ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Todo lo que siempre has querido saber sobre las Naciones Unidas

Las Naciones Unidas trabajan para conseguir la paz y la seguridad internacionales

Actividades de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas

  • Las actividades de las Naciones Unidas para consolidar la paz en situaciones posteriores a conflictos implican, muchas veces, supervisar la recolección y la destrucción de cientos de miles de armas y facilitar la reintegración de excombatientes en la sociedad civil.
  • Las Naciones Unidas han hecho todo lo posible por alentar a los países a apoyar la Convención de Ottawa de 1997, que prevé la prohibición total de la producción, la exportación y el empleo de minas terrestres, y sigue promoviendo la adhesión universal a dicho tratado.
  • El apoyo de las Naciones Unidas ha propiciado una amplia gama de acuerdos, incluidos el Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares, el Tratado de prohibición completa de los ensayos nucleares y tratados para establecer zonas desnuclearizadas.
  • En el decenio de 1990, más de 2 millones de niños resultaron muertos y 6 millones gravemente heridos en conflictos en los que se utilizaron revólveres, fusiles de asalto, morteros, granadas de mano y lanzamisiles portátiles. En la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras, celebrada en 2001, los Estados acordaron medidas para fortalecer la cooperación internacional en la lucha contra el comercio ilícito de armas.

Las Naciones Unidas se crearon para mantener la paz. ¿Cómo lo hacen?

Las Naciones Unidas son un foro mundial en el que los países pueden plantear y debatir los temas más complejos, incluidos los problemas relativos a la guerra y la paz. Cuando los dirigentes de los gobiernos conversan cara a cara, se entabla un diálogo que puede conducir a un acuerdo sobre el modo de resolver pacíficamente las controversias. Cuando muchos países se expresan al unísono, o por consenso, se genera una presión mundial que afecta a todos. El Secretario General, directamente o por medio de un representante, puede promover también el diálogo entre las naciones.

Cascos azules y uniformes
Cascos azules y uniformes

¿Quién dirige las operaciones de mantenimiento de la paz?

Las operaciones de mantenimiento de la paz las establece el Consejo de Seguridad y las dirige el Secretario General, muchas veces por conducto de su representante especial. Cuando se expone una amenaza para la paz ante el Consejo, éste suele pedir primero a las partes que busquen un acuerdo por medios pacíficos. Si se desencadenan combates o persisten los enfrentamientos, el Consejo trata de conseguir una cesación del fuego. Después, puede enviar misiones de mantenimiento de la paz a las zonas conflictivas para restablecer la paz o solicitar sanciones económicas y embargos.

¿Han puesto fin las Naciones Unidas a alguna guerra?

Las Naciones Unidas han ayudado a evitar que muchos conflictos se agravasen hasta desembocar en guerras abiertas. También han negociado soluciones pacíficas a los conflictos. En muchas ocasiones, las Naciones Unidas han establecido mecanismos para atenuar algunas hostilidades, por ejemplo, la crisis de Berlín (1948-1949), la crisis de los misiles de Cuba (1962) y la crisis del Oriente Medio de 1973. En cada uno de esos casos, la intervención de las Naciones Unidas contribuyó a prevenir una guerra entre las superpotencias. Las Naciones Unidas han influido también decisivamente en el fin de las guerras del Congo (1964), entre el Irán y el Iraq (1988), y en El Salvador (1992) y Guatemala (1996). Las Naciones Unidas han allanado el camino para una paz propicia para el crecimiento económico sostenido en Mozambique (1994); la independencia de Timor-Leste (2000) y, en diciembre de 2005, la Organización concluyó con éxito su mandato de mantenimiento de la paz en Sierra Leona.

Otros logros son:

  • El Grupo de Asistencia de las Naciones Unidas para el Período de Transición (GANUPT) supervisó las primeras elecciones libres y limpias en Namibia, que condujeron a su independencia.
  • Camboya, la Autoridad Provisional de las Naciones Unidas en Camboya (APRONUC) vigiló una cesación del fuego y la retirada de fuerzas extranjeras, controlada por diversas oficinas del Gobierno, y organizó elecciones libres y limpias.
  • En la ex Yugoslavia, la Fuerza de Protección de las Naciones Unidas (UNPROFOR) protegió a los civiles en las zonas desmilitarizadas e hizo posible la prestación de asistencia humanitaria.

¿Qué sucede cuando un país hace caso omiso de las decisiones del Consejo de Seguridad?

Cuando se incumplen las decisiones del Consejo de Seguridad, el Consejo puede adoptar varias medidas para velar por su aplicación. Si un país amenaza o quebranta la paz, o comete un acto de agresión, puede imponer sanciones económicas o comerciales, o tomar otras medidas específicas como el embargo de armas, la prohibición de viajar y restricciones diplomáticas. En determinados casos, puede autorizar, asimismo, el empleo de la fuerza. Ahora bien, se trata casi siempre de una medida de último recurso que sólo se aplica después de agotar los medios pacíficos de resolución de controversias.

El Consejo de Seguridad puede autorizar a una coalición de Estados Miembros a emplear "todos los medios necesarios", incluso una acción militar, para hacer frente a un conflicto, por ejemplo:

  • En 1991, para devolver a Kuwait su soberanía tras ser invadido por el Iraq;
  • En 1992, para garantizar la seguridad en la entrega de socorro humanitario en Somalia;
  • En 1994, para restablecer el Gobierno elegido democráticamente en Haití;
  • En 1999, para restablecer la paz y la seguridad en Timor Oriental.

¿Tienen ejército las Naciones Unidas?

No, las Naciones Unidas no cuentan con un cuerpo de policía o una fuerza militar internacional permanente. Las tropas que participan en las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas son aportadas voluntariamente por los Estados Miembros. El personal civil, a menudo procedente de las propias Naciones Unidas, desempeña también un papel fundamental en el establecimiento de esas operaciones.

¿Qué es, entonces, una operación de mantenimiento de la paz?

El mantenimiento de la paz se ha definido, tradicionalmente, como el empleo de fuerzas multinacionales, supeditadas a la autoridad de las Naciones Unidas, para ayudar a controlar y a resolver los conflictos entre países. Las operaciones de mantenimiento de la paz actúan como un tercero neutral que contribuye a crear y mantener la cesación del fuego y a establecer una zona de separación entre partes beligerantes. Brindan, asimismo, asistencia electoral y ayudan a desactivar minas terrestres mortíferas.

Mientras los efectivos de mantenimiento de la paz trabajan sobre el terreno, los mediadores de las Naciones Unidas se reúnen con los líderes de las partes o los países en conflicto para tratar de encontrar una solución pacífica.

Existen dos tipos de operaciones de mantenimiento de la paz: las misiones de observadores y las de fuerzas de mantenimiento de la paz. Los observadores no van armados. Los soldados de las fuerzas de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas llevan armas ligeras que sólo pueden utilizar en legítima defensa. Los efectivos de mantenimiento de la paz son fáciles de identificar porque llevan una insignia de las Naciones Unidas y una boina azul cuando están de servicio. El casco azul, que se ha convertido en el símbolo de las fuerzas de mantenimiento de la paz, se lleva consigo durante todas las operaciones y se utiliza en situaciones de peligro. Los efectivos visten el uniforme de su país. Los gobiernos que ponen a disposición al personal tienen el control, en última instancia, de sus propias tropas, aunque actúen bajo la bandera de las Naciones Unidas.

¿Por qué llevan a cabo tantas operaciones de mantenimiento de la paz las Naciones Unidas?

Las operaciones de mantenimiento de la paz han surgido en respuesta a crisis militares o humanitarias graves. En el pasado, las fuerzas de mantenimiento de la paz se ocupaban, principalmente, de mantener la paz entre naciones beligerantes. Sin embargo, en la actualidad, muchas naciones están en guerra consigo mismas. Debido a las luchas de carácter civil y a conflictos étnicos, algunos gobiernos no son capaces de ejercer autoridad sobre su propio territorio, lo que genera un terrible sufrimiento humano. En esas situaciones, suele pedirse a las Naciones Unidas que, por una parte, negocien un acuerdo y, por otra, faciliten socorro de emergencia a las personas afectadas por el conflicto. Trabajando en condiciones difíciles, las Naciones Unidas combinan la asistencia humanitaria con esfuerzos para resolver la crisis.

¿Cuáles son algunas operaciones recientes de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas?

En los 40 primeros años de su historia (1945-1985), las Naciones Unidas sólo pusieron en marcha 13 operaciones de mantenimiento de la paz. En los 20 años siguientes (1986-2006), se desplegaron 47 misiones de mantenimiento de la paz.

Refugiados sudaneses en el campamento de Iridimi, en Chad.
Refugiados sudaneses en el campamento de Iridimi, en Chad.

Operación Híbrida de la Unión Africana y las Naciones Unidas en Darfur (UNAMID)

El Consejo de Seguridad autorizó, el 31 de julio de 2007, una Operación Híbrida de la Unión Africana y las Naciones Unidas en Darfur. El Consejo, actuando con arreglo al Capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas, autorizó a la UNAMID a tomar las medidas necesarias para respaldar la aplicación del Acuerdo de Paz de Darfur, así como para proteger a su personal y a los civiles, "sin perjuicio de la responsabilidad que atañe al Gobierno del Sudán". El Consejo decidió que la UNAMID comenzaría las tareas que se le habían encomendado a más tardar el 31 de diciembre de 2007.

Misión de las Naciones Unidas en la República Centroafricana y el Chad (MINURCAT)

El 25 de septiembre de 2007, el Consejo de Seguridad aprobó, junto con la Unión Europea, el establecimiento de una presencia multidimensional en el Chad y la República Centroafricana a fin de ayudar a crear las condiciones de seguridad propicias para el regreso voluntario, seguro y sostenible de los refugiados y desplazados. El Consejo decidió que la presencia multidimensional incluiría una Misión de las Naciones Unidas en la República Centroafricana y el Chad.

Tropas de Mantenimiento de la Paz de la ONU de Rwanda durante la conmemoración del Día Internacional de
De Paz de las Naciones Unidas, en la sede de la Misión de Naciones Unidas en el Sudán (UNMIS) en Jartum.
Tropas de Mantenimiento de la Paz de la ONU de Rwanda durante la conmemoración del Día Internacional de De Paz de las Naciones Unidas, en la sede de la Misión de Naciones Unidas en el Sudán (UNMIS) en Jartum.

Misión de las Naciones Unidas en el Sudán (UNMIS)

El 24 de marzo de 2005, el Consejo de Seguridad votó unánimemente el envío de 10.000 soldados y más de 700 agentes de policía civil al Sudán Meridional para prestar apoyo al acuerdo de paz entre el Gobierno del Sudán y el Movimiento y Ejército de Liberación del Pueblo Sudanés (SPLM/A), que puso fin a más de dos décadas de luchas civiles. Hasta la firma del Acuerdo general de paz, en 2005, se habían registrado 21 años de enfrentamientos continuos por los recursos, el poder, el papel de la religión y el derecho a la libre determinación del Sudán Meridional. Más de 2 millones de personas murieron, 4 millones quedaron desarraigados y cerca de 600.000 buscaron refugio fuera del país.

Misión Integrada de las Naciones Unidas en Timor-Leste (UNMIT)

A finales de 1999, se solicitó la presencia de las Naciones Unidas en Timor Oriental (actualmente Timor Leste) para ayudar a los ciudadanos de ese país a alcanzar la condición de Estado tras la violencia y devastación que se produjeron después de una consulta dirigida por las Naciones Unidas sobre la integración con Indonesia. Las Naciones Unidas establecieron una administración eficaz que permitió el regreso de los refugiados, contribuyó a la instauración de los servicios civiles y sociales, garantizó la prestación de asistencia humanitaria, apoyó la creación de capacidad a los fines del autogobierno y ayudó al establecimiento de las condiciones necesarias para el desarrollo sostenible. En 2005, la misión de mantenimiento de la paz se convirtió en una misión de asistencia y consolidación de la paz.

  • 60 años de mantenimiento de la paz (1948-2008)
  • 63 operaciones de mantenimiento de la paz desde 1948
  • 16 operaciones en curso (2008)
  • 107.503 personas trabajando en operaciones de mantenimiento de la paz en curso
  • 2.493 bajas
  • 1 premio Nobel de la paz

Misión de las Naciones Unidas en Sierra Leona (UNAMSIL)

Los esfuerzos de la comunidad internacional para poner fin a una guerra civil de 11 años y encaminar el país hacia la paz permitieron que, desde 2002, Sierra Leona disfrutara de un entorno mucho más seguro. Tras una intervención decisiva de las tropas británicas en 2001, las Naciones Unidas ayudaron a desarmar y desmovilizar a cerca de 75.000 combatientes. Las fuerzas de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas repararon carreteras, renovaron y construyeron escuelas, lugares de culto y centros de salud, y pusieron en marcha proyectos agrícolas y programas de bienestar social. La UNAMSIL ayudó también a Sierra Leona a velar por la plena protección de los derechos humanos de sus ciudadanos, a juzgar a los máximos responsables de violaciones graves del derecho internacional humanitario a través del Tribunal Especial para Sierra Leona, respaldado por las Naciones Unidas, y a establecer un cuerpo de policía profesional y democrático. El Consejo de Seguridad creó una nueva misión, la Oficina Integrada de las Naciones Unidas para Sierra Leona (UNIOSIL), para ayudar a consolidar la paz, afianzar los derechos humanos, desarrollar la economía, mejorar la transparencia y celebrar elecciones en 2007. La Misión de las Naciones Unidas en Sierra Leona, que terminó en 2005, puede servir de prototipo del nuevo enfoque de la consolidación de la paz que han adoptado las Naciones Unidas.

¿Qué más hacen las Naciones Unidas en favor de la paz?

Los esfuerzos de las Naciones Unidas para promover la paz no terminan con la conclusión satisfactoria de una misión de mantenimiento de la paz. Tras un conflicto, las Naciones Unidas ayudan a los desplazados y los refugiados a regresar a sus hogares. Desactivan minas, reparan carreteras y puentes, además de proporcionar asistencia económica y técnica para reconstruir la economía. Asimismo, vigilan las elecciones y siguen de cerca el respeto de los derechos humanos de los ciudadanos por el país. Este proceso, conocido también como consolidación de la paz, ha ayudado a más de 60 países a instaurar instituciones democráticas.

Consolidación de la paz, mantenimiento de la paz, consolidación nacional ¿qué diferencia hay?

El mantenimiento de la paz se organiza en torno a un despliegue militar. Muchas veces, es la base de las actividades de consolidación de la paz. La consolidación nacional significa algo distinto para cada persona y no es un término utilizado por las Naciones Unidas. Normalmente se refiere a un proceso histórico mucho más largo e incluye la consolidación de una identidad nacional. La consolidación de la paz proporciona todo lo necesario para que un país pueda hacer la transición de la guerra a la paz y a un sistema de autogobierno que funcione bien.

Las Naciones Unidas llevan a cabo actividades de consolidación de la paz desde hace años, pero no han decidido establecer una Comisión de Consolidación de la Paz hasta hace poco tiempo. ¿Por qué?

Las Naciones Unidas han desempeñado un papel fundamental en la mitigación de los conflictos en diversas regiones mediando en acuerdos de paz y ayudando a aplicarlos. Sin embargo, algunos de esos acuerdos no han arraigado, como en Angola en 1993 y en Rwanda en 1994. Aproximadamente la mitad de los países que salen de una guerra vuelven a caer en la violencia en un plazo de menos de cinco años, lo que da a entender que, para evitar un conflicto, los acuerdos de paz deben aplicarse de manera sostenida.

En junio de 2006, las Naciones Unidas establecieron una Comisión de Consolidación de la Paz para ayudar a los países en la fase de transición de la guerra a una paz duradera. Es el eslabón que vincula a las operaciones de mantenimiento de la paz con las operaciones posteriores a los conflictos. Su cometido es reunir a los principales interlocutores en una situación dada para analizar estrategias de consolidación de la paz a largo plazo y tomar decisiones al respecto. Ello significa que la asistencia se coordina mejor, el dinero se invierte mejor y existe un verdadero nexo entre los esfuerzos que se realizan inmediatamente después de un conflicto, por un lado, y los esfuerzos de recuperación y desarrollo a largo plazo, por otro.

Las Naciones Unidas trabajan en pro de la paz y del progreso, pero actualmente hay muy poca paz en el mundo. ¿Realmente necesitamos a las Naciones Unidas?

En los últimos 60 años, se han producido más de 50 guerras en el mundo. Según el Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz, sólo en 2006 hubo 17 conflictos armados graves en todo el mundo. Por fortuna, ninguno de ellos condujo a una guerra mundial devastadora. La opinión general es que la campaña de las Naciones Unidas en favor de la paz y el desarme tuvo un papel fundamental en ese sentido.

Muchas personas piensan que debería fortalecerse a las Naciones Unidas para que estuviesen en condiciones de detener las guerras más pequeñas y hacer que se cumpliesen plenamente sus decisiones. Sin embargo, la eficacia de las actividades de las Naciones Unidas depende de la voluntad política de los Estados Miembros, es decir, de su deseo de respetar las decisiones que ellos mismos adoptan. Además, esas operaciones resultan onerosas. Muchas veces, las Naciones Unidas no pueden desempeñar un papel más importante por falta de fondos.

Las Naciones Unidas son fuertes porque no se dan por vencidas aunque se encuentren ante un desafío casi insuperable. Algunas veces, cuando los países en guerra carecen de voluntad política para ponerle fin, las Naciones Unidas se ven forzadas a retirar sus tropas de mantenimiento de la paz, pero prosiguen su labor a través de la diplomacia y las negociaciones, manteniendo permanentes contactos con las partes afectadas. Cuando se crean condiciones más propicias, el personal de mantenimiento de la paz puede regresar.

El mundo tiene mucho camino por recorrer para poder garantizar la paz y la justicia para todos. Las guerras, la pobreza y las violaciones de los derechos humanos siguen siendo moneda corriente. Precisamente por eso, es menester que las Naciones Unidas sigan realizando su labor. Se ha dicho que si las Naciones Unidas no existiesen, los países del mundo tendrían que crear otra organización, quizá con otro nombre, para hacer exactamente lo mismo que hacen las Naciones Unidas.

Mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas

Siguiente >>