internacional en asuntos políticos, económicos, sociales, culturales, educativos y sanitarios. Estos estudios tienden a fomentar el desarrollo progresivo y la codificación del derecho internacional, y a implantar, sin distinción de raza, sexo, idioma o religión, los derechos humanos y las libertades fundamentales para todos.

Cuando se han realizado el examen y las discusiones reglamentarios, la Asamblea obtiene las conclusiones de la mayoría, y puede remitir estas conclusiones a otros órganos o a los gobiernos miembros, en carácter de recomendaciones.

«Recomendaciones» es la palabra justa, y literalmente exacta. Las conclusiones de la Asamblea de las Naciones Unidas en un mundo de estados soberanos e independientes no pueden ir más allá de los consejos o las advertencias. Pero esas recomendaciones son el resultado de un serio estudio y libres debates en la asamblea de las naciones: representan el juicio de la mayoría de los estados miembros. Por tanto, en sus funciones de deliberación, la Asamblea constituye una poderosa influencia rnundial, que obra en favor de toda la humanidad.

Examinar, discutir y hacer recomendaciones sobre todos los asuntos que están dentro del alcance de la Carta es la función de la Asamblea, pero esos poderes de recomendación -no de discusión- quedan limitados en un caso: Cuando el Consejo de Seguridad se ocupa de una controversia o situación, la Asamblea General no puede hacer ninguna recomendación al respecto, salvo que esto le sea solicitado por el propio Consejo. Por tanto, el Secretario General informa a la Asamblea sobre cualesquiera asuntos referentes a la paz y la seguridad internacionales que trate el Consejo de Seguridad. En cuanto el Consejo deja de tratar estos asuntos, el Secretario General informa a la Asamblea, o a los miembros si la Asamblea no esta en sesiones.

No obstante, si el Consejo de Seguridad dejase de actuar en caso de una amenaza aparente de la paz, quebrantamiento de la paz o acto de agresión, debido al voto negative de cualquiera de sus miembros permanentes, entonces la Asamblea misma puede de inmediato hacerse cargo del asunto- en reunión especial de urgencia, convocada, de ser necesario, dentro de 24 horas- y recomendar medidas colectivas, inclusive el recurso de la fuerza armada. Aunque la Asamblea no puede hacer otra cosa que recomendar, su recomendación se hará efectiva siempre que los gobiernos tengan la voluntad y capacidad de hacerlo. Aparte de la disposición general que la autoriza a tratar cualquier asunto que este dentro del alcance de la Carta, se dispone específicamente que la Asamblea General tiene el derecho de estudiar los principios generales de colaboración para mantener la paz internacional, incluso el desarme y la reglamentación de los armamentos. Sobre estos principios, la Asamblea puede hacer recomendaciones al Consejo de Seguridad, o a los estados miembros, o a uno y otros. La Asamblea puede ocuparse de cualquier cuestión referente a la paz y la seguridad internacionales que le sea presentada por un esta do miembro, por el Consejo de Seguridad o, en ciertas circunstancias, por un estado que no sea miembro.

La Asamblea General tiene facultades para crear los órganos auxiliares que se requieran para el cumplimiento de sus funciones. Puede citarse como ejemplo lo ocurrido en la reunión de Londres, cuando la Asamblea autorizo unánimemente la creación de una comisión de energía atómica, cuyas funciones fueron después asumidas por la comisión de desarme, también establecida por la Asamblea. En 1950, por ejemplo, esta última creo la comisión de medidas colectivas, a fin de proyectar principios y métodos de acción colectiva, y la comisión de observación de la paz, para observar e informar sobre cualquier situación amenazadora.

La Asamblea colabora asimismo con el Consejo de Seguridad en los pasos que se dan para la conservación o el restablecimiento de la paz internacional, incluyendo la suspensión de los estados miembros contra los cuales se tomen medidas coercitivas, la expulsión de los que violen persistentemente los principios de la Carta y el pleno apoyo dado a las medidas coercitivas, militares o no militares, que tome el Consejo de Seguridad.

Al promover la colaboración internacional en asuntos económicos, sociales, culturales, educativos y sanitarios, la Asamblea General actúa principalmente por intermedio del Consejo Económico y Social, que es un órgano principal de la organización y lleva a cabo la mayor parte de la tarea en estos asuntos, aunque actúa bajo la autoridad de la Asamblea.

La Asamblea General examina y aprueba el presupuesto de toda la organización, y decide la parte de los gastos que corresponde a cada miembro. Análogamente, la Asamblea examina y aprueba los arreglos financieros y presupuestarios con los organismos especializados (que son organizaciones vinculadas con las Naciones Unidas, por ejemplo, la organización Internacional del Trabajo); examina los presupuestos administrativos de dichos organismos y les hace recomendaciones.

Subir