United Nations

E/1996/26 - E/CN.6/1996/15


Commission on the Status of Women

 Distr. GENERAL



                                                                  E/1996/26
                                                             E/CN.6/1996/15
                               Naciones Unidas

                      Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica 
                             y Social de la Mujer
                   Informe sobre el 40§ peri'odo de sesiones 
                         (11 a 22 de marzo de 1996)


                         Consejo Econo'mico y Social
                         Documentos Oficiales, 1996
                              Suplemento No. 6

                                                                   E/1996/26
                                                              E/CN.6/1996/15
                       Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica 
                             y Social de la Mujer

                    Informe sobre el 40§ peri'odo de sesiones 
                           (11 a 22 de marzo de 1996)


                            Consejo Econo'mico y Social
                            Documentos Oficiales, 1996
                                  Suplemento No. 6

                         Naciones Unidas ž Nueva York, 1996


                                       NOTA

Las signaturas de los documentos de las Naciones Unidas se
componen de letras may£sculas y cifras.




                                  ISSN 0252-0133


                                    i'NDICE

     
Capi'tulo  P gina
    
     I.  ASUNTOS QUE REQUIEREN LA ADOPCIo'N DE DECISIONES POR EL CONSEJO
         ECONo'MICO Y SOCIAL O QUE SE HAN SEN~ALADO A SU ATENCIo'N . . . . . 1
         A.  Proyectos de resolucio'n. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .1
             I.  La mujer palestina . . . . . . . . . . . . . . . . . .  .  1
            II.  Seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial  
                 sobre la Mujer. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .  .   2
         B.  Proyectos de decisio'n. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .8
             I.  Renovacio'n del mandato del Grupo de Trabajo de composicio'n
                 abierta encargado de elaborar un proyecto de protocolo
                 facultativo de la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas
                 las formas de discriminacio'n contra la mujer. . . . . . . 8
           II.   Informe de la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social 
                 de la Mujer sobre su 40§ peri'odo de sesiones y programa
                 provisional y documentacio'n para el 41§ peri'odo de sesiones
                 de la Comisio'n . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .  8
         C.      Cuestiones que se sen~alan a la atencio'n del Consejo . . . 9
                 1.  Conclusiones convenidas. . . . . . . . . . . . .  . .  9
                 1996/1.  Me'todos de trabajo para la aplicacio'n de la
                          Plataforma de Accio'n aprobada por la
                          Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer. . . . 10
                 1996/2.  La mujer y los medios de informacio'n . . . . . .11
                 1996/3.  El cuidado del nin~o y otras personas a cargo,
                          incluida la distribucio'n de las obligaciones
                          familiares . .  . . . . . . . . . . . . . . . . .14
                 2.  Resoluciones y decisio'n. . . . . . . . . . . . . . . 18
                     Resolucio'n 40/1.  Liberacio'n de las mujeres y los 
                                        nin~os tomados como rehenes o
                                        encarcelados en conflictos armados 18
                     Resolucio'n 40/2.  Integracio'n de la mujer en el proceso
                                        de paz del Oriente Medio . . . . . 19
                     Resolucio'n 40/3.  Integracio'n de los derechos humanos 
                                        de la mujer. . . . . . . . . . . . 20
                     Resolucio'n 40/4.  Trata de mujeres y nin~as . . . . . 23
                     Resolucio'n 40/5.  Instituto Internacional de
                                        Investigaciones y Capacitacio'n para 
                                        la Promocio'n de la Mujer. . . . . 26
                     Resolucio'n 40/6.  Violencia contra las trabajadoras
                                        migratorias . . . . . . . . . . . .27
                     Resolucio'n 40/7.  Logro de los objetivos estrate'gicos y
                                        medidas que han de adoptarse en la
                                        esfera de especial preocupacio'n:  la
                                        mujer y los medios de difusio'n. . 30
                     Resolucio'n 40/8.  Elaboracio'n de un proyecto de
                                        protocolo facultativo de la
                                        Convencio'n sobre la eliminacio'n de
                                        todas las formas de discriminacio'n
                                        contra la mujer. . . 31
                     Resolucio'n 40/9.  Logro de los objetivos estrate'gicos y
                                        medidas que han de adoptarse en la
                                        esfera de especial preocupacio'n:  la
                                        pobreza . . . . . . . . . . . . . ..32
                     Resolucio'n 40/10. Observaciones sobre el plan de mediano
                                        plazo a nivel de todo el sistema para
                                        el adelanto de la mujer para el
                                        peri'odo 1996-2001.  . . . . . . . .38
                     Decisio'n 40/101.  Informes relativos al seguimiento de
                                        la Cuarta Conferencia Mundial sobre la
                                        Mujer . . . . . . . . . . . . . . . 47
     II. SEGUIMIENTO DE LA CUARTA CONFERENCIA MUNDIAL SOBRE
         LA MUJER . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ..48
    III. COMUNICACIONES RELATIVAS A LA CONDICIo'N JURi'DICA Y
         SOCIAL DE LA MUJER . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 91
     IV. ELABORACIo'N DE UN PROYECTO DE PROTOCOLO FACULTATIVO DE LA 
         CONVENCIo'N SOBRE LA ELIMINACIo'N DE TODAS LAS FORMAS DE 
         DISCRIMINACIo'N CONTRA LA MUJER. . . . . . . . . . . . . . . . .  .93
      V. PROGRAMA PROVISIONAL DEL 41§ PERi'ODO DE SESIONES DE LA COMISIo'N. 95
     VI. APROBACIo'N DEL INFORME DE LA COMISIo'N SOBRE SU
         40§ PERi'ODO DE SESIONES. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .  96
    VII. ORGANIZACIo'N DEL PERi'ODO DE SESIONES . . . . . . . . . . . . . . 97

                                      Anexos
      I.  Asistencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .99
     II.  Lista de documentos que la Comisio'n tuvo ante si' en su 40§
          peri'odo de sesiones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ..105
    III.  Proyecto de informe del grupo de trabajo de composicio'n abierta
          encargado de elaborar un proyecto de protocolo facultativo de la
          Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas de
          discriminacio'n contra la mujer. . . . . . . . . . . .  . . .    110
        
        



                                    Capi'tulo I

          ASUNTOS QUE REQUIEREN LA ADOPCIo'N DE DECISIONES POR EL CONSEJO
              ECONo'MICO Y SOCIAL O QUE SE HAN SEN~ALADO A SU ATENCIo'N 

                            A.  Proyectos de resolucio'n

1.   La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer recomienda
al Consejo Econo'mico y Social que apruebe los siguientes proyectos de
resolucio'n:

                             PROYECTO DE RESOLUCIo'N I

                               La mujer palestina*

     El Consejo Econo'mico y Social,

     Habiendo examinado con reconocimiento el informe del Secretario General
sobre la situacio'n de las mujeres palestinas y asistencia que se les
presta1/,

     Recordando las Estrategias de Nairobi orientadas hacia el futuro para el
adelanto de la mujer2/, en particular el p rrafo 260 relativo a las mujeres y
los nin~os palestinos, y la Plataforma de Accio'n de Beijing, adoptada en la
Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer3/;

     Recordando tambie'n su resolucio'n 1995/30, de 25 de julio de 1995, y
otras resoluciones de las Naciones Unidas sobre la cuestio'n,

     Recordando la Declaracio'n sobre la eliminacio'n de la violencia contra
la mujer4/ en lo que se refiere a la proteccio'n de la poblacio'n civil,

     Acogiendo con benepl cito la firma por la Organizacio'n de Liberacio'n de
Palestina y el Gobierno de Israel, de la Declaracio'n de Principios sobre las
Disposiciones relacionadas con un Gobierno Auto'nomo Provisional5/, en
Washington, D.C. el 13 de septiembre de 1993, asi' como todos los acuerdos
posteriores concertados entre ambas partes, 

     Preocupado por la difi'cil situacio'n que siguen enfrentando las mujeres
palestinas en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusale'n y las
graves repercusiones de las actividades que contin£a realizando Israel en
materia de asentamientos ilegales, asi' como las severas condiciones
econo'micas y otras consecuencias que tienen en la situacio'n de las mujeres
palestinas y sus familias el cierre frecuente y el aislamiento del territorio
ocupado.

     *    El examen figura en los p rrafos 57 a 61 del capi'tulo II.1.Reconoce
los cambios graduales y positivos que est n teniendo lugar como resultado del
cumplimiento de los acuerdos concertados entre ambas partes;


     2.   Reafirma que la ocupacio'n israeli' sigue siendo un obst culo
importante que se opone al adelanto y la autosuficiencia de la mujer 
palestina y a su integracio'n en la planificacio'n del desarrollo de su
sociedad;

     3.   Exige que Israel, la Potencia ocupante, aplique plenamente las
disposiciones y los principios de la Declaracio'n Universal de Derechos
Humanos6/, los convenios de La Haya7/ y el Convenio de Ginebra sobre la
proteccio'n de personas civiles en tiempo de guerra, de 12 de agosto de 1949
8/, a fin de proteger los derechos de las mujeres palestinas y sus familias;

     4.   Pide a Israel que facilite el retorno de todas las mujeres y nin~os
palestinos refugiados y desplazados a sus hogares y bienes en el territorio
palestino ocupado, en cumplimiento de las resoluciones pertinentes de las
Naciones Unidas;

     5.   Insta a los Estados Miembros, las organizaciones financieras del
sistema de las Naciones Unidas, las organizaciones no gubernamentales y otras
instituciones pertinentes a que intensifiquen sus esfuerzos por suministrar
asistencia financiera y te'cnica a las mujeres palestinas para la ejecucio'n
de proyectos que satisfagan sus necesidades, en particular durante el peri'odo
de transicio'n;

     6.   Pide a la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer
que siga vigilando la aplicacio'n de las Estrategias de Nairobi orientadas
hacia el futuro para el adelanto de la mujer2, en particular el p rrafo 260,
relativo a las mujeres y nin~os palestinos, y la Plataforma de Accio'n de
Beijing3 y que adopte medidas al respecto;

     7.   Pide al Secretario General que siga examinando la situacio'n, que
preste asistencia a las mujeres palestinas por todos los medios posibles y que
presente a la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer, en su
41§ peri'odo de sesiones, un informe sobre los progresos logrados en la
aplicacio'n de la presente resolucio'n.


                             PROYECTO DE RESOLUCIo'N II

           Seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer*

     El Consejo Econo'mico y Social,

     Acogiendo con satisfaccio'n los resultados de la Cuarta Conferencia
Mundial sobre la Mujer celebrada en Beijing del 4 al 15 de septiembre de 1995,
y la aprobacio'n de la Plataforma de Accio'n3,

     Teniendo en cuenta las resoluciones del Consejo Econo'mico y Social 11
(II), de 21 de junio de 1946, y 48 (IV), de 29 de marzo de 1947, en las que el
Consejo establecio' la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la
Mujer y definio' su mandato, y su resolucio'n 1987/22, de 26 de mayo de 1987,
en la que el Consejo prorrogo' el mandato de la Comisio'n,

     Teniendo presentes las conclusiones convenidas 1995/1, aprobadas por el
Consejo el 28 de julio de 19959/, y la resolucio'n 50/203 de la Asamblea
General, de 22 de diciembre de 1995, sobre el seguimiento de la Cuarta
Conferencia Mundial sobre la Mujer y la plena aplicacio'n de la Declaracio'n y
Plataforma de Accio'n de Beijing, en la que la Asamblea invito' al Consejo
Econo'mico y Social a revisar y reforzar el mandato de la Comisio'n,

     Reconociendo la decisio'n del Comite' para la Eliminacio'n de la
Discriminacio'n contra la Mujer de an~adir a sus directrices de presentacio'n
de informes una invitacio'n a los Estados partes a que incluyan en su informe
al Comite' informacio'n sobre las medidas adoptadas para aplicar la Plataforma
de Accio'n, a fin de supervisar eficazmente, en el marco de su mandato, los
derechos garantizados por la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las
formas de discriminacio'n contra la mujer,

     *    El examen figura en los p rrafos 79 a 82 del capi`tulo II.



                    Marco para el funcionamiento de la Comisio'n

     Recordando que la Asamblea General, en su resolucio'n 50/203, decidio'
que la Asamblea General, el Consejo Econo'mico y Social y la Comisio'n de la
Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer, de conformidad con sus respectivos
mandatos, con la resolucio'n 48/162 de la Asamblea, de 20 de diciembre de
1993, y con otras resoluciones en la materia, constituyeran un mecanismo
intergubernamental entres planos al que incumbiri'a la funcio'n primordial en
la formulacio'n de la poli'tica y el seguimiento generales y en la
coordinacio'n de la aplicacio'n y supervisio'n de la Plataforma de Accio'n,
reafirmando la necesidad del seguimiento y la aplicacio'n coordinados de los
resultados de las grandes conferencias internacionales en los  mbitos
econo'mico, social y conexos,

     Convencido de que el seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial sobre
la Mujer debe realizarse sobre la base de un planteamiento integrado del
adelanto de la mujer y en el marco de la aplicacio'n y el seguimiento
coordinados de los resultados de las principales conferencias internacionales
celebradas en los  mbitos econo'mico, social y otros  mbitos conexos, asi'
como de las funciones generales de la Asamblea General y el Consejo Econo'mico
y Social, 

     1.   Decide que la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la
Mujer tenga una funcio'n catalizadora en la integracio'n de una perspectiva de
ge'nero en las poli'ticas y los programas;

     2.   Decide que, una vez que el Comite' Administrativo de Coordinacio'n
establezca el comite' interinstitucional sobre el seguimiento de la Cuarta
Conferencia Mundial sobre la Mujer, e'ste deber  informar a la Comisio'n y al
Consejo Econo'mico y Social de la marcha de sus trabajos, a fin de coordinar
las tareas a nivel de todo el sistema, y que habr  que integrar plenamente una
perspectiva de ge'nero en la labor de todos los grupos de trabajo tem ticos
establecidos por el Comite' Administrativo de Coordinacio'n;

     3.   Decide que la Plataforma de Accio'n se lleve a la pr ctica mediante
la labor de todos los o'rganos y organizaciones del sistema de las Naciones
Unidas durante el peri'odo de 1995 a 2000 y toma nota de que las instituciones
de las Naciones Unidas especialmente dedicadas al adelanto de la mujer, en
particular el Instituto Internacional de Investigaciones y Capacitacio'n para
la Promocio'n de la Mujer y el Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para
la Mujer, tienen en curso la revisio'n de sus programas de trabajo a la luz de
la Plataforma de Accio'n y de la aplicacio'n de e'sta;

     4.   Decide que, habida cuenta de lo importante que han sido siempre las
organizaciones no gubernamentales para el adelanto de la mujer, se aliente a
e'stas a participar en la mayor medida posible en la labor de la Comisio'n y
en el proceso de supervisio'n y aplicacio'n relacionado con la Conferencia, y
pide al Secretario General que adopte las medidas necesarias para que se
aprovechen al m ximo los canales de comunicacio'n que existen con las
organizaciones no gubernamentales, a fin de facilitar una participacio'n de
base amplia y la divulgacio'n de informacio'n;

     5.   Decide que, en reconocimiento de la valiosa contribucio'n de las
organizaciones no gubernamentales a la Cuarta Conferencia Mundial sobre la
Mujer, que el Consejo y su Comite' encargado de las Organizaciones no
Gubernamentales examinen lo antes posible las solicitudes presentadas por esas
organizaciones de conformidad con la resolucio'n 1296 (XLIV) del Consejo, de
23 de mayo de 1968, y decide tambie'n que, antes de que se celebre el 41§
peri'odo de sesiones de la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la
Mujer, el Consejo adopte una decisio'n sobre la participacio'n de las
organizaciones acreditadas en la Conferencia y que hayan solicitado ser
reconocidas como entidades consultivas, en el seguimiento de la Conferencia y
en la labor de la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,
sin perjuicio de la labor del Grupo de Trabajo de composicio'n abierta
encargado de examinar los arreglos establecidos para la celebracio'n de
consultas con las organizaciones no gubernamentales;

     6.   Pide al Secretario General que sen~ale con car cter de urgencia a la
atencio'n de las organizaciones no gubernamentales acreditadas en la Cuarta
Conferencia Mundial sobre la Mujer las disposiciones de la presente
resolucio'n y el procedimiento establecido en virtud de la resolucio'n 1296
(XLIV) del Consejo;


                                        II

                                      Mandato

     1.   Confirma el actual mandato de la Comisio'n de la Condicio'n
Juri'dica y Social de la Mujer, seg£n lo dispuesto en sus resoluciones 11
(II), 48 (IV), y 1987/22, teniendo en cuenta que la Plataforma de Accio'n
refuerza las Estrategias de Nairobi orientadas hacia el futuro para el 
adelanto de la mujer;

     2.   Decide que la Comisio'n ayude al Consejo Econo'mico y Social en la
supervisio'n, el examen y la evaluacio'n de los progresos alcanzados y de los
problemas que plantee la aplicacio'n de la Declaracio'n y Plataforma de
Accio'n de Beijing a todos los niveles, y asesore al Consejo en la materia;

     3.   Decide que la Comisio'n siga prestando apoyo a la integracio'n de
una perspectiva de ge'nero en las actividades de las Naciones Unidas e
intensificando su funcio'n catalizadora a ese respecto en otras esferas;

     4.   Decide adem s que la Comisio'n determine las cuestiones cuya
coordinacio'n a nivel de todo el sistema de las Naciones Unidas es necesario
mejorar para ayudar al Consejo a desempen~ar sus funciones de coordinacio'n;

     5.   Decide que la Comisio'n determine las nuevas cuestiones, tendencias
y criterios respecto de los problemas que afectan a la situacio'n de la mujer
o la igualdad entre el hombre y la mujer que es preciso examinar urgentemente 
y con respecto a las cuales hay que formular recomendaciones importantes;

     6.   Decide que la Comisio'n mantenga y fomente el intere's y el apoyo
del p£blico a la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n;


                                       III

                                   Documentacio'n

     1.   Pide que todos los documentos de las Naciones Unidas sean concisos,
claros, anali'ticos y oportunos, se centren en las cuestiones pertinentes y
este'n en conformidad con la resolucio'n 1987/24 del Consejo, de 26 de mayo 
de 1987, y las conclusiones convenidas 1995/1, que el Consejo aprobo' el 28 
de julio de 19959; que los informes contengan recomendaciones para la accio'n 
e indiquen las entidades participantes; que los informes se publiquen en todos
los idiomas oficiales, de conformidad con las normas de las Naciones Unidas; 
y que tambie'n se exploren otros me'todos de presentacio'n de informes, como
los informes verbales;

     2.   Pide que los informes pertinentes de las reuniones de los mecanismos
interinstitucionales establecidos por el Secretario General se transmitan para
su informacio'n a la Comisio'n a fin de asegurar la coordinacio'n, la
colaboracio'n y la coherencia en la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n;

     3.   Decide que las solicitudes de informes del Secretario General se
limiten al mi'nimo estrictamente necesario y que la Secretari'a utilice en la
mayor medida posible la informacio'n y los datos proporcionados por los
gobiernos, evitando la duplicacio'n de las solicitudes a los gobiernos de esa
informacio'n;

     4.   Decide tambie'n que se estimule la presentacio'n voluntaria de
informacio'n nacional, por ejemplo planes de accio'n nacionales e informes
nacionales de los gobiernos;

     5.   Pide que se elaboren los siguientes informes en relacio'n con el 
tema 3 del programa que figura en el p rrafo 3 de la seccio'n IV de la
presente resolucio'n, titulado "Seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial
sobre la Mujer", teniendo en cuenta la necesidad de promover la presentacio'n
integrada de informes:

     a)   Informe del Secretario General sobre las medidas adoptadas y los
progresos logrados en la incorporacio'n de una perspectiva de ge'nero en las
organizaciones del sistema de las Naciones Unidas (anual);

     b)   Informe anali'tico del Secretario General sobre las cuestiones
tem ticas que tiene ante si' la Comisio'n, de conformidad con el programa de
trabajo multianual, en que se incluyan, en la medida de lo posible, los
avances logrados en la ejecucio'n en el plano nacional, sobre la base de 
los datos y las estadi'sticas disponibles (anual);

     c)   Informe sobre las nuevas cuestiones en relacio'n con el tema 3 b)
del programa que figura en el p rrafo 3 de la seccio'n IV de la presente
resolucio'n, cuando corresponda, a solicitud de la Comisio'n o de su Mesa;

     d)   Informe sinte'tico sobre los planes de ejecucio'n de los gobiernos y
del sistema de las Naciones Unidas, basado, entre otras cosas, en los planes
de accio'n nacionales y en otras fuentes de informacio'n de que se disponga en
el sistema de las Naciones Unidas (en 1998);

     e)   Examen de mitad de peri'odo del plan de mediano plazo para todo el
sistema para el adelanto de la mujer, 1996-2001 (en 1998);

     f)   Informe sobre la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n, sobre la
base de los informes nacionales, teniendo en cuenta las Estrategias de Nairobi
orientadas hacia el futuro para el adelanto de la mujer (en el an~o 2000);


                                        IV

            Programa de trabajo de la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica
                               y Social de la Mujer

     1.   Adopta un programa de trabajo multianual con un criterio centrado y
tem tico, que culminar  en un examen y evaluacio'n quinquenales de la
Plataforma de Accio'n de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer; el
programa de trabajo, entre otras cosas, proporcionar  un marco para evaluar
los progresos logrados en la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n y ser 
coherente con el seguimiento coordinado de las conferencias;

     2.   Decide que la labor de la Comisio'n en relacio'n con el programa de
trabajo estar  estrechamente relacionada con las disposiciones pertinentes de
la Plataforma de Accio'n, con miras a asegurar la aplicacio'n eficaz de la
Plataforma de Accio'n;

     3.   Decide que el programa de la Comisio'n sea el siguiente:

     1.   Eleccio'n de la Mesa.

     2.   Aprobacio'n del programa y otras cuestiones de organizacio'n.

     3.   Seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer:

          a)   Examen de la incorporacio'n de una perspectiva de ge'nero en
               las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas;

          b)   Nuevas cuestiones, tendencias y criterios respecto de los
               problemas que afectan la situacio'n de la mujer o la igualdad
               entre el hombre y la mujer;

          c)   Puesta en pr ctica de objetivos estrate'gicos y medidas en las
               esferas de especial preocupacio'n.

     4.   Comunicaciones relativas a la condicio'n juri'dica y social de la
mujer.

     5.   Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas de
discriminacio'n contra la mujer, inclusive la elaboracio'n de un proyecto 
de protocolo facultativo de la Convencio'n.

     6.   Programa provisional del 42§ peri'odo de sesiones de la Comisio'n.

     7.   Aprobacio'n del informe de la Comisio'n sobre su 41§ peri'odo de
          sesiones.

     4.   Aprueba, habida cuenta de la necesidad de un programa de trabajo
multianual centrado y tem tico respecto de los sectores de principal
preocupacio'n y teniendo en cuenta que esos sectores de principal
preocupacio'n est n interrelacionados y son interdependientes, el siguiente
calendario:

     1997    Educacio'n y capacitacio'n de la mujer (Plataforma de Accio'n,
             capi'tulo IV.B)

             La mujer y la economi'a (Plataforma de Accio'n, capi'tulo IV.F)

             La mujer en el ejercicio del poder y la adopcio'n de decisiones
             (Plataforma de Accio'n, capi'tulo IV.G)

             La mujer y el medio ambiente (Plataforma de Accio'n, capi'tulo
             IV.K)

     1998    La violencia contra la mujer (Plataforma de Accio'n, capi'tulo 
             IV.D)

             La mujer y los conflictos armados (Plataforma de Accio'n,
             capi'tulo IV.E)

             Los derechos humanos de la mujer (Plataforma de Accio'n,
             capi'tulo IV.I)

             La nin~a (Plataforma de Accio'n, capi'tulo IV.L)

     1999    La mujer y la salud (Plataforma de Accio'n, capi'tulo IV.C)

             Mecanismos institucionales para el adelanto de la mujer
             (Plataforma de Accio'n, capi'tulo IV.H)

             Iniciacio'n del examen y la evaluacio'n amplios de la aplicacio'n
             de la Plataforma de Accio'n

     2000    Examen y evaluacio'n quinquenales amplios de la aplicacio'n de la
             Plataforma de Accio'n

             Nuevas cuestiones


                                         V

                                Dimensio'n regional

     Recordando el papel importante desempen~ado por las conferencias
preparatorias regionales en los preparativos de la Cuarta Conferencia Mundial
sobre la Mujer y que en ellas se aprobaron planes y programas que fueron
fundamentales para elaborar la Declaracio'n y Plataforma de Accio'n de
Beijing,

     1.   Recomienda que el seguimiento y la supervisio'n en el plano regional
de las plataformas y programas de accio'n regionales deben ser utilizados en
el
examen y evaluacio'n de la Declaracio'n y la Plataforma de Accio'n de Beijing;

     2.   Recomienda tambie'n que el Consejo considere el modo mejor de
integrar los trabajos de las comisiones regionales en la supervisio'n y el
seguimiento generales de la Plataforma de Accio'n.


                             B.  Proyectos de decisio'n

2.   La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer recomienda
al Consejo Econo'mico y Social la aprobacio'n de los siguientes proyectos de
decisio'n:

                              PROYECTO DE DECISIo'N I

Renovacio'n del mandato del Grupo de Trabajo de composicio'n
abierta encargado de elaborar un proyecto de protocolo    
facultativo de la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas
las formas de discriminacio'n contra la mujer*

     El Consejo Econo'mico y Social decide:

     a)   Renovar el mandato del Grupo de Trabajo de composicio'n abierta
encargado de elaborar un proyecto de protocolo facultativo de la Convencio'n
sobre la eliminacio'n de todas las formas de discriminacio'n contra la mujer,
a fin de que pueda continuar su labor, teniendo en cuenta los informes que se
presenten en cumplimiento de la resolucio'n 40/8 de la Comisio'n de la
Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer, de conformidad con lo dispuesto en
la resolucio'n 1995/29 del Consejo, de 24 de julio de 1995;

     b)   Autorizar al Grupo de Trabajo a que, dentro del li'mite de los
recursos con que cuentan las Naciones Unidas, celebre reuniones paralelas 
a las de la Comisio'n, en su 41§ peri'odo de sesiones;

     c)   Invitar a un representante del Comite' para la Eliminacio'n de la
Discriminacio'n Contra la Mujer a que participe en dichas reuniones en calidad
de especialista.


                              PROYECTO DE DECISIo'N II

          Informe de la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la
          Mujer sobre su 40§ peri'odo de sesiones y programa provisional y
          documentacio'n para el 41§ peri'odo de sesiones de la Comisio'n

     El Consejo Econo'mico y Social toma nota del informe de la Comisio'n de
la condicio'n Juri'dica y social de la Mujer sobre su 40§ peri'odo de sesiones
y aprueba el programa provisional y la documentacio'n para el 41§ peri'odo de
sesiones de la Comisio'n que figuran a continuacio'n:

     1.   Eleccio'n de la Mesa.

     2.   Aprobacio'n del programa y otras cuestiones de organizacio'n.

     3.   Seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer:

          a)   Examen de la incorporacio'n de una perspectiva de ge'nero en   

               las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas;

               Documentacio'n

               Informe del Secretario General sobre las medidas adoptadas y
               los progresos alcanzados en la incorporacio'n de una 
               perspectiva de ge'nero dentro del sistema de las Naciones
               Unidas

     *    El examen figura en el capi'tulo IV.


          b)   Nuevas cuestiones, tendencia y nuevos enfoques de los problemas
               que afectan a la situacio'n de la mujer o a la igualdad entre
               hombres y mujeres;

               Documentacio'n

               Informe del Secretario General sobre las nuevas cuestiones,
               seg£n sea del caso, a peticio'n de la Comisio'n o de su Mesa

          c)   Puesta en pr ctica de objetivos estrate'gicos y medidas en las
               esferas de especial preocupacio'n;

               Documentacio'n

               Informe anali'tico del Secretario General sobre las cuestiones
               tem ticas que la Comisio'n tiene ante si', de conformidad con
el
               programa de trabajo multianual, incluido, en la medida de lo
               posible, el progreso realizado en la aplicacio'n nacional,
               sobre la base de datos y estadi'sticas disponibles

     4.   Comunicaciones relativas a la condicio'n juri'dica y social de la
mujer.

               Documentacio'n

               Lista confidencial y lista no confidencial de comunicaciones
               relativas a la condicio'n juri'dica y social de la mujer

     5.   La Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas de
discriminacio'n contra la mujer, incluida la elaboracio'n de un proyecto
de protocolo facultativo de la Convencio'n.

          Documentacio'n

          Informe del Secretario General en el que figuren opiniones
          adicionales de gobiernos, organizaciones intergubernamentales 
          y organizaciones no gubernamentales respecto de un protocolo
          facultativo de la Convencio'n, asi' como un resumen comparativo 
          de comunicaciones y proyectos y pr cticas de investigacio'n
          existentes en virtud de instrumentos internacionales de derechos
          humanos y de la Carta de las Naciones Unidas

     6.   Programa provisional para el 42§ peri'odo de sesiones de la
Comisio'n.

     7.   Aprobacio'n del informe de la Comisio'n sobre su 41§ peri'odo de
     sesiones.


              C.  Cuestiones que se sen~alan a la atencio'n del Consejo

                            1.  Conclusiones convenidas

3.   Se sen~alan a la atencio'n del Consejo las siguientes conclusiones
convenidas adoptadas por la Comisio'n:


Conclusiones convenidas 1996/1.  Me'todos de trabajo para la 
                                 aplicacio'n de la Plataforma
                                 de Accio'n aprobada por la  
                                 Cuarta Conferencia Mundial 
                                 sobre la Mujer*            

1.   La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer aprobo' las
conclusiones en relacio'n con sus me'todos de trabajo que se exponen
seguidamente.

2.   La Comisio'n considera que podri'a mejorar su eficiencia y su eficacia
aplicando me'todos de trabajo innovadores, que incluyeran el invitar a
expertos para que participaran en el debate sustantivo de determinadas
cuestiones, como parte de la labor ordinaria de la Comisio'n.

3.   La utilizacio'n de estos me'todos innovadores debe entenderse como un
proceso que abarca no so'lo los peri'odos de sesiones de la Comisio'n sino
tambie'n la organizacio'n de sus trabajos.  Es preciso alentar una amplia
participacio'n en el proceso preparatorio de cada peri'odo de sesiones de 
a Comisio'n.  Asimismo, deberi'a alentarse y consolidarse la pr ctica de
convocar perio'dicamente a reuniones de la Mesa de la Comisio'n en las 
que pudieran participar todos los Estados interesados.

4.   La documentacio'n relativa a cada tema deberi'a estar disponible en todos
los idiomas oficiales con suficiente antelacio'n como para asegurar una
participacio'n amplia y activa en las deliberaciones.

5.   Se espera que la pr ctica de invitar a expertos permita ocuparse
efectivamente de las esferas de especial preocupacio'n definidas en la
Plataforma de Accio'n de Beijing y que contribuya al seguimiento eficaz 
de la Conferencia. Deberi'an seleccionarse expertos en las disciplinas
correspondientes a las esferas de especial preocupacio'n, teniendo en 
cuenta una distribucio'n geogr fica equitativa y la participacio'n de las
organizaciones no gubernamentales.

6.   Deberi'an constituirse grupos de expertos que incluyeran a expertos
nombrados por el Secretario General, expertos que trabajaran dentro del
sistema de las Naciones Unidas y a expertos de los gobiernos y de la sociedad
civil.

7.   Entre peri'odos de sesiones la Mesa de la Comisio'n deberi'a seleccionar
a los expertos y decidir acerca de la composicio'n de los grupos y del tiempo 
que se reservar  para los di logos teniendo en cuenta las propuestas de la
Secretari'a de las Naciones Unidas.  La Secretari'a deberi'a elaborar una
lista de candidatos para los grupos sobre la base de las recomendaciones
hechas por los Estados y la sociedad civil.  La Mesa deberi'a convocar a
reuniones en las que pudieran tomar parte todos los Estados interesados,
asegurando asi' una participacio'n amplia.

8.   Deberi'an reservarse reuniones para dialogar con las organizaciones del
sistema de las Naciones Unidas y la sociedad civil y con las delegaciones de
los gobiernos; y deberi'a dedicarse tiempo suficiente al di logo
intergubernamental.

9.   Los resultados del di logo deberi'an reflejarse normalmente en
conclusiones convenidas, concisas y orientadas hacia la pr ctica que se
transmitiri'an al Consejo Econo'mico y Social mediante una decisio'n de la
Comisio'n.  Tambie'n deberi'an incluir recomendaciones de poli'tica y
determinar las cuestiones de coordinacio'n de las que tendri'a que ocuparse 
el Consejo.

10.  A fin de fortalecer su capacidad para actuar como catalizador en apoyo de
la incorporacio'n de una perspectiva basada en el ge'nero en la labor del
sistema de las Naciones Unidas, determinar las nuevas cuestiones, tendencias y
enfoques que afectan a la situacio'n de la mujer o a la igualdad entre el
hombre y la mujer, y examinar y evaluar los progresos alcanzados y los
problemas planteados en la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n, en las
esferas de especial preocupacio'n, la Comisio'n:

     *    El examen figura en el capi'tulo II, p rrs. 70 a 78.


    a)    Deberi'a fortalecer su cooperacio'n con otros o'rganos competentes
del sistema de las Naciones Unidas, entre ellos otras comisiones org nicas y
sus respectivas secretari'as;

     b)   Deberi'a vigilar la marcha del plan de mediano plazo a nivel de todo
el sistema para el adelanto de la mujer;

     c)   Deberi'a poner a disposicio'n de otras comisiones org nicas,
o'rganos integrados por expertos y mecanismos pertinentes de las Naciones
Unidas, por conducto del Consejo Econo'mico y Social, los documentos que
procediera, a fin de coadyuvar a la incorporacio'n de una perspectiva basada
en el ge'nero en su labor;

     d)   Toma nota, teniendo en cuenta el papel que desempen~a el Consejo
Econo'mico y Social en la coordinacio'n global, de que el di logo cada vez m s
frecuente entre la Mesa de la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de
la Mujer y el Consejo Econo'mico y Social, los presidentes y las secretari'as,
seg£n sea el caso, de las dem s comisiones org nicas, otros o'rganos
subsidiarios y o'rganos conexos, en particular las juntas ejecutivas
interesadas, ayudari'a a precisar las cuestiones que podri'an examinarse en
relacio'n con el tema del programa que se refiere a las nuevas cuestiones y
tendencias;

     e)   Alienta a que se presente voluntariamente informacio'n nacional y
sugiere que e'sta verse sobre las cuestiones prioritarias que haya
seleccionado la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer para
su programa de trabajo, teniendo en cuenta que los gobiernos han de elaborar
estrategias amplias de ejecucio'n o planes de accio'n nacionales, que abarquen
objetivos a cumplir en plazos determinados y puntos de referencia respecto de
la vigilancia, a fin de aplicar plenamente las medidas enunciadas en la
Plataforma de Accio'n;

     f)   Alienta a los Estados a que presenten antes del an~o 2000 informes
nacionales para el examen y la evaluacio'n amplios y quinquenales de la
aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n en el an~o 2000.


Conclusiones convenidas 1996/2.  La mujer y los medios 
                                 de informacio'n*       

1.   En la Plataforma de Accio'n de Beijing se determino' que el tema de la
mujer y los medios de informacio'n era una de las 12 esferas de especial
preocupacio'n.  Como se declaro' en la Plataforma de Accio'n de Beijing, los
estereotipos del ge'nero que se presentan en la publicidad y en los medios de
difusio'n constituyen uno de los factores de desigualdad que influyen en la
actitud con respecto a la igualdad entre hombres y mujeres.  Mediante una
serie de di logos sobre el tema celebrados durante su 40§ peri'odo de
sesiones, la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer
examino' las medidas que se han de utilizar para aumentar la participacio'n y
el acceso de la mujer a la expresio'n y adopcio'n de decisiones en los medios
de difusio'n y las nuevas tecnologi'as de comunicacio'n asi' como por
intermedio de e'stos.  Existe la posibilidad de que los medios de difusio'n
aporten una contribucio'n notable al adelanto de la mujer en todos los
frentes.  Las conclusiones surgidas del di logo de la Comisio'n contienen
propuestas para la aplicacio'n provechosa de los objetivos estrate'gicos y
medidas de la Plataforma de Accio'n y tienen en
cuenta la importancia de aplicar todos los elementos de la Plataforma.


     *    El examen figura en el capi'tulo II, p rrs. 89 a 91.

A.  Respeto de los derechos humanos de la mujer, incluida 
la libertad de expresio'n, y los medios de difusio'n

2.   La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer reconfirmo'
la importancia que asigna a los principios de la libertad de expresio'n y de
la libertad de prensa y otros medios de comunicacio'n.  La Comisio'n delibero'
sobre la libertad de expresio'n desde una perspectiva del ge'nero, en
particular en lo concerniente al pleno goce de la libertad de expresio'n y de
la igualdad de acceso a los medios de difusio'n por parte de la mujer y de las
presentaciones equilibradas y diversas de la mujer y de sus m£ltiples
funciones por parte de los medios asi' como sobre la informacio'n de los
medios destinada a eliminar todas las formas de violencia contra la mujer.  El
respeto de los derechos humanos de la mujer, incluida la libertad de
expresio'n, es un principio fundamental de la comunidad internacional.  En tal
sentido, tambie'n se expreso' preocupacio'n por la discriminacio'n, las
amenazas y los actos de violencia contra las mujeres profesionales en la
esfera de la informacio'n, incluidas las mujeres periodistas.  A fin de lograr
el objetivo de la plena realizacio'n de los derechos humanos de la mujer,
incluida la libertad de expresio'n, se han de aplicar los instrumentos de
derechos humanos de manera tal que tomen m s claramente en cuenta la
naturaleza sistem tica y siste'mica de la discriminacio'n contra la mujer,
como lo indica claramente el an lisis de ge'nero.

3.   Los organismos pertinentes de las Naciones Unidas, incluida la Comisio'n
de Derechos Humanos y sus mecanismos y procedimientos, el Comite' para la
Eliminacio'n de la Discriminacio'n contra la Mujer y o'rganos de expertos
independientes, deberi'an, dentro de sus mandatos, seguir examinando las
violaciones de los derechos humanos de la mujer, incluida la libertad de
opinio'n y la libertad de expresio'n, desde una perspectiva del ge'nero, en
cooperacio'n con la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,
tambie'n dentro de su mandato.


B.  Autorregulacio'n, directrices voluntarias y capacidades
    de respuesta de la sociedad civil                     

4.   En la Plataforma de Accio'n se dice que habri'a que fomentar la
elaboracio'n de mecanismos de autorregulacio'n por parte de los medios de
difusio'n y, en la medida en que ello no atente contra la libertad de
expresio'n, e'stos deberi'an incluir la elaboracio'n de directrices
profesionales y co'digos de conducta y otras formas de autorregulacio'n para
eliminar la programacio'n con sesgo de ge'nero y promover la presentacio'n de
ima'genes no estereotipadas de la mujer y la representacio'n diversa y
equilibrada de las mujeres y los hombres.

5.   En el contexto de la capacidad de respuesta de la sociedad civil, habri'a
que crear mecanismos de autorregulacio'n para las industrias del sector
p£blico y del sector privado dentro de un marco de vigilancia, de toma de
conciencia y de educacio'n y establecer medios aptos y eficaces para la
presentacio'n de denuncias.  Esas medidas de autorregulacio'n y directrices
voluntarias se deberi'an establecer mediante un proceso de di logo con los
profesionales de los medios de difusio'n y no mediante la coercio'n.

6.   Con respecto a la presentacio'n de la violencia en los medios de
difusio'n, los gobiernos y otros elementos pertinentes deberi'an tomar
medidas, seg£n conviniera, para destacar la importancia del papel que
desempen~an los medios de difusio'n en la promocio'n de ima'genes no
estereotipadas de las mujeres y los hombres, y para eliminar las modalidades
de presentacio'n de los medios de difusio'n que generan violencia; para
alentar a los responsables del contenido de los medios de difusio'n a
establecer directrices profesionales voluntarias y co'digos de conducta, y
tambie'n para destacar la influencia de los medios de difusio'n en lo que
respecta a informar y educar a la poblacio'n sobre las causas y los efectos de
la violencia contra la mujer.

7.   Las siguientes iniciativas son algunas de las que se podri'an adoptar,
seg£n proceda, en la medida en que ello no atente contra la libertad de
expresio'n:

     a)   Alentar a los medios de difusio'n a participar en debates
internacionales, incluido el intercambio de informacio'n y de las mejores
pr cticas relativas a las directrices voluntarias sobre una representacio'n
equilibrada del ge'nero de las mujeres y los hombres.  Habri'a que prestar
especial atencio'n a la proliferacio'n de las comunicaciones transfronterizas
y mundiales;

     b)   Apoyar y alentar la igualdad de participacio'n de la mujer en la
gestio'n, programacio'n, educacio'n, capacitacio'n e investigaciones,
inclusive mediante medidas positivas y poli'ticas de igualdad de
oportunidades, con el objeto de lograr un equilibrio de los ge'neros en todas
las esferas y en todos los niveles de la labor de los medios de difusio'n,
asi' como en los o'rganos de los medios de difusio'n encargados de
asesoramiento, reglamentacio'n y vigilancia.


C.  El importante papel de los medios de informacio'n educativos

8.   La educacio'n a trave's de los medios de informacio'n mediante, por
ejemplo, cursos pr cticos y sesiones de capacitacio'n, es un modo eficaz de
crear una percepcio'n m s clara de la presentacio'n de estereotipos de los
ge'neros y de cuestiones de igualdad en el p£blico en general, el gobierno,
las industrias y los profesionales de los medios de comunicacio'n.

9.   En los pai'ses en que sectores importantes de la poblacio'n, incluidas
muchas mujeres, son analfabetos o lo son con respecto a los medios de
informacio'n, los gobiernos deberi'an apoyar el objetivo de dar la educacio'n
y capacitacio'n apropiadas.

10.  La sociedad civil en general tiene un importante papel que desempen~ar ya
que puede ejercer su influencia sobre el contenido de los medios de
informacio'n y la presentacio'n de estereotipos mediante medidas del
consumidor y de defensa de sus intereses asi' como mediante diferentes tipos
de vigilancia de los medios de informacio'n.

11.  En el plano internacional, el intercambio de experiencias nacionales
sobre la educacio'n de los medios de informacio'n y otras medidas pueden
beneficiar a legisladores, autoridades nacionales de radiodifusio'n y
profesionales de los medios de comunicacio'n.


                    D.  Creacio'n de un medio ambiente propicio

12.  La creacio'n de un medio ambiente positivo es una condicio'n para
promover medidas destinadas a lograr una representacio'n equilibrada de las
mujeres y las nin~as.  Habri'a que promover cambios que creen un ambiente
propicio a tal fin y no tratar de lograr ese objetivo mediante la simple
aplicacio'n de recetas.  Las investigaciones constantes, incluida la creacio'n
de indicadores y de mecanismos de vigilancia, son un elemento importante para
evaluar los adelantos.

13.  Tambie'n habri'a que crear un clima propicio para los medios de difusio'n
de la mujer, inclusive en el plano internacional, como el "Womenwatch", una
pa'gina de la red mundial inform tica que enlaza a las Naciones Unidas y a sus
actividades en la esfera de la mujer con organizaciones no gubernamentales,
medios acade'micos y otros usuarios de Internet.  Habri'a que reconocer y
destacar el papel esencial de las organizaciones no gubernamentales en la
educacio'n, la investigacio'n, la defensa de los intereses del consumidor y la
vigilancia en los medios de difusio'n.

14.  Convendri'a alentar a las redes de los medios de difusio'n a que se
comprometieran o a que fortalecieran su compromiso de respetar la igualdad de
los ge'neros.  Se deberi'a alentar a los medios de difusio'n p£blicos, cuando
existen, a dar el ejemplo a los medios de difusio'n privados mediante su
adhesio'n y contribucio'n al adelanto de la mujer.

15.  Los gobiernos deberi'an apoyar las investigaciones sobre todos los
aspectos del tema de la mujer y los medios de difusio'n a fin de definir las
esferas que necesitan atencio'n y nuevas medidas, y deberi'an revisar las
poli'ticas vigentes de los medios de difusio'n con miras a integrar una
perspectiva del ge'nero.

16.  En la medida en que ello no atente contra la libertad de expresio'n, los
gobiernos deberi'an adoptar medidas eficaces o establecer dichas medidas,
incluida la legislacio'n apropiada, contra la pornografi'a y la proyeccio'n de
violencia contra la mujer y los nin~os en los medios de difusio'n.


                    E.  La mujer y las comunicaciones mundiales

17.  Los adelantos en la tecnologi'a de la informacio'n han abierto las
fronteras.  Es necesario fortalecer el papel de la mujer en las redes
mundiales de comunicacio'n.  Habri'a que reducir los obst culos que dificultan
la utilizacio'n de dicha tecnologi'a y la participacio'n de la mujer en todos
los niveles de su desarrollo.


     Conclusiones convenidas 1996/3.  El cuidado del nin~o y otras personas
     a cargo, incluida la distribucio'n de
     las obligaciones familiares*

1.   Las cuestiones relativas al cuidado de los nin~os y otras personas a
cargo, las tareas y obligaciones familiares y el trabajo no remunerado deben
tenerse plenamente en cuenta en la integracio'n de los aspectos relativos al
ge'nero, en los an lisis de ge'nero y en las dem s metodologi'as pertinentes
utilizadas para promover la igualdad entre la mujer y el hombre.

2.   Seguidamente, se exponen las principales medidas propuestas para aligerar
la carga de las obligaciones familiares de las mujeres y para que esas
obligaciones se compartan.


     *    El examen figura en los p rrafos 92 a 95 del capi'tulo II.
                             A.  Reconocer los cambios

3.   Las transformaciones econo'micas, sociales y demogr ficas - en
particular, la participacio'n cada vez mayor de la mujer en la vida econo'mica
y social, la evolucio'n de las estructuras familiares, la feminizacio'n de la
pobreza y su vinculacio'n con el trabajo no remunerado - y su efecto sobre la
capacidad de las familias para asegurar el sustento de los nin~os y otras
personas a cargo, asi' como sobre la distribucio'n de las obligaciones
familiares, incluidas las tareas dome'sticas, constituyen una cuestio'n que
afecta no so'lo a las mujeres sino a la sociedad en su conjunto.

4.   Como se ha sen~alado en los primeros planes y estrategias establecidos en
el plano nacional para la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n de Beijing,
la distribucio'n de las obligaciones familiares y su compatibilizacio'n con la
vida profesional deben constituir un objetivo prioritario.


          B.  Ampliar el papel del hombre en las obligaciones familiares

5.   Las obligaciones familiares incumben tanto al hombre como a la mujer.  Si
el hombre asumiera un mayor n£mero de obligaciones familiares, incluidas las
tareas dome'sticas y el cuidado de los hijos y otras personas a cargo,
aumentari'a el bienestar de los nin~os, de las mujeres y de los propios
hombres. Aunque sea lento y difi'cil, ese cambio de actitud es indispensable.

6.   El cambio de actitud, que exige una evolucio'n de la mentalidad, puede
ser propiciado por los gobiernos, en particular mediante la educacio'n y la
promocio'n de un acceso m s amplio del hombre a actividades tradicionalmente
consideradas femeninas.


                   C.  Cambiar las actitudes y los estereotipos

7.   Es importante cambiar las actitudes respecto de la situacio'n del trabajo
no remunerado y de los papeles que corresponden a la mujer y el hombre en la
familia, la comunidad, el lugar de trabajo y la sociedad en general.  Las
medidas que se adopten con ese fin deber n estar dirigidas tanto a la mujer
como al hombre, y a las distintas generaciones, haciendo particular hincapie'
en los adolescentes.

8.   Esas medidas deberi'an incluir el reconocimiento de la importancia social
y econo'mica del trabajo no remunerado y tener por objetivo la eliminacio'n de
la discriminacio'n en el mercado laboral mediante, en particular, la
promulgacio'n y aplicacio'n de leyes en las cuales se consagre el principio de
la igualdad de remuneracio'n de mujeres y hombres por un trabajo igual o de
igual valor.

9.   Es preciso reconocer la funcio'n indispensable del sistema educativo para
cambiar la forma en que se perciben los papeles respectivos de las nin~as y
los nin~os, en particular en la escuela primaria.  Para promover el cambio, es
importante la funcio'n de los mecanismos nacionales y de las organizaciones no
gubernamentales.


                          D.  Adaptar el sistema juri'dico

10.  Es necesario establecer un nuevo equilibrio en la distribucio'n de las
obligaciones familiares entre hombres y mujeres e informarles acerca de las
normas vigentes, por medio de la legislacio'n u otras medidas adecuadas.

11.  La compatibilizacio'n de las obligaciones laborales y familiares y la
formulacio'n de un marco juri'dico que garantice el cuidado de los nin~os y de
las personas a cargo (en particular las personas de edad y con discapacidad)
debe ser favorecida por la sociedad en su conjunto, incluidos los distintos
agentes sociales y los gobiernos.  Ellos deben ser los principales agentes del
cambio.

12.  Es necesario:

     a)   Promulgar y aplicar leyes y otras normas para prohibir todas las
formas de discriminacio'n directa o indirecta fundadas en el sexo o en la
situacio'n matrimonial, incluso mediante referencias a las obligaciones
familiares;

     b)   Promulgar leyes relativas a la licencia de maternidad;

     c)   Promover medidas legislativas, incentivos y/o medidas que permitan a
los hombres y a las mujeres tomar licencias de maternidad o paternidad y
beneficiarse de las prestaciones sociales.  Esas medidas deberi'an proteger a
los trabajadores y las trabajadoras contra los despidos y garantizarles el
derecho a reintegrarse al empleo en un puesto equivalente;

     d)   Propiciar condiciones y una organizacio'n del trabajo que permitan a
las mujeres y los hombres compatibilizar su vida familiar y profesional, en
particular, mediante la flexibilizacio'n del horario de trabajo para las
mujeres y para los hombres;

     e)   Eliminar las diferencias de remuneracio'n entre mujeres y hombres
por un trabajo igual o de igual valor.  Favorecer el desarrollo de me'todos no
discriminatorios de evaluacio'n del trabajo y su inclusio'n en las
negociaciones salariales;

     f)   Promover activamente la ratificacio'n de tratados internacionales y
regionales de derechos humanos, su aplicacio'n y la adhesio'n de los Estados a
esos instrumentos;

     g)   Ratificar la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas
de
discriminacio'n contra la mujer, adherirse a ella y velar por su aplicacio'n a
fin de alcanzar su ratificacio'n universal para el an~o 2000;

     h)   Velar por la aplicacio'n de leyes y directrices y fomentar la
aprobacio'n de co'digos de conducta voluntarios que permitan garantizar que
las
normas internacionales de trabajo, como la Convencio'n No. 100 de la
Organizacio'n Internacional del Trabajo relativa a la igualdad de
remuneracio'n
entre hombres y mujeres por trabajo igual de valor igual, se apliquen tanto a
las trabajadoras como a los trabajadores;

     i)   Alentar la participacio'n de las mujeres en las instancias en que se
negocian las condiciones de trabajo.  A ese respecto cabe sen~alar la
relacio'n
que existe entre el porcentaje de mujeres que participa en las negociaciones
sobre las condiciones de trabajo y la importancia que se asigna a ese
problema;

     j)   Alentar a que se tengan en cuenta en los regi'menes de seguridad
social los peri'odos dedicados por los trabajadores y las trabajadoras al
cuidado de los nin~os y otras personas a cargo.


E.  Adoptar y promover una poli'tica de apoyo a la familia y alentar
a las mujeres y los hombres a que concilien la vida familiar y 
profesional                                              

13.  Es esencial definir, en los planos nacional, regional y local, una
poli'tica de apoyo a la familia fundada en los principios de la distribucio'n
igualitaria de las obligaciones familiares y coherente con las poli'ticas de
promocio'n de la igualdad en el mercado de trabajo y de defensa de los
derechos
del nin~o.  Las familias cuyo jefe es un progenitor sin pareja deber n ser
objeto de atencio'n particular.  En algunos casos ser  necesario revisar las
leyes para que no se siga definiendo a la mujer como "menor" o persona a cargo
y para velar por que ella tenga acceso a los recursos en condiciones de
igualdad con el hombre.

14.  El Estado y la sociedad en general son responsables del cuidado y la
atencio'n de los nin~os y de otras personas a cargo.  Esa responsabilidad se
traduce en la adopcio'n de un enfoque integrado en los planos local y nacional
para velar por que los nin~os y las personas a cargo (especialmente las
personas de edad y los discapacitados), las mujeres y los hombres que
trabajan, reciben capacitacio'n, estudian o buscan trabajo tengan acceso a
servicios econo'micos y confiables.  Esa responsabilidad se puede expresar
igualmente mediante incentivos para los padres y los empleadores, mediante una
asociacio'n entre las autoridades locales, los empleadores y los trabajadores,
las organizaciones no gubernamentales y el sector privado y mediante
asistencia te'cnica y acceso a la formacio'n profesional.

15.  Con el propo'sito de complementar los esfuerzos que en este sentido
realizan los gobiernos, se deberi'a alentar a las instituciones financieras
internacionales a que tengan en cuenta la creciente necesidad de financiacio'n
para la creacio'n de guarderi'as infantiles, en particular en las zonas de
mayor
concentracio'n de pobreza, a fin de facilitar la capacitacio'n o
incorporacio'n
de las madres al trabajo remunerado.

16.  El cuidado de los menores y otras personas a cargo puede constituir una
fuente importante de nuevos empleos para las mujeres y los hombres.

17.  Es necesario aliviar las tareas dome'sticas mediante la utilizacio'n de
tecnologi'as adecuadas para suministrar agua potable y energi'a ele'ctrica.


           F.  Fomentar la investigacio'n y el intercambio de informacio'n

18.  Se podri'an realizar investigaciones empleando los conocimientos de las
distintas organizaciones de las Naciones Unidas, especialmente en las esferas
siguientes, compatibles con el plan de mediano plazo a nivel de todo el
sistema para el adelanto de la mujer, 1996-2001:

     a)   Los cambios de la situacio'n y de las actitudes de los hombres y de
las mujeres en relacio'n con la conciliacio'n de la vida familiar y
profesional
y la forma en que se distribuyen las responsabilidades familiares - se
deberi'a
realizar un estudio especialmente en el contexto del žfrica subsahariana;

     b)   La reunio'n de datos sobre el trabajo no remunerado, que ya se toma
en consideracio'n en el Sistema de Cuentas Nacionales de las Naciones
Unidas10/, por ejemplo en la agricultura y en otros tipos de actividad
productiva no comercial;

     c)   La reunio'n y el intercambio de informacio'n sobre los distintos
sistemas existentes para el pago de la pensio'n alimenticia;

     d)   El trabajo no remunerado, teniendo en cuenta la medida y el valor de
ese trabajo, en el marco de la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n;

     e)   Encuestas sobre el uso del tiempo en el trabajo no remunerado de las
mujeres y los hombres, a fin de medir sus efectos en el uso y la supervisio'n
de las poli'ticas econo'micas y sociales.


          G.  Promover el cambio a trave's de la cooperacio'n internacional

19.  La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer recomienda
al
Consejo Econo'mico y Social que en todas las estrategias y poli'ticas de las
Naciones Unidas y de los Estados Miembros encaminadas a promover la igualdad
entre los sexos se tengan plenamente en cuenta las necesidades de los nin~os y
de las personas a cargo, la distribucio'n de las obligaciones familiares entre
las mujeres y los hombres y el trabajo no remunerado como parte integral del
concepto de la igualdad entre las mujeres y los hombres.

20.  La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer recomienda
al Consejo Econo'mico y Social que tome en consideracio'n las sugerencias
antes formuladas para definir las poli'ticas del sistema de las Naciones
Unidas y las de los Estados Miembros.


                            2.  Resoluciones y decisio'n

4.   Se sen~alan a la atencio'n del Consejo las resoluciones y la decisio'n
aprobadas por la Comisio'n que se exponen seguidamente:


          Resolucio'n 40/1.  Liberacio'n de las mujeres y los nin~os tomados
como rehenes o encarcelados en conflictos armados*

     La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

     Recordando su resolucio'n 39/2 de 31 de marzo de 1995,

     Recordando las disposiciones pertinentes de los instrumentos de derecho
internacional humanitario relativos a la proteccio'n de las mujeres y los
nin~os en las zonas de conflicto armado,

     Acogiendo con benepl cito la aprobacio'n de la Declaracio'n y Plataforma
de Accio'n de Beijing por la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer11/, en
particular sus disposiciones en relacio'n con la violencia ejercida contra
mujeres y nin~os, 

     Expresando profunda preocupacio'n por la continuacio'n de los conflictos
armados en muchas regiones del mundo y por los sufrimientos humanos y las
situaciones de emergencia humanitaria a que han dado lugar,

     Poniendo de relieve que todas las formas de violencia ejercidas contra
mujeres y nin~os en zonas de conflicto armado, entre ellas el hecho de
tomarlos como rehenes, violan gravemente el derecho internacional humanitario,

     Expresando su firme conviccio'n de que la liberacio'n r pida y sin
condiciones de las mujeres y los nin~os tomados como rehenes en zonas de
conflicto armado promover  el logro de las elevadas metas consagradas en la
Declaracio'n y Plataforma de Accio'n de Beijing,

     1.   Condena los actos de violencia en contravencio'n del derecho
internacional humanitario perpetrados contra mujeres y nin~os en zonas de
conflicto armado y pide que se de' efectiva respuesta a esos actos, en
particular mediante la liberacio'n inmediata de las mujeres y los nin~os 
tomados como rehenes en zonas de conflicto armado;

     2.   Insta ene'rgicamente a todas las partes en conflictos armados a que
respeten en su totalidad las normas del derecho internacional humanitario
aplicable a los conflictos armados y a que tomen todas las medidas necesarias
para la proteccio'n de las mujeres y los nin~os tomados como rehenes en zonas
de conflicto armado;

     *    El examen figura en los p rrafos 32 a 35 del capi'tulo II.


     3.   Insta a todas las partes en los conflictos a que faciliten la
informacio'n necesaria y un acceso irrestricto para que la asistencia
especializada llegue a las mujeres y los nin~os tomados como rehenes en las
zonas de conflicto armado;

     4.   Pide al Secretario General y a todas las organizaciones
internacionales competentes que hagan uso de toda su capacidad y desplieguen
los mayores esfuerzos para facilitar la liberacio'n de todas las mujeres y los
nin~os tomados como rehenes en zonas de conflicto armado;

     5.   Pide tambie'n al Secretario General que presente a la Comisio'n
sobre la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer en su 41§ peri'odo de
sesiones un informe acerca de la aplicacio'n de la presente resolucio'n.


        Resolucio'n 40/2.  Integracio'n de la mujer en el proceso de paz del
                                 Oriente Medio*

     La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

     Recordando la resolucio'n 50/21 de la Asamblea General, de 12 de
diciembre de 1995; la resolucio'n 1995/52 del Consejo Econo'mico y Social, de
28 de julio de 1995, y la resolucio'n 39/3 de la Comisio'n de la Condicio'n
Juri'dica y Social de la Mujer, de 31 de marzo de 1995,

     Recordando tambie'n la Declaracio'n y Plataforma de Accio'n de Beijing,
aprobadas en la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer11,

     Subrayando que el logro de una solucio'n amplia, justa y duradera del
conflicto del Oriente Medio constituir  un aporte significativo al
fortalecimiento de la paz y la seguridad internacionales,

     Recordando la convocacio'n de la Conferencia de Paz sobre el Oriente
Medio en Madrid, el 30 de octubre de 1991, sobre la base de las resoluciones
242 (1967) y 338 (1973) del Consejo de Seguridad, de 22 de noviembre de 1967 y
22 de octubre de 1973 respectivamente; y las negociaciones bilaterales
posteriores, asi' como las reuniones de los grupos de trabajo multilaterales, 
y tomando nota con satisfaccio'n del amplio apoyo internacional que ha 
recibido el proceso de paz,

     Observando la participacio'n plena, continua y constructiva de las
Naciones Unidas, en su car cter de entidad extrarregional, en la labor de 
los grupos de trabajo multilaterales,

     Teniendo presentes la Declaracio'n de Principios sobre los Acuerdos
relacionados con un Gobierno Auto'nomo Provisional12/ y acuerdos ulteriores
concertados en el contexto del proceso de paz del Oriente Medio,

     Teniendo en cuenta la seccio'n E del capi'tulo IV de la Plataforma de
Accio'n de Beijing, relativa a las mujeres y los conflictos armados,

     *    El examen figura en los p rrafos 36 a 41 del capi'tulo II.


     1.   Acoge con benepl cito el proceso de paz iniciado en Madrid, y apoya
las negociaciones bilaterales subsiguientes;

     2.   Destaca la importancia de alcanzar una paz amplia, justa y duradera
en el Oriente Medio, expresa su pleno apoyo a los logros del proceso de paz
hasta el momento e insta a todas las partes a que apliquen los acuerdos
alcanzados;

     3.   Insta a los gobiernos, o'rganos intergubernamentales y
organizaciones no gubernamentales a que incluyan a las mujeres en el proceso
de paz;

     4.   Insta adem s a los gobiernos, o'rganos intergubernamentales y
organizaciones no gubernamentales a que apoyen la aplicacio'n de la
Declaracio'n de Principios y a que presten asistencia al pueblo palestino para
velar por la formacio'n poli'tica de la mujer palestina y su participacio'n en
la vida poli'tica;

     5.   Celebra los resultados de la Conferencia de apoyo a la paz en el
Oriente Medio, convocada en Washington el 1§ de octubre de 1993, entre ellos
el establecimiento del Comite' Especial de Enlace y la labor del Grupo
Consultivo del Banco Mundial; celebra asimismo el nombramiento del
"Coordinador Especial de las Naciones Unidas en los territorios ocupados" por
parte del Secretario General, y exhorta a los Estados Miembros a que agilicen
la prestacio'n de asistencia econo'mica, financiera y te'cnica al pueblo
palestino, en particular a las mujeres y a los nin~os palestinos, durante el
peri'odo provisional;

     6.   Respalda la declaracio'n formulada en la Cumbre de los promotores de
la paz, celebrada en Sharm el-Sheikh el 13 de marzo de 1996, cuyos objetivos
son realzar el proceso de paz, fomentar la seguridad y combatir el terrorismo,
y condena los ataques terroristas en el Oriente Medio que tratan de socavar el
proceso de paz y que han ocasionado la pe'rdida de vidas y provocado lesiones
a las mujeres y a sus familias;

     7.    Exhorta a todos los Estados Miembros a que presten asistencia
econo'mica, financiera y te'cnica a las partes en la regio'n y a que apoyen el
proceso de paz, especialmente en lo que tiene que ver con las mujeres;

     8.   Insta a los Estados Miembros a que velen por que toda la asistencia
econo'mica, financiera y te'cnica que se preste a las partes en la regio'n
tome en cuenta el papel de la mujer como participante y beneficiaria de pleno
derecho;

        Considera que un papel activo de las Naciones Unidas en el proceso de
paz del Oriente Medio y en la prestacio'n de asistencia para aplicar la
Declaracio'n de Principios puede contribuir de manera positiva al mejoramiento
de la condicio'n de la mujer.


       Resolucio'n 40/3.  Integracio'n de los derechos humanos de la mujer*

     La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

     Recordando todas las resoluciones pertinentes, en particular la
resolucio'n 50/203 de la Asamblea General, de 22 de diciembre de 1995, 
en la que, entre otras cosas, la Asamblea hizo suyas la Declaracio'n y
Plataforma de Accio'n de Beijing adoptada en la Cuarta Conferencia 
Mundial sobre la Mujer13/,

     *    El examen figura en los p rrafos 42 a 44 del capi'tulo II.a, 


     Acogiendo con benepl cito la Declaracio'n y Programa de Accio'n de Viena
aprobados por la Conferencia Mundial de Derechos Humanos14/, en que se
subrayo' que los derechos humanos de la mujer y de la nin~a eran parte
inalienable, integrante e indivisible de los derechos humanos universales y se
recalco' que esos derechos debi'an integrarse en las principales actividades
de todo el sistema de las Naciones Unidas, y observando que, con arreglo a la
Declaracio'n y Programa de Accio'n de Viena, es preciso adoptar medidas para
aumentar la cooperacio'n y fomentar una mayor integracio'n de objetivos y
metas entre la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer, la
Comisio'n de Derechos Humanos, el Comite' para la Eliminacio'n de la
Discriminacio'n contra la Mujer, el Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas
para la Mujer, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y otros
o'rganos de las Naciones Unidas,

     Recordando que la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas
de discriminacio'n contra la mujer15/ es un instrumento internacional clave de
derechos humanos para la promocio'n y proteccio'n de los derechos humanos de
la mujer, y reconociendo sus funciones codificadoras e innovadoras,

     Tomando nota de las importantes funciones que la Comisio'n de la
Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer y el Comite' para la Eliminacio'n de
la Discriminacio'n contra la Mujer han de desempen~ar para lograr que en la
labor general de las Naciones Unidas en materia de derechos humanos se tenga
m s en cuenta la desigualdad entre los sexos y para promover la aplicacio'n
universal e indivisible de los derechos humanos de la mujer,

     Reafirmando la importancia de la aprobacio'n por la Asamblea General de
la Declaracio'n sobre la eliminacio'n de la violencia contra la mujer16/, y
recordando la resolucio'n 1994/45 de la Comisio'n de Derechos Humanos, de 4 de
marzo de 199417/, en que la Comisio'n de Derechos Humanos resolvio' nombrar,
por un peri'odo de tres an~os, un Relator Especial sobre la violencia contra
la mujer, sus causas y consecuencias, asi' como la resolucio'n 1995/85 de la
Comisio'n de Derechos Humanos, de 8 de marzo de 1995, sobre la eliminacio'n de
la violencia contra la mujer18/,

     1.   Subraya la necesidad de intensificar los esfuerzos de cooperacio'n y
coordinacio'n para integrar la igualdad de derechos y los derechos humanos de
todas las mujeres y las nin~as en las actividades de todo el sistema de las
Naciones Unidas y de abordar esas cuestiones regular y sistem ticamente por
intermedio de los o'rganos y mecanismos competentes;

     2.   Acoge con satisfaccio'n el informe del Secretario General sobre la
medida en que los mecanismos de derechos humanos se han ocupado de las
violaciones de los derechos humanos de la mujer19/, y hace suyas las
recomendaciones que contiene;

     3.   Acoge con satisfaccio'n el informe del Secretario General sobre el
plan de trabajo conjunto de la Divisio'n para el Adelanto de la Mujer y el
Centro de Derechos Humanos20/ para mejorar la cooperacio'n entre la Divisio'n
y el Centro como elemento de la integracio'n de los derechos humanos de la
mujer;

     4.   Toma nota de la peticio'n formulada por la Comisio'n de Derechos
Humanos en su resolucio'n 1995/86, de 8 de marzo de 199518, de que los
relatores especiales, los representantes, los expertos y los presidentes 
de los grupos de trabajo de la Comisio'n de Derechos Humanos, en las reuniones
que celebren en el futuro sobre la mejora de la cooperacio'n y el 
intercambio de informacio'n, aborden la cuestio'n de las violaciones de los
derechos humanos de la mujer;

     5.   Recuerda que la Comisio'n de Derechos Humanos, en su resolucio'n
1994/45 rogo' al Secretario General que garantizara que los informes del
Relator Especial sobre la violencia contra la mujer, con inclusio'n de sus
causas y consecuencias, se sen~alaran a la atencio'n de la Comisio'n sobre la
Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer para contribuir a los trabajos de la
Comisio'n en el sector de la violencia contra la mujer;

     6.   Toma nota de la resolucio'n 50/170 de la Asamblea General, de 22 de
diciembre de 1995, en la que la Asamblea observa con agrado que los
presidentes de los o'rganos creados en virtud de tratados sobre derechos
humanos insisten en que esos o'rganos vigilen de cerca el disfrute de los
derechos humanos por la mujer, en el  mbito de competencia de cada uno;

     7.   Alienta a la Divisio'n para el Adelanto de la Mujer a que transmita,
por conducto del Centro de Derechos Humanos, cualquier material pertinente que
reciba o prepare para informacio'n de los o'rganos creados en virtud de
tratados en el desempen~o de su cometido;

     8.   Alienta a la Divisio'n para el Adelanto de la Mujer a que contin£e
preparando metodologi'as para analizar las perspectivas de ge'nero en los
informes de los Estados Partes que examinen los o'rganos creados en virtud de
tratados;

     9.   Alienta a la Divisio'n para el Adelanto de la Mujer a que coopere
con el Relator Especial sobre la violencia contra la mujer, con inclusio'n de
sus causas y consecuencias y le preste asistencia, intercambiando informacio'n
de forma autom tica y perio'dica y remitiendo r pidamente cualquier material
pertinente que reciba o prepare sobre la violencia contra la mujer;

     10.  Subraya la necesidad de desarrollar y fortalecer el papel de los
n£cleos coordinadores de los derechos humanos de la mujer, tanto en el Centro
de Derechos Humanos como en la Divisio'n para el Adelanto de la Mujer, y de
velar por la cooperacio'n y coordinacio'n entre los dos o'rganos sobre una
base continua;

     11.  Alienta a la Divisio'n para el Adelanto de la Mujer y al Centro de
Derechos Humanos a que exploren las posibilidades de proporcionar
capacitacio'n en materia de derechos humanos de la mujer y de que el personal
de la Divisio'n para el Adelanto de la Mujer reciba formacio'n en cuestiones
relativas a los derechos humanos en general;

     12.  Alienta los esfuerzos realizados por el Alto Comisionado para los
Derechos Humanos en el marco del mandato establecido por la Asamblea General
en su resolucio'n 48/141, de 20 de diciembre de 1993, para promocionar y
proteger los derechos humanos de la mujer, en particular, sus esfuerzos para
coordinar las actividades de los o'rganos, organismos y mecanismos pertinentes
de las Naciones Unidas que se ocupan de los derechos humanos, al considerar
las violaciones de los derechos humanos de la mujer;

     13.  Subraya la necesidad de que todos los organismos, o'rganos e
instituciones pertinentes de las Naciones Unidas incluyan en sus actividades
informacio'n sobre las violaciones de los derechos humanos relacionadas con el
ge'nero e integren las conclusiones en todos sus programas y actividades;

     14.  Insta a los Estados a que tengan presente la composicio'n por sexos 
de los o'rganos creados en virtud de tratados a la hora de nombrar y elegir
candidatos para tales o'rganos;

     15.  Hace hincapie' en la necesidad de que se incorpore una perspectiva
de ge'nero en todas las actividades del Decenio de las Naciones Unidas para la
educacio'n en la esfera de los derechos humanos y en la importancia de que se
integren en el informe de mediados del decenio y en el informe final los
derechos humanos de la mujer, y de que el Alto Comisionado de las Naciones
Unidas para los Derechos Humanos determine en su evaluacio'n de esos informes
si los derechos humanos de la mujer son una cuestio'n principal;

     16.  Pide al Secretario General que informe a la Comisio'n de la
Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer, en su 41§ peri'odo de sesiones de 
1997, sobre la aplicacio'n de la presente resolucio'n;

     17.  Decide seguir ocup ndose de esta cuestio'n y, en particular,
examinar en su 41§ peri'odo de sesiones el progreso alcanzado y los planes
elaborados.


                   Resolucio'n 40/4.  Trata de mujeres y nin~as*

     La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

     Reafirmando su fe en los derechos humanos fundamentales, en la dignidad y
el valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de hombres y
mujeres, consagrados en la Carta de las Naciones Unidas, y en los principios
establecidos en la Declaracio'n Universal de Derechos Humanos21/, la
Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas de discriminacio'n
contra la mujer22/, los Pactos internacionales de derechos humanos23/, la
Convencio'n contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o
Degradantes24/, la Convencio'n sobre los Derechos del Nin~o25/, y la
Declaracio'n sobre la eliminacio'n de la violencia contra la mujer26/,

     Recordando las resoluciones 49/166, de 23 de diciembre de 1994, y 50/167,
de 22 de diciembre de 1995, de la Asamblea General, la resolucio'n 39/6,
de 29 de marzo de 199527/, de la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social
de la Mujer y las resoluciones 1994/45, de 4 de marzo de 1994 28/, y 1995/25,
de 3 de marzo de 1995 29/, de la Comisio'n de Derechos Humanos, relativas al
tr fico de mujeres y nin~as,

     *    El examen figura en los p rrafos 45 a 47 del capi'tulo II.


     Haciendo suyas las conclusiones y recomendaciones formuladas en recientes
conferencias internacionales, inclusive la Conferencia Mundial de Derechos
Humanos celebrada en Viena, la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social
celebrada en Copenhague, la Conferencia Internacional sobre la Poblacio'n y el
Desarrollo celebrada en El Cairo, y la Cuarta Conferencia Mundial sobre la
Mujer celebrada en Beijing, relativas a los derechos humanos de la mujer y la
nin~a,

     Teniendo en cuenta la necesidad de reforzar la aplicacio'n de todos los
instrumentos pertinentes de derechos humanos para combatir y eliminar,
inclusive mediante la cooperacio'n internacional, la trata organizada de
mujeres y nin~os, incluida la trata con fines de explotacio'n sexual,
pornografi'a, prostitucio'n y turismo sexual, y para prestar servicios
juri'dicos y sociales a las vi'ctimas, sin excluir las disposiciones sobre
cooperacio'n internacional para enjuiciar y castigar a los responsables de la
explotacio'n organizada de mujeres y nin~os, 

     Reconociendo que el problema del tr fico victimiza tambie'n a nin~os y
adolescentes varones,

     Acogiendo con benepl cito la decisio'n adoptada por la Comisio'n de
Prevencio'n del Delito y Justicia Penal en su resolucio'n 3/2, de 6 de mayo
de 199430/, de examinar la trata internacional de menores en su cuarto
peri'odo de sesiones, en el contexto de su debate sobre la cuestio'n de la
delincuencia transnacional organizada,

     Preocupada por el n£mero cada vez mayor de mujeres y nin~as de pai'ses en
desarrollo y de algunos pai'ses de economi'a en transicio'n que son vi'ctimas
de los traficantes,

     Tomando nota de la necesidad de despertar una mayor conciencia de la
funcio'n importante que cumplen los medios de comunicacio'n, incluidas las
nuevas formas de tecnologi'a inform tica, para informar y educar al p£blico
sobre las causas y los efectos de la violencia contra la mujer y estimular el
debate p£blico del tema,

     Consciente de la necesidad urgente de que se adopten medidas eficaces en
los planos nacional, regional e internacional con el objeto de proteger a las
mujeres y a las nin~as de esta trata infame, 

     Acogiendo con benepl cito la celebracio'n de reuniones nacionales,
regionales e internacionales sobre la trata de personas, con miras a proponer
medidas para erradicar la trata de mujeres y nin~as,

     1.   Pide a los gobiernos de los pai'ses de origen, tr nsito o destino y
a las organizaciones regionales e internacionales, seg£n corresponda, que
apliquen la Plataforma de Accio'n de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la
Mujer31/:

     a)   Considerando la posibilidad de ratificar y aplicar las convenciones
internacionales sobre trata de personas y esclavitud;

     b)   Adoptando medidas adecuadas para afrontar los factores
fundamentales, incluso los externos, que alientan la trata de mujeres y nin~as
con fines de prostitucio'n y otras formas de sexo comercial, matrimonios
forzados y trabajo forzado, con miras a eliminar el tr fico de mujeres,
inclusive mediante el fortalecimiento de la legislacio'n existente a fin de
proteger mejor los derechos de la mujer y la nin~a y de sancionar a los
autores con medidas penales y civiles;

     c)   Reforzando la cooperacio'n y la accio'n concertada de todas las
autoridades e instituciones pertinentes encargadas del cumplimiento de la ley
a fin de desmantelar las redes nacionales, regionales e internacionales de
trata de personas;

     d)   Asignando recursos a fin de establecer programas amplios destinados
a curar y rehabilitar a las vi'ctimas de la trata de personas para que puedan
reintegrarse a la sociedad, inclusive mediante capacitacio'n en el empleo, y
la prestacio'n de asistencia juri'dica y atencio'n confidencial de la salud,
adoptando medidas a fin de cooperar con las organizaciones no gubernamentales
para prestar atencio'n social, me'dica y psicolo'gica a esas vi'ctimas;

     e)   Elaborando programas y poli'ticas de educacio'n y capacitacio'n y
considerando la posibilidad de promulgar leyes encaminadas a impedir el
turismo sexual y la trata de personas, con especial hincapie' en la
proteccio'n de las nin~as y nin~os;

     2.   Alienta a los gobiernos, los o'rganos y organismos pertinentes del
sistema de las Naciones Unidas, las organizaciones intergubernamentales y no
gubernamentales a reunir y compartir informacio'n acerca de todos los aspectos
de la trata de mujeres y nin~as con el objeto de facilitar la elaboracio'n de
medidas dirigidas contra la trata de personas y a adoptar medidas adecuadas
para crear una mayor conciencia p£blica sobre el problema;

     3.   Exhorta a todos los gobiernos a adoptar medidas adecuadas para
impedir que los traficantes usen y exploten indebidamente actividades
econo'micas como el desarrollo del turismo y la exportacio'n del trabajo;

     4.   Acoge con benepl cito la resolucio'n 50/167 de la Asamblea General,
de 22 de diciembre de 1995, en que la Asamblea invitaba al Alto Comisionado de
las Naciones Unidas para los Derechos Humanos a que, al ocuparse de los
obst culos que impiden la realizacio'n de los derechos humanos de las mujeres,
en particular en sus entrevistas con la Relatora Especial de la Comisio'n de
Derechos Humanos sobre la violencia contra la mujer y con el Relator Especial
de la Comisio'n de Derechos Humanos sobre la prevencio'n de la venta de
nin~os, la prostitucio'n infantil y la utilizacio'n de nin~os en la
pornografi'a, incluyera la trata de mujeres y nin~as entre sus asuntos
prioritarios;

     5.   Acoge tambie'n con benepl cito la solicitud de la Asamblea General a
la Comisio'n de Derechos Humanos para que aliente al Grupo de Trabajo sobre
las Formas Contempor neas de la Esclavitud (Subcomisio'n de Prevencio'n de
Discriminacio'n y Proteccio'n a las Minori'as) a que contin£e ocup ndose de la
cuestio'n de la trata de mujeres y nin~as en el contexto de la preparacio'n
del proyecto de programa de accio'n sobre la trata de personas y la
explotacio'n de la prostitucio'n ajena32/;

     6.   Acoge con benepl cito la decisio'n de la Asamblea General de dedicar
el Di'a Internacional para la Abolicio'n de la Esclavitud, el 2 de diciembre
de 1996, al problema de la trata de personas, especialmente mujeres y nin~os,
y destinar una sesio'n del quincuage'simo primer peri'odo de sesiones de la
Asamblea General al examen de ese problema33/;

     7.   Decide seguir ocup ndose de la cuestio'n y examinar, en su 42§
peri'odo de sesiones, los informes de los relatores especiales y de las
organizaciones y organismos pertinentes a fin de formular las recomendaciones
apropiadas a la Asamblea General en su quincuage'simo tercer peri'odo de
sesiones, por conducto del Consejo Econo'mico y Social.


Resolucio'n 40/5.  Instituto Internacional de Investigaciones y
                   Capacitacio'n para la Promocio'n de la Mujer* 

     La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

     Recordando la resolucio'n 50/163 de la Asamblea General, de 22 de
diciembre de 1995, en que la Asamblea reafirmo' el mandato original y la
capacidad propia del Instituto Internacional de Investigaciones y
Capacitacio'n para la Promocio'n de la Mujer para llevar a cabo
investigaciones y actividades de capacitacio'n para el adelanto de la mujer,
de conformidad con lo estipulado en la resolucio'n 3520 (XXX) de la Asamblea
General, de 15 de diciembre de 1975,

     Subrayando la necesidad de una investigacio'n independiente que permita
orientar la formulacio'n de poli'ticas y la ejecucio'n de proyectos hacia los
problemas y las nuevas cuestiones de intere's para la mujer, asi' como el
papel de las actividades del Instituto en este contexto, 

     1.   Destaca la singular funcio'n que cabe al Instituto como £nica
entidad dentro del sistema de la Naciones Unidas dedicada exclusivamente a la
investigacio'n y la capacitacio'n para el adelanto de la mujer y su
integracio'n en el desarrollo y subraya la importancia de ofrecer los
resultados de su investigacio'n para fines de poli'tica, como base para
actividades operacionales y para la ejecucio'n de la Plataforma de Accio'n
aprobada por la Cuarta Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Mujer34/;

     2.   Reafirma el p rrafo 360 de la Plataforma de Accio'n en el sentido de
que, en reconocimiento de las funciones de los fondos, programas y organismos
especializados de las Naciones Unidas, en particular las funciones del Fondo
de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer y del Instituto en la
potenciacio'n del papel de la mujer y, por lo tanto en la aplicacio'n de la
Plataforma de Accio'n dentro de sus respectivos mandatos, entre otras cosas,
mediante sus actividades de investigacio'n, capacitacio'n e informacio'n para
el adelanto de la mujer, asi' como la prestacio'n de asistencia te'cnica y
financiera para incluir una perspectiva basada en el ge'nero en las
actividades dedesarrollo, los recursos proporcionados por la comunidad
internacional deben ser suficientes y mantenerse en un nivel adecuado;

     3.   Subraya la necesidad de que el Instituto siga desarrollando una
cooperacio'n activa y estrecha con los organismos especializados y
organizaciones afines del sistema de las Naciones Unidas y con otras
Instituciones;

     4.   Reconoce el papel especial que debe desempen~ar el Instituto en la
ejecucio'n de la Plataforma de Accio'n;

     5.   Encomia la labor que realiza el Instituto en relacio'n con la
pobreza en todos sus grados que entraba de manera tan dram tica el adelanto de
la mujer, mediante la coordinacio'n de actividades de investigacio'n y
capacitacio'n en temas tales como el poder econo'mico y poli'tico de la mujer;
estadi'sticas e indicadores en cuestiones relativas al ge'nero; las
comunicaciones; la mujer, los recursos naturales y el desarrollo sostenible;
el agua, el saneamiento y el manejo de desechos; las fuentes renovables de
energi'a y cuestiones relativas a diferentes grupos de la poblacio'n como las
nin~as, las ancianas, las mujeres desplazadas, las refugiadas y las mujeres
migrantes y las mujeres de las zonas rurales; 

     6.   Exhorta al Secretario General a cumplir los mandatos enunciados en
la resolucio'n 49/163 de la Asamblea General, de 20 de diciembre de 1994.


        Resolucio'n 40/6.  Violencia contra las trabajadoras migratorias*

     La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

     Teniendo presente que en la Carta de las Naciones Unidas se reafirma la
fe en los derechos humanos y las libertades fundamentales, en la dignidad y el
valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de hombres y mujeres,

     Reafirmando los principios enunciados en la Declaracio'n Universal de
Derechos Humanos35/ y en la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las
formas de discriminacio'n contra la mujer36/,

     Recordando las resoluciones de la Asamblea General 47/96, de 16 de
diciembre de 1992, 48/110, de 20 de diciembre de 1993, 49/165, de 23 de
diciembre de 1994, y 50/168, de 22 de diciembre de 1995, y las resoluciones de
la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer 38/7, de 18 de
marzo de 199437/, y 39/7, de 31 de marzo de 199538/, asi' como la Declaracio'n
sobre la eliminacio'n de la violencia contra la mujer, aprobada por la
Asamblea General en su cuadrage'simo octavo peri'odo de sesiones39/, y la
recomendacio'n general 19 sobre la violencia contra la mujer del Comite' para
la Eliminacio'n de la Discriminacio'n contra la Mujer,

     *    El examen figura en los p rrafos 51 a 53 del capi'tulo II.


     Acogiendo con benepl cito las conclusiones y recomendaciones de las
conferencias internacionales recientes, incluida la Conferencia Mundial de
Derechos Humanos, celebrada en Viena en junio de 1993, la Conferencia
Internacional sobre la Poblacio'n y el Desarrollo, celebrada en El Cairo en
septiembre de 1994, la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, celebrada en
Copenhague en marzo de 1995, y la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer,
celebrada en Beijing en septiembre de 1995, en relacio'n con la promocio'n y
proteccio'n de los derechos y las libertades fundamentales de las mujeres,
incluidas las trabajadoras migratorias,

     Tomando nota del gran n£mero de mujeres procedentes de los pai'ses en
desarrollo y de algunos pai'ses con economi'as en transicio'n que siguen
emigrando a pai'ses m s pro'speros en busca de medios de vida para si' mismas
y para sus familias, como consecuencia de la pobreza, el desempleo y otras
condiciones socioecono'micas,

     Reconociendo que es obligacio'n de los pai'ses de origen proteger y
promover los intereses de sus ciudadanos que buscan u obtienen empleo en otros
pai'ses, proporcionarles capacitacio'n y educacio'n apropiadas e informarles
acerca de sus derechos y obligaciones en los pai'ses de empleo,

     Consciente de la obligacio'n moral de los pai'ses receptores o de acogida
de garantizar los derechos humanos y las libertades fundamentales de todas las
personas que se encuentren en su territorio, con inclusio'n de las
trabajadoras migratorias, que son doblemente vulnerables por ser mujeres y por
ser extranjeras,

     Tomando nota de las medidas adoptadas por algunos pai'ses receptores para
aliviar la difi'cil situacio'n de las trabajadoras migratorias que residen en
zonas bajo su jurisdiccio'n,

     Observando con preocupacio'n, no obstante, que se sigue informando de
abusos graves y actos de violencia cometidos contra las trabajadoras
migratorias por ciertos empleadores en algunos pai'ses de acogida, 

     Haciendo hincapie' en que los actos de violencia dirigidos contra las
mujeres menoscaban o anulan la posibilidad de que las mujeres disfruten sus
derechos humanos y sus libertades fundamentales,

     1.   Exhorta a los Estados Miembros de las Naciones Unidas a que adopten
medidas para la aplicacio'n efectiva de la Declaracio'n sobre la eliminacio'n
de la violencia contra la mujer, y las apliquen tambie'n en el caso de las
trabajadoras migratorias, asi' como todas las medidas pertinentes emanadas de
conferencias mundiales recientes;

     2.   Invita a los Estados interesados, especialmente a los Estados de
origen y de acogida de las trabajadoras migratorias, a que celebren consultas
perio'dicas con objeto de identificar las esferas en que se plantean problemas
en lo que respecta a promover y proteger los derechos de las trabajadoras
migratorias y asegurarles el acceso a servicios de salud, juri'dicos y
sociales, adoptando medidas concretas para resolver esos problemas,
estableciendo, de ser necesario, servicios y mecanismos accesibles desde el
punto de vista lingi'stico y cultural para dar aplicacio'n a esas medidas y,
en general, creando condiciones que promuevan una mayor armoni'a y tolerancia
entre las trabajadoras migratorias y el resto de la sociedad en que residen;

     3.   Alienta a los Estados Miembros de las Naciones Unidas, en particular
los pai'ses de origen de las trabajadoras migratorias y aquellos que las
acogen, a que aseguren la proteccio'n de los derechos y las libertades
fundamentales de las trabajadoras migratorias definidos en los convenios y
acuerdos internacionales, teniendo en cuenta las conclusiones de las
conferencias internacionales recientes;

     4.   Insta a los gobiernos a que aprueben o apliquen y perio'dicamente
revisen y analicen las leyes pertinentes a fin de asegurar su eficacia en la
tarea de eliminar la violencia contra la mujer, haciendo hincapie' en la
prevencio'n de la violencia y el enjuiciamiento de los responsables, y a que
tomen medidas para garantizar la proteccio'n de las mujeres vi'ctimas de la
violencia, el acceso a recursos justos y eficaces, incluida la reparacio'n e
indemnizacio'n y la curacio'n de las vi'ctimas y la rehabilitacio'n de los
agresores; 

     5.   Reconoce la vulnerabilidad a la violencia y otras formas de malos
tratos de las inmigrantes, incluidas las trabajadoras migratorias cuya
condicio'n juri'dica en el pai's de acogida depende de los empleadores, que
pueden explotar su situacio'n;

     6.   Alienta a los Estados Miembros a que consideren la posibilidad de
firmar y ratificar la Convencio'n internacional sobre la proteccio'n de los
derechos de los trabajadores migratorios y de sus familiares, o de adherirse a
ella40/;

     7.   Insta a todos los Estados a que estudien la posibilidad de adoptar
medidas para impedir que las trabajadoras migratorias sean vi'ctimas de la
trata de mujeres y que castiguen a los tratantes, entre otras cosas,
ratificando el Convenio para la represio'n de la trata de personas y de la
explotacio'n de la prostitucio'n ajena41/;

     8.   Recomienda al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los
Derechos Humanos y a la Relatora Especial de la Comisio'n de Derechos Humanos
sobre la violencia contra la mujer, asi' como a todos los o'rganos y programas
pertinentes del sistema de las Naciones Unidas, que al abordar el problema de
la violencia contra la mujer, presten atencio'n especial a la violencia
perpetrada contra las trabajadores migratorias, y suministren informacio'n al
Secretario General para que la incluya en su informe a la Asamblea General;

     9.   Acoge con benepl cito la celebracio'n, prevista para los di'as 27 a
31 de mayo de 1996, de una reunio'n de un grupo de expertos de las Naciones
Unidas sobre la cuestio'n de la violencia contra las trabajadoras migratorias,
con la participacio'n de la Relatora Especial de la Comisio'n de Derechos
Humanos sobre la violencia contra la mujer, en cumplimiento de la resolucio'n
50/168, cuyo cometido ser  formular recomendaciones para mejorar la
coordinacio'n de las diversas actividades de las organizaciones de las
Naciones Unidas en relacio'n con el problema de la violencia contra las
trabajadoras migratorias y elaborar indicadores concretos que sirvan de base
para determinar la situacio'n de las trabajadoras migratorias, a fin de 
presentarlos por los conductos ordinarios a la Asamblea General en su
quincuage'simo primer peri'odo de sesiones.


Resolucio'n 40/7.  Logro de los objetivos estrate'gicos y medidas    
                   que han de adoptarse en la esfera de especial    
                   preocupacio'n:  la mujer y los medios de difusio'n*

     La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

     Recordando la Declaracio'n sobre la eliminacio'n de la violencia contra
la mujer aprobada en 199342/,

     Refirie'ndose a la Plataforma de Accio'n de Toronto43/ relativa al acceso
de las periodistas a la expresio'n y la adopcio'n de decisiones, 

     1.   Reafirma las disposiciones del Programa de Accio'n aprobado por la
Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer44/, en particular los p rrafos 131
y 135, relativos a las violaciones de los derechos humanos de la mujer y a la
intolerancia religiosa, la violencia extremista y el terrorismo que afectan
particularmente a las mujeres a causa de su condicio'n en la sociedad y de su
sexo;

     2.   Reafirma asimismo el p rrafo 145 f) de la Plataforma de Accio'n, en
que se insta a la comunidad internacional a que condene todas las formas y
manifestaciones del terrorismo y adopte medidas contra e'l;

     3.   Reconoce que los periodistas, en particular las periodistas, debido
a su profesio'n y a su ge'nero, son un blanco f cil y privilegiado de los
actos de violencia e intolerancia y de los atentados terroristas; 

     4.   Condena los asesinatos y los actos de violencia y de terrorismo
perpetrados contra periodistas en razo'n de su sexo y profesio'n, en
particular en Argelia;

     5.   Encomia a todas las mujeres que, con valor, abnegacio'n y
determinacio'n, siguen contribuyendo a trave's de los medios de difusio'n al
mejoramiento de la condicio'n de la mujer;

     6.   Insta a las Naciones Unidas, la Organizacio'n de las Naciones Unidas
para la Educacio'n, la Ciencia y la Cultura y la comunidad internacional a que
a£nen sus esfuerzos a fin de intensificar, de conformidad con el Programa de
Accio'n, la lucha contra el terrorismo, todas las formas de intolerancia y
violencia y todas las violaciones de los derechos humanos de la mujer, que
constituyen un grave obst culo para el logro de los objetivos de igualdad,
desarrollo y paz proclamados en las Estrategias de Nairobi orientadas hacia el
futuro para el adelanto de la mujer45/.

     *    El examen figura en los p rrafos 54 a 56 del capi'tulo II.


Resolucio'n 40/8.  Elaboracio'n de un proyecto de protocolo facultativo
                   de la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las 
                   formas de discriminacio'n contra la mujer*          

     La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

     Recordando que en la Declaracio'n y Programa de Accio'n de Viena46/ y en
la Declaracio'n y Plataforma de Accio'n de Beijing47/ se exhorto' a los
gobiernos a que apoyaran el proceso de elaboracio'n de un proyecto de
protocolo facultativo de la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las
formas de discriminacio'n contra la mujer,

     Acogiendo con benepl cito el proceso iniciado por el Grupo de Trabajo de
composicio'n abierta encargado de elaborar un proyecto de protocolo
facultativo de la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas de
discriminacio'n contra la mujer, 

     1.   Pide al Secretario General que invite a los gobiernos y a las
organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales a que aporten nuevas
opiniones sobre un protocolo facultativo de la Convencio'n, teniendo presentes
los elementos que figuran en la sugerencia No. 7, aprobada por el Comite' para
la Eliminacio'n de la Discriminacio'n contra la Mujer en su 41§ peri'odo de
sesiones48/, asi' como las deliberaciones del Grupo de Trabajo; 

     2.   Pide al Secretario General que presente a la Comisio'n de la
Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer, en su 41§ peri'odo de sesiones, un
informe amplio que incluya una si'ntesis de las opiniones solicitadas en el
p rrafo 1 supra;

     3.   Pide tambie'n al Secretario General que presente a la Comisio'n
sobre la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer, en su 41§ peri'odo de
sesiones, una resen~a comparada de los procedimientos y pr cticas establecidos
con arreglo a los instrumentos internacionales de derechos humanos y a la
Carta de las Naciones Unidas en relacio'n con las comunicaciones y las
investigaciones consiguientes;

     4.   Recomienda al Consejo Econo'mico y Social que apruebe el proyecto de
decisio'n titulado "Renovacio'n del mandato del Grupo de Trabajo de
composicio'n abierta encargado de elaborar un proyecto de protocolo
facultativo de la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas de
discriminacio'n contra la mujer"49/.

     *    El examen figura en el capi'tulo IV.


Resolucio'n 40/9.  Logro de los objetivos estrate'gicos y medidas
                   que han de adoptarse en la esfera de especial
                   preocupacio'n:  la pobreza*                   

     La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

     Recordando la resolucio'n 50/203 de la Asamblea General, de 22 de
diciembre de 1995, sobre el seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial sobre
la Mujer,

     Recordando tambie'n la resolucio'n 49/110 de la Asamblea General, de 19
de diciembre de 1994, y otras resoluciones pertinentes de la Asamblea
relativas a la cooperacio'n internacional para la erradicacio'n de la pobreza
en los pai'ses en desarrollo,

     Recordando adem s la resolucio'n 50/107 de la Asamblea General, de 20 de
diciembre de 1995, relativa a la observancia del An~o Internacional para la
Erradicacio'n de la Pobreza y a la proclamacio'n del Primer Decenio de las
Naciones Unidas para la Erradicacio'n de la Pobreza,

     Reafirmando la importancia de los resultados de la Cuarta Conferencia
Mundial sobre la Mujer, celebrada en Beijing del 4 al 15 de septiembre de
1995, asi' como las principales conferencias y cumbres organizadas por las
Naciones Unidas desde 1990, en particular, la Cumbre Mundial sobre Desarrollo
Social, celebrada en Copenhague en marzo de 1995, 

     Reconociendo que la erradicacio'n de la pobreza exigir  la aplicacio'n y
la integracio'n de estrategias en los planos nacional e internacional en todas
las esferas de especial preocupacio'n que figuran en la Plataforma de Accio'n
aprobada por la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer50/,

     Tomando nota del informe del Secretario General sobre la pobreza51/ en el
seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer y de los debates
celebrados sobre esa cuestio'n en el 40§ peri'odo de sesiones de la Comisio'n
de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

     Reafirmando las resoluciones de la Asamblea General 50/173, de 22 de
diciembre de 1995, sobre el Decenio de las Naciones Unidas para la educacio'n
en la esfera de los derechos humanos, 1995-2004, y 49/184, de 23 de diciembre
de 1994, en que la Asamblea expreso' su conviccio'n de que cada mujer, hombre
y nin~o, para materializar su pleno potencial humano debe ser consciente de
todos sus derechos humanos y libertades fundamentales, incluido el derecho al
desarrollo,

     Reconociendo que es crucial la integracio'n de una perspectiva de ge'nero
en todas las poli'ticas y programas encaminados a luchar contra la pobreza,
porque las mujeres constituyen la mayor parte de la poblacio'n que vive en la
pobreza,


     *    El examen figura en los p rrafos 62 a 69 del capi'tulo II.


     Reconociendo tambie'n que la plena aplicacio'n de los derechos humanos de
la mujer y de la nin~a, como parte inalienable, integral e indivisible de los
derechos humanos y las libertades fundamentales, es esencial para el adelanto
de la mujer,

     Reconociendo adem s que es fundamental el compromiso de los gobiernos es
para luchar contra la pobreza y mejorar las condiciones de vida de mujeres y
hombres,

     Reconociendo que los esfuerzos nacionales e internacionales para
erradicar la pobreza exigen la participacio'n plena e igualitaria de la mujer
en la formulacio'n y aplicacio'n de poli'ticas que tengan plenamente en cuenta
la perspectiva de ge'nero y que habiliten a la mujer para convertirse en una
aute'ntica asociada para el desarrollo,

     Poniendo de relieve que la habilitacio'n de la mujer es un factor
decisivo en la erradicacio'n de la pobreza, pues la mayori'a de las personas
que viven en la pobreza son mujeres y las mujeres contribuyen a la economi'a y
a la lucha contra la pobreza con el trabajo no remunerado y remunerado que
realizan en el hogar, en la comunidad y en el lugar de trabajo,

     Reconociendo que la pobreza es un problema mundial que afecta a todos los
pai'ses y que la complejidad de la pobreza, inclusive el aumento de la
proporcio'n de mujeres que viven en la pobreza, exige la adopcio'n de una
amplia gama de medidas en los planos nacional y regional, dando prioridad en
particular a la situacio'n de las mujeres que viven en la pobreza y
reconociendo la necesidad de mejorar su acceso a los ingresos, la educacio'n,
los servicios de salud y otros recursos,

     Reconociendo tambie'n que hay m s mujeres que hombres que viven en la
pobreza absoluta y que ese desequilibrio est  aumentando, lo que limita el
acceso de las mujeres a los ingresos, los recursos, la educacio'n, la
atencio'n de la salud, la nutricio'n, la vivienda y el agua potable en todos
los pai'ses en desarrollo, en particular los pai'ses africanos y los pai'ses
menos adelantados,

     Reconociendo adem s que un gran n£mero de mujeres de los pai'ses con
economi'as en transicio'n tambie'n se ven afectadas por la pobreza, 

     Teniendo presente que el n£mero cada vez mayor de mujeres que viven en la
pobreza en los pai'ses en desarrollo, tanto en las zonas rurales como urbanas,
exige que la comunidad internacional participe en apoyo de las medidas
adoptadas en los planos nacional y regional para la erradicacio'n de la 
pobreza en el marco de la Declaracio'n de Beijing y la Plataforma de Accio'n,
aprobadas por la Cuarta Conferencia Mundial sobre la mujer52/,

     Haciendo hincapie' en la necesidad de promover y aplicar poli'ticas que
creen un entorno econo'mico externo propicio mediante, entre otras cosas, la
cooperacio'n en la formulacio'n y la aplicacio'n de poli'ticas
macroecono'micas, la liberalizacio'n del comercio, la movilizacio'n o el
suministro de recursos financieros nuevos y adicionales suficientes,
predecibles y que se hayan movilizado de manera de aprovechar al m ximo la
disponibilidad de esos recursos  para el desarrollo sostenible, utilizando
todas las fuentes y mecanismos de financiacio'n disponibles, una mayor
estabilidad financiera, y asegurando un mayor acceso de los pai'ses en
desarrollo a los mercados mundiales, a inversiones y tecnologi'as productivas
y a conocimientos apropiados, 

     1.   Reconoce la funcio'n fundamental que cumplen las mujeres en la
erradicacio'n de la pobreza y hace hincapie' en su participacio'n plena e
igualitaria en la formulacio'n y aplicacio'n de poli'ticas que tengan
plenamente en cuenta la perspectiva de ge'nero y que habiliten a las mujeres
para que puedan convertirse en aute'nticas asociadas para el desarrollo;

     2.   Destaca que la habilitacio'n y la autonomi'a de la mujer y el
mejoramiento de su condicio'n social, econo'mica y juri'dica son esenciales
para la erradicacio'n de la pobreza y que la participacio'n plena e
igualitaria de la mujer en el proceso de adopcio'n de decisiones en todos los
niveles es parte integrante del proceso;

     3.   Reconoce que la erradicacio'n de la pobreza es una cuestio'n
compleja y multidimensional y que es fundamental para promover la igualdad
entre el hombre y la mujer y para fortalecer la paz y lograr el desarrollo
sostenible;

     4.   Reafirma que la promocio'n, la proteccio'n y el respeto de los
derechos humanos y las libertades fundamentales de la mujer, incluido el
derecho al desarrollo, que son universales, indivisibles, interdependientes e
interrelacionados, deben integrarse en todas las poli'ticas y programas
encaminados a la erradicacio'n de la pobreza y reafirma tambie'n la necesidad
de tomar medidas para velar por que todos este'n facultados para participar en
el desarrollo econo'mico, social, cultural y poli'tico, contribuir a e'l y
disfrutarlo;

     5.   Destaca que la integracio'n de los aspectos relativos al ge'nero
implica un examen de las formas en que la pobreza afecta a mujeres y hombres,
los distintos instrumentos a su alcance para afrontar el problema y sus
contribuciones y potencial respectivos;

     6.   Destaca adem s que tanto esa integracio'n como otras medidas
positivas deberi'an considerarse estrategias complementarias encaminadas a
alcanzar la plena realizacio'n del potencial de desarrollo de mujeres y
hombres y a erradicar la pobreza;

     7.   Insta a todos los gobiernos a cumplir sus compromisos asumidos en
virtud de la Plataforma de Accio'n de formular, de preferencia para fines
de 1996, estrategias de aplicacio'n o planes de accio'n nacionales que
tambie'n deberi'an centrarse en la reduccio'n de la pobreza en general y en la
erradicacio'n de la pobreza absoluta e incluir objetivos, puntos de referencia
para el seguimiento y propuestas de distribucio'n o redistribucio'n de los
recursos para la ejecucio'n de esos planes o estrategias, incluidos los
recursos para llevar a cabo an lisis de las repercusiones de ge'nero; en caso
necesario, podri'a obtenerse el apoyo de la comunidad internacional, e incluso
recursos;

     8.   Insta a todos los gobiernos, al sistema de las Naciones Unidas,
incluidas las instituciones de Bretton Woods, y a la sociedad civil a aplicar
la Plataforma de Accio'n en su totalidad; 

     9.   Destaca que, adem s de los compromisos y las recomendaciones
relativas a la erradicacio'n de la pobreza incluidos en el Programa de Accio'n
de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social53/ y en la Plataforma de Accio'n
aprobada por la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, habri'a que
emprender medidas concretas en la Plataforma de Accio'n para abordar el
problema de la feminizacio'n de la pobreza y para integrar los aspectos
relativos al ge'nero en todas las poli'ticas y programas de erradicacio'n de
la pobreza, incluidas, entre otras cosas, las siguientes actividades: 

     a)   Formular y poner en pr ctica poli'ticas de educacio'n, capacitacio'n
y readiestramiento para mujeres y nin~as;

     b)   Emprender reformas legislativas y administrativas para dar a la
mujer acceso pleno e igualitario a los recursos econo'micos, incluido el
derecho a la herencia y a la propiedad de tierras y otros bienes, al cre'dito,
a los recursos naturales y las tecnologi'as adecuadas;

     c)   Promover la participacio'n de la mujer en todos los niveles de
adopcio'n de decisiones;

     d)   Formular estrategias nacionales de promocio'n del empleo por cuenta
ajena y propia, incluida la creacio'n de aptitudes empresariales y de
organizacio'n para que las mujeres puedan generar ingresos;

     e)   Adoptar poli'ticas que garanticen que todas las mujeres gocen de una
proteccio'n econo'mica y social suficiente durante el desempleo, la
enfermedad, la maternidad, la procreacio'n, la viudez, la discapacidad y la
vejez, y que las mujeres, los hombres y la sociedad compartan las
responsabilidades en el cuidado de los nin~os y de otras personas a cargo;

     f)   Reestructurar y dirigir la asignacio'n del gasto p£blico con miras a
aumentar las oportunidades econo'micas para la mujer y promover el acceso
igualitario de la mujer a los recursos productivos, y atender las necesidades
sociales, educacionales y de salud b sicas de la mujer, incluido el acceso al
agua potable, en particular de las que viven en la pobreza;

     g)   Formular metodologi'as basadas en el ge'nero y llevar a cabo
investigaciones a fin de formular poli'ticas m s eficaces que permitan
reconocer y valorar cabalmente la contribucio'n de la mujer a la economi'a por
medio de su trabajo remunerado y no remunerado y para abordar el problema de
la feminizacio'n de la pobreza, en particular la relacio'n entre el trabajo no
remunerado y la vulnerabilidad de la mujer ante la pobreza;

     h)   Elaborar metodologi'as basadas en el ge'nero y llevar a cabo
investigaciones para estudiar las cuestiones de la contribucio'n de la mujer a
la economi'a, la feminizacio'n de la pobreza y las repercusiones econo'micas y
sociales de la deuda y los programas de ajuste estructural en todos los
pai'ses en desarrollo, en particular los pai'ses africanos y los pai'ses menos
adelantados;

     i)  Analizar, desde una perspectiva de ge'nero, las poli'ticas
macroecono'micas y microecono'micas, y la distribucio'n del gasto p£blico, los
cuales deberi'an formularse y aplicarse con la participacio'n plena y
equitativa de la mujer para evitar que incidan de forma negativa en las
mujeres que viven en la pobreza;

     j)   Reducir, seg£n proceda, los gastos militares excesivos y las
inversiones destinadas a la produccio'n y adquisicio'n de armas, de
conformidad con las necesidades en materia de seguridad nacional, a fin de
incrementar los recursos disponibles para el desarrollo social y econo'mico;

     10.  Insta a que se apliquen los resultados de todas las dem s
conferencias y cumbres de las Naciones Unidas relativas a la erradicacio'n de
la pobreza;

     11.  Insta a los Estados a aceptar todos los compromisos de la
Declaracio'n de Copenhague sobre Desarrollo Social54/, teniendo en cuenta los
compromisos segundo y quinto y sus interrelaciones, en el marco de sus
actividades encaminadas a erradicar la pobreza e insta a todas las entidades
internacionales pertinentes a poner en pr ctica con urgencia las medidas de
erradicacio'n de la pobreza que figuran en el Programa de Accio'n de la Cumbre
Mundial sobre Desarrollo Social55/;

     12.  Destaca la necesidad de integrar plenamente los aspectos relativos
al ge'nero en la labor de todos los grupos de trabajo tem ticos relativos a la
erradicacio'n de la pobreza establecidos por el Comite' Administrativo de
Coordinacio'n, asi' como la importancia de establecer el comite' entre
organismos propuesto para el seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial
sobre la Mujer;

     13.  Recomienda que se emprendan actividades a nivel de todo el sistema
de las Naciones Unidas respecto del examen de los indicadores existentes, el
mejoramiento de los an lisis de las repercusiones de ge'nero de la
formulacio'n y aplicacio'n de los programas de reforma econo'mica, la
formulacio'n de evaluaciones cualitativas complementarias, la uniformacio'n de
medidas y la promocio'n de su aplicacio'n, y destaca que esas actividades
deber n coordinarse de forma eficaz;

     14.  Recomienda asimismo que las secretari'as del sistema de las Naciones
Unidas, incluidas las instituciones de Bretton Woods, adopten un me'todo
coherente para realizar la integracio'n de los aspectos relativos al ge'nero y
ejecutar programas concretos encaminados a promover la igualdad entre la mujer
y el hombre en las actividades operacionales, la contratacio'n de personal y
la adopcio'n de decisiones en el sistema;

     15.  Destaca que el sistema de las Naciones Unidas, incluidas las
instituciones de Bretton Woods, deberi'a desempen~ar una funcio'n central en
el aumento del apoyo y la asistencia de car cter financiero y te'cnico para
los pai'ses en desarrollo, en particular los pai'ses africanos y los pai'ses
menos adelantados, en el marco de sus esfuerzos por alcanzar los objetivos de
erradicacio'n de la pobreza y la plena integracio'n de los aspectos relativos
al ge'nero en todas sus poli'ticas y programas, seg£n lo expresado en la
Declaracio'n y Plataforma de Accio'n de Beijing, en particular el objetivo de
la erradicacio'n de la pobreza;

     16.  Reconoce que la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n en los
pai'ses con economi'a en transicio'n tambie'n exigir  la cooperacio'n y la
asistencia continuas de la comunidad internacional en apoyo de las actividades
nacionales;

     17.  Destaca la importancia de que se utilicen todas las fuentes y los
mecanismos de financiacio'n disponibles con vistas a contribuir al logro del
objetivo de la erradicacio'n de la pobreza y a su orientacio'n hacia las
mujeres que viven en la pobreza;

     18.  Insta a los Estados que apoyan la iniciativa de asignar el 20% de la
asistencia oficial para el desarrollo y el 20% del presupuesto nacional a
programas sociales b sicos a que integren plenamente los aspectos relativos al
ge'nero en la ejecucio'n de esa iniciativa, conforme a lo dispuesto en el
p rrafo 16 de la resolucio'n 50/203 de la Asamblea General;

     19.  Invita a todos los pai'ses, al sistema de las Naciones Unidas,
incluidas las instituciones de Bretton Woods, a las organizaciones
internacionales pertinentes, a las organizaciones no gubernamentales, al
sector privado y a todos los dem s sectores a que contribuyan a poner en
pr ctica los programas encaminados a erradicar la pobreza;

     20.  Destaca la necesidad de que los asociados para el desarrollo adopten
un criterio coherente y coordinado para la ejecucio'n de planes o programas
nacionales de erradicacio'n de la pobreza en que se tenga plenamente en cuenta
los aspectos relativos al ge'nero;

     21.  Destaca tambie'n la necesidad de impartir a los responsables de
formular y ejecutar poli'ticas y programas de desarrollo, con la asistencia de
las organizaciones de las Naciones Unidas, una capacitacio'n en la cual se
tengan en cuenta los aspectos relativos al ge'nero;

     22.  Destaca asimismo la importancia de las organizaciones no
gubernamentales como entidades que participan en el plano comunitario en el
di logo de poli'tica encaminado a beneficiar a la mujer mediante programas de
erradicacio'n de la pobreza e insta a que se siga tratando de encontrar formas
de que esas organizaciones no gubernamentales contribuyan a la ejecucio'n de
esos programas;

     23.  Recomienda que el Consejo Econo'mico y Social, cuando examine el
tema "Coordinacio'n de las actividades del sistema de las Naciones Unidas para
la erradicacio'n de la pobreza" en su peri'odo de sesiones sustantivo de 1996,
se asegure de que los o'rganos pertinentes del sistema de las Naciones Unidas
tengan plenamente en cuenta los aspectos relativos al ge'nero en sus
actividades de erradicacio'n de la pobreza y, asimismo, pide al Consejo que
recomiende a la Asamblea General que se incorporen los aspectos relacionados
con el ge'nero en la pobreza en todas las actividades y documentos relativos
al primer Decenio de las Naciones Unidas para la Erradicacio'n de la Pobreza;

     24.  Destaca la necesidad de integrar plenamente los aspectos relativos
al ge'nero en el seguimiento coordinado de las principales conferencias y
cumbres de las Naciones Unidas y recomienda que el Consejo Econo'mico y Social
examine perio'dicamente la medida en que ya se han tenido en cuenta los
aspectos relativos al ge'nero en las recomendaciones de las comisiones
org nicas correspondientes;

     25.  Pide al Secretario General que tenga presente la naturaleza
multidimensional de la pobreza al preparar y examinar informes sobre todas las
dem s esferas de especial preocupacio'n, teniendo en cuenta los m£ltiples
vi'nculos entre la erradicacio'n de la pobreza y esas esferas;

     26.  Pide asimismo al Secretario General que presente un informe sobre la
aplicacio'n de la presente resolucio'n en el marco de su informe sobre los
preparativos del primer Decenio de las Naciones Unidas para la Erradicacio'n
de la Pobreza.

Resolucio'n 40/10.  Observaciones sobre el plan de mediano plazo
a nivel de todo el sistema para el adelanto
de la mujer para el peri'odo 1996-2001*

     La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

     Recordando la resolucio'n 1985/46 del Consejo Econo'mico y Social, de 31
de mayo de 1985, en la que el Consejo pidio' que se formulara un plan de
mediano plazo a nivel de todo el sistema para la mujer y el desarrollo, y el
Plan resultante56/, aprobado por el Consejo Econo'mico y Social en su
resolucio'n 1987/86, de 8 de julio de 1987,

     Recordando asimismo la resolucio'n 1988/59 del Consejo Econo'mico y
Social, de 27 de julio de 1988, en que el Consejo pidio' al Secretario General
que comenzara a formular un plan de mediano plazo a nivel de todo el sistema
para el adelanto de la mujer para el peri'odo 1996-2001,

     Tomando nota de que la Comisio'n tuvo ante si', en su 37§ peri'odo de
sesiones, un proyecto de plan de mediano plazo a nivel de todo el sistema para
el adelanto de la mujer para el peri'odo 1996-200157/ y que en su resolucio'n
1993/16, de 27 de julio de 1993, el Consejo Econo'mico y Social aprobo' la
propuesta de la Comisio'n de que se invitara al Secretario General a revisar
el proyecto de Plan una vez formulados y aprobados por la Cuarta Conferencia
Mundial sobre la Mujer, la Plataforma de Accio'n y el segundo examen y
evaluacio'n de las Estrategias de Nairobi orientadas hacia el futuro para el
adelanto de la mujer58/,

     Reconociendo la funcio'n del Consejo Econo'mico y Social de supervisar la
coordinacio'n en todo el sistema de la aplicacio'n de la Plataforma de
Accio'n59/,

     Recordando que los gobiernos tienen la responsabilidad primordial de
aplicar la Plataforma de Accio'n,

     Recordando asimismo que la Plataforma de Accio'n debe aplicarse por medio
de la labor de todas las organizaciones y o'rganos del sistema de las Naciones
Unidas como parte integrante de la programacio'n a nivel de todo el sistema,

     Reconociendo que en la Plataforma de Accio'n se insta a los organismos
especializados y a otras organizaciones del sistema de las Naciones Unidas a
reforzar su apoyo a la accio'n en el plano nacional y aumentar su
contribucio'n a las actividades complementarias coordinadas que realicen las
Naciones Unidas, y que cada organizacio'n deberi'a determinar las medidas
concretas que habr  de adoptar, inclusive los objetivos y las metas para
efectuar un ajuste de las prioridades y reorientar los recursos a fin de
atender las prioridades mundiales enunciadas en la Plataforma de Accio'n con
un deslinde claro de responsabilidad y rendicio'n de cuentas, todo lo cual ha
de reflejarse a su vez en el plan de mediano plazo a nivel de todo el sistema
para el adelanto de la mujer para el peri'odo 1996-2001; y subrayando en este
sentido la necesidad de que se establezcan mecanismos apropiados de
coordinacio'n y cooperacio'n,

     *    El examen figura en los p rrafos 83 a 88 del capi'tulo II.


     Consciente de que en la Plataforma de Accio'n se hace hincapie' en que el
sistema de las Naciones Unidas debe asignar al nivel m s alto posible la
responsabilidad de garantizar que en todos los programas y poli'ticas se
aplique la Plataforma y se integre una perspectiva de ge'nero,

     Consciente tambie'n de que en la Plataforma de Accio'n se recomienda que
el Consejo examine la posibilidad de dedicar antes del an~o 2000 por lo menos
una serie de sesiones de coordinacio'n a coordinar las actividades de
promocio'n del adelanto de la mujer, bas ndose en el plan revisado de mediano
plazo a nivel de todo el sistema para el adelanto de la mujer, 

     Consciente asimismo de que en la Plataforma de Accio'n se recomienda que
el Consejo dedique antes del an~o 2000 por lo menos una serie de sesiones
sobre actividades operacionales a examinar las actividades de desarrollo
relacionadas con el ge'nero, bas ndose en el plan revisado de mediano plazo 
a nivel de todo el sistema para el adelanto de la mujer, con miras a adoptar
directrices y procedimientos para la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n
por los fondos y los programas del sistema de las Naciones Unidas,

     Teniendo presente que en la Plataforma de Accio'n se pide al Secretario
General que se encargue de la coordinacio'n de las poli'ticas en las Naciones
Unidas respecto de la aplicacio'n de la Plataforma y la incorporacio'n de una
perspectiva de ge'nero en todas las actividades del sistema de las Naciones
Unidas, y tomando nota del nombramiento de una asesora poli'tica especial en
cuestiones de ge'nero,

     1.   Destaca que el plan de mediano plazo a nivel de todo el sistema para
el adelanto de la mujer para el peri'odo 1996-2001 deberi'a ser un instrumento
eficaz para promover la aplicacio'n coordinada de la Plataforma de Accio'n de
Beijing;

     2.   Toma nota del proyecto de plan revisado preparado por la Reunio'n
ad hoc entre organismos dedicada a la mujer60/;

     3.   Recomienda la aprobacio'n por el Consejo Econo'mico y Social del
proyecto de plan revisado, teniendo en cuenta la presente resolucio'n y las
observaciones de la Comisio'n que figuran en el anexo de la presente
resolucio'n;

     4.   Hace hincapie' en la importancia de que el sistema de las Naciones
Unidas adopte un enfoque coherente y establezca una orientacio'n estrate'gica
en relacio'n con cada esfera de especial preocupacio'n;

     5.   Destaca la importancia de la integracio'n de una perspectiva de
ge'nero, inclusive en las actividades institucionales de seguimiento y de
fomento de la capacidad;

     6.   Recomienda que el plan de mediano plazo a nivel de todo el sistema
para el adelanto de la mujer para el peri'odo 1996-2001 se utilice como
herramienta de supervisio'n y coordinacio'n del progreso a nivel de todo el
sistema en cuanto a la aplicacio'n de medidas relativas a cada una de las
esferas de especial preocupacio'n que se plantean en la Plataforma de Accio'n;

     7.   Subraya la importancia de que todos los elementos del sistema de las
Naciones Unidas, incluidas las instancias de adopcio'n de decisiones,
participen en la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n;

     8.   Invita a todos los o'rganos de las Naciones Unidas que sesionan bajo
los auspicios del Comite' Administrativo de Coordinacio'n a que celebren
debates perio'dicamente sobre el progreso logrado en el cumplimiento de las
tareas dentro de cada esfera de especial preocupacio'n, teniendo en cuenta el
programa de trabajo a largo plazo de la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y
Social de la Mujer y del Consejo Econo'mico y Social, y a que proporcionen
informacio'n actualizada sobre dichas esferas al Consejo por conducto de la
Comisio'n, teniendo en cuenta las observaciones que han hecho la Comisio'n y
otros o'rganos competentes sobre el plan;

     9.   Recomienda que el Consejo Econo'mico y Social, por medio de la
Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer, vigile la
aplicacio'n del plan y emprenda un examen amplio de mediano plazo de dicha
aplicacio'n, con el fin de sentar las bases de la programacio'n y
coordinacio'n en el futuro de las actividades del sistema de las Naciones
Unidas en pro del adelanto y de la habilitacio'n de la mujer, y que examine
tambie'n el progreso logrado en la integracio'n de la perspectiva de ge'nero
en todas las actividades del sistema de las Naciones Unidas;

     10.  Invita al Secretario General a que presente al Consejo, en el
contexto del examen del proyecto de plan revisado, las observaciones del
Comite' del Programa y de la Coordinacio'n y del Comite' Administrativo de
Coordinacio'n, adem s de las observaciones de la Comisio'n;

     11.  Recomienda que el Comite' Administrativo de Coordinacio'n y el
Comite' interinstitucional propuesto para el seguimiento de la Cuarta
Conferencia Mundial sobre la Mujer utilicen el plan y las observaciones como
base para la supervisio'n del aumento de la colaboracio'n y de la b£squeda de
criterios eficaces en funcio'n de los costos en relacio'n con las actividades
del sistema de las Naciones Unidas en pro del adelanto y de la habilitacio'n
de la mujer, incluida la evaluacio'n de los me'todos de integracio'n de la
perspectiva de ge'nero en todas las actividades de las Naciones Unidas, de
manera que se garantice la rendicio'n de cuentas y que se realicen an lisis de
la eficacia de los programas y poli'ticas de sensibilizacio'n a las cuestiones
de ge'nero;

     12.  Recomienda que el Consejo pida al Secretario General que le
presente, por conducto de la Comisio'n en su 42§ peri'odo de sesiones un
informe sobre los progresos realizados en cuanto a la aplicacio'n del plan;

     13.   Pide al Secretario General que garantice la integracio'n de la
perspectiva de ge'nero a nivel de todo el sistema en todas las actividades de
las Naciones Unidas, incluida la adopcio'n de decisiones, como parte de la
rendicio'n de cuentas de los administradores de categori'a superior;

     14.  Insta al Secretario General a que aplique la decisio'n adoptada por
la Asamblea General en su quincuage'simo peri'odo de sesiones de fortalecer la
capacidad de la Divisio'n para el Adelanto de la Mujer, y hace hincapie' en la
necesidad de que se aporten los recursos necesarios para el seguimiento amplio
de la Plataforma de Accio'n, en el contexto de la revisio'n que se lleva a
cabo actualmente del presupuesto por programas para el bienio; tal vez resulte
necesario reformular las poli'ticas y reasignar recursos dentro de los
programas y entre ellos, sin perjuicio para los programas de desarrollo,
aunque es probable que haya modificaciones de poli'tica que no tengan
necesariamente consecuencias financieras; tambie'n podr  ser necesario
movilizar recursos adicionales, tanto p£blicos como privados, incluso recursos
provenientes de fuentes innovadoras de financiacio'n;

     15.  Pide al Secretario General que, en la aplicacio'n de la Plataforma
de Accio'n, integre una perspectiva de ge'nero en las decisiones
presupuestarias sobre las poli'ticas y los programas y que consigne fondos
suficientes para programas concretos destinados a lograr la igualdad entre la
mujer y el hombre;

     16.  Recomienda que el Consejo pida que se formule un nuevo plan a
mediano plazo a nivel de todo el sistema para el peri'odo 2002-2005, y que el
Secretario General, en su calidad de Presidente del Comite' Administrativo de
Coordinacio'n, presente el nuevo proyecto de plan al Consejo en su peri'odo de
sesiones sustantivo del an~o 2000, con el fin de dar orientacio'n para los
planes de mediano plazo de las distintas organizaciones del sistema de las
Naciones Unidas, y que el proyecto de propuesta se presente a la Comisio'n de
la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer, en su 44§ peri'odo de sesiones,
para que formule observaciones al respecto.


                                       ANEXO

Observaciones de la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y 
Social de la Mujer sobre la propuesta de plan de mediano
plazo a nivel de todo el sistema para el adelanto de la 
                         mujer en el peri'odo 1996-2001*

                            I.  OBSERVACIONES GENERALES

1.   El plan de mediano plazo a nivel de todo el sistema para el adelanto de
la mujer para el peri'odo 1996-2001 ha de ser algo m s que una mera
compilacio'n de las actividades de las organizaciones del sistema de las
Naciones Unidas.

2.   Se deberi'a hacer m s hincapie' en la coordinacio'n y la colaboracio'n
entre diferentes organizaciones y agentes.

3.   El concepto de integracio'n visible deberi'a estar mejor reflejado en la
planificacio'n indicativa del sistema.

4.   En muchos casos, aunque numerosos agentes se determinan en el contexto de
las medidas que han de adoptarse, la lista de agentes de las distintas esferas
de especial preocupacio'n no deberi'a ser exclusiva.  Deberi'a estudiarse la
posibilidad de indicar los organismos principales.

5.   Es preciso hacer m s hincapie' en la coordinacio'n de poli'ticas y la
aplicacio'n de poli'ticas y directrices, mediante el establecimiento de un
enlace real entre las actividades de investigacio'n y an lisis y las
actividades funcionales y operacionales.

6.   La Secretari'a de las Naciones Unidas en su conjunto deberi'a llevar a
cabo actividades relacionadas con las principales esferas de preocupacio'n, y
no so'lo las instituciones que tienen un mandato concreto sobre el adelanto de
la mujer o los organismos operacionales.  Algunas entidades de la Secretari'a,
como la Oficina Ejecutiva del Secretario General, el Departamento de Asuntos
Poli'ticos, el Departamento de Coordinacio'n de Poli'ticas y de Desarrollo
Sostenible, la Oficina de Asuntos Juri'dicos y el Departamento de Asuntos
Humanitarios no participan en esas actividades.  Asimismo, es necesario que la
labor del Programa conjunto y de copatrocinio de las Naciones Unidas sobre el
virus de inmunodeficiencia humana y el si'ndrome de inmunodeficiencia
adquirida quede m s patente en el plan.

     *    La Comisio'n tuvo ante si' la propuesta de plan de mediano plazo a
nivel de todo el sistema para el adelanto de la mujer para el peri'odo
1996-2001, que figuraban en el documento E/CN.6/1996/CRP.2.


7.   Es preciso dar una orientacio'n m s estrate'gica a la integracio'n de una
perspectiva de ge'nero en la labor de las Naciones Unidas.

8.   El plan de mediano plazo a nivel de todo el sistema deberi'a estar m s
centrado en los objetivos y resultados que han de lograrse.


                          II.  OBSERVACIONES ESPECžFICAS

                             A.  La mujer y la pobreza

9.   Hay que subrayar a£n m s la necesidad de que el sistema de las Naciones
Unidas a£ne sus esfuerzos en cuanto a la utilizacio'n de datos desglosados por
sexos y la elaboracio'n de indicadores para observar las tendencias de la
pobreza desde una perspectiva de ge'nero.

  No se presta suficiente atencio'n a la comprensio'n de las causas que
originan la pobreza.  El plan de mediano plazo a nivel de todo el sistema
deberi'a reforzar el principio de que los recursos que se asignan a las
poli'ticas y los programas de desarrollo destinados a erradicar la pobreza no
deben desviarse hacia actividades de asistencia y socorro de emergencia. 

11.  La idea de que la habilitacio'n de la mujer y la promocio'n y la
proteccio'n de sus derechos humanos son fundamentales para lograr el
desarrollo deberi'a reflejarse m s claramente en el plan. 

12.  La integracio'n de un componente de ge'nero en la concepcio'n y la
aplicacio'n de poli'ticas macroecono'micas y microecono'micas, en particular
en los programas de ajuste estructural, es fundamental.  En el plan de mediano
plazo a nivel de todo el sistema se subraya esta idea tanto con respecto a las
actividades de investigacio'n y an lisis como a las actividades operacionales.

Sin embargo, resulta sorprendente que en el p rrafo 29 no se haga referencia
alguna a la funcio'n del Banco Mundial ni a los fondos y programas de las
Naciones Unidas (por ejemplo, el Programa de las Naciones Unidas para el
Desarrollo, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia o el Fondo de
Poblacio'n de las Naciones Unidas).

13.  Todos los o'rganos de las Naciones Unidas deben participar en las
actividades de cooperacio'n para el desarrollo destinadas a integrar
una perspectiva de ge'nero en todas sus poli'ticas y programas.  Con ello se
integrari'a el an lisis de ge'nero y se adquiriri'an conocimientos en materia
de ge'nero tanto en la Sede como en las oficinas sobre el terreno.


                     B.  Educacio'n y capacitacio'n de la mujer

14.  La Secretari'a de las Naciones Unidas deberi'a encargar a diversos
departamentos de la Organizacio'n la realizacio'n de tareas como el an lisis y
la supervisio'n de datos, la formulacio'n de poli'ticas y la coordinacio'n de
actividades.  Por el momento, los organismos de las Naciones Unidas son
pr cticamente los £nicos que realizan actividades.  Apenas se hace referencia
a la Divisio'n para el Adelanto de la Mujer, al Departamento de Coordinacio'n
de Poli'ticas y de Desarrollo Sostenible o al Departamento de Informacio'n
P£blica.

15.  El sistema de las Naciones Unidas deberi'a estudiar la manera de integrar
la educacio'n y la capacitacio'n permanentes en todas las actividades del
sistema y de promover medidas similares a nivel nacional.  Habri'a que
establecer los mecanismos de apoyo adecuados para hacer posible la ensen~anza
en las situaciones difi'ciles, especialmente las violentas.

16.  El Departamento de Informacio'n Econo'mica y Social y An lisis de
Poli'ticas deberi'a participar en mayor medida en las actividades de acopio de
datos e investigacio'n.

17.  Las actividades de acopio de datos deberi'an centrarse en los datos de
que no se dispone actualmente.  Quiz s sea necesario presentar los datos
actuales en un formato distinto que resulte £til a los comite's pertinentes, y
evitar al mismo tiempo la duplicacio'n del acopio de datos.

18.  Habri'a que incluir medidas que alentaran a las nin~as y a las mujeres a
participar en disciplinas cienti'ficas y tecnolo'gicas en la ensen~anza
primaria, secundaria y en niveles superiores.


                              C.  La mujer y la salud

19.  Todos los arti'culos de esta seccio'n deberi'an actualizarse para que
reflejaran fielmente el lenguaje utilizado en el Programa de Accio'n de la
Conferencia Internacional sobre la Poblacio'n y el Desarrollo61/ y en la
Plataforma de Accio'n de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer59.

20.  Hay que aplicar todos los componentes pertinentes de la Plataforma de
Accio'n a todos los niveles.

21.  Es preciso que en dicha aplicacio'n participen todos los agentes
pertinentes del sistema de las Naciones Unidas, en particular el Departamento
de Informacio'n Econo'mica y Social y An lisis de Poli'ticas, el Fondo de
Poblacio'n de las Naciones Unidas y el Centro de Derechos Humanos.

22.  Se deberi'an integrar en las actividades de las Naciones Unidas los
aspectos del SIDA relacionados con el ge'nero.  Habri'a que estudiar la
cuestio'n de la pesada carga que representa la atencio'n de los enfermos de
SIDA para quienes la dispensan, que son sobre todo mujeres.

23.  En las observaciones generales conviene destacar que es preciso evitar la
duplicacio'n de las actividades, pero tambie'n hay que reconocer que cada
esfera puede interesar a m s de un agente.

24.  Es necesario examinar m s a fondo la participacio'n de los hombres, asi'
como las actividades encaminadas a alentar al hombre y a la mujer a asumir la
responsabilidad de su comportamiento sexual y reproductivo.

25.  Hay que hacer hincapie' en la necesidad de integrar la educacio'n en
materia de salud reproductiva y sexual, incluida la planificacio'n de la
familia, en todos los programas de poblacio'n y desarrollo.

26.  No se ha prestado suficiente atencio'n a la cuestio'n de la mujer y la
salud ni a las actividades propuestas para combatir los problemas m s graves
relativos a la salud de las mujeres y las nin~as. Se deberi'a asignar gran
prioridad a la eliminacio'n de las principales causas del fallecimiento de
mujeres y nin~as.

27.  Debe entenderse que las referencias a la igualdad en la utilizacio'n de
los servicios de atencio'n de la salud significan la prestacio'n de esos
servicios en funcio'n de las necesidades, ya que las mujeres suelen utilizar
m s los servicios de atencio'n de la salud.  Deberi'a reafirmarse la necesidad
de asegurar la igualdad de acceso a los servicios de atencio'n de la salud.

                         D.  La violencia contra la mujer

28.  El n£mero de actividades que contiene el plan de mediano plazo a nivel de
todo el sistema en relacio'n con el objetivo estrate'gico D.3 de la Plataforma
de Accio'n (Eliminar la trata de mujeres y prestar asistencia a las vi'ctimas
de la violencia derivada de la prostitucio'n y la trata de mujeres) es muy
reducido, al igual que la lista de organizaciones interesadas.


                     E.  Las mujeres y los conflictos armados

29.  En esta esfera de especial preocupacio'n habri'a de centrarse en las
medidas que deberi'a adoptar el sistema de las Naciones Unidas, en consonancia
con la Carta de las Naciones Unidas, para proteger a las mujeres que son
vi'ctimas de conflictos armados o que corren el peligro de serlo y a las que
padecen actos de violencia y abusos.

30.  Habri'a que ampliar y aplicar las medidas destinadas a hacer tomar
conciencia de los derechos de la mujer en las situaciones de conflictos
armados, en las actividades de capacitacio'n de oficiales de polici'a y de
personal militar, de agentes de salud, maestros y directores de campamentos de
refugiados y personas desplazadas, entre otros.

31.  Hay que estudiar medidas que fomenten una participacio'n m s activa de la
mujer en la solucio'n de los conflictos, ya que la igualdad de acceso de la
mujer a las estructuras de poder y su plena participacio'n en e'stas, asi'
como en todos los esfuerzos destinados a prevenir y resolver los conflictos,
son esenciales para mantener y promover la paz y la seguridad.  Sin embargo,
en el plan de mediano plazo a nivel de todo el sistema no se debe dar por
sentado, como se hace ahora en el texto, que existe una gran diferencia entre
la actitud del hombre y la de la mujer con respecto a la paz, la seguridad y
la solucio'n de conflictos.


                            F.  La mujer y la economi'a

32.  En relacio'n con el cuidado de los nin~os y de las personas a cargo y la
distribucio'n de las responsabilidades, es preciso proporcionar atencio'n a
los nin~os y a las personas a cargo como parte integrante de los conceptos de
igualdad entre los sexos y de an lisis de ge'nero y promover el Convenio No.
156 de la Organizacio'n Internacional del Trabajo.

33.  En las actividades operacionales, deberi'a prestarse mayor atencio'n al
cuidado de los nin~os y de las personas a cargo.

34.  Deberi'a coordinarse mejor la labor sobre los indicadores.  Tambie'n
deberi'a asociarse al Banco Mundial con el an lisis de los datos sobre la
globalizacio'n y el cambio en las modalidades internacionales del trabajo.

35.  En la esfera de las actividades operacionales, deberi'a hacerse una
referencia m s clara a la asistencia del sistema de las Naciones Unidas a los
gobiernos en la ejecucio'n de poli'ticas encaminadas a asegurar la igualdad de
derechos entre la mujer y el hombre respecto de los recursos econo'micos; ello
deberi'a incluir el acceso a la propiedad y al control de la tierra y otras
formas de bienes, al cre'dito, a la herencia, a los recursos naturales y a las
nuevas tecnologi'as.

36.  En relacio'n con el trabajo y el empleo, deberi'a adoptarse un enfoque
m s amplio de los me'todos para medir y difundir informacio'n sobre los tipos,
el alcance y la distribucio'n del trabajo no remunerado, en consonancia con
los p rrafos pertinentes de la Plataforma de Accio'n, en particular el inciso
g) del p rrafo 165.

37.  En lo que se refiere a la mujer de las zonas rurales, seg£n se indica en
los p rrafos 137 y 138 del plan de mediano plazo para todo el sistema, se
deberi'a hacer mayor hincapie' en los conceptos enunciados en la Plataforma de
Accio'n y, en particular, en el inciso c) del p rrafo 166.

38.  Se deberi'a utilizar plenamente la capacidad colectiva del sistema de las
Naciones Unidas para promover el an lisis basado en el ge'nero y el
asesoramiento en cuestiones normativas relacionadas con las consecuencias que
los problemas econo'micos mundiales tienen para la mujer, en particular las
consecuencias de los programas de reestructuracio'n econo'mica y otras
poli'ticas macroecono'micas.



               G.  La mujer en el poder y la adopcio'n de decisiones

39.  En la Plataforma de Accio'n no se utiliza el te'rmino "paridad" y no
deberi'a utilizarse en el plan de mediano plazo para todo el sistema.

40.  La cuestio'n de la adopcio'n de decisiones deberi'a considerarse a todos
los niveles.

41.  Deberi'an intensificarse las actividades de la Secretari'a de las
Naciones Unidas en esta esfera de preocupacio'n.

42.  La Divisio'n de Estadi'stica de las Naciones Unidas deberi'a reunir y
publicar estadi'sticas (en una publicacio'n anual) sobre el n£mero de mujeres
y de hombres empleados en todo el sistema de las Naciones Unidas y a todos los
niveles, inclusive su distribucio'n regional y subregional por sexo.

43.  Deberi'an incluirse investigaciones sobre la representacio'n de los
hombres en las esferas en que est n insuficientemente representados.

44.  En las actividades de desarrollo es preciso fortalecer el di logo con las
comunidades locales y la sociedad civil y fomentar su participacio'n. 


            H.  Mecanismos institucionales para el adelanto de la mujer

45.  El sistema de las Naciones Unidas deberi'a tener en cuenta que la tarea
principal de los mecanismos nacionales para el adelanto de la mujer consiste
en apoyar la integracio'n, en todas las esferas de gobierno, de una
perspectiva de ge'nero en todos los sectores normativos, y que los gobiernos
deberi'an crear mecanismos nacionales y otros o'rganos gubernamentales, o
fortalecer los ya existentes, para el adelanto de la mujer.

46.  El suministro de apoyo y asistencia te'cnica a los gobiernos sobre la
forma de fortalecer la capacidad institucional para el adelanto de la mujer
exige considerar una gama de medidas m s amplia que las reflejadas en el plan
de mediano plazo a nivel de todo el sistema, que centra la atencio'n
especialmente en la reunio'n, uso y difusio'n de datos.  Deberi'a considerarse
asimismo la inclusio'n de elementos de fomento de la capacidad en funcio'n del
ge'nero en los planes y estrategias de desarrollo nacionales, asi' como en los
esfuerzos de apoyo de los organismos de cooperacio'n internacional.


                         I.  Derechos humanos de la mujer

47.  Deberi'a subrayarse que los derechos de la mujer son derechos humanos. 

48.  Tambie'n deberi'a subrayarse que los derechos humanos de las mujeres y
las nin~as son parte inalienable, integrante e indivisible de todos los
derechos humanos y las libertades fundamentales.

49.  Deberi'a hacerse hincapie' en que este es uno de los objetivos
prioritarios de las Naciones Unidas.

50.  Las Naciones Unidas deberi'an formular un amplio programa normativo para
la integracio'n de los derechos humanos de la mujer en todo el sistema de las
Naciones Unidas, insistiendo en el fortalecimiento de la cooperacio'n y la
coordinacio'n entre las diferentes entidades de las Naciones Unidas en la
promocio'n y proteccio'n de los derechos humanos de la mujer.

51.  El Centro de Derechos Humanos deberi'a tener en cuenta el Programa de
Accio'n de la Conferencia Internacional sobre la Poblacio'n y el Desarrollo y
la Plataforma de Accio'n de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer en
todos los aspectos de los derechos humanos de la mujer.

52.  Deberi'a hacerse hincapie' en la integracio'n de los derechos humanos de
la mujer en todas las actividades de las Naciones Unidas.


                     J.  La mujer y los medios de comunicacio'n

53.  Esta seccio'n deberi'a actualizarse teniendo en cuenta la Plataforma de
Accio'n y el Programa de Accio'n de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social.

54.  Deberi'an reflejarse las actividades de todos los sectores de la
Secretari'a de las Naciones Unidas y no solamente las de la Divisio'n para el
Adelanto de la Mujer y del Departamento de Informacio'n P£blica.  Hace falta
incluir en todos los programas un componente de ge'nero.

55.  Deberi'a insistirse en la capacidad de comunicacio'n a fin de hacer
llegar el mensaje de integracio'n.

56.  Las actividades de informacio'n p£blica y divulgacio'n deberi'an
emprenderse en todos los  mbitos del sistema de las Naciones Unidas.  Es
esencial la integracio'n de una perspectiva de ge'nero en todas las
publicaciones.  Es asimismo importante el papel de la mujer no so'lo en las
actividades sociales y econo'micas, sino tambie'n en las poli'ticas. 
Deberi'an emprender esfuerzos en esta esfera de especial preocupacio'n no
so'lo los organismos que tradicionalmente se han ocupado de la materia, sino
tambie'n otros nuevos, que deberi'an participar m s en el futuro.


                         K.  La mujer y el medio ambiente

57.  Al indicarse las esferas de investigacio'n, deberi'a hacerse mayor
hincapie' en las cuestiones sen~aladas en el inciso b) del p rrafo 258 de la
Plataforma de Accio'n.

58.  La labor relativa a los indicadores deberi'a integrarse en la labor
iniciada bajo la e'gida de la Comisio'n sobre el Desarrollo Sostenible.


                                    L.  La nin~a

59.  Deberi'a darse mayor importancia a educar a la nin~a sobre los derechos
que le garantizan los instrumentos internacionales de derechos humanos. 

60.  Deberi'a hacerse hincapie' en la salud, incluida la salud sexual y
reproductiva, y en la informacio'n sobre el virus de inmunodeficiencia humana
y el si'ndrome de inmunodeficiencia adquirida.

                         M.  Disposiciones institucionales

61.  Deberi'a prestarse mayor atencio'n a las medidas encaminadas a promover
la integracio'n de una perspectiva de ge'nero en todas las poli'ticas y
programas de las Naciones Unidas.

62.  Debe procurarse obtener un cuadro claro de los progresos realizados en
cuanto a la movilizacio'n innovadora de los recursos.

63.  Deberi'an tenerse en cuenta las experiencias de cooperacio'n bilateral y
regional indic ndose las mejores pr cticas y la importancia del di logo sobre
cuestiones normativas y las estrategias de los distintos pai'ses.

64.  Deberi'a ponerse m s de relieve el papel del Consejo Econo'mico y Social
y la importancia del seguimiento coordinado de todas las principales
conferencias de las Naciones Unidas.


         Decisio'n 40/101.  Informes relativos al seguimiento de la Cuarta
Conferencia Mundial sobre la Mujer            

     En su 16¦. sesio'n, celebrada el 22 de marzo de 1996, la Comisio'n de la
Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer tomo' nota de los siguientes
informes relativos al seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la
Mujer:

     a)   Informe del Secretario General sobre el mandato, los me'todos de
trabajo y el programa de trabajo multianual de la Comisio'n de la Condicio'n
Juri'dica y Social de la Mujer62/;

     b)   Informe del Secretario General sobre medios para aumentar la
capacidad de la Organizacio'n y del sistema de las Naciones Unidas para
prestar apoyo al seguimiento en curso de la Conferencia63/;

     c)   Informe del Secretario General sobre la eliminacio'n de los
estereotipos en los medios de comunicacio'n de masas64/;

     d)   Informe del Secretario General sobre el cuidado del nin~o y de
personas a cargo, con inclusio'n de la cuestio'n de compartir el trabajo y las
obligaciones familiares65/;

     e)   Informe del Secretario General sobre la educacio'n para la paz66/;

     f)   Informe del Secretario General sobre el mejoramiento de la
condicio'n de la mujer en la Secretari'a67/;

     g)   Informe del Secretario General sobre la aplicacio'n de la
resolucio'n 50/166 de la Asamblea General sobre el papel del Fondo de
Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer en la eliminacio'n de la
violencia contra la mujer68/;
                                    Capi'tulo II

            SEGUIMIENTO DE LA CUARTA CONFERENCIA MUNDIAL SOBRE LA MUJER

1.   La Comisio'n examino' el tema 3 de su programa en las sesiones 1¦ a 12¦ y
14¦ a 16¦, celebradas los di'as 11 a 15, 18 y 20 a 22 de marzo de 1996.  Tuvo
ante si' los siguientes documentos:

     a)   Informe del Secretario General sobre el mandato, los me'todos de
trabajo y el programa de trabajo multianual de la Comisio'n (E/CN.6/1996/2);

     b)   Informe del Secretario General sobre medios para aumentar la
capacidad de la Organizacio'n y del sistema de las Naciones Unidas para
prestar apoyo al seguimiento en curso de la Conferencia (E/CN.6/1996/3);

     c)   Informe del Secretario General sobre la eliminacio'n de los
estereotipos en los medios de comunicacio'n de masas (E/CN.6/1996/4);

     d)   Informe del Secretario General sobre el cuidado del nin~o y de
personas a cargo, con inclusio'n de la cuestio'n de compartir el trabajo y las
obligaciones familiares (E/CN.6/1996/5);

     e)   Informe del Secretario General sobre la educacio'n para la paz
(E/CN.6/1996/6);

     f)   Informe del Secretario General sobre el mejoramiento de la
condicio'n de la mujer en la Secretari'a (E/CN.6/1996/7);

     g)   Informe del Secretario General sobre la situacio'n de las mujeres
palestinas y la asistencia que se les presta (E/CN.6/1996/8);

     h)   Informe del Secretario General sobre la medida en que los mecanismos
de derechos humanos se han ocupado de las violaciones de los derechos humanos
de la mujer (E/CN.6/1996/9);

     i)   Nota del Secretario General sobre la aplicacio'n de la resolucio'n
50/166 de la Asamblea General sobre el papel del Fondo de Desarrollo de las
Naciones Unidas para la Mujer en la eliminacio'n de la violencia contra la
mujer (E/CN.6/1996/11);

     j)   Nota del Secretario General sobre la violencia contra las
trabajadoras migratorias (E/CN.6/1996/12);

     k)   Informe del Secretario General sobre el plan de trabajo conjunto de
la Divisio'n para el Adelanto de la Mujer y el Centro de Derechos Humanos
(E/CN.6/1996/13);

     l)   Nota del Secretario General en que figuran propuestas para el plan
de mediano plazo para el peri'odo 1998-2001 (E/CN.6/1996/14);

     m)   Nota del Secretario General por la que se transmiten los resultados
del 15§ peri'odo de sesiones del Comite' para la Eliminacio'n de la
Discriminacio'n contra la Mujer (E/CN.6/1996/CRP.1);

     n)   Informe del Secretario General sobre el proyecto del plan de mediano
plazo para todo el sistema para el adelanto de la mujer para el peri'odo
1996-2001 (E/CN.6/1996/CRP.2);

     o)   Informe del Secretario General sobre la pobreza (E/CN.6/1996/CRP.3).

Puesta en pr ctica de objetivos estrate'gicos y medidas en las esferas de
especial preocupacio'n:  la pobreza (tema 3 c) i) del programa)

2.   En la quinta sesio'n, celebrada el 13 de marzo, la Comisio'n organizo' un
debate de mesa redonda sobre el subtema en el que participaron los siguientes
expertos:  Aruna Rao, Consultora del Bangladesh Rural Advancement Committee;
Ishrat Husain, Director del Departamento de Poli'ticas Sociales y Poli'ticas
relativas a la Pobreza del Banco Mundial; Jennifer Riria-Ouko, Directora de
Kenya's Women's Finance; Mubyarto Martodinoto, Viceministro para la
Erradicacio'n de la Pobreza del Ministerio de Planificacio'n del Desarrollo
Nacional de Indonesia; Gasto'n Ib nez, Ministro y Representante Permanente
Adjunto del Per£; Elisabeth d'Hondt, Directora de la Divisio'n de la Mujer en
el Desarrollo, Cuestiones Familiares y de la Juventud, del Ministerio Federal
de Desarrollo y Cooperacio'n de Alemania.

3.   La Presidenta formulo' una declaracio'n.

4.   En la misma reunio'n, la Comisio'n organizo' un di logo entre los
gobiernos, en el que participaron las delegaciones de los siguientes pai'ses: 
Rep£blica Dominicana, Congo, Ecuador, Sud frica, Italia (en nombre de los
Estados Miembros de las Naciones Unidas que son miembros de la Unio'n
Europea), Bulgaria, China, Pakist n, Nigeria, Zimbabwe, Argelia, Australia,
Mali', C“te d'Ivoire, Costa Rica y T£nez.

5.   El representante de la Reunio'n Especial entre Organismos sobre la Mujer
tambie'n formulo' una declaracio'n.

6.   Tambie'n hicieron uso de la palabra observadores de la Asociacio'n
Internacional Soroptimista y un grupo de organizaciones no gubernamentales de
lucha contra la pobreza.

7.   Los participantes en la mesa redonda respondieron a las preguntas que se
les formularon.

8.   En la sexta sesio'n, celebrada el 13 de marzo, la Comisio'n entablo' un
di logo con representantes de organizaciones del sistema, incluidas las
instituciones de Bretton Woods, y oyo' intervenciones del Subsecretario
General y Asesor Especial del Secretario General sobre cuestiones relacionadas
con el Ge'nero y de representantes del Fondo de Poblacio'n de las Naciones
Unidas, el Banco Mundial, el Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para
la Mujer, el Fondo de las Naciones Unidas par la Infancia, la Organizacio'n
Internacional del Trabajo y el Programa de las Naciones Unidas para el
Desarrollo. 

9.   La Presidenta fomulo' una declaracio'n.

10.  Participaron en el di logo las delegaciones de los siguientes pai'ses: 
Sud n, Antigua y Barbuda, Ghana, Pai'ses Bajos, Guinea-Bissau, Canad ,
Rep£blica Unida de Tanzani'a, Rep£blica Dominicana, Federacio'n de Rusia,
Costa Rica, Togo, Finlandia, Swazilandia, Namibia, Me'xico, Guinea y Estados
Unidos de Ame'rica.

11.  Formulo' una declaracio'n el observador de la secretari'a del
Commonwealth.

12.  Tambie'n formulo' una declaracio'n el observador del grupo de
organizaciones no gubernamentales de lucha contra la pobreza.

13.  Los participantes respondieron la las preguntas que se les formularon.

14.  En la se'ptima sesio'n, celebrada el 14 de marzo, la Presidenta resumio'
las deliberaciones y los di logos relativos al subtema.

15.  En la misma sesio'n, la Comisio'n organizo' un di logo entre gobiernos en
el que participaron las delegaciones de los siguientes pai'ses:  Cuba, Estados
Unidos de Ame'rica, T£nez, Rep£blica de Corea, Chile, Bulgaria, Namibia,
Italia (en nombre de los Estados Miembros de las Naciones Unidas que son
miembros de la Unio'n Europea), C“te d'Ivoire, Irlanda, Rep£blica Dominicana,
Austria, Nigeria, Canad , Japo'n, Malasia, Etiopi'a, Portugal, Costa Rica (en
nombre de los Estados Miembros de las Naciones Unidas que son miembros del
Grupo de los 77), Francia, China, Pakist n, Sud n, Finlandia, Suecia,
Australia, Antigua y Barbuda y Me'xico.

16.  Tambie'n hicieron uso de la palabra los observadores de las
organizaciones no gubernamentales Federally Employed Women y Liga
Internacional de Mujeres Pro Paz y Libertad.

Puesta en pr ctica de objetivos estrate'gicos y medidas en las esferas de
especial preocupacio'n:  la mujer y los medios de informacio'n (tema 3 c) ii)
del programa)

17.  En la octava sesio'n, celebrada el 14 de marzo, la Comisio'n organizo'
una mesa redonda sobre el subtema en que participaron los siguientes expertos: 
Margaret Gallagher, Consultora y ex Coordinadora de medios de difusio'n de la
Unio'n Europea, Comite' Directivo para la igualdad de oportunidades en la
radiodifusio'n; Joan Pennefather, ex Directora General del National Arts
Center of Canada; Lyndall Shope-Mafole, Consejera de la Autoridad
Independiente de Radiodifusio'n de Sud frica; Teresa Rodri'guez, Jefa del
Departamento Internacional del Ministerio de Asuntos de la Mujer de Chile y
Alain Modoux, Director de la Divisio'n de Comunicaciones de la Organizacio'n
de las Naciones Unidas para la Educacio'n, la Ciencia y la Cultura.

18.  La Presidenta formulo' una declaracio'n.

19.  En la misma sesio'n, la Comisio'n celebro' un di logo entre gobiernos en
que participaron las delegaciones de los siguientes pai'ses:  Espan~a, Pai'ses
Bajos, Turqui'a, Ecuador, Estados Unidos de Ame'rica, Rep£blica Dominicana,
Filipinas, Pakist n, Argelia, Chipre, China, Me'xico, Italia, Lesotho y
Zambia.

20.  Tambie'n hizo uso de la palabra el representante del Instituto
Internacional de Investigaciones y Capacitacio'n para la Promocio'n de la
Mujer.

21.  Formularon declaraciones los observadores de las organizaciones no
gubernamentales African Women's Development and Communication Network (FEMNET)
y Asociacio'n de Comunicaciones Progresistas.

22.  Los participantes respondieron a las preguntas que se les formularon.

23.  En la novena sesio'n, celebrada el 15 de marzo, la Presidenta formulo'
una declaracio'n.

24.  En la misma sesio'n, la Comisio'n celebro' un di logo en que participaron
las delegaciones de los siguientes pai'ses:  Rep£blica de Corea, Pakist n,
Polonia, China, Sud n, Cuba, Canad , Japo'n, Guinea, Finlandia, Be'lgica,
Portugal, Italia (en nombre de los Estados Miembros de las Naciones Unidas que
son miembros de la Unio'n Europea), Israel, Bahamas, Ghana, Francia, Ir n
(Rep£blica Isl mica del), Ecuador y Kirguist n.

25.  Tambie'n formularon declaraciones observadores de las organizaciones no
gubernamentales Asociacio'n Estadounidense de Jubilados y World Association of
Community Radio Broadcasters.

Puesta en pr ctica de objetivos estrate'gicos y medidas en las esferas de
especial preocupacio'n:  atencio'n de los nin~os y las personas a cargo,
incluida la distribucio'n de responsabilidades entre hombres y mujeres (tema 3
c) iii) del programa)

26.  En la 10¦ sesio'n, celebrada el 15 de marzo, la Comisio'n organizo' un
debate de mesa redonda sobre el subtema en el que participaron los siguientes
expertos:  Kathryn Tolbert, The Population Council, Mexico Office;
Mihaela-Rodica Stanoui, Secretaria de Estados de Asuntos de la Mujer y
Poli'ticas Familiares del Ministerio de Trabajo y Proteccio'n Social de
Rumania; Misrak Elias, Asesor Superior, la Mujer en el Desarrollo, Fondo de
las Naciones Unidas para la Infancia; Anne Havnor, Oficial Ejecutiva Superior
del Ministerio de la Infancia y Asuntos de la Familia de Noruega; Chen Guomei,
Vicepresidenta de la Asociacio'n China de Educacio'n para la Familia y
profesora de la Universidad Normal de Beijing.

27.  La Presidenta formulo' una declaracio'n.

28.  En la misma sesio'n, la Comisio'n celebro' un di logo entre gobiernos en
que participaron las delegaciones de los siguientes pai'ses:  Namibia, T£nez,
Mali', Sud n, Pai'ses Bajos, Austria, Zimbabwe, Italia y Finlandia.

29.  Formularon declaraciones los observadores de las organizaciones no
gubernamentales Confederacio'n Internacional de Organismos Sindicales Libres
(CIOSL) y Federacio'n Mundial de Asociaciones pro Naciones Unidas, asi' como
un grupo sobre distribucio'n de responsabilidades y un comite' de
organizaciones no gubernamentales sobre la condicio'n juri'dica y social de la
mujer.

30.  Los participantes respondieron a las preguntas que se les formularon.

31.  En la 11¦ sesio'n, celebrada el 18 de marzo, la Comisio'n celebro' un
di logo entre gobiernos en que participaron las delegaciones de los siguientes
pai'ses:

Tailandia, Estados Unidos de Ame'rica, Swazilandia, Rep£blica de Corea, China,
Chile, Japo'n, Israel, Ghana, Cuba, Italia, Namibia, Guinea, Canad , Me'xico,
Sud n, Ecuador, Pakist n, Francia, Botswana, Angola, Finlandia, Reino Unido de
Gran Bretan~a e Irlanda del Norte y Suecia.


                         MEDIDAS ADOPTADAS POR LA COMISIžN

            Liberacio'n de las mujeres y los nin~os tomados como rehenes
                       o encarcelados en conflictos armados

32.  En la 11¦ sesio'n, celebrada el 18 de marzo, la observadora de
Azerbaiy n69/, en nombre de la Argentina69/, Azerbaiy n69/, Bangladesh69/,
Bosnia y Herzegovina69/, Camboya69/, el Ecuador, Egipto69/, los Emiratos
arabes Unidos69/, Georgia69/, Kirguist n69/, Kuwait69/, Malasia,
Mozambique69/, el Pakist n69/, el Togo, T£nez, Turqui'a69/, Turkmenist n69/,
Uzbekist n69/ y Zimbabwe69/, presento' un proyecto de resolucio'n
(E/CN.6/1996/L.1) titulado "Liberacio'n de las mujeres y los nin~os tomados
como rehenes o encarcelados en conflictos armados".  Posteriormente,
Botswana69/, Burkina Faso69/, Colombia, Costa Rica, C“te d'Ivoire69/,
Guatemala69/, Guinea, Guinea-Bissau, Haiti'69/, Ir n (Rep£blica Isl mica del),
Jordania69/, Kazakst n69/, el Li'bano, Liberia69/, Mali', Namibia, Panam 69/,
el Per£69/, Qatar69/, la Rep£blica Dominicana, la Rep£blica Unida de
Tanzani'a69/, Sud frica69/, Swazilandia, Venezuela69/ y Zambia69/ se sumaron a
los patrocinadores del proyecto de resolucio'n.

33.  En la 15¦ sesio'n, celebrada el 22 de marzo, la observadora de Azerbaiy n
reviso' oralmente el proyecto de resolucio'n de la manera siguiente:

     a)   El quinto p rrafo del pre mbulo, que deci'a:

          "Destacando que todas las formas de represio'n y trato cruel e 
     inhumano de mujeres y nin~os, entre ellas el tomarlos como rehenes,
     encarcelarlos, destruir sus hogares y expulsarlos por la fuerza de que
     los hacen objeto los beligerantes en el curso de las operaciones
     militares o en territorios ocupados, deben considerarse delitos,"

fue suprimido;

     b)   El p rrafo 1 de la parte dispositiva, que deci'a:

          "Condena la violencia ejercida contra mujeres y nin~os en zonas de
     conflicto armado, reconocie'ndola como una violacio'n del derecho
     internacional humanitario y pide que se de' efectiva respuesta a este
     tipo de violaciones, entre otras cosas mediante la liberacio'n inmediata
     de las mujeres y los nin~os tomados como rehenes en zonas de conflicto
     armado,"

fue modificado de la manera siguiente:

          "Condena los actos de violencia en contravencio'n del derecho
     internacional humanitario perpetrados contra mujeres y nin~os en zonas de
     conflicto armado y pide que se de' efectiva respuesta a esos actos, en
     particular mediante la liberacio'n inmediata de las mujeres y los nin~os
     tomados como rehenes en zonas de conflicto armado,".

34.  En la misma sesio'n, la observadora de Alemania propuso una enmienda al
p rrafo 2 de la parte dispositiva, que deci'a:

          "Insta ene'rgicamente a todas las partes en los conflictos a que
     liberen de inmediato a todas las mujeres y los nin~os tomados como
     rehenes en zonas de conflicto armado,"

y que fue reemplazado por el texto siguiente:

          "Insta ene'rgicamente a todas las partes en conflictos armados a que
     respeten en su totalidad las normas del derecho internacional humanitario
     aplicable a los conflictos armados y a que tomen todas las medidas
     necesarias para la proteccio'n de las mujeres y los nin~os tomados como
     rehenes en zonas de conflicto armado,".

35.  La Comisio'n aprobo' el proyecto de resolucio'n, tal como habi'a sido
revisado y enmendado oralmente (ve'ase el capi'tulo I, seccio'n C, resolucio'n
40/1 de la Comisio'n).


          Integracio'n de la mujer en el proceso de paz del Oriente Medio

36.  En la 12¦ sesio'n, celebrada el 20 de marzo, la representante de los
Estados Unidos de Ame'rica presento' y reviso' oralmente un proyecto de
resolucio'n (E/CN.6/1996/L.3) titulado "Integracio'n de la mujer en el proceso
de paz del Oriente Medio".  Posteriormente, Costa Rica, la Federacio'n de
Rusia, Israel69 y Noruega se sumaron a los patrocinadores del proyecto de
resolucio'n, cuyo texto era el siguiente:

          "La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

          Recordando la resolucio'n 50/21 de la Asamblea General, de 12 de
     diciembre de 1995; la resolucio'n 1995/52 del Consejo Econo'mico y
     Social, de 28 de julio de 1995, y la resolucio'n 39/3 de la Comisio'n 
     de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer, de 31 de marzo de 1995,

          Recordando tambie'n la Declaracio'n y Plataforma de Accio'n de
     Beijing, aprobadas en la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, en
     septiembre de 1995,

          Subrayando que el logro de una solucio'n amplia, justa y duradera
     del conflicto del Oriente Medio constituir  un aporte significativo al
     fortalecimiento de la paz y la seguridad internacionales,

          Recordando la convocacio'n de la Conferencia de Paz sobre el Oriente
     Medio en Madrid, el 30 de octubre de 1991, sobre la base de las
     resoluciones 242 (1967) y 338 (1973) del Consejo de Seguridad, de 22 de
     noviembre de 1967 y 22 de octubre de 1973, respectivamente; y las
     negociaciones bilaterales posteriores, asi' como las reuniones de los
     grupos de trabajo multilaterales, y tomando nota con satisfaccio'n del
     amplio apoyo internacional que ha recibido el proceso de paz,

          Observando la participacio'n plena, continua y constructiva de las
     Naciones Unidas, en su car cter de entidad extrarregional, en la labor de
     los grupos de trabajo multilaterales,

          Teniendo presentes la Declaracio'n de Principios sobre las
     Disposiciones relacionadas con un Gobierno Auto'nomo Provisional,
     suscrita por el Gobierno del Estado de Israel y la Organizacio'n de
     Liberacio'n de Palestina, representante del pueblo palestino, en
     Washington, el 13 de septiembre de 1993; el Acuerdo sobre la Faja de 
     Gaza y la Zona de Jerico', suscrito posteriormente por el Gobierno del
     Estado de Israel y la Organizacio'n de Liberacio'n de Palestina en El
     Cairo el 4 de mayo de 1994; su Acuerdo sobre el Traspaso Preparatorio 
     de Atribuciones y Responsabilidades, de 29 de agosto de 1994; el
     Protocolo sobre el traspaso ulterior de atribuciones y responsabilidades
     suscrito por el Gobierno de Israel y la Organizacio'n de Liberacio'n de
     Palestina en El Cairo, el 27 de agosto de 1995, y el Acuerdo Provisional
     sobre la Ribera Occidental y la Faja de Gaza, suscrito por el Gobierno de
     Israel y la Organizacio'n de Liberacio'n de Palestina en Washington, el
     28 de septiembre de 1995,

          Teniendo tambie'n presentes el Acuerdo entre Israel y Jordania sobre
     el Programa Com£n, suscrito en Washington el 14 de septiembre de 1993; la
     Declaracio'n de Washington, suscrita por Jordania e Israel el 25 de julio
     de 1994 y el Tratado de Paz entre el Reino Hachemita de Jordania y el
     Estado de Israel, firmado de 26 de octubre de 1994,

          Acogiendo con benepl cito la Declaracio'n aprobada en la Cumbre
     Econo'mica para el Oriente Medio y el Africa Septentrional, que se
     celebro' en Casablanca del 30 de octubre al 1§ de noviembre de 1994, asi'
     como la Declaracio'n aprobada en la Cumbre Econo'mica para el Oriente
     Medio y el Africa Septentrional que se celebro' en Amm n del 29 al 31 de
     octubre de 1995,

          Reafirmando el p rrafo 145 de la Plataforma de Accio'n de Beijing,
     en el cual se insta a la comunidad internacional a que condene todas las
     formas y manifestaciones de terrorismo y adopte medidas contra e'l,

          1.   Acoge con benepl cito el proceso de paz iniciado en Madrid, y
     apoya las negociaciones bilaterales subsiguientes;

          2.   Destaca la importancia de alcanzar una paz amplia, justa y
     duradera en el Oriente Medio;

          3.   Expresa su pleno apoyo a los logros del proceso de paz hasta el
     momento, y en especial la Declaracio'n de Principios sobre las
     Disposiciones relacionadas con un Gobierno Auto'nomo Provisional, firmada
     por el Gobierno del Estado de Israel y la Organizacio'n de Liberacio'n de
     Palestina, representante del pueblo palestino; el Acuerdo sobre la Faja
     de Gaza y la Zona de Jerico', suscrito posteriormente por el Gobierno del
     Estado de Israel y la Organizacio'n de Liberacio'n de Palestina; su
     Acuerdo sobre el Traspaso Preparatorio de Atribuciones y Responsabilidades,
     de 29 de agosto de 1994; el Protocolo sobre el traspaso ulterior de
     atribuciones y responsabilidades suscrito por el Gobierno de Israel y 
     la Organizacio'n de Liberacio'n de Palestina en El Cairo el 27 de agosto
     de 1995; el Acuerdo Provisional sobre la Ribera Occidental y la Faja de
     Gaza, suscrito por el Gobierno de Israel y la Organizacio'n de
     Liberacio'n de Palestina en Washington el 28 de septiembre de 1995; el
     Acuerdo entre Israel y Jordania sobre el Programa Com£n; la Declaracio'n de
     Washington, suscrita por Jordania e Israel el 25 de julio de 1994, y el
     Tratado de Paz entre el Reino Hachemita de Jordania y el Estado de Israel,
     de 26 de octubre de 1994, que constituyen pasos importantes para lograr una
     paz amplia, justa y duradera en el Oriente Medio, y exhorta a todas las
     partes a que pongan en pr ctica los arreglos concertados;

          4.   Destaca la necesidad de avanzar r pidamente en las dem s
     esferas de las negociaciones  rabe-israeli'es en el marco del proceso de
     paz;

          5.   Insta a los gobiernos, o'rganos intergubernamentales y
     organizaciones no gubernamentales a que incluyan a las mujeres en el
     proceso de paz;

          6.   Insta adem s a los gobiernos, o'rganos intergubernamentales y
     organizaciones no gubernamentales a que apoyen la aplicacio'n de la
     Declaracio'n de Principios y a que presten asistencia al pueblo palestino
     para velar por la formacio'n poli'tica de la mujer palestina y su
     participacio'n en la vida poli'tica;

          7.   Celebra los resultados de la Conferencia de apoyo a la paz en
     el Oriente Medio, convocada en Washington el 1§ de octubre de 1993, entre
     ellos el establecimiento del Comite' Especial de Enlace y la labor del
     Grupo Consultivo del Banco Mundial; celebra asimismo el nombramiento del
     'Coordinador Especial de las Naciones Unidas en los territorios ocupados'
     por parte del Secretario General, y exhorta a los Estados Miembros a que
     agilicen la prestacio'n de asistencia econo'mica, financiera y te'cnica
     al pueblo palestino durante el peri'odo provisional;

          8.   Condena los recientes ataques terroristas perpetrados en
     Israel, que procuran socavar el proceso de paz y han ocasionado la
     pe'rdida de vidas y provocado lesiones a las mujeres y a sus familias; y
     respalda la declaracio'n formulada en la Cumbre de los promotores de la
     paz, celebrada en Sharm el-Sheikh el 13 de marzo de 1996;

          9.   Exhorta a todos los Estados Miembros a que presten asistencia
     econo'mica, financiera y te'cnica a las partes en la regio'n y a que
     apoyen el proceso de paz, especialmente en lo que tiene que ver con las
     mujeres;

          10.  Insta a los Estados Miembros a que velen por que toda la
     asistencia econo'mica, financiera y te'cnica que se preste a las partes
     en la regio'n tome en cuenta el papel de la mujer como participante y
     beneficiaria de pleno derecho;

         11.  Considera que un papel activo de las Naciones Unidas en el
     proceso de paz del Oriente Medio y en la prestacio'n de asistencia para
     aplicar la Declaracio'n de Principios puede contribuir de manera positiva
     al mejoramiento de la condicio'n de la mujer;

          12.  Alienta a continuar la labor de desarrollo y cooperacio'n
     regionales en aquellas esferas en las que se ha iniciado ya, en el marco
     de la Conferencia de Madrid."

37.  En la 15¦ sesio'n, celebrada el 22 de marzo, la representante de los
Estados Unidos de Ame'rica reviso' oralmente una vez m s el proyecto de
resolucio'n.

38.  La observadora de la Rep£blica žrabe Siria formulo' una declaracio'n.

39.  La Comisio'n aprobo' el proyecto de resolucio'n, en su forma oralmente
revisada, en votacio'n nominal, por 27 votos contra 2 y 11 abstenciones
(ve'ase el capi'tulo I, seccio'n C, resolucio'n 40/2 de la Comisio'n).  El
resultado de la votacio'n fue el siguiente:

     Votos a favor:   Argelia, Australia, Austria, Bahamas, Belar£s,
                      Be'lgica, Brasil, Bulgaria, Chile, China, Chipre, 
                      Colombia, Costa Rica, Ecuador, Eslovaquia, Estados Unidos
                      de Ame'rica, Federacio'n de Rusia, Francia, Grecia, India,
                      Japo'n, Me'xico, Noruega, Portugal, Rep£blica de Corea,
                      Rep£blica Dominicana, T£nez.

     Votos en contra:  Ir n (Rep£blica Isl mica del), Jamahiriya žrabe Libia.

     Abstenciones:     Angola, Cuba, Filipinas, Guinea, Guinea-Bissau,
                       Indonesia, Li'bano, Malasia, Namibia, Sud n,
                       Swazilandia.

40.  Antes de la aprobacio'n del proyecto de resolucio'n, formularon
declaraciones las representantes del Li'bano, Argelia, la Jamahiriya arabe
Libia y T£nez; despue's de su aprobacio'n formularon declaraciones las
representantes de la Rep£blica Isl mica del Ir n, Swazilandia y Cuba.

41.  La representante del Ecuador formulo' una declaracio'n.


                  Integracio'n de los derechos humanos de la mujer

42.  En la 12¦ sesio'n, celebrada el 20 de marzo, la representante de
Australia, en nombre de la Argentina69/, Australia, el Canad 69/, el Congo,
Costa Rica, Chipre, Finlandia69/, Ghana69/, Malasia, Nigeria69/, Noruega,
Nueva Zelandia69/, los Pai'ses Bajos69/, Polonia69/, Portugal, la Rep£blica de
Corea, Rumania69/, Suecia69/, Suiza69/ y el Togo, presento' un proyecto de
resolucio'n (E/CN.6/1996/L.4) titulado "Integracio'n de los derechos humanos
de la mujer".  Posteriormente, Alemania69/, Angola, Antigua y Barbuda69/,
Argelia, Be'lgica, el Brasil, Bulgaria, el Camer£n69/, Chile, Colombia, C“te
d'Ivoire69/, Dinamarca69/, el Ecuador, Eslovaquia, Eslovenia69/, Espan~a69/,
los Estados Unidos de Ame'rica, Etiopi'a69/, Filipinas, Francia, el Gabo'n69/,
Guinea, Guinea-Bissau, Hungri'a69/, Irlanda69/, Islandia69/, Israel69/,
Italia69/, el Japo'n, Kirguist n69/, Lesotho69/, Liechtenstein69/, Mali',
Marruecos69/, Namibia, Nepal69/, Panam 69/, el Per£69/, el Reino Unido de Gran
Bretan~a e Irlanda del Norte69/, la Rep£blica Dominicana, la Rep£blica Unida
de Tanzani'a69/, el Senegal69/, Sud frica69/, Tailandia, Turqui'a69/, Zambia y
Zimbabwe se sumaron a los patrocinadores del proyecto de resolucio'n.

43.  En la 15¦ sesio'n, celebrada el 22 de marzo, la representante de
Australia reviso' oralmente el quinto p rrafo del pre mbulo del proyecto de
resolucio'n, reemplazando la expresio'n "Acogiendo con agrado" por "Reafirmando
la importancia de".

44.  En la misma sesio'n, la Comisio'n aprobo' el proyecto de resolucio'n, en
su versio'n oralmente revisada (ve'ase el capi'tulo I, seccio'n C, resolucio'n
40/3 de la Comisio'n).


                             Trata de mujeres y nin~as

45.  En la 12¦ sesio'n, celebrada el 20 de marzo, la representante de
Filipinas, en nombre de la Argentina69/, Costa Rica, C“te d'Ivoire69/,
Fiji69/, Filipinas, Ghana69/, Indonesia, Israel69/, Nigeria69/, Panam 69/ y
 Tailandia, presento' un proyecto de resolucio'n (E/CN.6/1996/L.5) titulado
"Trata de mujeres y nin~as". Posteriormente, Angola, Bangladesh69/, Be'lgica,
Benin69/, Burkina Faso69/, el Camer£n69/, el Congo, el Ecuador, Etiopi'a69/,
la Federacio'n de Rusia, Francia, el Gabo'n69/, Guinea, Guinea-Bissau,
Lesotho69/, Malasia, Mali', el Per£69/, la Rep£blica Dominicana, el Senegal69/,
Sud frica69/, Suiza69/, el Togo, Viet Nam69/ y Zambia69/ se sumaron a los
patrocinadores del proyecto de resolucio'n, cuyo texto era el siguiente:

          "La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

          Reafirmando su fe en los derechos humanos fundamentales, en la
     dignidad y el valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de
     hombres y mujeres, consagrados en la Carta de las Naciones Unidas, y en
     los principios establecidos en la Declaracio'n Universal de Derechos
     Humanos, la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas de
     discriminacio'n contra la mujer, los Pactos internacionales de derechos
     humanos, la Convencio'n contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles,
     Inhumanos o Degradantes, la Convencio'n sobre los Derechos del Nin~o, y
     la Declaracio'n sobre la eliminacio'n de la violencia contra la mujer,

          Recordando las resoluciones 49/166, de 23 de diciembre de 1994, y
     50/167, de 22 de diciembre de 1995, de la Asamblea General, la
     resolucio'n 39/6, de 29 de marzo de 1995, de la Comisio'n de la Condicio'n
     Juri'dica y Social de la Mujer y las resoluciones 1994/45, de 4 de marzo de
     1994, y 1995/25, de 3 de marzo de 1995, de la Comisio'n de Derechos Humanos,
     relativas al tr fico de mujeres y nin~as,

          Haciendo suyas las conclusiones y recomendaciones formuladas en
     recientes conferencias internacionales, inclusive la Conferencia Mundial
     de Derechos Humanos celebrada en Viena, la Cumbre Mundial sobre 
     Desarrollo Social celebrada en Copenhague, la Conferencia Internacional
     sobre la Poblacio'n y el Desarrollo celebrada en El Cairo, y la Cuarta
     Conferencia Mundial sobre la Mujer celebrada en Beijing, relativas a los 
     derechos humanos de la mujer y la nin~a, en particular en relacio'n con
     la violacio'n de esos derechos cuando se las fuerza a situaciones de
     opresio'n y explotacio'n sexual o econo'mica en beneficio de proxenetas,
     tratantes y bandas criminales organizadas, asi' como a otras actividades
     ili'citas relacionadas con la trata de mujeres, por ejemplo el trabajo
     dome'stico forzado, los matrimonios falsos, los matrimonios precoces, los
     empleos clandestinos y las adopciones fraudulentas, 

          Reconociendo que el problema del tr fico, victimiza tambie'n a
     nin~os y adolescentes varones,

          Acogiendo con benepl cito la decisio'n adoptada por la Comisio'n de
     Prevencio'n del Delito y Justicia Penal en su resolucio'n 3/2, de 6 de
     mayo de 1994, de examinar la trata internacional de menores en su cuarto
     peri'odo de sesiones, en el contexto de su debate sobre la cuestio'n de
     la delincuencia transnacional organizada, y la aprobacio'n por la
     Subcomisio'n de Prevencio'n de Discriminaciones y Proteccio'n a las
     Minori'as de la resolucio'n 1994/5, en que la Subcomisio'n recomienda a los
     gobiernos que promulguen leyes para prevenir la prostitucio'n infantil y
     utilizacio'n de nin~os en la pornografi'a,

          Preocupada por el n£mero cada vez mayor de mujeres y nin~as de
     pai'ses en desarrollo y de algunos pai'ses de economi'a en transicio'n que
     son vi'ctimas de los traficantes, y tomando nota del uso indebido de la
     tecnologi'a inform tica de avanzada con fines de pornografi'a y trata de
     personas, 

          Consciente de la necesidad urgente de que se adopten medidas
     eficaces en los planos nacional, regional e internacional con el objeto
     de proteger a las mujeres y a las nin~as de esta trata infame, 

          1.   Acoge con benepl cito el Programa de Accio'n de la Conferencia
     Internacional sobre la Poblacio'n y el Desarrollo, celebrada en El Cairo
     del 5 al 13 de septiembre de 1994, en el que, entre otras cosas, se pide
     a todos los gobiernos que impidan la trata internacional de migrantes,
     especialmente con fines de prostitucio'n, y a los gobiernos de los
     pai'ses de acogida y de los pai'ses de origen que adopten sanciones eficaces 
     contra quienes organizan la migracio'n de indocumentados, explotan a 
     esos migrantes o se dedican a esa trata, especialmente a cualquier forma
     de trata internacional de mujeres y nin~as;

          2.   Pide a los gobiernos de los pai'ses de origen, tr nsito o
     destino y a las organizaciones regionales e internacionales, seg£n
     corresponda, que apliquen la Plataforma de Accio'n de la Cuarta
     Conferencia Mundial sobre la Mujer:

          a)   Considerando la ratificacio'n y aplicacio'n de las convenciones
     internacionales sobre trata de personas y esclavitud;

          b)   Adoptando medidas adecuadas para afrontar los factores
     fundamentales, incluso los externos, que alientan la trata de mujeres y
     nin~as con fines de prostitucio'n y otras formas de sexo comercial,
     matrimonios forzados y trabajo forzado, con miras a eliminar el tr fico
     de mujeres, inclusive mediante el fortalecimiento de la legislacio'n
     existente a fin de proteger mejor los derechos de la mujer y la nin~a y 
     de sancionar a los autores con medidas penales y civiles;

          c)   Reforzando la cooperacio'n y la accio'n concertada de todas las
     autoridades e instituciones pertinentes encargadas del cumplimiento de la
     ley a fin de desmantelar las redes nacionales, regionales e
     internacionales de trata de personas;

          d)   Asignando recursos a fin de establecer programas amplios
     destinados a curar y rehabilitar a las vi'ctimas de la trata de personas
     para que puedan reintegrarse a la sociedad, inclusive mediante
     capacitacio'n en el empleo, y la prestacio'n de asistencia juri'dica y
     atencio'n confidencial de la salud, y tambie'n adoptando medidas a fin 
     de cooperar con las organizaciones no gubernamentales para prestar
     atencio'n social, me'dica y psicolo'gica a esas vi'ctimas;

          e)   Elaborando programas y poli'ticas de educacio'n y capacitacio'n
     y considerando la posibilidad de promulgar leyes encaminadas a impedir el
     turismo sexual y la trata de personas, con especial hincapie' en la
     proteccio'n de las nin~as y nin~os;

          3.   Invita a los gobiernos a que consideren la posibilidad de
     elaborar normas mi'nimas para el tratamiento humanitario de las vi'ctimas
     de la trata de personas que sean coherentes con las normas de derechos
     humanos reconocidas internacionalmente;

          4.   Alienta a los gobiernos, los o'rganos y organismos pertinentes
     del sistema de las Naciones Unidas, las organizaciones
     intergubernamentales y o gubernamentales a reunir y compartir 
     informacio'n acerca de todos los aspectos de la trata de mujeres y nin~as
     con el objeto de facilitar la elaboracio'n de medidas dirigidas contra 
     la trata de personas y a adoptar medidas adecuadas para crear una mayor
     conciencia p£blica sobre el problema;

          5.   Exhorta a todos los gobiernos a adoptar medidas adecuadas para
     impedir que los traficantes usen y exploten indebidamente actividades
     econo'micas como el desarrollo del turismo y la exportacio'n del trabajo
     y el uso de tecnologi'a inform tica de avanzada, inclusive el ciberespacio;

          6.   Alienta al Relator Especial de la Comisio'n de Derechos Humanos
     sobre la violencia contra la mujer y al Relator Especial de la Comisio'n
     de Derechos Humanos sobre la venta de nin~os, la prostitucio'n infantil y
     la utilizacio'n de nin~os en la pornografi'a, asi' como al Grupo de
     Trabajo sobre las Formas Contempor neas de la Esclavitud de la Subcomisio'n
     de Prevencio'n de Discriminaciones y Proteccio'n a las Minori'as a que sigan

 
     prestando especial atencio'n al problema de la trata de mujeres y nin~as
     y que, por los conductos habituales, presenten informes al respecto a la
     Asamblea General en su quincuage'simo primer peri'odo de sesiones;

          7.   Reitera su peticio'n al Secretario General de que el Di'a
     Internacional para la Abolicio'n de la Esclavitud, 2 de diciembre de
1996,
     se centre en el problema de la trata de personas, especialmente mujeres y
     nin~as, y se dedique una sesio'n del quincuage'simo primer peri'odo de
     sesiones de la Asamblea General al examen de ese problema;

          8.   Alienta a que se celebre una conferencia internacional sobre la
     trata de personas;

          9.   Decide seguir ocup ndose de la cuestio'n y examinar, en su
     41§ peri'odo de sesiones, los informes de los relatores especiales y de
     las organizaciones y organismos pertinentes a fin de formular las
     recomendaciones apropiadas a la Asamblea General en su quincuage'simo
     primer peri'odo de sesiones, por conducto del Consejo Econo'mico y Social
     en su peri'odo de sesiones sustantivo de 1996."

46.  En las sesiones 15¦ y 16¦, celebradas el 22 de marzo, la representante de
Filipinas reviso' oralmente el proyecto de resolucio'n.

47.  En la 16¦ sesio'n, la Comisio'n aprobo' el proyecto de resolucio'n, en su
forma oralmente revisada (ve'ase el capi'tulo I, seccio'n C, resolucio'n 40/4
de la Comisio'n).


             Instituto Internacional de Investigaciones y Capacitacio'n
                           para la Promocio'n de la Mujer

48.   En la 14¦ sesio'n, celebrada el 21 de marzo, la representante de
Costa Rica, en nombre de los Estados Miembros de las Naciones Unidas que
pertenecen al Grupo de los 77 y de China, presento' un proyecto de resolucio'n
(E/CN.6/1996/L.6) titulado "Instituto Internacional de Investigaciones y
Capacitacio'n para la Promocio'n de la Mujer".  Posteriormente Turqui'a se
sumo' a los patrocinadores del proyecto de resolucio'n.

49.  En la 16¦ sesio'n, celebrada el 22 de marzo, la representante de Costa
Rica reviso' oralmente el p rrafo 4 de la parte dispositiva del proyecto de
resolucio'n, reemplazando el te'rmino "importante" por la palabra "especial".

50.  En la misma sesio'n, la Comisio'n aprobo' el proyecto de resolucio'n, en
su forma oralmente revisada (ve'ase el capi'tulo I, seccio'n C, resolucio'n 40/5
de la Comisio'n).


                   Violencia contra las trabajadoras migratorias

51.  En la 14¦ sesio'n, celebrada el 21 de marzo, la representante de
Filipinas, en nombre de Fiji69/, Filipinas, Ghana69/ e Israel69/, presento' y
reviso' oralmente un proyecto de resolucio'n (E/CN.6/1996/L.7) titulado
"Violencia contra las trabajadoras migratorias".  Posteriormente, Costa Rica,
Guinea, Guinea-Bissau, la Rep£blica Dominicana y el Senegal69/ se sumaron a
los patrocinadores del proyecto de resolucio'n, cuyo texto era el siguiente:

          "La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

          Teniendo presente que en la Carta de las Naciones Unidas se reafirma
     la fe en los derechos humanos y las libertades fundamentales, en la
     dignidad y el valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de
     hombres y mujeres,

          Reafirmando los principios enunciados en la Declaracio'n Universal
     de Derechos Humanos y en la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las
     formas de discriminacio'n contra la mujer,

          Recordando las resoluciones de la Asamblea General 47/96, de 16 de
     diciembre de 1992, 48/110, de 20 de diciembre de 1993, 49/165, de 23 de
     diciembre de 1994, y 50/168, de 22 de diciembre de 1995, y las
     resoluciones de la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la
     Mujer 38/7, de 18 de marzo de 1994, y 39/7, de 31 de marzo de 1995, asi'
     como la Declaracio'n sobre la eliminacio'n de la violencia contra la mujer,
     aprobada por la Asamblea General en su cuadrage'simo octavo peri'odo de
     sesiones,

          Acogiendo con benepl cito las conclusiones y recomendaciones de las
     conferencias internacionales recientes, incluida la Conferencia Mundial
     de Derechos Humanos, celebrada en Viena en junio de 1993, la Conferencia
     Internacional sobre la Poblacio'n y el Desarrollo, celebrada en El Cairo
     en septiembre de 1994, la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social,
     celebrada en Copenhague en marzo de 1995, y la Cuarta Conferencia Mundial
     sobre la Mujer, celebrada en Beijing en septiembre de 1995, en relacio'n
     con la promocio'n y proteccio'n de los derechos y las libertades
     fundamentales de las mujeres, y especialmente de las trabajadoras
     migratorias, Tomando nota del gran n£mero de mujeres procedentes de los
     pai'ses en desarrollo y de algunos pai'ses con economi'as en transicio'n
     que siguen emigrando a pai'ses m s pro'speros en busca de medios de vida
     para si' mismas y para sus familias, como consecuencia de la pobreza, el
     desempleo y otras condiciones socioecono'micas,

          Reconociendo que es obligacio'n de los pai'ses de origen proteger y
     promover los intereses de sus ciudadanos que buscan u obtienen empleo en
     otros pai'ses, proporcionarles capacitacio'n y educacio'n apropiadas e
     informarles acerca de sus derechos y obligaciones en los pai'ses de
     empleo,

          Consciente de la obligacio'n moral de los pai'ses receptores o de
     acogida de garantizar los derechos humanos y las libertades fundamentales
     de todas las personas que se encuentren en su territorio, con inclusio'n
     de las trabajadoras migratorias, que son doblemente vulnerables por ser
     mujeres y por ser extranjeras,

          Tomando nota de las medidas adoptadas por algunos pai'ses receptores
     para aliviar la difi'cil situacio'n de las trabajadoras migratorias que
     residen en zonas bajo su jurisdiccio'n,

          Observando con preocupacio'n, no obstante, que se sigue informando
     de abusos graves y actos de violencia cometidos contra las trabajadoras
     migratorias por ciertos empleadores en algunos pai'ses de acogida, 

          Haciendo hincapie' en que los actos de violencia dirigidos contra
     las mujeres menoscaban o anulan la posibilidad de que las mujeres disfruten
     sus derechos humanos y sus libertades fundamentales,

          1.   Reitera su llamamiento a los Estados Miembros de las Naciones
     Unidas para que adopten medidas para la aplicacio'n efectiva de la
     Declaracio'n sobre la eliminacio'n de la violencia contra la mujer,
     incluida su aplicacio'n a las trabajadoras migratorias;

          2.   Invita a los Estados interesados, especialmente a los Estados
     de origen y de acogida de las trabajadoras migratorias, a que celebren
     consultas perio'dicas con objeto de identificar las esferas en que se
     plantean problemas en lo que respecta a promover y proteger los derechos
     de las trabajadoras migratorias y asegurarles el acceso a servicios de
     salud, juri'dicos y sociales, adoptando medidas concretas para resolver
     esos problemas, estableciendo, de ser necesario, servicios y mecanismos
     accesibles desde el punto de vista lingi'stico y cultural para dar
     aplicacio'n a esas medidas y, en general, creando condiciones que
     promuevan una mayor armoni'a y tolerancia entre las trabajadoras
     migratorias y el resto de la sociedad en que residen;

          3.   Alienta a los Estados Miembros de las Naciones Unidas, en
     particular los pai'ses de origen de las trabajadoras migratorias y
     aquellos que las acogen, a que aseguren la proteccio'n de los derechos y
     las libertades fundamentales de las trabajadoras migratorias definidos en
     los convenios y acuerdos internacionales y en las conclusiones de las
     conferencias internacionales recientes;

          4.   Exhorta a los Estados Miembros a que aprueben o apliquen y
     perio'dicamente revisen y analicen las leyes pertinentes a fin de
     asegurar su eficacia en la tarea de eliminar la violencia contra la mujer,
     incluidas las trabajadoras migratorias, haciendo hincapie' en la
     prevencio'n de la violencia y el enjuiciamiento de los responsables, a
     que tomen medidas para la proteccio'n de las mujeres, especialmente las
     trabajadoras migratorias, vi'ctimas de la violencia y a que aseguren el
     acceso a recursos justos y eficaces, incluida la reparacio'n e
     indemnizacio'n y la curacio'n de las vi'ctimas y la rehabilitacio'n de
     los agresores; 

          5.   Alienta a los Estados Miembros a que consideren la posibilidad
     de firmar y ratificar la Convencio'n internacional sobre la proteccio'n
     de los derechos de los trabajadores migratorios y de sus familiares, o de
     adherirse a ella;

          6.   Exhorta a los Estados a que estudien la posibilidad de adoptar
     medidas para impedir que las trabajadoras migratorias sean vi'ctimas de
     la trata de mujeres y que castiguen a los tratantes, entre otras cosas,
     ratificando el Convenio para la represio'n de la trata de personas y de
     la explotacio'n de la prostitucio'n ajena; 

          7.   Insta a que se organice o establezca un mecanismo bajo la
     e'gida del Centro de las Naciones Unidas o de la Oficina del Alto
     Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, en
     coordinacio'n con la Divisio'n para el Adelanto de la Mujer, que ha de
     financiarse con cargo a fondos existentes de los o'rganos pertinentes de las
     Naciones Unidas y a contribuciones voluntarias de organizaciones
     intergubernamentales y no gubernamentales, el cual tendri'a, entre otras, 
     las siguientes funciones:

          a)   Efectuar estudios constantes sobre la situacio'n de los
     trabajadores migratorios a nivel mundial o regional;

          b)   Difundir informacio'n sobre cuestiones relacionadas con los
     trabajadores migratorios;

          c)   Proporcionar capacitacio'n e informacio'n a los trabajadores
     migratorios para permitirles hacer valer sus derechos y sus libertades
     fundamentales;

          d)   Formular recomendaciones respecto de medidas para encarar los
     problemas que afectan a los trabajadores migratorios, y especialmente a
     las trabajadoras migratorias, con una perspectiva intersectorial,
     interregional, regional y subregional;

          e)   Servir de tribuna para el cambio de ideas, experiencias, etc.,
     sobre los trabajadores migratorios;

          f)   Organizar seminarios, consultas y conferencias sobre cuestiones
     que afectan a los trabajadores migratorios, y especialmente a las
     trabajadoras migratorias;

          8.   Reitera su recomendacio'n a la Comisio'n de Derechos Humanos de
     que haga de la proteccio'n y la promocio'n de los derechos de las
     trabajadoras migratorias uno de sus temas prioritarios y su
     recomendacio'n a la Relatora Especial de la Comisio'n de que siga incluyendo
     entre las cuestiones urgentes relativas a su mandato la violencia contra las
     trabajadoras migratorias;

          9.   Acoge con benepl cito la celebracio'n, prevista para los di'as
27
     a 30 de mayo de 1996, de la reunio'n de un grupo de expertos de las
     Naciones Unidas sobre la cuestio'n de la violencia contra las
    
     trabajadoras migratorias, y solicita que el informe de ese grupo se presente
     a la Asamblea General en su quincuage'simo primer peri'odo de sesiones por
     conducto del Consejo Econo'mico y Social y que en el informe del
     Secretario General a la Asamblea General en su quincuage'simo primer
     peri'odo de sesiones figuren recomendaciones respecto de indicadores
     concretos para determinar la situacio'n de las trabajadoras migratorias
     en los pai'ses de origen y de acogida, junto con los informes de la Relatora
     Especial sobre la violencia contra la mujer y de los o'rganos de las
     Naciones Unidas y las organizaciones intergubernamentales y no
     gubernamentales pertinentes."

52.  En la 16¦ sesio'n, celebrada el 22 de marzo, la representante de
Filipinas, en nombre de los patrocinadores, formulo' oralmente nuevas
revisiones al proyecto de resolucio'n.

53.  En la misma sesio'n, la Comisio'n aprobo' el proyecto de resolucio'n, en
su forma oralmente revisada (ve'ase el capi'tulo I, seccio'n C, resolucio'n 40/6
de la Comisio'n).


Logro de los objetivos estrate'gicos y medidas que han
de adoptarse en las esferas de especial preocupacio'n:
la mujer y los medios de difusio'n

54.  En la 14¦ sesio'n, celebrada el 21 de marzo, la representante de Costa
Rica, en nombre de los Estados Miembros de las Naciones Unidas que pertenecen
al Grupo de los 77 y de China, presento' y reviso' oralmente un proyecto de
resolucio'n (E/CN.6/1996/L.8) titulado "Logro de los objetivos estrate'gicos y
medidas que han de adoptarse en las esferas de especial preocupacio'n:  la
mujer y los medios de difusio'n".  El texto del proyecto de resolucio'n era el
siguiente:

          "La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

          Recordando la Declaracio'n sobre la eliminacio'n de la violencia
      contra la mujer, aprobada en 1993,

          Refirie'ndose a la Plataforma de Accio'n de Toronto, relativa al
      acceso de las periodistas a la expresio'n y la adopcio'n de decisiones, 

          1.   Reafirma las disposiciones del Programa de Accio'n, aprobado
     por la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, en particular los
     p rrafos 131 y 135, relativos a la intolerancia religiosa, la violencia
     extremista y el terrorismo que afectan particularmente a las mujeres a
     causa de su condicio'n en la sociedad y de su sexo;

          2.   Reafirma adem s el inciso f) del p rrafo 145 del Programa de
     Accio'n en que se propone que los gobiernos y las organizaciones
     internacionales y regionales insten a la comunidad internacional a que
     condene todas las formas y manifestaciones de terrorismo y adopte medidas
     contra e'l, haciendo hincapie' en la prevencio'n de la violencia contra
     las mujeres en general y las mujeres periodistas en particular que, por su
     profesio'n, constituyen un objetivo f cil y privilegiado de los actos de
     violencia e intolerancia y los ataques terroristas;

          3.   Condena los asesinatos y los actos de violencia y de terrorismo
     perpetrados contra periodistas en razo'n de su sexo y profesio'n, en
     particular en Argelia;

          4.   Rinde un c lido homenaje a todas las mujeres que, con coraje,
     abnegacio'n y determinacio'n, siguen contribuyendo a trave's de los
     medios de difusio'n al mejoramiento de la condicio'n de la mujer;

          5.   Insta a las Naciones Unidas, la Organizacio'n de las Naciones
     Unidas para la Educacio'n, la Ciencia y la Cultura y la comunidad
     internacional a que unan sus esfuerzos a fin de intensificar, de
     conformidad con el Programa de Accio'n, la lucha contra el terrorismo y
     todas las formas de intolerancia y violencia que constituyen un grave
     obst culo para el logro de los objetivos de igualdad, desarrollo y paz
     proclamados por las Estrategias de Nairobi orientadas hacia el futuro
     para el adelanto de la mujer."

55.  En la 16¦ sesio'n, celebrada el 22 de marzo, la Comisio'n tuvo ante si'
un proyecto de resolucio'n revisado (E/CN.6/1996/L.8/Rev.1), que la representante
de Costa Rica reviso' oralmente nuevamente en nombre de los patrocinadores. 
Los Estados Unidos de Ame'rica, Francia, Italia69/, Nepal69/ y Turqui'a69/ se
sumaron a los patrocinadores del proyecto de resolucio'n revisado.

  En la misma sesio'n, la Comisio'n aprobo' el proyecto de resolucio'n
revisado, en la versio'n nuevamente revisada (ve'ase el capi'tulo I, seccio'n C,
resolucio'n 40/7 de la Comisio'n).


                                La mujer palestina

57.  En la 14¦ sesio'n, celebrada el 21 de marzo, la representante de Costa
Rica, en nombre de los Estados Miembros de las Naciones Unidas que pertenecen
al Grupo de los 77 y de China, presento' un proyecto de resolucio'n
(E/CN.6/1996/L.9) titulado "La mujer palestina".

58.  En la 16¦ sesio'n, celebrada el 22 de marzo, formularon declaraciones las
observadoras de la Rep£blica žrabe Siria e Israel.

59.  En la misma sesio'n, la Comisio'n aprobo' el proyecto de resolucio'n, en
votacio'n registrada, por 36 votos contra 1 y 7 abstenciones (ve'ase el
capi'tulo I, seccio'n A, proyecto de resolucio'n I).  El resultado de la
votacio'n
fue el siguiente:

     A favor:       Angola, Argelia, Austria, Bahamas, Belar£s, Be'lgica,
                    Brasil, Bulgaria, Chile, China, Chipre, Colombia, Congo,
                    Costa Rica, Cuba, Ecuador, Filipinas, Francia, Grecia,
                    Guinea, India, Indonesia, Ir n (Rep£blica Isl mica del),
                    Jamahiriya Arabe Libia, Japo'n, Malasia, Me'xico, Namibia,
                    Portugal, Rep£blica de Corea, Rep£blica Dominicana, Sud n,
                    Swazilandia, Tailandia, Togo y T£nez.

     En contra:     Estados Unidos de Ame'rica.

     Abstenciones:  Australia, Eslovaquia, Federacio'n de Rusia,
Guinea-Bissau,
                    Li'bano, Mali'70/ y Noruega.

60.  Antes de la aprobacio'n del proyecto de resolucio'n, formulo' una
declaracio'n la representante de los Estados Unidos de Ame'rica; despue's de
su aprobacio'n, formularon declaraciones las representantes de Australia,
Noruega, la Rep£blica Isl mica del Ir n y la Jamahiriya žrabe Libia.

61.  La observadora de Palestina tambie'n formulo' una declaracio'n.


Logro de los objetivos estrate'gicos y medidas que han
de adoptarse en las esferas de especial preocupacio'n:
la pobreza

62.  En la 12¦ sesio'n, celebrada el 20 de marzo, la representante de Costa
Rica, en nombre de los Estados Miembros de las Naciones Unidas que pertenecen
al Grupo de los 77 y de China, presento' y reviso' oralmente un proyecto de
resolucio'n (E/CN.6/1996/L.10) titulado "Logro de los objetivos estrate'gicos
y medidas que han de adoptarse en las esferas de especial preocupacio'n:  la
pobreza".  El texto del proyecto de resolucio'n era el siguiente:

          "La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

          Recordando las resoluciones de la Asamblea General 43/195, de 20 de
     diciembre de 1988, 44/212, de 22 de diciembre de 1989, 45/213, de 21 de
     diciembre de 1990, 46/141, de 17 de diciembre de 1991, 47/197, de 22 de
     diciembre de 1992, 48/184, de 21 de diciembre de 1993, y 49/110, de 19 de
     diciembre de 1994, relativas a la cooperacio'n internacional para la
     erradicacio'n de la pobreza en los pai'ses en desarrollo,

          Recordando la resolucio'n 50/107 de la Asamblea General, de 20 de
     diciembre de 1995, relativa a la observancia del An~o Internacional para
     la Erradicacio'n de la Pobreza y a la proclamacio'n del primer Decenio de
     las Naciones Unidas para la Erradicacio'n de la Pobreza,

          Reafirmando la importancia de los resultados de la Cuarta
     Conferencia Mundial sobre la Mujer, celebrada en Beijing del 4 al 15 de
     septiembre de 1995, asi' como las principales conferencias y cumbres
     organizadas por las Naciones Unidas desde 1990, en particular, la Cumbre
     Mundial en favor de la Infancia, celebrada en Nueva York en septiembre de
     1990, y la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, celebrada en
     Copenhague en marzo de 1995, 

          Reafirmando la resolucio'n 50/203 de la Asamblea General, de 22 de
     diciembre de 1995, relativa al seguimiento de la Cuarta Conferencia
     Mundial sobre la Mujer,

          Tomando nota del informe del Secretario General sobre la pobreza,

          Reconociendo que la erradicacio'n de la pobreza exige la 
     participacio'n plena e igualitaria de las mujeres, en particular en la
     formulacio'n y aplicacio'n de las poli'ticas que las afectan, para que
     puedan convertirse en aute'nticas asociadas para el desarrollo,

          Poniendo de relieve que la habilitacio'n de la mujer es un factor
     decisivo en la erradicacio'n de la pobreza, pues la mayori'a de las
     personas que viven en la pobreza son mujeres y las mujeres contribuyen a
     la economi'a y a la lucha contra la pobreza con el trabajo que realizan
     en el hogar, en la comunidad y en el lugar de trabajo,

          Reconociendo que hay m s mujeres que hombres que viven en la pobreza
     absoluta y que ese desequilibrio est  aumentando, lo que limita el acceso
     de las mujeres a los ingresos, los recursos, la educacio'n, la atencio'n
     de la salud, la nutricio'n, la vivienda y el agua potable en todos los
     pai'ses en desarrollo, en particular los pai'ses africanos y los pai'ses
     menos adelantados,

          Teniendo presente que el n£mero cada vez mayor de mujeres que viven
     en la pobreza en los pai'ses en desarrollo, especialmente en las zonas
     rurales y los tugurios urbanos, exige que la comunidad internacional tome
     medidas urgentes y que se adopten medidas y poli'ticas concretas en los
     planos nacional y regional con miras a la erradicacio'n de la pobreza en
     el marco de la Declaracio'n y Plataforma de Accio'n de Beijing, aprobada
     por la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer,

          Destacando la necesidad de promover y aplicar poli'ticas encaminadas
     a establecer un clima econo'mico internacional propicio, entre otras
     cosas, mediante el alivio de la carga de la deuda externa y del efecto
     negativo de los programas de ajuste estructural por medio de la
     movilizacio'n y la aportacio'n de recursos financieros nuevos y
     adicionales en cantidad suficiente y previsible, el establecimiento de
     relaciones de intercambio equitativas y el mejoramiento del acceso a las
     mujeres de los pai'ses en desarrollo a los mercados, las inversiones
     productivas y la tecnologi'a,

          1.   Reconoce la funcio'n fundamental que cumplen las mujeres en la
     erradicacio'n de la pobreza y recomienda su participacio'n plena e
     igualitaria en la formulacio'n y aplicacio'n de las poli'ticas que las
     afectan para que puedan convertirse en aute'nticas asociadas para el
     desarrollo;

          2.   Reconoce tambie'n que la erradicacio'n de la pobreza es un
     problema complejo, multidimensional y fundamental para fortalecer la
     igualdad, la paz y el desarrollo;

          3.   Insta a todos los gobiernos, al sistema de las Naciones Unidas,
     incluidas las instituciones de Bretton Woods, y a la sociedad civil a
     poner en pr ctica la Plataforma de Accio'n en su totalidad;

          4.   Recomienda que para alcanzar las metas relativas a la
     erradicacio'n de la feminizacio'n de la pobreza establecidas en la
     Plataforma de Accio'n, habri'a que emprender, entre otras, las siguientes
     actividades:

          a)   Formular y poner en pr ctica poli'ticas de educacio'n,
     capacitacio'n y readiestramiento para mujeres y nin~as;

          b)   Promover y proteger los derechos de la mujer al acceso pleno e
     igualitario a los recursos econo'micos, incluido el derecho a la herencia
     y a la propiedad de tierras y otros bienes, al cre'dito, a los recursos
     naturales y las tecnologi'as adecuadas;

          c)   Promover la participacio'n de la mujer en todos los niveles de
     la adopcio'n de decisiones;

          d)   Integrar una perspectiva de ge'nero en la formulacio'n de
     poli'ticas y programas para la erradicacio'n de la pobreza;

          e)   Formular estrategias nacionales de promocio'n del empleo por
     cuenta ajena y propia, incluida la creacio'n de aptitudes empresariales y
     de organizacio'n para que puedan las mujeres generar ingresos;

          f)   Adoptar poli'ticas que garanticen que todas las mujeres gocen
     de una proteccio'n econo'mica y social suficiente durante el desempleo, la
     enfermedad, la maternidad, la procreacio'n, la viudez, la discapacidad y
     la vejez;

          g)   Formular metodologi'as basadas en el ge'nero y llevar a cabo
     investigaciones para abordar los problemas relativos a la contribucio'n
     de la mujer a la economi'a, la feminizacio'n de la pobreza y las
     repercusiones econo'micas y sociales de la deuda y los programas de ajuste
     estructural en todos los pai'ses en desarrollo, en particular los pai'ses
     africanos y los pai'ses menos adelantados;

          h)   Reducir, seg£n proceda, los gastos militares excesivos y las
     inversiones destinadas a la produccio'n y adquisicio'n de armas, de
     conformidad con las necesidades en materia de seguridad nacional, a fin
     de incrementar los recursos disponibles para el desarrollo social y
     econo'mico;

          5.   Insta a que se apliquen con car cter urgente los resultados de
     todas las dem s conferencias y cumbres principales de las Naciones Unidas
     relativas a la erradicacio'n de la pobreza;

          6.   Insta a los Estados a aceptar los compromisos segundo y quinto
     de la Declaracio'n de Copenhague sobre Desarrollo Social e insta a todas
     las entidades internacionales pertinentes a poner en pr ctica las medidas
     de erradicacio'n de la pobreza que figuran en el Programa de Accio'n de
     la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social;

          7.   Destaca que el sistema de las Naciones Unidas, incluidas las
     instituciones de Bretton Woods, deberi'a desempen~ar una funcio'n central
     en el aumento del apoyo y la asistencia de car cter financiero y te'cnico
     para los pai'ses en desarrollo, en particular, los pai'ses africanos y
     los pai'ses menos adelantados, en el marco de sus esfuerzos por alcanzar los
     objetivos establecidos en la Declaracio'n y Plataforma de Accio'n de
     Beijing, en particular, el objetivo relativo a la eliminacio'n de la
     feminizacio'n de la pobreza;

          8.   Destaca la importancia de que se utilicen todas las fuentes y
     mecanismos de financiacio'n disponibles, con vistas a contribuir al logro
     del objetivo de la erradicacio'n de la pobreza prestando especial
     atencio'n a las mujeres que viven en la pobreza;

          9.   Invita a todos los pai'ses, al sistema de las Naciones Unidas,
     incluidas las instituciones de Bretton Woods, a otras organizaciones
     internacionales pertinentes, a las organizaciones no gubernamentales, al
     sector privado y a todos los dem s sectores a que contribuyan a poner en
     pr ctica los programas encaminados a erradicar la pobreza;

          10.  Recomienda que el Consejo Econo'mico y Social, cuando examine
     el tema 'Coordinacio'n de las actividades del sistema de las Naciones Unidas
     para la erradicacio'n de la pobreza' en su peri'odo de sesiones
     sustantivo de 1996, se asegure de que los o'rganos pertinentes del sistema
     de las Naciones Unidas tengan plenamente en cuenta los aspectos relativos
     al ge'nero en sus actividades de erradicacio'n de la pobreza y pide al
     Consejo que recomiende a la Asamblea General que se incorpore la cuestio'n
     del ge'nero de la pobreza en el plan de accio'n del primer Decenio de las
     Naciones Unidas para la Erradicacio'n de la Pobreza;

          11.  Pide al Secretario General que presente un informe sobre la
     aplicacio'n de la presente resolucio'n en el marco del primer Decenio de
     las Naciones Unidas para la Erradicacio'n de la Pobreza;

          12.  Pide asimismo al Secretario General que tenga presente la
     cuestio'n de la pobreza en la preparacio'n y el examen de informes sobre
     todas las dem s esferas de especial preocupacio'n establecidas en la
     Plataforma de Accio'n, teniendo en cuenta los m£ltiples vi'nculos entre
     la erradicacio'n de la pobreza y esas esferas."

63.  En la 16¦ sesio'n, celebrada el 22 de marzo, la Comisio'n tuvo ante si'
un proyecto de resolucio'n (E/CN.6/1996/L.14) titulado "Aplicacio'n de objetivos
y medidas estrate'gicas en las esferas cri'ticas de preocupacio'n:  pobreza",
presentado por la Presidenta como base para la celebracio'n de consultas
oficiosas.  El texto del proyecto de resolucio'n era el siguiente:

          "La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

          Primer p rrafo del pre mbulo.  Recordando la resolucio'n 49/110 de
     la Asamblea General, de 19 de diciembre de 1994, y otras resoluciones
     pertinentes de la Asamblea relativas a la cooperacio'n internacional para
     la erradicacio'n de la pobreza en los pai'ses en desarrollo,

          Segundo p rrafo del pre mbulo.  Recordando la resolucio'n 50/107 de
     la Asamblea General, de 20 de diciembre de 1995, relativa a la
     observancia del An~o Internacional para la Erradicacio'n de la Pobreza y
     a la proclamacio'n del Primer Decenio de las Naciones Unidas para la
     Erradicacio'n de la Pobreza,

          Tercer p rrafo del pre mbulo.  Reafirmando la importancia de los
     resultados de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, celebrada en
     Beijing del 4 al 15 de septiembre de 1995, asi' como las principales
     conferencias y cumbres organizadas por las Naciones Unidas desde 1990, en
     particular, la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, celebrada en
     Copenhague en marzo de 1995, [deber  decidirse el lugar de inclusio'n]

          Tercer p rrafo bis del pre mbulo.  Reconociendo que la erradicacio'n
     de la pobreza exigir  la aplicacio'n y la integracio'n de estrategias en 

     los planos nacional e internacional en todas las esferas de especial
     preocupacio'n que figuran en la Plataforma de Accio'n [incluso, entre
     otras, la salud, la educacio'n y los derechos humanos],

          Cuarto p rrafo del pre mbulo.  Reafirmando la resolucio'n 50/203 de
     la Asamblea General, de 22 de diciembre de 1995, sobre el seguimiento de
     la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer,

          Quinto p rrafo del pre mbulo.  Tomando nota del informe del
     Secretario General sobre la pobreza en el seguimiento de la Cuarta
     Conferencia Mundial sobre la Mujer y de los debates celebrados sobre esa
     cuestio'n en el 40§ peri'odo de sesiones de la Comisio'n de la Condicio'n
     Juri'dica y Social de la Mujer,

          Quinto p rrafo bis del pre mbulo.  Reafirmando las resoluciones de
     la Asamblea General 50/173, de 22 de diciembre de 1995, sobre el Decenio
     de las Naciones Unidas para la educacio'n en la esfera de los derechos
     humanos, 1995-2004, y 49/184, de 23 de diciembre de 1994, en que la
     Asamblea expreso' su conviccio'n de que cada mujer, hombre y nin~o, para
     materializar su pleno potencial humano debe ser consciente de todos sus
     derechos humanos, civiles, culturales, poli'ticos y sociales [y del
     derecho al desarrollo],

          Quinto p rrafo ter del pre mbulo.  Reconociendo que es crucial la
     integracio'n de una perspectiva de ge'nero en todas las poli'ticas y
     programas encaminados a luchar contra la pobreza, porque las mujeres
     constituyen la mayor parte de la poblacio'n del mundo que vive en la
     pobreza, 

          Quinto p rrafo quater del pre mbulo.  Reconociendo tambie'n que la
     plena aplicacio'n de los derechos humanos de la mujer y de la nin~a, como
     parte inalienable, integral e indivisible de los derechos humanos y las
     libertades fundamentales, es esencial para el adelanto de la mujer,

          Quinto p rrafo quinquiens del pre mbulo.  Reconociendo adem s que es
     fundamental el compromiso de los gobiernos es para luchar contra la
     pobreza y mejorar las condiciones de vida de mujeres y hombres,

          Sexto p rrafo del pre mbulo.  Reconociendo asimismo que los
     esfuerzos nacionales e internacionales para erradicar la pobreza exigen
     la participacio'n plena e igualitaria de la mujer en la formulacio'n y
     aplicacio'n de poli'ticas que tengan plenamente en cuenta la perspectiva
     de ge'nero y que habiliten a la mujer para convertirse en una aute'ntica
     asociada para el desarrollo,

          Se'ptimo p rrafo del pre mbulo.  Poniendo de relieve que la
     habilitacio'n de la mujer es un factor decisivo en la erradicacio'n de la
     pobreza, pues la mayori'a de las personas que viven en la pobreza son
     mujeres y las mujeres contribuyen a la economi'a y a la lucha contra la
     pobreza con el trabajo que realizan en el hogar, en la comunidad y en el
     lugar de trabajo,

          Se'ptimo p rrafo bis del pre mbulo.  Reconociendo que la pobreza es
     un problema mundial que afecta a todos los pai'ses y que la complejidad
     de la pobreza, inclusive el aumento de la proporcio'n de mujeres que viven
     en la pobreza, exige la adopcio'n de una amplia gama de medidas en los
     planos nacional y regional, dando prioridad en particular a la situacio'n
     de las mujeres que viven en la pobreza,

          Octavo p rrafo del pre mbulo.  Reconociendo tambie'n que hay m s
     mujeres que hombres que viven en la pobreza absoluta y que ese
     desequilibrio est  aumentando, lo que limita el acceso de las mujeres a
     los ingresos, los recursos, la educacio'n, la atencio'n de la salud, la 
     nutricio'n, la vivienda y el agua potable en todos los pai'ses en
     desarrollo, en particular los pai'ses africanos y los pai'ses menos
     adelantados,

          Octavo p rrafo bis del pre mbulo.  Reconociendo adem s que un gran
     n£mero de mujeres de los pai'ses con economi'as en transicio'n tambie'n
     se ven afectadas por la pobreza, 

          Noveno p rrafo del pre mbulo.  Teniendo presente que el n£mero cada
     vez mayor de mujeres que viven en la pobreza en los pai'ses en
     desarrollo, especialmente en las zonas rurales y urbanas, exige que la
     comunidad internacional participe en apoyo de las medidas adoptadas en los
     planos nacional y regional para la erradicacio'n de la pobreza en el marco
     de la Declaracio'n de Beijing y la Plataforma de Accio'n,

          De'cimo p rrafo del pre mbulo.  Haciendo hincapie' en la necesidad
     de promover y aplicar poli'ticas que creen un entorno econo'mico externo
     propicio mediante, entre otras cosas, la cooperacio'n en la formulacio'n
     y la aplicacio'n de poli'ticas macroecono'micas, la liberalizacio'n del   


  

     comercio, la movilizacio'n o el suministro de recursos financieros nuevos
     y adicionales suficientes, predecibles y que se hayan movilizado de
     manera de aprovechar al m ximo la disponibilidad de esos recursos para el
     desarrollo sostenible, utilizando todas las fuentes y mecanismos de
     financiacio'n disponibles, una mayor estabilidad financiera, y asegurando
     un mayor acceso de los pai'ses en desarrollo a los mercados mundiales, a
     inversiones y tecnologi'as productivas y a conocimientos apropiados, 

          1.  Reconoce la funcio'n fundamental que cumplen las mujeres en la
     erradicacio'n de la pobreza y hace hincapie' en su participacio'n plena e
     igualitaria en la formulacio'n y aplicacio'n de poli'ticas que tengan
     plenamente en cuenta la perspectiva de ge'nero y que habiliten a las
     mujeres para que puedan convertirse en aute'nticas asociadas para el
     desarrollo;

          1 bis.  Destaca que la habilitacio'n y la autonomi'a de la mujer y
     el mejoramiento de su condicio'n social, econo'mica y juri'dica son
     esenciales para la erradicacio'n de la pobreza y que la participacio'n plena
     e igualitaria de la mujer en el proceso de adopcio'n de decisiones en todos
     los niveles es parte integrante del proceso;

          2.  Reconoce que la erradicacio'n de la pobreza es una cuestio'n
     compleja y multidimensional y que es fundamental para promover la
     igualdad entre el hombre y la mujer y para fortalecer la paz y lograr el
     desarrollo sostenible;

          2 bis.  [Reafirma que la promocio'n, la proteccio'n y el respeto de
     todos los derechos humanos y las libertades fundamentales, incluso los
     derechos humanos de la mujer y el derecho al desarrollo, que son
     universales, indivisibles, interdependientes e interrelacionados, deben
     integrarse en todas las poli'ticas y programas encaminados a la
     erradicacio'n de la pobreza y reafirma tambie'n la necesidad de tomar
     medidas para velar por que todos este'n facultados para participar en el
     desarrollo econo'mico, social, cultural y poli'tico, contribuir a e'l y 
     disfrutarlo;]

          2 ter.  Destaca que la integracio'n de los aspectos relativos al
     ge'nero implica un examen de las formas en que la pobreza afecta a
     mujeres y hombres, los distintos instrumentos a su alcance para afrontar el
     problema y sus contribuciones y potencial respectivos;

          2 quater.  Destaca adem s que tanto esa integracio'n como otras
     medidas positivas deberi'an considerarse estrategias complementarias
     encaminadas a alcanzar la plena realizacio'n del potencial de desarrollo
     de mujeres y hombres y a erradicar la pobreza;

          2 quinquiens.  Insta a todos los gobiernos a cumplir sus compromisos
     asumidos en virtud de la Plataforma de Accio'n de formular, de
     preferencia para fines de 1996, estrategias de aplicacio'n o planes de
     accio'n nacionales que tambie'n deberi'an centrarse en la erradicacio'n de
     la pobreza absoluta y la reduccio'n de la pobreza en general e incluir
     objetivos, puntos de referencia para el seguimiento y propuestas de
     distribucio'n o redistribucio'n de los recursos para la ejecucio'n de esos
     planes o estrategias, incluidos los recursos para llevar a cabo an lisis de
     las repercusiones de ge'nero; en caso necesario, podri'a obtenerse el apoyo
     de la comunidad internacional, e incluso recursos;

          3.   [Insta a todos los gobiernos, al sistema de las Naciones
     Unidas, incluidas las instituciones de Bretton Woods, y a la sociedad
     civil a aplicar la Plataforma de Accio'n en su totalidad; [incluida la
     realizacio'n de an lisis de las repercusiones de ge'nero];]

          4.   Destaca que, adem s de los compromisos y las recomendaciones
     relativas a la erradicacio'n de la pobreza incluidos en el Programa de
     Accio'n de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social y en la Plataforma
     de Accio'n aprobada por la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer,
     habri'a que emprender medidas concretas en el contexto de la Plataforma de
     Accio'n para abordar el problema de la feminizacio'n de la pobreza y para
     integrar los aspectos relativos al ge'nero en todas las poli'ticas y
     programas de erradicacio'n de la pobreza, incluidas, entre otras cosas, las
     siguientes actividades: 

          a)   Formular y poner en pr ctica poli'ticas de educacio'n,
     capacitacio'n y readiestramiento para mujeres y nin~as;

          b)   Emprender reformas legislativas y administrativas para dar a la
     mujer acceso pleno e igualitario a los recursos econo'micos, incluido el
     derecho a la herencia y a la propiedad de tierras y otros bienes, al
     cre'dito, a los recursos naturales y las tecnologi'as adecuadas;

          c)   Promover la participacio'n de la mujer en todos los niveles de
     adopcio'n de decisiones;

          d)   Formular estrategias nacionales de promocio'n del empleo por
     cuenta ajena y propia, incluida la creacio'n de aptitudes empresariales y
     de organizacio'n para que las mujeres puedan generar ingresos;

          e)   Adoptar poli'ticas que garanticen que todas las mujeres gocen
     de una proteccio'n econo'mica y social suficiente durante el desempleo, la
     enfermedad, la maternidad, la procreacio'n, la viudez, la discapacidad y
     la vejez, y que las mujeres, los hombres y la sociedad compartan las
     responsabilidades en el cuidado de los nin~os y de otras personas a
     cargo;

          e bis)  Reestructurar y dirigir la asignacio'n del gasto p£blico con
     miras a aumentar las oportunidades econo'micas para la mujer y promover
el
     acceso igualitario de la mujer a los recursos productivos, y atender las
     necesidades sociales, educacionales y de salud b sicas de la mujer, en
     particular de las que viven en la pobreza;

          f)   Formular metodologi'as basadas en el ge'nero y llevar a cabo
     investigaciones [a fin de formular una poli'tica m s eficaz que permita
     reconocer y valorar cabalmente la contribucio'n de la mujer a la
     economi'a por medio de todas las formas de trabajo y empleo y para abordar
     el problema de la feminizacio'n de la pobreza, en particular, la relacio'n
     entre el trabajo no remunerado y la vulnerabilidad de la mujer ante la
     pobreza;] [suprimir:  abordar los problemas relativos a la contribucio'n
     de la mujer a la economi'a, la feminizacio'n de la pobreza y las
     repercusiones econo'micas y sociales de la deuda y los programas de
     ajuste estructural en todos los pai'ses en desarrollo, en particular los
     pai'ses africanos y los pai'ses menos adelantados;];

          f bis)  [Analizar, desde una perspectiva de ge'nero, las poli'ticas
     macroecono'micas y microecono'micas, incluidas las poli'ticas y los
     programas de ajuste estructural y la distribucio'n del gasto p£blico, los
     cuales deberi'an formularse y aplicarse con la participacio'n plena y
     equitativa de la mujer para evitar que incidan de forma negativa en las
     mujeres que viven en la pobreza;]

          g)   Reducir, seg£n proceda, los gastos militares excesivos y las
     inversiones destinadas a la produccio'n y adquisicio'n de armas, de
     conformidad con las necesidades en materia de seguridad nacional, a fin
     de incrementar los recursos disponibles para el desarrollo social y
     econo'mico;

          4 bis.  Insta a que se apliquen los resultados de todas las dem s
     conferencias de las Naciones Unidas relativas a la erradicacio'n de la
     pobreza;

          5.   Insta a los Estados a aceptar todos los compromisos de la
     Declaracio'n de Copenhague sobre Desarrollo Social, teniendo en cuenta
     los compromisos segundo y quinto y sus interrelaciones, en el marco de sus
     actividades encaminadas a erradicar la pobreza e insta a todas las
     entidades internacionales pertinentes a poner en pr ctica con urgencia
     las medidas de erradicacio'n de la pobreza que figuran en el Programa de
     Accio'n de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social;

          5 bis.  Destaca la necesidad de integrar plenamente los aspectos
     relativos al ge'nero en la labor de todos los grupos de trabajo tem ticos
     relativos a la erradicacio'n de la pobreza establecidos por el Comite'
     Administrativo de Coordinacio'n, asi' como la importancia de establecer
     el comite' entre organismos propuesto para el seguimiento de la Cuarta
     Conferencia Mundial sobre la Mujer;

          5 ter.  Recomienda que se emprendan actividades a nivel de todo el
     sistema de las Naciones Unidas respecto del examen de los indicadores
     existentes, el mejoramiento de los an lisis de las repercusiones de
     ge'nero de la formulacio'n y aplicacio'n de los programas de reforma
     econo'mica, la formulacio'n de evaluaciones cualitativas complementarias,
     la uniformacio'n de medidas y la promocio'n de su aplicacio'n, y destaca
     que esas actividades deber n coordinarse de forma eficaz;

          5 quater.  Recomienda asimismo que las secretari'as del sistema de
     las Naciones Unidas, incluidas las instituciones de Bretton Woods,
     adopten un  me'todo coherente para realizar la integracio'n de los
     aspectos relativos al ge'nero y ejecutar programas concretos encaminados a
     promover la igualdad entre la mujer y el hombre en las actividades
     operacionales, la contratacio'n de personal y la adopcio'n de decisiones en
     el sistema;

          6.   Destaca que el sistema de las Naciones Unidas, incluidas las
     instituciones de Bretton Woods, deberi'a desempen~ar una funcio'n central
     en el aumento del apoyo y la asistencia de car cter financiero y te'cnico
     para los pai'ses en desarrollo, en particular los pai'ses africanos y los
     pai'ses menos adelantados, en el marco de sus esfuerzos por alcanzar los
     objetivos de erradicacio'n de la pobreza y la plena integracio'n de los
     aspectos relativos al ge'nero en todas sus poli'ticas y programas, seg£n
     lo expresado en la Declaracio'n y Plataforma de Accio'n de Beijing, en
     particular el objetivo de la erradicacio'n de la pobreza;

          6 bis.  Reconoce que la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n en
     los pai'ses con economi'a en transicio'n tambie'n exigir  la cooperacio'n
     y la asistencia continuas de la comunidad internacional en apoyo de las
     actividades nacionales;

          7.   Destaca la importancia de que se utilicen todas las fuentes y
     los mecanismos de financiacio'n disponibles con vistas a contribuir al 
     logro del objetivo de la erradicacio'n de la pobreza y a su orientacio'n
     hacia las mujeres que viven en la pobreza;

          7 bis.  Insta a los Estados que apoyan la iniciativa de asignar el
     20% de la asistencia oficial para el desarrollo y el 20% del presupuesto
     nacional a programas sociales b sicos a que integren plenamente los
     aspectos relativos al ge'nero en la ejecucio'n de esa iniciativa,
     conforme a lo dispuesto en el p rrafo 16 de la resolucio'n 50/203 de la
     Asamblea General;

          8.   Invita a todos los pai'ses, al sistema de las Naciones Unidas,
     incluidas las instituciones de Bretton Woods, a las organizaciones
     internacionales pertinentes, a las organizaciones no gubernamentales, al
     sector privado y a todos los dem s sectores a que contribuyan a poner en
     pr ctica los programas encaminados a erradicar la pobreza;

          8 bis.  Destaca la necesidad de que los asociados para el desarrollo
     adopten un criterio coherente y coordinado para la ejecucio'n de planes o
     programas nacionales de erradicacio'n de la pobreza en que se tenga
     plenamente en cuenta los aspectos relativos al ge'nero;

          8 ter.  Destaca tambie'n la necesidad de impartir a los responsables
     de formular y ejecutar poli'ticas y programas de desarrollo, con la
     asistencia de las organizaciones de las Naciones Unidas, una
     capacitacio'n en la cual se tengan en cuenta los aspectos relativos al
     ge'nero;

          8 quater.  Destaca asimismo la importancia de las organizaciones no
     gubernamentales como entidades que participan en el plano comunitario en
     el di logo de poli'tica encaminado a beneficiar a la mujer mediante
     programas de erradicacio'n de la pobreza e insta a que se siga tratando
     de encontrar formas de que esas organizaciones no gubernamentales
     contribuyan a la ejecucio'n de esos programas;

          9.   Recomienda que el Consejo Econo'mico y Social, cuando examine
     el tema 'Coordinacio'n de las actividades del sistema de las Naciones Unidas
     para la erradicacio'n de la pobreza' en su peri'odo de sesiones
     sustantivo de 1996, se asegure de que los o'rganos pertinentes del sistema
     de las Naciones Unidas tengan plenamente en cuenta los aspectos relativos
     al ge'nero en sus actividades de erradicacio'n de la pobreza y, asimismo,
     pide al Consejo que recomiende a la Asamblea General que se incorporen los
     aspectos relacionados con el ge'nero en la pobreza en todas las
     actividades y documentos relativos al primer Decenio de las Naciones
     Unidas para la Erradicacio'n de la Pobreza;

          9 bis.  Destaca la necesidad de integrar plenamente los aspectos
     relativos al ge'nero en el seguimiento coordinado de las principales
     conferencias y cumbres de las Naciones Unidas y recomienda que el Consejo
     Econo'mico y Social examine perio'dicamente la medida en que ya se han
     tenido en cuenta los aspectos relativos al ge'nero en las recomendaciones
     de las comisiones org nicas correspondientes;

          10.  Pide al Secretario General que tenga presente la naturaleza
     multidimensional de la pobreza al preparar y examinar informes sobre
     todas las dem s esferas de especial preocupacio'n, teniendo en cuenta los
     m£ltiples vi'nculos entre la erradicacio'n de la pobreza y esas esferas;

          11.  Pide asimismo al Secretario General que presente un informe
     sobre la aplicacio'n de la presente resolucio'n en el marco de su informe
     sobre los preparativos del primer Decenio de las Naciones Unidas para la
     Erradicacio'n de la Pobreza."

64.  En la misma sesio'n, la observadora del Canad , en su calidad de
moderadora de las consultas oficiosas celebradas sobre el tema, informo' a la
Comisio'n sobre las modificaciones del texto del proyecto de resolucio'n que
se convinieron en el curso de esas consultas oficiosas.

65.  La Comisio'n acordo' luego no aplicar el arti'culo 52 del reglamento de
las comisiones org nicas del Consejo Econo'mico y Social y adoptar una medida
sobre el proyecto de resolucio'n, en su forma oralmente revisada.

66.  Formularon declaraciones las observadoras de Italia (en nombre de los
Estados Miembros de las Naciones Unidas que son miembros de la Unio'n
Europea),
quien propuso una enmienda al proyecto de resolucio'n, y el Canad .

67.  Tambie'n en la 16¦ sesio'n, la Comisio'n aprobo' el proyecto de
resolucio'n, tal como fue revisado y enmendado oralmente (ve'ase el capi'tulo I,
seccio'n C, resolucio'n 40/9 de la Comisio'n).

68.  Formularon declaraciones las representantes de la Jamahiriya Arabe Libia
y la Rep£blica Isl mica del Ir n y la observadora de Guatemala.

69.  Habida cuenta de la aprobacio'n del proyecto de resolucio'n
E/CN.6/1996/L.14, los patrocinadores del proyecto de resolucio'n
E/CN.6/1996/L.10 lo retiraron.


Me'todos de trabajo para la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n
aprobada por la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer

70.  En la 14¦ sesio'n, celebrada el 21 de marzo, la representante de
Filipinas introdujo un proyecto de conclusiones convenidas (E/CN.6/1996/L.12)
sobre los me'todos de trabajo para la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n
aprobada por la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, que habi'a presentado
en su car cter de coordinadora de las consultas oficiosas celebradas con
relacio'n al tema 3 del programa.

71.  En la 15¦ sesio'n, celebrada el 22 de marzo, la representante de Costa
Rica (en nombre de los Estados Miembros de las Naciones Unidas que son
miembros del Grupo de los 77 y de China) formulo' una declaracio'n.

72.  En la misma sesio'n, la representante de Filipinas reviso' oralmente el
proyecto de conclusiones convenidas como resultado de las nuevas consultas
oficiosas que habi'a celebrado en su car cter de coordinadora.

73.  Las representantes de Costa Rica (en nombre de los Estados Miembros de
las Naciones Unidas que son miembros del Grupo de los 77 y de China) y Argelia
propusieron enmiendas al proyecto de conclusiones convenidas.

74.  Las representantes de Costa Rica, Me'xico y la Federacio'n de Rusia y la
observadora del Canad  formularon declaraciones.

75.  La observadora de Italia (en nombre de los Estados Miembros de las
Naciones Unidas que son miembros de la Unio'n Europea) propuso una enmienda al
proyecto de conclusiones convenidas.

76.  La representante de Namibia formulo' una declaracio'n.

77.  Tambie'n en la 15¦ sesio'n, la Comisio'n aprobo' el proyecto de
conclusiones convenidas, tal como habi'a sido revisado oralmente y enmendado por
la observadora de Italia, y acordo' incluirlas en su informe final (ve'ase el
capi'tulo I, seccio'n C, conclusiones convenidas 1996/1).

78.  La representante de la Federacio'n de Rusia formulo' una declaracio'n.


            Seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer

79.  En la 14¦ sesio'n, celebrada el 21 de marzo, la representante de
Filipinas presento' un proyecto de resolucio'n (E/CN.6/1996/L.13), titulado
"Seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer", que presento' en
su car cter de coordinadora de las consultas oficiosas celebradas con relacio'n
al tema 3 del programa.  El texto del proyecto de resolucio'n era el siguiente:

          "El Consejo Econo'mico y Social,

          Acogiendo con satisfaccio'n los resultados de la Cuarta Conferencia
     Mundial sobre la Mujer y la aprobacio'n de su Plataforma de Accio'n,

          Teniendo en cuenta las resoluciones del Consejo Econo'mico y
     Social 11 (II), de 21 de junio de 1946, y 48 (IV), de 29 de marzo de
     1947, en las que el Consejo establecio' la Comisio'n de la Condicio'n
     Juri'dica y Social de la Mujer y definio' su mandato, y su resolucio'n
     1987/22, de 26 de mayo de 1987, en la que el Consejo prorrogo' el mandato
     de la Comisio'n,

          Teniendo presentes las conclusiones convenidas 1995/1, aprobadas por
     el Consejo el 28 de julio de 1995, y la resolucio'n 50/203 de la Asamblea
     General, de 22 de diciembre de 1995, sobre el seguimiento de la Cuarta
     Conferencia Mundial sobre la Mujer y la plena aplicacio'n de la
     Declaracio'n y Plataforma de Accio'n de Beijing, en la que la Asamblea
     invito' al Consejo Econo'mico y Social a revisar y reforzar el mandato de
     la Comisio'n,


                                           I

                    Marco para el funcionamiento de la Comisio'n

          Recordando que la Asamblea, en su resolucio'n 50/203, decidio' que
     la Asamblea General, el Consejo Econo'mico y Social y la Comisio'n de la
     Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer, de conformidad con sus
     respectivos mandatos, con la resolucio'n 48/162 de la Asamblea, de 20 de
     diciembre de 1993, y con otras resoluciones en la materia, constituyeran
     un mecanismo intergubernamental en tres planos al que incumbiri'a la
     funcio'n primordial en la formulacio'n de la poli'tica y el seguimiento
     generales y en la coordinacio'n de la aplicacio'n y supervisio'n de la
     Plataforma de Accio'n, reafirmando la necesidad del seguimiento y la
     aplicacio'n coordinados de los resultados de las grandes conferencias
     internacionales en los  mbitos econo'mico, social y conexos,

          Convencido de que el seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial
     sobre la Mujer debe realizarse sobre la base de un planteamiento
     integrado del adelanto de la mujer y en el marco de la aplicacio'n y el
     seguimiento coordinados de los resultados de las principales conferencias
     internacionales celebradas en los  mbitos econo'mico, social y otros
      mbitos conexos, asi' como de las funciones generales de la Asamblea
     General y el Consejo Econo'mico y Social, 

          1.   Decide que la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de
la Mujer tenga una funcio'n catalizadora en la integracio'n de una
perspectiva de ge'nero en las poli'ticas y los programas;

          2.   Decide que, una vez que el Comite' Administrativo de
Coordinacio'n establezca el comite' interinstitucional sobre el adelanto y la
potenciacio'n de la mujer, e'ste deber  informar a la Comisio'n y al Consejo
Econo'mico y Social de la marcha de sus trabajos, a fin de coordinar las
tareas
a nivel de todo el sistema, y que habr  que integrar plenamente una
perspectiva de ge'nero en la labor de todos los grupos de trabajo tem ticos
establecidos por el Comite' Administrativo de Coordinacio'n;

          2 bis.  [El Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer
     y el Instituto Internacional de Investigaciones y Capacitacio'n para la
     Promocio'n de la Mujer (INSTRAW), de conformidad con sus respectivos 
     mandatos, tienen una funcio'n especi'fica que desempen~ar en el logro de
     los objetivos estrate'gicos de la Plataforma de Accio'n];

          2 ter.  [Insta al Comite' para la eliminacio'n de todas las formas
     de discriminacio'n contra la mujer a que incluya en sus informes a la
     Asamblea General informacio'n sobre el logro de los objetivos
     estrate'gicos de la Plataforma de Accio'n relacionados con las disposiciones
     de la Convencio'n, de conformidad con el p rrafo 36 de la resolucio'n 50/203
     de la Asamblea General];

          3.   Decide que, habida cuenta de lo importantes que han sido
siempre las organizaciones no gubernamentales para el adelanto de la mujer, se
aliente a e'stas a participar en la mayor medida posible en la labor de la
Comisio'n y en el proceso de supervisio'n y aplicacio'n relacionado con la
Conferencia, y pide al Secretario General que adopte las medidas
necesarias para que se aprovechen al m ximo los canales de comunicacio'n que
existen con las organizaciones no gubernamentales, a fin de facilitar una
participacio'n de base amplia y la divulgacio'n de informacio'n;

          3 bis.  [Reconociendo la valiosa contribucio'n de las organizaciones
     no gubernamentales a la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, el
     Consejo y su Comite' encargado de las Organizaciones no Gubernamentales
     decidir n examinar lo antes posible las solicitudes presentadas por esas
     organizaciones de conformidad con la resolucio'n 1296 (XLIV) del Consejo,
     y, antes de que se celebre el 41§ peri'odo de sesiones de la Comisio'n de
     la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer, el Consejo adoptar  una   
     decisio'n sobre la participacio'n de las organizaciones acreditadas en la
     Conferencia en el seguimiento de e'sta y en la labor de la Comisio'n de
     la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer, sin perjuicio de la labor
     del Grupo de Trabajo de composicio'n abierta encargado de examinar los
     arreglos establecidos para la celebracio'n de consultas con las
     organizaciones no gubernamentales];


                                        II

                                      Mandato

          1.   Confirma el actual mandato de la Comisio'n de la Condicio'n
     Juri'dica y Social de la Mujer, seg£n lo dispuesto en sus resoluciones
     11 (II), de 21 de junio de 1946, 48 (IV), de 29 de marzo de 1947 y
     1987/22, de 26 de mayo de 1987, teniendo en cuenta que la Plataforma de
     Accio'n refuerza las Estrategias de Nairobi orientadas hacia el futuro
     para el adelanto de la mujer;

          2.   Decide que la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de
     la Mujer ayude al Consejo Econo'mico y Social en la supervisio'n, el
     examen y la evaluacio'n de los progresos alcanzados y de los problemas
     que plantee la aplicacio'n de la Declaracio'n y Plataforma de Accio'n de
     Beijing a todos los niveles, y asesore al Consejo en la materia;

          3.   Decide que la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de
     la Mujer siga prestando apoyo a la integracio'n de una perspectiva de
     ge'nero en las actividades de las Naciones Unidas e intensificando su
     funcio'n catalizadora a ese respecto en otras esferas;

          4.   Decide adem s que la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y
     Social de la Mujer determine las cuestiones cuya coordinacio'n a nivel de
     todo el sistema de las Naciones Unidas es necesario mejorar para ayudar
     al Consejo a desempen~ar sus funciones de coordinacio'n;

          5.   Decide que la Comisio'n determine las nuevas cuestiones,
     tendencias y criterios respecto de los problemas que afectan a la
     situacio'n de la mujer o la igualdad entre el hombre y la mujer que es   
     preciso examinar urgentemente y con respecto a las cuales hay que
     formular recomendaciones importantes;

          6.   Decide que la Comisio'n mantenga y fomente el intere's y el
     apoyo del p£blico a la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n;


                                        III

                                   Documentacio'n

          1.   Pide que todos los documentos de las Naciones Unidas sean
     concisos, claros, anali'ticos y oportunos, se centren en las cuestiones
     pertinentes y este'n en conformidad con la resolucio'n 1987/24 del
     Consejo, de 26 de mayo de 1987, y las conclusiones convenidas 1995/1 del
     Consejo, de 28 de julio de 1995; que los informes contengan
     recomendaciones para la accio'n e indiquen las entidades participantes;
     que los informes se publiquen en todos los idiomas oficiales, de
     conformidad con las normas de las Naciones Unidas; y que tambie'n se
     exploren otros me'todos de presentacio'n de informes, como los informes
     verbales;

          2.   Pide que los informes pertinentes de las reuniones de los
     mecanismos interinstitucionales establecidos por el Secretario General se
     transmitan para su informacio'n a la Comisio'n a fin de asegurar la
     coordinacio'n, la colaboracio'n y la coherencia en la aplicacio'n de la
     Plataforma de Accio'n;

          3.   Decide que las solicitudes de informes del Secretario General
     se limiten al mi'nimo estrictamente necesario y que la Secretari'a
     utilice en la mayor medida posible la informacio'n y los datos
     proporcionados por los gobiernos, evitando la duplicacio'n de las
     solicitudes a los gobiernos de esa informacio'n;

          4.   Decide tambie'n que se estimule la presentacio'n voluntaria de
     informacio'n nacional, por ejemplo planes de accio'n nacionales e
     informes nacionales de los gobiernos;

          5.   Pide que se elaboren los siguientes informes en relacio'n con
     el tema 3 del programa (Seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial
     sobre la Mujer)*, teniendo en cuenta la necesidad de promover la
     presentacio'n integrada de informes:

          a)   Informe del Secretario General sobre las medidas adoptadas y
     los progresos logrados en la incorporacio'n de una perspectiva de ge'nero
     en las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas (anual);

          b)   Informe anali'tico del Secretario General sobre las cuestiones
     tem ticas que tiene ante si' la Comisio'n, de conformidad con el programa
     de trabajo multianual, en que se incluyan, en la medida de lo posible,
     los avances logrados en la ejecucio'n en el plano nacional, sobre la base
     de los datos y las estadi'sticas disponibles (anual);

          c)   Informe sobre las nuevas cuestiones en relacio'n con el tema 
     3b)  del programa*, cuando corresponda, a solicitud de la Comisio'n o
     de su Mesa;

          d)   Informe sinte'tico sobre los planes de ejecucio'n de los
     gobiernos y del sistema de las Naciones Unidas, basado, entre otras
     cosas, en los planes de accio'n nacionales y en otras fuentes de
     informacio'n de que se disponga en el sistema de las Naciones Unidas (en
     1998);

          e)   Examen de mitad de peri'odo del plan de mediano plazo para todo
     el sistema (en 1998);

          f)   Informe sobre la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n, sobre
     la base de los informes nacionales, teniendo en cuenta las Estrategias de
     Nairobi orientadas hacia el futuro para el adelanto de la mujer (en el
     an~o 2000);


     *    Ve'ase el p rrafo 3 de la seccio'n IV infra. 



                                        IV

            Programa de trabajo de la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica
                               y Social de la Mujer

          1.   Adopta un programa de trabajo multianual con un criterio
centrado y tem tico, que culminar  en un examen y evaluacio'n quinquenales de
la Plataforma de Accio'n de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer; el
programa de trabajo, entre otras cosas, proporcionar  un marco para evaluar
los progresos logrados en la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n y ser 
coherente con el seguimiento coordinado de las conferencias;

          2.   Decide que la labor de la Comisio'n en relacio'n con el
programa de trabajo estar  estrechamente relacionada con las disposiciones
pertinentes de la Plataforma de Accio'n, con miras a asegurar la aplicacio'n
eficaz de la Plataforma de Accio'n;

          3.   Decide que el programa de la Comisio'n sea el siguiente:

          1.   Eleccio'n de la Mesa.

          2.   Aprobacio'n del programa y otras cuestiones de organizacio'n.

          3.   Seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer:

               a)   Examen de la incorporacio'n de una perspectiva de ge'nero
                    en las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas;

               b)   Nuevas cuestiones, tendencias y criterios respecto de los
                    problemas que afectan la situacio'n de la mujer o la
                    igualdad entre el hombre y la mujer;

               c)   Puesta en pr ctica de objetivos estrate'gicos y medidas en
                    las esferas de especial preocupacio'n.

          4.   Comunicaciones relativas a la condicio'n juri'dica y social de
               la mujer.

          5.   Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas de
               discriminacio'n contra la mujer, inclusive la elaboracio'n de
               un proyecto de protocolo facultativo de la Convencio'n.

          6.   Programa provisional del 42§ peri'odo de sesiones de la
               Comisio'n.

          7.   Aprobacio'n del informe de la Comisio'n sobre su 41§ peri'odo
               de sesiones.

          4.   Aprueba, habida cuenta de la necesidad de un programa de
trabajo multianual centrado y tem tico respecto de los sectores de principal
preocupacio'n y teniendo en cuenta que esos sectores de principal
preocupacio'n est n interrelacionados y son interdependientes, el siguiente
calendario:

          1997  Educacio'n y capacitacio'n de la mujer (Plataforma de Accio'n,
                capi'tulo IV. B)

                La mujer y la economi'a (Plataforma de Accio'n, capi'tulo
                IV.F)

                La mujer en el ejercicio del poder y la adopcio'n de
                decisiones
                (Plataforma de Accio'n, capi'tulo IV.G)

                La mujer y el medio ambiente (Plataforma de Accio'n,
                capi'tulo IV.K)

          1998  La violencia contra la mujer (Plataforma de Accio'n,
                capi'tulo IV.D)

                La mujer y los conflictos armados (Plataforma de Accio'n,
                capi'tulo IV.E)

                Los derechos humanos de la mujer (Plataforma de Accio'n,
                capi'tulo IV.I)

                La nin~a (Plataforma de Accio'n, capi'tulo IV.L)

          1999  La mujer y la salud (Plataforma de Accio'n, capi'tulo IV.C)

                Mecanismos institucionales para el adelanto de la mujer
                (Plataforma de Accio'n, capi'tulo IV.H)

                Iniciacio'n del examen y la evaluacio'n amplios de la
                aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n

          2000  Examen y evaluacio'n quinquenales amplios de la aplicacio'n de
                la Plataforma de Accio'n

                Nuevas cuestiones


                                         V

                               [Dimensio'n] regional

          Recordando el papel importante desempen~ado por las conferencias
     preparatorias regionales en los preparativos de la Cuarta Conferencia
     Mundial sobre la Mujer y que en ellas se aprobaron planes y programas que
     fueron fundamentales para elaborar la Declaracio'n y Plataforma de
     Accio'n de Beijing,

          1.    Recomienda que el seguimiento y la supervisio'n en el plano
     regional de las plataformas y programas de accio'n regionales deben ser
     utilizados en el examen y evaluacio'n de la Declaracio'n y la Plataforma
     de Accio'n de Beijing;

          2.    Recomienda tambie'n que el Consejo considere [debe considerar]
     el modo mejor de integrar los trabajos de las comisiones regionales en la
     supervisio'n y el seguimiento generales de la Plataforma de Accio'n."

80.  En la 15¦ sesio'n, celebrada el 22 de marzo, la representante de
Filipinas dio lectura a las revisiones y el proyecto de resolucio'n
resultantes de las nuevas consultas oficiosas que habi'a celebrado en su
calidad de coordinadora.

81.  En la misma sesio'n hicieron declaraciones las representantes de la
Federacio'n de Rusia, Costa Rica (en nombre de los Estados Miembros de las
Naciones Unidas que son miembros del Grupo de los 77 y de China), Filipinas y
Bulgaria y la observadora de Italia (en nombre de los Estados Miembros de las
Naciones Unidas que son miembros de la Unio'n Europea).

82.  La Comisio'n aprobo' luego el proyecto de resolucio'n E/CN.6/1996/L.13,
en su forma oralmente revisada (ve'ase el capi'tulo I, seccio'n A, proyecto de
resolucio'n II, y el capi'tulo I, seccio'n B, proyecto de decisio'n II).


Observaciones sobre el proyecto de plan de mediano plazo
a nivel de todo el sistema para el adelanto de la mujer 
para el peri'odo 1996-2001

83.  En la 15¦ sesio'n, celebrada el 22 de marzo, la observadora de Italia, en
nombre de los Estados Miembros de las Naciones Unidas que son miembros de la
Unio'n Europea, presento' el proyecto de resolucio'n (E/CN.6/1996/L.15)
titulado "Observaciones sobre el proyecto de plan de mediano plazo a nivel de
todo el sistema para el adelanto de la mujer para el peri'odo 1996-2001", cuyo
texto era el siguiente:

          "La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

          Recordando la resolucio'n 1985/46 del Consejo Econo'mico y Social,
     en la que el Consejo pidio' que se formulara un plan de mediano plazo a
     nivel de todo el sistema para la mujer y el desarrollo, y el Plan
     resultante, aprobado por el Consejo Econo'mico y Social en su resolucio'n
     1987/86,

          Recordando asimismo la resolucio'n 1988/59 del Consejo Econo'mico y
     Social, en que el Consejo pidio' al Secretario General que comenzara a
     formular un plan de mediano plazo a nivel de todo el sistema para el
     adelanto de la mujer para el peri'odo 1996-2001,

          Tomando nota de que la Comisio'n tuvo ante si', en su 37§ peri'odo
     de sesiones, un proyecto de plan de mediano plazo a nivel de todo el
     sistema para el adelanto de la mujer para el peri'odo 1996-2001 y que en
     su resolucio'n 1993/16, el Consejo Econo'mico y Social, aprobo' la
     propuesta de la Comisio'n de que se invitara al Secretario General a
     revisar el proyecto de Plan una vez formulados y aprobados por la Cuarta
     Conferencia Mundial sobre la Mujer la Plataforma de Accio'n de Beijing y
     el segundo examen y evaluacio'n de las Estrategias de Nairobi orientadas
     hacia el futuro para el adelanto de la mujer,

          Reconociendo la funcio'n del Consejo Econo'mico y Social de
     supervisar la coordinacio'n en todo el sistema de la aplicacio'n de la  
     Plataforma de Accio'n,

          Recordando que los gobiernos tienen la responsabilidad primordial de
     aplicar la Plataforma de Accio'n,

          Recordando asimismo que la Plataforma de Accio'n debe aplicarse por
     medio de la labor de todas las organizaciones y o'rganos del sistema de
     las Naciones Unidas como parte integrante de la programacio'n a nivel de
     todo el sistema,

          Reconociendo que en la Plataforma de Accio'n se insta a los
     organismos especializados y a otras organizaciones del sistema de 
     las Naciones Unidas a reforzar su apoyo a la accio'n en el plano 
     nacional y aumentar su contribucio'n a las actividades complementarias
     coordinadas que realicen las Naciones Unidas, para lo cual deben 
     estipular las medidas concretas que tengan previstas, inclusive los
     objetivos y las metas para efectuar un ajuste de las prioridades y
     reorientar los recursos a fin de atender las prioridades mundiales
     enunciadas en la Plataforma de Accio'n con un deslinde
     claro de responsabilidad y rendicio'n de cuentas, todo lo cual ha de
     reflejarse a su vez en el plan de mediano plazo a nivel de todo el
     sistema para el adelanto de la mujer para el peri'odo 1996-2001; y 
     subrayando en este sentido la necesidad de que se establezcan 
     mecanismos apropiados de coordinacio'n y cooperacio'n,

          Consciente de que en la Plataforma de Accio'n se hace hincapie' en
     que el sistema de las Naciones Unidas debe asignar al nivel m s alto     
     posible la responsabilidad de garantizar que en todos los programas y
     poli'ticas se aplique la Plataforma y se integre una perspectiva de
     ge'nero,

          Consciente tambie'n de que en la Plataforma de Accio'n se recomienda
     que el Consejo examine la posibilidad de dedicar antes del an~o 2000 por
     lo menos una serie de sesiones de coordinacio'n a promover el adelanto de
     la mujer, bas ndose en el plan revisado de mediano plazo a nivel de todo
     el sistema para el adelanto de la mujer,

          Consciente asimismo de que en la Plataforma de Accio'n se recomienda
     que el Consejo dedique antes del an~o 2000 por lo menos una serie de
     sesiones sobre actividades operacionales a coordinar las actividades de
     desarrollo relacionadas con el ge'nero bas ndose en el plan revisado de
     mediano plazo a nivel de todo el sistema para el adelanto de la mujer con
     miras a adoptar directrices y procedimientos para la aplicacio'n de la
     Plataforma de Accio'n por los fondos y los programas del sistema de las
     Naciones Unidas,

          Teniendo presente que en la Plataforma de Accio'n se pide al
     Secretario General que se encargue de la coordinacio'n de las poli'ticas
     en las Naciones Unidas respecto de la aplicacio'n de la Plataforma y la
     incorporacio'n de una perspectiva de ge'nero en todas las actividades del
     sistema de las Naciones Unidas,

          1.    Destaca que el plan de mediano plazo a nivel de todo el
     sistema para el adelanto de la mujer para el peri'odo 1996-2001 deberi'a 
     ser un instrumento eficaz para promover la aplicacio'n coordinada de la
     Plataforma de Accio'n de Beijing;

          2.    Toma nota con reconocimiento del proyecto de plan revisado
     preparado por la Reunio'n ad hoc entre organismos dedicada a la mujer;

          3.    Recomienda la aprobacio'n por el Consejo Econo'mico y Social
     del proyecto de plan revisado, teniendo en cuenta las observaciones de la
     Comisio'n que figuran en el anexo de la presente resolucio'n;

          4.    Hace hincapie' en la importancia de que el sistema de las
     Naciones Unidas adopte un enfoque coherente y establezca una orientacio'n
     estrate'gica en relacio'n con cada esfera de especial preocupacio'n;

          5.    Destaca la importancia de las actividades institucionales
     de seguimiento, asi' como de la integracio'n del ge'nero en las
     actividades de fomento de la capacidad;

          6.    Recomienda que el plan de mediano plazo a nivel de todo el
     sistema para el adelanto de la mujer para el peri'odo 1996-2001 se
     utilice como gui'a de la poli'tica de la Secretari'a de las Naciones
     Unidas y como herramienta de supervisio'n y coordinacio'n del progreso a
     nivel de todo el sistema en cuanto a la aplicacio'n de medidas relativas
     a cada una de las esferas de especial preocupacio'n que se plantean en la
     Plataforma de Accio'n;

          7.    Subraya la importancia de que todos los elementos del sistema
     de las Naciones Unidas, incluidas las instancias de adopcio'n de
     decisiones, participen en la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n;

          8.    Invita a todos los o'rganos de las Naciones Unidas que
     sesionan bajo los auspicios del Comite' Administrativo de Coordinacio'n a
     que celebren debates perio'dicamente sobre el progreso logrado en el
     cumplimiento de las tareas dentro de cada esfera de especial
     preocupacio'n, de conformidad con el programa de trabajo a largo plazo de
     la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer y del
     Consejo Econo'mico y Social, y a que proporcionen informacio'n
     actualizada sobre dichas esferas al Consejo por conducto de la Comisio'n,
     teniendo en cuenta, las observaciones que han hecho la Comisio'n y otros
     o'rganos competentes sobre el plan;

          9.    Recomienda que el Consejo Econo'mico y Social, por medio de la
     Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer, emprenda un
     examen amplio de mediano plazo de la aplicacio'n del plan, con el fin de
     sentar las bases de la programacio'n y coordinacio'n en el futuro de las
     actividades  del sistema de las Naciones Unidas en pro del adelanto y de
     la habilitacio'n de la mujer, y que examine tambie'n el progreso logrado
     en la integracio'n de la perspectiva de ge'nero en todas las actividades
     del sistema de las Naciones Unidas;

          10.   Invita al Secretario General a que presente al Consejo, en el
     contexto del examen del proyecto de plan revisado, las observaciones del
     Comite' del Programa y de la Coordinacio'n y del Comite' Administrativo
     de Coordinacio'n, adem s de las observaciones de la Comisio'n;

          11.   Recomienda que el Comite' Administrativo de Coordinacio'n y el
     Comite' interinstitucional sobre el adelanto y el empleo de la mujer se
     sirvan del plan y de las observaciones como base para la supervisio'n del
     aumento de la colaboracio'n y de la b£squeda de criterios eficaces en
     funcio'n de los costos en relacio'n con las actividades del sistema de
     las Naciones Unidas en pro del adelanto y de la habilitacio'n de la
     mujer, incluida la evaluacio'n de la necesidad de que se elaboren
     directrices sobre los me'todos de integracio'n de la perspectiva de
     ge'nero en todas las actividades de las Naciones Unidas, de manera que se
     garantice la rendicio'n de cuentas y que se realicen an lisis de la
     eficacia de los programas y poli'ticas de sensibilizacio'n a las
     cuestiones de ge'nero;

          12.   Recomienda que el Consejo pida al Secretario General que le
     presente, por conducto de la Comisio'n en su 42§ peri'odo de sesiones un
     informe sobre los progresos realizados en cuanto a la aplicacio'n del
     plan;

          13.   Pide al Secretario General que garantice la integracio'n de
     la perspectiva de ge'nero a nivel de todo el sistema en todas las
     actividades de las Naciones Unidas, incluida la adopcio'n de
     decisiones, como parte de la rendicio'n de cuentas de los
     administradores de categori'a superior;

          14.   Insta al Secretario General a que aplique la decisio'n
     adoptada por la Asamblea General en su quincuage'simo peri'odo de
     sesiones de fortalecer la capacidad de la Divisio'n para el Adelanto de 
     la Mujer de la Secretari'a de las Naciones Unidas y hace hincapie' en la
     necesidad de que se aporten los recursos necesarios para el seguimiento
     amplio de la Plataforma de Accio'n en el contexto de la revisio'n que se
     lleva a cabo actualmente del presupuesto por programas para el bienio;

          15.   Recomienda que el Consejo pida que se formule un nuevo plan a
     mediano plazo a nivel de todo el sistema para el peri'odo 2002-2005, y
     que el Secretario General, en su calidad de Presidente del Comite'
     Administrativo de Coordinacio'n, presente el nuevo proyecto de plan al
     Consejo en su peri'odo de sesiones sustantivo del an~o 2000, con el fin
     de influir en los planes de mediano plazo de cada organizacio'n del
     sistema de las Naciones Unidas."


                                      "ANEXO

Observaciones de la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y 
Social de la Mujer sobre la propuesta de plan de mediano
plazo a nivel de todo el sistema para el adelanto de la 
                         mujer en el peri'odo 1996-2001*

                            I.  OBSERVACIONES GENERALES

     1.   El plan de mediano plazo a nivel de todo el sistema para el adelanto
          de la mujer para el peri'odo 1996-2001 ha de ser algo m s que una
          mera compilacio'n de las actividades de las organizaciones del
          sistema de las Naciones Unidas.

     2.   El concepto de integracio'n visible deberi'a estar mejor reflejado
          en la planificacio'n indicativa del sistema.

     3.   La lista de agentes de las distintas esferas de especial
          preocupacio'n no deberi'a ser exclusiva.

     4.   Es preciso hacer m s hincapie' en 'la formulacio'n de poli'ticas y
          el establecimiento de directrices', como elemento de enlace entre
las
          actividades de investigacio'n y an lisis y la capacitacio'n
          operacional.

     5.   La Secretari'a de las Naciones Unidas en su conjunto deberi'a llevar
          a cabo actividades relacionadas con las principales esferas de
          preocupacio'n, y no so'lo las instituciones que tienen un mandato
          concreto sobre el adelanto de la mujer o los organismos
          operacionales. 
          Algunas entidades de la Secretari'a, como la Oficina Ejecutiva del
          Secretario General, el Departamento de Asuntos Poli'ticos, el
          Departamento de Coordinacio'n de Poli'ticas y de Desarrollo
          Sostenible,
          la Oficina de Asuntos Juri'dicos, el Departamento de Asuntos
          Humanitarios no participan en esas actividades.  Asimismo, es
          necesario que la labor del programa conjunto y de copatrocinio de
          las Naciones Unidas sobre el virus de inmunodeficiencia humana y el
          si'ndrome de inmunodeficiencia adquirida quede m s patente en el
          plan.

     6.   Es preciso dar una orientacio'n m s estrate'gica a la integracio'n
de una perspectiva de ge'nero en la labor de las Naciones Unidas.

     ________________________

     *    La Comisio'n tuvo ante si' la propuesta de plan de mediano plazo a
nivel de todo el sistema para el adelanto de la mujer para el peri'odo
1996-2001, que figuraba en el documento E/CN.6/1996/CRP.2.


                          II.  OBSERVACIONES ESPECžFICAS

                             A.  La mujer y la pobreza

     1.   Hay que subrayar a£n m s la necesidad de que el sistema de las
          Naciones Unidas a£ne sus esfuerzos en cuanto a la utilizacio'n de
          datos desglosados por sexos y la elaboracio'n de indicadores para
          observar las tendencias de la pobreza desde una perspectiva de
          ge'nero.

     2.   No se presta la suficiente atencio'n a la comprensio'n de las causas
          que originan la pobreza.

     3.   La integracio'n de un componente de ge'nero en la concepcio'n y la
          aplicacio'n de poli'ticas macroecono'micas y microecono'micas en
          particular en los programas de ajuste estructural, es fundamental. 
          En  el plan de mediano plazo a nivel de todo el sistema se subraya
          esta idea tanto con respecto a las actividades de investigacio'n y
          an lisis como a las actividades operacionales.  Sin embargo, resulta
          sorprendente que en el p rrafo 29 no se haga referencia alguna a la
          funcio'n del Banco Mundial ni a los fondos y programas de las
          Naciones Unidas (por ejemplo, el Programa de las Naciones Unidas
          para el Desarrollo, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia
          o el Fondo de Poblacio'n de las Naciones Unidas).

     4.   Todos los o'rganos de las Naciones Unidas deben participar en las
          actividades de cooperacio'n para el desarrollo destinadas a integrar
          una perspectiva de ge'nero en todas sus poli'ticas y programas.  Con
          ello se integrari'a el an lisis de ge'nero y se adquiriri'an
          conocimientos en materia de ge'nero tanto en la Sede como en las
          oficinas sobre el terreno.

     5.   La referencia a 'la educacio'n sobre la vida en familia' no est  muy
          clara.  Habri'a que examinar la necesidad de integrar la educacio'n
          sobre la salud reproductiva y la salud sexual, incluida la
          planificacio'n de la familia, en todos los programas de poblacio'n y
          desarrollo.


                     B.  Educacio'n y capacitacio'n de la mujer

     6.   La Secretari'a de las Naciones Unidas deberi'a encargar a diversos
          departamentos de la Organizacio'n la realizacio'n de tareas como el
          an lisis y la supervisio'n de datos, la formulacio'n de poli'ticas y
          la coordinacio'n de actividades.  Por el momento, los organismos de
          las Naciones Unidas son pr cticamente los £nicos que realizan
          actividades.  Apenas se hace referencia a la Divisio'n para el 
          Adelanto de la Mujer, al Departamento de Coordinacio'n de Poli'ticas

          y  de Desarrollo Sostenible o al Departamento de Informacio'n
          P£blica.

     7.   El sistema de las Naciones Unidas deberi'a estudiar la manera de
          integrar la educacio'n y la capacitacio'n permanentes en todas las
          actividades del sistema y de promover medidas similares a nivel
          nacional.  Habri'a que establecer los mecanismos de apoyo adecuados
          para hacer posible la ensen~anza en las situaciones difi'ciles,
          especialmente, las violentas.

     8.   El Departamento de Informacio'n Econo'mica y Social y An lisis de
          Poli'ticas deberi'a participar en mayor medida en las actividades de
          acopio de datos e investigacio'n.

     9.   Las actividades de acopio de datos deberi'an centrarse en los datos
          de que no se dispone actualmente.  Quiz s sea necesario presentar
          los datos actuales en un formato distinto que resulte £til a los
          comite's pertinentes, y evitar al mismo tiempo la duplicacio'n de
          acopio de datos.

     10.  Habri'a que incluir medidas que alentaran a las nin~as y a las
          mujeres a participar en disciplinas cienti'ficas y tecnolo'gicas en
          la ensen~anza primaria, secundaria y en niveles superiores.


                              C.  La mujer y la salud

     11.  Esta seccio'n tendri'a que reflejar exactamente la terminologi'a
          utilizada en la Conferencia Internacional sobre la Poblacio'n y el
          Desarrollo y en la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, esto
          es, habri'a que hablar de salud sexual y salud reproductiva y
          derechos sexuales en lugar de salud y planificacio'n de la familia.

     12.  Hay que aplicar todos los componentes de la Plataforma de Accio'n a
          todos los niveles.

     13.  Es preciso contar con la participacio'n de todos los agentes
          pertinentes en particular, el Departamento de Informacio'n
          Econo'mica y Social y An lisis de Poli'ticas del sistema de las
          Naciones Unidas, el Fondo de Poblacio'n de las Naciones Unidas y el
          Centro de Derechos Humanos.

     14.  Habri'a que incluir la funcio'n de las personas que cuidan a otras. 
          Tambie'n seri'a interesante incluir las actividades relacionadas con
          el VIH y el SIDA, pero habri'a que estudiar la cuestio'n de la
          pesada carga que representan esos cuidados para quienes los
          dispensan, que son sobre todo mujeres.

     15.  En las observaciones generales se sen~ala que es preciso evitar la
          duplicacio'n de las actividades, pero tambie'n hay que reconocer que
          cada esfera puede interesar a m s de un agente.

     16.  Es necesario examinar m s a fondo la participacio'n de los hombres,
          asi' como las actividades encaminadas a alentar al hombre y a la
          mujer a asumir la responsabilidad de su comportamiento sexual y
          reproductivo.

     17.  El Centro de Derechos Humanos deberi'a poner de relieve las
          consecuencias de los derechos sexuales como cuestio'n relacionada
          con los derechos humanos.


                         D.  La violencia contra la mujer

     18.  El n£mero de actividades que contiene el plan de mediano plazo a
          nivel de todo el sistema en relacio'n con el objetivo estrate'gico 
          D.3 (Eliminar la trata de mujeres y prestar asistencia a las
          vi'ctimas de la violencia derivada de la prostitucio'n y la trata de
          mujeres) es muy reducido, al igual que la lista de organizaciones
          dedicadas a esta cuestio'n.


                     E.  Las mujeres y los conflictos armados

     19.  En esta esfera de especial preocupacio'n habri'a que centrarse en
          las medidas que deberi'a adoptar el sistema de las Naciones Unidas
          para proteger a las mujeres que son vi'ctimas de conflictos armados
          o que corren el peligro de serlo y a las que padecen actos de
          violencia y abusos.

     20.  Habri'a que ampliar las medidas destinadas a hacer tomar conciencia
          de los derechos de la mujer en las situaciones de conflictos
          armados, en las actividades de capacitacio'n de oficiales de
          polici'a y de personal militar, de agentes de salud, maestros y
          directores de campamentos de refugiados y personas desplazadas,
          entre otros.

     21.  Hay que estudiar medidas que fomenten una participacio'n m s activa
          de la mujer en la solucio'n de los conflictos.  Para ello, sin
          embargo, no hay que dar por sentado, como se hace ahora en el texto
          del plan, que existe una gran diferencia entre la actitud del hombre
          y la de la mujer con respecto a la paz, la seguridad y la solucio'n
          de conflictos.


                            F.  La mujer y la economi'a

     22.  En relacio'n con el cuidado de los nin~os y de las personas a cargo
          y la distribucio'n de las responsabilidades, es preciso proporcionar
          atencio'n a los nin~os y a las personas a cargo como parte
          integrante de los conceptos de igualdad entre los sexos y de
          an lisis de ge'nero y promover la Convencio'n No. 156 de la OIT.

     23.  En las actividades operacionales, deberi'a prestarse mayor atencio'n
          al cuidado de los nin~os y de las personas a cargo.

     24.  Deberi'a coordinarse mejor la labor sobre los indicadores.  Tambie'n
          deberi'a asociarse al Banco Mundial con el an lisis de los datos
          sobre la globalizacio'n y el cambio en las modalidades
          internacionales del trabajo.

     25.  En la esfera de las actividades operacionales, deberi'a hacerse una
          referencia m s clara a la asistencia del sistema de las Naciones
          Unidas a los gobiernos en la ejecucio'n de poli'ticas encaminadas a
          asegurar la igualdad de derechos entre la mujer y el hombre respecto
          de los recursos econo'micos; ello deberi'a incluir el acceso a la
          propiedad y al control de la tierra y otras formas de bienes, al
          cre'dito, a la herencia, a los recursos naturales y a las nuevas
          tecnologi'as.

     26.  En lo que se refiere a la mujer de las zonas rurales, seg£n se
          indica en los p rrafos 137 y 138 del plan de mediano plazo para todo
          el sistema, se deberi'a hacer mayor hincapie' en los conceptos
          enunciados en la Plataforma de Accio'n y, en particular, el inciso
          c) del p rrafo 166.


               G.  La mujer en el poder y la adopcio'n de decisiones

     27.  En la Plataforma de Accio'n no se utiliza el te'rmino 'paridad' y no
          deberi'a utilizarse en el plan de mediano plazo para todo el
          sistema.

     28.  El tema de la adopcio'n de decisiones aparece permanentemente en la
          Plataforma de Accio'n y deberi'a enfocarse a todos los niveles.

     29.  Deberi'a destacarse el nexo entre la funcio'n productiva y la
          funcio'n reproductiva de la mujer.

     30.  Deberi'an intensificarse las actividades de la Secretari'a de las
          Naciones Unidas en esta esfera de preocupacio'n.

     31.  La Oficina de Estadi'stica de las Naciones Unidas deberi'a reunir y
          publicar estadi'sticas (en una publicacio'n anual) sobre el n£mero  

          de mujeres y de hombres empleados en todo el sistema de las Naciones
          Unidas y a todos los niveles.

     32.  Deberi'a hacerse hincapie' en las investigaciones sobre la
          representacio'n de los hombres en las esferas en que est n
          infrarrepresentados.

     33.  En las actividades de desarrollo es preciso fortalecer el di logo
          con las comunidades locales y la sociedad civil y fomentar su
          participacio'n. 


H.  Mecanismos institucionales para el adelanto
    de la mujer                                

       El sistema de las Naciones Unidas deberi'a tener en cuenta que la tarea
          principal de los mecanismos nacionales para el adelanto de la mujer
          consiste en apoyar la integracio'n, en todas las esferas del
          gobierno, de una perspectiva de ge'nero en todos los sectores
          normativos, y que los gobiernos deberi'an crear mecanismos
          nacionales y otros o'rganos gubernamentales, o fortalecer los ya
          existentes, para el adelanto de la mujer.

     35.  El suministro de asistencia y apoyo te'cnicos a los gobiernos sobre
          la forma de fortalecer la capacidad institucional para el adelanto
          de la mujer exige considerar una gama de medidas m s amplia que las
          reflejadas en el plan de mediano plazo a nivel de todo el sistema,
          que centra la atencio'n especialmente en la reunio'n, uso y
          difusio'n de datos.  Deberi'a considerarse asimismo la inclusio'n de
          elementos de fomento de la capacidad en cuanto al ge'nero en los
          planes y estrategias de desarrollo nacionales, asi' como en los
          esfuerzos de apoyo de los organismos de cooperacio'n internacional.


                         I.  Derechos humanos de la mujer

     36.  Deberi'a subrayarse que es e'ste un objetivo prioritario de las
          Naciones Unidas.

     37.  Las Naciones Unidas deberi'an formular un amplio programa normativo
          para la integracio'n de los derechos humanos de la mujer en todo el
          sistema de las Naciones Unidas insistiendo en el fortalecimiento de
          la cooperacio'n y la coordinacio'n entre las diferentes entidades de
          las Naciones Unidas en la promocio'n y proteccio'n de los derechos
          humanos de la mujer.

     38.  Deberi'a incluirse una referencia a los derechos sexuales y
          reproductivos.

     39.  Deberi'a hacerse hincapie' en la integracio'n de los derechos
          humanos en todas las actividades de las Naciones Unidas.


                     J.  La mujer y los medios de comunicacio'n

     40.  Esta seccio'n deberi'a actualizarse teniendo en cuenta la Plataforma
          de Accio'n y el Programa de Accio'n de la Cumbre Mundial sobre
          Desarrollo Social.

     41.  Deberi'an reflejarse las actividades de todos los sectores de la
          Secretari'a de las Naciones Unidas y no solamente las de la
          Divisio'n para el Adelanto de la Mujer y del Departamento de
          Informacio'n P£blica.  Hace falta incluir en todos los programas un
          componente de ge'nero.

     42.  Deberi'a insistirse en la capacidad de comunicacio'n a fin de hacer
          llegar el mensaje de integracio'n.

     43.  Las actividades de informacio'n p£blica y divulgacio'n deberi'an
          emprenderse en todos los  mbitos del sistema de las Naciones Unidas.

          Es esencial la integracio'n de una perspectiva de ge'nero en todas
          las publicaciones.  Es asimismo importante el papel de la mujer no
          so'lo en las actividades sociales y econo'micas, sino tambie'n en
          las poli'ticas.  Deberi'an emprender esfuerzos en esta esfera de
          especial preocupacio'n no so'lo los organismos que tradicionalmente
          se han ocupado en la materia, sino tambie'n otros nuevos, que
          deberi'an participar m s en el futuro.


                         K.  La mujer y el medio ambiente

     44.  Al indicarse las esferas de investigacio'n, deberi'a hacerse mayor
          hincapie' en las cuestiones sen~aladas en el inciso b) del 
          p rrafo 258 de la Plataforma de Accio'n.

     45.  La labor relativa a los indicadores deberi'a integrarse en la labor
          iniciada bajo la e'gida de la Comisio'n sobre el Desarrollo
          Sostenible.


                                    L.  La nin~a

     46.  Deberi'a darse mayor importancia a la educacio'n de la nin~a en
          cuanto a los derechos que le garantizan los derechos humanos
          internacionales.

     47.  Deberi'a hacerse hincapie' en la salud, incluida la salud sexual, y
          en la informacio'n sobre el virus de inmunodeficiencia humana y el
          si'ndrome de inmunodeficiencia adquirida.

                         M.  Disposiciones institucionales

     48.  Deberi'a prestarse mayor atencio'n a las medidas encaminadas a
          promover la integracio'n de una perspectiva de ge'nero en todas las
          poli'ticas y programas de las Naciones Unidas.

     49.  Debe procurarse obtener un cuadro claro de los progresos realizados
          en cuanto a la movilizacio'n innovadora de los recursos.

     50.  Deberi'an tenerse en cuenta las experiencias de cooperacio'n
          bilateral indic ndose las mejores pr cticas, la importancia del
          di logo sobre cuestiones normativas y las estrategias de los
          distintos pai'ses.

     51.  Deberi'a ponerse a£n m s de relieve el papel del Consejo Econo'mico
          y Social y la importancia del seguimiento coordinado de todas las
          grandes conferencias de las Naciones Unidas."

84.  En la 16¦ sesio'n, celebrada el 22 de marzo, la representante de
Filipinas, en su car cter de coordinadora de las consultas oficiosas
celebradas sobre el tema 3 del programa, dio lectura a las modificaciones del
proyecto de resolucio'n que habi'an sido convenidas en el curso de las
consultas oficiosas celebradas.


85.  En la misma sesio'n, la Comisio'n acordo' no aplicar el arti'culo 52 del
reglamento de las comisiones org nicas del Consejo Econo'mico y Social y
adoptar una medida sobre el proyecto de resolucio'n, en su forma oralmente
revisada.

86.  Tambie'n en la misma sesio'n, formularon declaraciones las representantes
de Costa Rica (en nombre de los Estados Miembros de las Naciones Unidas que
son miembros del Grupo de los 77 y de China), Indonesia, que tambie'n propuso
una enmienda al proyecto de resolucio'n, el Sud n y la Rep£blica Isl mica del
Ir n y las observadoras de Italia (en nombre de los Estados Miembros de las
Naciones Unidas que son miembros de la Unio'n Europea), Ghana, Egipto, la
Rep£blica Arabe Siria, Marruecos y el Canad .

87.  La Comisio'n aprobo' el proyecto de resolucio'n, tal como habi'a sido
revisado y enmendado oralmente (ve'ase el capi'tulo I, seccio'n C, resolucio'n
40/10 de la Comisio'n).

88.  Despue's de haberse aprobado el proyecto de resolucio'n, formulo' una
declaracio'n la representante del Sud n.


                       La mujer y los medios de informacio'n

89.  En la 16¦ sesio'n, celebrada el 22 de marzo, la Comisio'n tuvo ante si'
un proyecto de conclusiones convenidas (E/CN.6/1996/L.16) sobre la mujer y los
medios de informacio'n, presentado por la Vicepresidenta, Ljudmila Boskova
(Bulgaria), en su car cter de coordinadora de las consultas oficiosas
celebradas sobre el tema.

90.  La observadora del Canad  propuso una enmienda al proyecto de
conclusiones convenidas.

91.  En la misma sesio'n, la Comisio'n aprobo' el proyecto de conclusiones
convenidas, en su forma oralmente enmendada, y acordo' incluirlas en su
informe final (ve'ase el capi'tulo I, seccio'n C, conclusiones convenidas
1996/2).


El cuidado del nin~o y otras personas a cargo, incluida la
distribucio'n del trabajo y las obligaciones familiares

92.  En la 16¦ sesio'n, celebrada el 22 de marzo, la Comisio'n tuvo ante si'
un proyecto de conclusiones convenidas (E/CN.6/1996/L.17) sobre el cuidado del
nin~o y otras personas a cargo, incluida la distribucio'n del trabajo y las
obligaciones familiares, presentado por la Presidenta sobre la base de las
consultas oficiosas que habi'a celebrado sobre el tema.

93.  En la misma sesio'n, la Comisio'n acordo' no aplicar el arti'culo 52 del
reglamento de las comisiones org nicas del Consejo Econo'mico y Social y
adoptar una medida sobre el proyecto de conclusiones convenidas.

94.  Formularon luego declaraciones las representantes de Costa Rica (en
nombre de los Estados Miembros de las Naciones Unidas que son miembros del
Grupo de los 77 y de China) y la observadora de Italia (en nombre de los
Estados Miembros de las Naciones Unidas que son miembros de la Unio'n
Europea).

95.  Tambie'n en la 16¦ sesio'n, la Comisio'n aprobo' el proyecto de
conclusiones convenidas, tal como habi'a sido corregido en el curso de las
deliberaciones, y acordo' incluirlas en su informe final (ve'ase el capi'tulo
I, secc. C, conclusiones convenidas 1996/3).


Informes relativos al seguimiento de la Cuarta Conferencia
Mundial sobre la Mujer

96.  En la 16¦ sesio'n, celebrada el 22 de marzo, la Comisio'n tomo' nota de
los informes relativos al seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial sobre
la Mujer (ve'ase el capi'tulo I, seccio'n C, decisio'n 40/101 de la
Comisio'n).




                             Capi'tulo III

              COMUNICACIONES RELATIVAS A LA CONDICIo'N JURI'DICA
                         Y SOCIAL DE LA MUJER

1.   La Comisio'n examino' el tema 4 de su programa en la primera sesio'n,
celebrada el 11 de marzo, y en la 13¦ sesio'n (privada), celebrada el 21 de
marzo de 1996.

2.   En la primera sesio'n, celebrada el 11 de marzo, la Comisio'n decidio'
establecer, de conformidad con la resolucio'n 1983/27 del Consejo Econo'mico y
Social, un grupo de trabajo para que examinara, en relacio'n con el tema 4 del
programa, las comunicaciones relativas a la condicio'n juri'dica y social de
la mujer.  Se nombro' a los cinco miembros siguientes, propuestos por sus
grupos regionales:  Sabria Boukadoum (Argelia); Fadi Karam (Li'bano); Mo'nica
Marti'nez (Ecuador); Zuzana Jezerska (Eslovaquia); y Sharon Kotok (Estados
Unidos de Ame'rica).  Posteriormente, se nombro' a Ana Isabel Garci'a (Costa
Rica) para sustituir a Mo'nica Marti'nez (Ecuador), quien no pudo completar su
mandato.  El Grupo de Trabajo sobre comunicaciones relativas a la condicio'n
juri'dica y social de la mujer celebro' cuatro reuniones.


MEDIDAS ADOPTADAS POR LA COMISIo'N

Informe del Grupo de Trabajo sobre comunicaciones relativas
a la condicio'n juri'dica y social de la mujer

3.   En su 13¦ sesio'n (privada), celebrada el 21 de marzo, la Comisio'n
examino' el informe del Grupo de Trabajo sobre comunicaciones relativas a la
condicio'n juri'dica y social de la mujer (E/CN.6/1996/CRP.4).

4.   En la misma sesio'n, la Comisio'n aprobo' el informe del Grupo de
Trabajo, tal como habi'a sido enmendado en el curso de las deliberaciones, y
convino en incluirlo en el informe de la Comisio'n.  El texto del informe del
Grupo de Trabajo era el siguiente:

     "1.  El Grupo de Trabajo sobre Comunicaciones relativas a la condicio'n
     juri'dica y social de la mujer se guio' en sus deliberaciones por el
     mandato que le otorgo' el Consejo Econo'mico y Social en su resolucio'n
     1983/27, de 26 de mayo de 1983.

     2.   El Grupo de Trabajo examino' la lista confidencial de comunicaciones
     relativas a condicio'n juri'dica y social de la mujer (E/CN.6/1996/SW/
     COMM.LIST/30 y Add. 1 y 2) y la lista no confidencial de comunicaciones
     relativas a la condicio'n juri'dica y social de la mujer
     (E/CN.6/1996/CR.32).

     3.   El Grupo de Trabajo tomo' nota de las tres comunicaciones
     confidenciales recibidas directamente por la Divisio'n para el Adelanto
     de la Mujer, de la Secretari'a de las Naciones Unidas, al igual que de
     las 16 comunicaciones extrai'das de la lista confidencial de
     comunicaciones recibidas del Centro de Derechos Humanos de la Oficina de
     las Naciones Unidas en Ginebra.  Tomo' nota tambie'n de la lista no
     confidencial de comunicaciones sobre la base de un resumen preparado por
     la Secretari'a.

     4.   En relacio'n con las comunicaciones confidenciales recibidas
     directamente por la Divisio'n, el Grupo de Trabajo observo' algunas
     tendencias concretas en las denuncias de casos de discriminacio'n o
     violacio'n de los derechos humanos de las mujeres, a saber:  violaciones
     de los derechos de libertad de expresio'n y de circulacio'n; y   
     discriminacio'n en cuanto al derecho a la ciudadani'a.

     5.   El Grupo de Trabajo tambie'n examino' las comunicaciones recibidas
     del Centro de Derechos Humanos y tomo' nota en particular de las
     denuncias de aborto forzado y otras violaciones de los derechos de la
     mujer en situaciones de guerra y conflicto armado, como la pr ctica
     sistem tica de la violacio'n y los abusos sexuales como t ctica de
     guerra; la violacio'n, el abuso deshonesto y la tortura cometidos por
     miembros de las fuerzas de seguridad y las fuerzas armadas; y la
     violacio'n, la tortura y el asesinato durante el peri'odo de detencio'n. 
     El Grupo tambie'n tomo' nota de presuntos casos de trato discriminatorio
     de las nin~as en los primeros meses de vida; y violacio'n y abuso de las
     trabajadoras migratorias.

     6.   Del resumen de comunicaciones no confidenciales, el Grupo de Trabajo
     tomo' nota de los presuntos casos de violencia contra la mujer; observo'
     la falta de participacio'n de la mujer en la adopcio'n de decisiones, en
     particular en lo que respecta a la guerra y la solucio'n de conflictos. 
     El Grupo de Trabajo tomo' nota tambie'n de comunicaciones relativas al
     derecho a heredar y poseer tierras y bienes.

     7.   Habiendo examinado las comunicaciones mencionadas anteriormente, el
     Grupo de Trabajo observo' que se podi'an identificar claramente algunas
     tendencias recurrentes, a saber, diferentes formas de violencia contra la
     mujer y violacio'n de sus derechos humanos, particularmente en
     situaciones de conflicto armado y guerra.

     8.   El Grupo de Trabajo expreso' su agradecimiento a los gobiernos por
     haber enviado respuestas conducentes a la aclaracio'n de los casos
     respectivos; sin embargo, tomo' nota de que algunos gobiernos no habi'an
     respondido y sugirio' a la Comisio'n que alentara a todos los gobiernos
     interesados a cooperar para que el mecanismo de las comunicaciones fuera
     m s eficaz. 

     9.   El Grupo de Trabajo hizo hincapie' en que el procedimiento de
     comunicaciones de la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la
     Mujer era insuficiente y, por ende, ineficaz.  En ese sentido, el Grupo
     de Trabajo recomendo' que se siguiera mejorando el procedimiento de la
     Comisio'n en materia de comunicaciones."


                                  Capi'tulo IV

                   ELABORACIo'N DE UN PROYECTO DE PROTOCOLO FACULTATIVO
                   DE LA CONVENCIo'N SOBRE LA ELIMINACIo'N DE TODAS LAS 
                          FORMAS DE DISCRIMINACIo'N CONTRA LA MUJER

1.   La Comisio'n examino' el tema 5 de su programa en las sesiones 2¦, 4¦,
7¦, 14¦ y 16¦, celebradas los di'as 11, 12, 14, 21 y 22 de marzo de 1996. 
Tuvo ante si' el informe del Secretario General sobre la elaboracio'n de un
proyecto de protocolo facultativo de la Convencio'n sobre la eliminacio'n de
todas las formas de discriminacio'n contra la mujer (E/CN.6/1996/10 y Corr.1 
y Add.1 y 2).


MEDIDAS ADOPTADAS POR LA COMISION

Elaboracio'n de un proyecto de protocolo facultativo de
la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas
de discriminacio'n contra la mujer

2.   En la 14¦ sesio'n, celebrada el 21 de marzo, la Presidenta del Grupo de
Trabajo de composicio'n abierta sobre la elaboracio'n de un proyecto de
protocolo facultativo de la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las
formas de discriminacio'n contra la mujer, Aloisia W”rgetter (Austria)
presento' y reviso' oralmente un proyecto de resolucio'n (E/CN.6/1996/L.11)
titulado "Elaboracio'n de un proyecto de protocolo facultativo de la
Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas de discriminacio'n
contra la mujer", en el anexo del cual figuraba un proyecto de decisio'n sobre
la pro'rroga del mandato del Grupo de Trabajo, cuya aprobacio'n por el Consejo
Econo'mico y Social se recomendaba.

3.   En la 16¦ sesio'n, celebrada el 22 de marzo, la secretaria de la
Comisio'n dio lectura a la siguiente declaracio'n relativa a las consecuencias
del proyecto de resolucio'n para el presupuesto por programas:

          "Al aprobar el presupuesto por programas para el bienio 1996-1997,
la Asamblea General decidio' que en el presupuesto por programas se debi'an
realizar, durante el bienio, economi'as por valor de 103,9 millones de
do'lares.  Dadas las circunstancias, no es posible en este momento
modificar el calendario de conferencias para incorporar sesiones adicionales 
en 1997 del Grupo de Trabajo de composicio'n abierta encargado de elaborar un
proyecto de protocolo facultativo de la Convencio'n sobre la eliminacio'n
de todas las formas de discriminacio'n contra la mujer, cuyo costo completo
se calcula en 161.000 do'lares.  La posibilidad de celebrar sesiones
adicionales se examinar  en el quincuage'simo primer peri'odo de sesiones
de la Asamblea General."

4.   En la misma sesio'n, la Observadora del Reino Unido de Gran Bretan~a e
Irlanda del Norte hizo una declaracio'n, a la que respondio' la Presidenta del
Grupo de Trabajo.

5.   Tambie'n en la 16¦ sesio'n, la Comisio'n aprobo' el proyecto de
resolucio'n, tal como fue revisado oralmente (ve'ase el capi'tulo I, seccio'n
C, resolucio'n  40/8 de la Comisio'n), y el proyecto de decisio'n anexo
(ve'ase el capi'tulo I, seccio'n B, proyecto de decisio'n I).

6.   La observadora del Reino Unido de Gran Bretan~a e Irlanda del Norte
formulo' una declaracio'n.


Informe del Grupo de Trabajo de composicio'n abierta 
encargado de elaborar un proyecto de protocolo      
facultativo de la Convencio'n sobre la eliminacio'n de
todas las formas de discriminacio'n contra la mujer  

7.   En la 16¦ sesio'n, celebrada el 22 de marzo, la Comisio'n tuvo ante si'
el proyecto de informe del Grupo de Trabajo de composicio'n abierta encargado
de elaborar un proyecto de protocolo facultativo de la Convencio'n sobre la
eliminacio'n de todas las formas de discriminacio'n contra la mujer
(E/CN.6/1996/WG/L.1 y Add.1), presentado por la Presidenta del Grupo de
Trabajo, Sra. W”rgetter (Austria), quien lo reviso' oralmente.

8.   En la misma sesio'n, la Comisio'n aprobo' el proyecto de informe del
Grupo de Trabajo, en su forma oralmente revisada, y convino en anexarlo al
informe final de la Comisio'n (ve'ase el anexo III infra).

9.   La observadora de Suecia hizo una declaracio'n.




                               Capi'tulo V

         PROGRAMA PROVISIONAL DEL 41§ PERI'ODO DE SESIONES DE LA COMISIo'N

1.   La Comisio'n examino' el tema 6 de su programa en las sesiones 14¦ a 16¦,
celebradas los di'as 21 y 22 de marzo de 1996 (una relacio'n de las
deliberaciones figura en el capi'tulo II, p rrs. 79 a 81).

2.   En la 16¦ sesio'n, celebrada el 22 de marzo, la Comisio'n convino en que,
en vista de la aprobacio'n del proyecto de resolucio'n E/CN.6/1996/L.13
(ve'ase cap. II, p rr. 82), en el que figuraban, entre otras cosas, un
programa de trabajo multianual de la Comisio'n y un programa del siguiente
peri'odo de sesiones, no era preciso adoptar ninguna medida en relacio'n con
el tema 6 del programa.



                                  Capi'tulo VI

                 APROBACIo'N DEL INFORME DE LA COMISIo'N SOBRE SU
                            40§ PERi'ODO DE SESIONES

1.   En la 16¦ sesio'n, celebrada el 22 de marzo de 1996, la Relatora
presento' el proyecto de informe de la Comisio'n sobre su 40§ peri'odo de
sesiones (E/CN.6/1996/L.2 y Add.1) y lo corrigio' en forma oral.

2.   En la misma sesio'n, la Comisio'n aprobo' el proyecto de informe, tal
como habi'a sido corregido oralmente, y encomendo' su finalizacio'n a la
Relatora.



                                   Capi'tulo VII

                       ORGANIZACIo'N DEL PERIODO DE SESIONES

                  A.  Apertura y duracio'n del peri'odo de sesiones

1.   La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer celebro' su
40§ peri'odo de sesiones en la Sede de las Naciones Unidas del 11 al 22 de
marzo de 1996.  La Comisio'n celebro' 16 sesiones (1¦ a 16¦).  De conformidad 
con la resolucio'n 1995/29 del Consejo Econo'mico y Social, tambie'n se 
celebraron varias reuniones oficiosas de un grupo de trabajo de composicio'n
abierta encargado de elaborar un proyecto de protocolo facultativo de la
Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas de discriminacio'n
contra la mujer.

2.   Declaro' abierto el peri'odo de sesiones la Presidenta del 39§ peri'odo
de sesiones, Sra. Patricia Licuanan (Filipinas), quien tambie'n formulo' una
declaracio'n.


                                  B.  Asistencia

3.   Asistieron al peri'odo de sesiones representantes de los 45 Estados
miembros de la Comisio'n.  Tambie'n asistieron observadores de otros Estados
Miembros de las Naciones Unidas y de Estados no miembros, representantes 
de organizaciones del sistema de las Naciones Unidas y observadores de
organizaciones intergubernamentales, no gubernamentales y de otra i'ndole.  
En el anexo I del presente informe figura una lista de participantes.


                              C.  Eleccio'n de la Mesa

4.   En las sesiones primera y segunda, celebradas el 11 de marzo, la
Comisio'n eligio' por aclamacio'n a los siguientes miembros de la Mesa:

     Presidenta:       Sharon Brennen-Haylock (Bahamas)

     Vicepresidentas:  Ljudmila Boskova (Bulgaria)
                       Rafika Khouini (T£nez)
                       Karin Stoltenberg (Noruega)

     Relatora:         Sweeya Santipitaks (Tailandia)


                    D.  Programa y organizacio'n de los trabajos

5.   En la primera sesio'n, celebrada el 11 de marzo, la Comisio'n aprobo' su
programa provisional y la organizacio'n de sus trabajos, como figuran en el
documento E/CN.6/1996/1.  El programa provisional es el siguiente:

     1.   Eleccio'n de la Mesa.

     2.   Aprobacio'n del programa y otras cuestiones de organizacio'n.

     3.   Seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer:

          a)   Mandato, me'todos de trabajo y programa de trabajo multianual
               de la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la
               Mujer;

          b)   Examen de la incorporacio'n de una perspectiva de ge'nero en
               las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas;

          c)   Puesta en pr ctica de objetivos estrate'gicos y medidas en las
               esferas de especial preocupacio'n:

               i)   La pobreza;

              ii)   La mujer y los medios de informacio'n;

             iii)   Atencio'n de los nin~os y las personas a cargo, incluida
                    la distribucio'n de responsabilidades entre hombres y
                    mujeres.

     4.   Comunicaciones relativas a la condicio'n juri'dica y social de la
          mujer.

     5.   Elaboracio'n de un proyecto de protocolo facultativo de la
          Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas de
          discriminacio'n contra la mujer.

     6.   Programa provisional para el 41§ peri'odo de sesiones de la
          Comisio'n.

     7.   Aprobacio'n del informe de la Comisio'n sobre su 40§ peri'odo de
          sesiones.

6.   En la segunda sesio'n, celebrada el 11 de marzo, la Vicepresidenta de la
Comisio'n, Karin Stoltenberg (Noruega), fue nombrada Presidenta del Grupo de
Trabajo de composicio'n abierta encargado de elaborar un proyecto de protocolo
facultativo de la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas de
discriminacio'n contra la mujer establecido de conformidad con lo dispuesto en
la resolucio'n 1995/29 del Consejo Econo'mico y Social.  M s tarde, la
Sra. Stoltenberg fue sustituida como Presidenta del Grupo de Trabajo por
Aloisia W”rgetter (Austria).


              E.  Consultas con las organizaciones no gubernamentales

7.   En el anexo II del presente informe figura una lista de las declaraciones
escritas presentadas por las organizaciones no gubernamentales de conformidad
con el arti'culo 76 del reglamento de las comisiones org nicas del Consejo
Econo'mico y Social (E/5975/Rev.1).



                                    Anexo I

                                  ASISTENCIA

                                   Miembros


Angola    
Argelia            Ramtane Lamamra, Sabria Boukadoum, Amina Mesdoua
Australia          Elaine McKay, Dianne Hariot, Stephen Lloyd, Shirley
                   Lithgow, Kathy Wong, Jane Connors, Jo Wainer
Austria            Ernst Sucharipa, Aloisia W”rgetter, Brigitte Brenner,
                   Ingrid Siess, Irene Freudenschuss-Reichl
Bahamas            Harcourt L. Turnquest, Sharon Brennen-Haylock, Cora
                   Bain-Colebrooke, Allison Christie
Belar£s            Nataliya Drozd, Igar Gubarevich
Be'lgica           Alex Reyn, Dirk Wouters, Lily Boeykens, Nathalie Cassiers
Brasil             Marcela M. Nicodemos
Bulgaria           Ludmila Bojkova, Valentin Hadjiyski
Chile     
China              Wang Shuxian, Wang Xuexian, Zhang Fengkun, Zou Xiaoqiao, 
                   Liu Zhixian, Du Yong, Shi Weiqiang, Xie Bohua, Li Sangu, 
                   Huang Shu
Chipre             Erato Kozakou-Marcoulli
Colombia  
Congo              Marie-The'rŠse Avemeka, Daniel Abibi, Corneille E. Moka, 
                   Marguerite Tchimbakala, GisŠle Bouanga Kalou
Costa Rica         Fernando Berrocal Soto, Emilia Castro de Barish, 
                   Liliana Hern ndez Valverde, Ana Isabel Garci'a
Cuba               Yolanda Ferrer Go'mez, Magalys Arocha Domi'nguez, 
                   Ritz M. Pereira Rami'rez, Rodolfo Reyes Rodri'guez, 
                   Margarita Valle Camino
Ecuador            Mo'nica Marti'nez
Eslovaquia         Zuzana Jezerska
Estados Unidos 
de Ame'rica         Linda Tarr-Whelan, Melinda L. Kimble, Victor Marrero, 
                   Maria Antonietta Berriozabal, Mary Purcell,
                   Ann Bookman, Iris Burnett, Kathleen Hendrix, 
                   Gracia Hillman, Sharon Kotok, Theresa Loar, Nigel Purvis,
                   Lucy Tamlyn, Bisa Williams-Manigault 
Federacio'n 
de Rusia           L. F. Byezlepkina, A. V. Aparina, G. N. Galkina, 
                   B. G. Stepanov, O. Y. Sepelev, U. V. Chriskov, 
                   M. O. Korunova Filipinas Patricia B. Licuanan, 
                   Maria Lourdes V. Ramiro-Lopez, Ruth S. Limjuco, 
                   Imelda Nicolas, Myrna Feliciano, Aurora Javate De Dios, 
                   Glen Corpin, Eleonor Conda Francia Claire Aubin, 
                   Caroline Mechin, DaniŠle Refuveille, Sylvie Crouzier,
                   Laurent Contini, Fre'de'ric Desagneaux Grecia    
                   Anna Frangoudaki
Guinea             Camara Hadja Mahawa Bangoura, Coumbassa Hadj 
                   Hawaou Diallo, Mafoula Sylla, Fatoumata Diaraye 
                   Diaby, Aissatou Pore'ko Diallo, Balla Moussa Camara
Guinea-Bissau  
India              Prakash Shah, Sarala Gopalan, Mitra Vasisht, 
                   A. K. Sinha, G. Mukhopadhaya, S. Rama Rao
                   Indonesia Rini Soerojo, Isslamet Poernomo, Sri Tadjudin,
                   Mubyarto Martodinoto, Sutjiptohardjo Donokusumo, Wiwiek
                   Setyawati, R. A. Esti Andayani, Riyadi Asirdin
Ir n (Rep£blica 
Isl mica del)      Mehdi Danesh Yazdi, Gholan Hossein Dehghani, 
                   Farideh Hassani, Afsaneh Nadipour 
Jamahiriya a`rabe 
Libia              Asmahan Salem Eddib, Jamaleddin A. Hamida
Japo'n             Makiko Sakai, Fumiko Saiga, Ahniwa Natori, 
                   Eiko Nakamura, Fumiko Suzuki, Junko Uchino, 
                   Mitsuko Ito, Jiro Usui, Kayo Fujita, Michiko Iino,
                   Kiyoko Kani, Mika Ichihara
Kenya     
Li'bano            Samir Moubarak, Fadi Karam
Malasia   
Mali' 
Me'xico            Ai'da Gonz lez Marti'nez, Yanerit Morgan, Socorro Flores
Liera
Namibia            Netumbo Nandi-Ndaitwah, Maria Kapere, Silba Tjipueja, 
                   Hazel de Wet, Frances Matros
Noruega            Karin Stoltenberg, Sissel Salomon, Marianne Loe, 
                   Sten Arne Rosnes, Anne Havnor, Guro Camerer, Else 
                   Annette Grannes, Turid Leirvoll
Portugal  
Rep£blica de 
Corea              Kin Jang-Sook, Hahm Myung Chul, Hwang In-Ja, Lee Kwang
                   Jae, Park Bok Soon, Park Enna, Oh Huun-Joo, Lee Jeong-Shim,
                   Kim Yung-Chung, Kang Sun-Hye
Rep£blica Dominicana   
Sud n     
Swazilandia        Moses M. Dlamini, Joel M. Nhleko, Audrey L. Nhlabatsi,
                   Nonhlanhla P. Tsabedze, Melusie M. Masuku Tailandia Asda
                   Jayanama, Saisuree Chutikul, Thakur Phanit, Sriwatana
                   Chulajata, Karn Chiranond, Vanida Suwankiri, Sweeya
                   Santipitaks
Togo               Kissem Tchanghai-Walla, Katoa Nignigaba Takouda
T£nez              Slaheddine Abdellah, Rafika Khouini, Saida Agrebi, 
                   Wahid Ben Amor


             Estados Miembros de las Naciones Unidas representados
                               por observadores

     Albania, Alemania, Antigua y Barbuda, Azerbaiy n, Bahrein, Botswana,
Burkina Faso, Canad , C“te d'Ivoire, Dinamarca, Egipto, Espan~a, Etiopi'a,
Fiji, Finlandia, Ghana, Guatemala, Honduras, Hungri'a, Irlanda, Islandia,
Israel, Italia, Kazakst n, Lesotho, Liberia, Lituania, Marruecos, Nicaragua,
Nigeria, Nueva Zelandia, Pai'ses Bajos, Pakist n, Per£, Polonia, Reino Unido
de Gran Bretan~a e Irlanda del Norte, Rep£blica a`rabe Siria, Rep£blica Checa,
Rep£blica Dominicana, Rep£blica Unida de Tanzani'a, Rumania, Sud frica,
Suecia, Trinidad y Tabago, Turqui'a, Ucrania, Uganda, Uruguay, Zambia,
Zimbabwe.


              Estados no miembros representados por observadores

     Santa Sede, Suiza.


                                Naciones Unidas

     Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Fondo de Desarrollo de las
Naciones Unidas para la Mujer, Programa de las Naciones Unidas para el
Desarrollo, Comisio'n Econo'mica y Social para Asia y el Paci'fico, Comisio'n
Econo'mica para a`frica, Comisio'n Econo'mica para Europa, Oficina del Alto
Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Instituto
Internacional de Investigaciones y Capacitacio'n para la Promocio'n de la
Mujer, Centro de Derechos Humanos.


              Organismos especializados y organizaciones conexas

     Organizacio'n Internacional del Trabajo, Organizacio'n de las Naciones
Unidas para la Agricultura y la Alimentacio'n, Organizacio'n de las Naciones
Unidas para la Educacio'n, la Ciencia y la Cultura, Organizacio'n Mundial de
la Salud, Fondo Monetario Internacional, Organizacio'n de las Naciones Unidas
para el Desarrollo Industrial.


Organizaciones intergubernamentales representadas
por observadores

     Comunidad Europea, Organizacio'n de la Unidad Africana, Organizacio'n de
los Estados Americanos, Secretari'a del Commonwealth.


              Otras organizaciones representadas por observadores

     Palestina.


                       Organizaciones no gubernamentales

     Categori'a I:  Asociacio'n Estadounidense de Jubilados, Asociacio'n
Internacional Soroptimista, Asociacio'n para el Progreso de las
Comunicaciones, Confederacio'n Internacional de Organizaciones Sindicales
Libres, Consejo Internacional de Mujeres, Federacio'n Mundial de Asociaciones
pro Naciones Unidas, National Council of Negro Women, Inc., Unio'n
Interparlamentaria, Zonta Internacional.

     Categori'a II:  Asociacio'n Femenina del Paci'fico y Sudeste de Asia,
Comunidad Internacional Bah 'i, Concilio Consultivo Anglicano, Consejo
Nacional de Organizaciones de Mujeres Alemanas-Unio'n Federal de
Organizaciones de Mujeres y de Grupos de Mujeres de Asociaciones Alemanas,
Federacio'n Internacional de Centros Sociales y Centros Vecinales, Federacio'n
Internacional de Mujeres Universitarias, Federacio'n Pandrina de Mujeres de la
Educacio'n Internacional, Liga Internacional de Mujeres Pro Paz y Libertad,
Transferencia Mundial de Informacio'n.

     Lista:  Conferencia Femenina Internacional de Antropologi'a,
Organizacio'n de Mujeres para el Medio Ambiente y el Desarrollo.

     Otras organizaciones no gubernamentales:  AGORA, Agrupacio'n de Mujeres
Tierra Viva, Ain O Salish Kendra, Alianza Femenina para la Democracia, Alianza
Mundial para la Salud de la Mujer, Alliance des femmes haitiennes, Alliance
for Life, American Jewish Committee, Armenian International Women's
Association, Armenian Relief Society, Inc., Arthur and Elizabeth Schlesinger
Library on the History of Women in America, Radcliffe College, Asociacio'n
Coreana de Teo'logas, Asociacio'n de Empresarias de China, Asociacio'n de
Estudios sobre la Mujer de Shanghai, Asociacio'n de Organizaciones de Mujeres
de Jamaica, Asociacio'n de Jo'venes Cristianas de Australia, Asociacio'n de
Sociedades de Cooperacio'n Interbalc nica de Mujeres, Asociacio'n de Madres
Tunecinas, Asociacio'n de Mujeres de las Naciones Unidas, Asociacio'n de
Mujeres de Kirguist n pro Seguridad Ecolo'gica y Nuclear Mundial, Asociacio'n
Educacional China para el Intercambio Internacional, Asociacio'n Espan~ola de
Mujeres Juristas (A.E.M.J.), Asociacio'n Internacional
Soroptimista-Bangladesh, Asociacio'n Me'dica de Jamaica, Asociacio'n Mundial
de Radios Comunitarias (AMARC), Asociacio'n Mundial de Estaciones de Radio
Comunitarias, Asociacio'n Seve savoir et vouloir entreprendre, Associacao
Nacional das Empresarias, Association de lutte contre les violences faites aux
femmes, Associazione Delle Donne Democratiche-Iraniane Residente in Italia,
Bangladesh Nari Progati Sangha, Banulacht, British Association of Women
Entrepreneurs (BAWE), Business and Professional Women's Club, Caribbean People
Development Agency (CARIPEDA), Center for Womens's Global Leadership, Center
for Women, The Earth, The Divine (CWED), Centre d'e'tudes et de recherche sur
la population et le de'veloppement, Centre for International
Studies/University College of Cape Breton, Centro de Investigacio'n para la
Accio'n Femenina, Centro de la Mujer Peruana Flora Trist n, Centro de
Investigacio'n Social Formacio'n y Estudios de la Mujer (CISFEM), Centro de
Mujeres Arabes para Capacitacio'n e Investigaciones, Centro de Salud y
Derechos Humanos, Centro di Cooperazione Familiare, Centro Internacional 
de Investigaciones sobre la Mujer, Centro para el Adelanto de la
Mujer, CLADEM - Per£, Coalicio'n Internacional sobre la Mujer y el Cre'dito,
Coalition of Australian Participating Organizations of Women (CAPOW),
Coalition on Women and Religion (CWR)/Church Council of Greater Seattle,
Collectif 95 Maghreb e'galite', Comite' Central de los Movimientos de Derechos
de la Mujer de Goteborg (Suecia), Comite' de accio'n internacional para la
promocio'n de los derechos de la mujer, Comite' national d'action pour les
droits de l'enfant et de la femme, Committee on Family, Comunidad de
Democracia Social de las Mujeres Eslovacas, Confedera‡ao das Mulheres do
Brasil, Confederacio'n Francesa de la Asociacio'n de Familias Cato'licas,
Congregaciones de San Jose', Congregazione di Nostra Signora di Carita del
Buon Pastore, Congress of Black Women of Canada, Consejo de Sindicatos
No'rdicos, Consejo Nacional de Investigacio'n sobre la Mujer, Consejo Nacional
de Mujeres Africanas, Coordination fran‡aise pour le Lobby europe'en des
femmes (CLEF), Cumbre de la Organizacio'n de Derechos de los Nin~os Turcos,
Children and Mothers Welfare Society, Departamento de la Mujer de la
Asociacio'n de Trabajadores del Estado, Dialogue on Diversity, Inc.,
Ecological Rights Association (ERA), Educacio'n, Cultura y Ecologi'a A.C.,
Emakunde/Instituto Vasco de la Mujer, Environmental Women's Assembly, Family
Care International, Inc., Federacio'n de Colegios de Abogados del Japo'n,
Federacio'n Espan~ola de Asociaciones Pro Vida, Federacio'n Nacional de
Asociaciones de Mujeres para la Democracia, Federacio'n Nacional de las
Organizaciones Internacionales para la Mujer Federally Employed Women, Inc.,
Femme de'veloppement entreprises en Afrique, Femme et monde rural, Franciscans
International, Fran‡ois-Xavier Bagnoud, Friendship Ambassadors Foundation,
Fundacio'n 3HO, Fundacio'n 8 de marzo, Fundacio'n Al-Khoei, Fundacio'n Camino,
Fundacio'n China de Bienestar de la Poblacio'n, Fundacio'n de Mujeres
Profesionales, Fundacio'n Ford, Fundacio'n Grupo de Estudios sobre la
Condicio'n de la Mujer en el Uruguay, Girls Incorporated, Grail International
Presidency Team, Groupement des femmes d'affaires de Guine'e, Grupo
Parlamentario Interamericano sobre Poblacio'n y Desarrollo, Harvard Institute
for International Development/MIT Women in Development Group, Humanitarian Law
Project, Indian Women's Group of Trinidad and Tobago, Inmigrante-Suecia,
Institut africain pour la de'mocratie, Institute for the Study of Women/Mount
Saint Vincent University, Institute for Urban Research/Morgan State
University, Instituto Coreano de la Mujer y la Poli'tica, Instituto de
Hermanas de la Misericordia de las Ame'ricas, Instituto
Ecuatoriano de Investigaciones y Capacitacio'n de la Mujer (IECAIM), Instituto
Femenino Isl mico del Ir n, International Aids Society (NYS State Psychiatric
Institute/HIV Center for Clinic and Behaviour Study), International Gay and
Lesbian Human Rights Commission, International Reproductive Rights Research
Action Group, International Women Count Network, Karamah:  Comite' de Abogadas
Musulmanas pro Derechos Humanos, Korean American Coalition on Jungshindae,
Inc., Leadership Conference for U.S. Dominican Religious, Liga de Empresarias
de Nizhny Novgorod, Maryknoll Sisters of St. Dominic, Inc., Mira Med
Institute, Mobility International U.S.A., Moral Rearmament, Inc., NAACP Legal
Defense and Educational Fund, Naripokkho, National Action Committee on the
Status of Women, National Association of Negro Business and Profesional
Women's Clubs, Inc., National Committee of Women for Democratic Iran, National
Council of Women of Canada (NCWC), National Council of Women of the United
States, Inc., National Institute of Womanhood, New Zealand Federation of
University Women, NGO Commonwealth Women Network, North America Taiwanese
Women's Association, Office of Women in Higher Education/American Council on
Education, Organisation de la femme istiqlalienne,, Organizacio'n Mundial para
la Familia, Organizing Committee/People's Decade of Human Rights Education,
Pacific Rim Institute for Development and Education (PRIDE), Philadelphia
Yearly Meeting of the Religious Society of Friends, Programme Support Unit
Foundation, Red de Mujeres de a`frica para el Desarrollo y las Comunicaciones,
Red Nacional de Promocio'n de la Mujer - Per£, Republican Council of Women's
Organizations, Research Action Information Network for Bodily Integrity of
Women, Resea femmes africaines et droits humains (REFAD), Ribbon
International, SACH-Struggle for Change, Sahaja Yoga International, Scottish
Education and Action Development, Secretari'a Nacional de Mujeres Trabajadoras
de la Central Puertorriquen~a de Trabajadores, Sewa-Nepal, Sociedad China de
Estudios de Derechos Humanos, Sociedad de Cooperacio'n Interbalc nica de
Mujeres Rumanas, Socio'logos en favor de la mujer en la sociedad, Temple
University (Commonwealth), The American Jewish Congress Commission on Women's
Equality, The Federation of Temple Sisterhoods, The Groupe de recherche
d'e'tudes et de formation femmes action (GREFFA), The National Spiritual
Assembly of the Baha'is of the United States, Ugnayas Ng Kababaihan Sa
Politika (Filipinas), Union nationale pour le soutien et la promotion de la
femme au foyer "Femmes, actives au foyer" , Unio'n Europea de Mujeres
(Seccio'n Brit nica), US-China People's Friendship Association (USCPFA), Voice
of Women for Peace (Canada), WIN Visible - Women with Visible and Invisible
Disabilities, Women and Demographic Policy to the President of the Republic of
Sakha (YAKUTIA), Women Convention Watch Indonesia, Women Empowering Women of
Indian Nations,, Women in International Security (WIIS), Women of Reform
Judaism, Women's Caucus, Women's Council of the University of Missouri-Kansas
City (UMKC), Women's Health in Women's Hands:  a Community Health Centre for
Women, Women's Network of the International Health Futures Network, Women's
Society (Zhinocha Hromada), Zigen Fund, Zonta Club de Bratislava (Eslovaquia)
(Red Nacional de Zonta Internacional).



                                   Anexo II

               LISTA DE DOCUMENTOS QUE LA COMISIo'N TUVO ANTE Si'
                         EN SU 40§ PERi'ODO DE SESIONES


Signatura      Tema del programa                      Ti'tulo o descripcio'n
          
E/CN.6/1996/1           2       Programa provisional
E/CN.6/1996/2           3 a)    Mandato, me'todos de trabajo y programa de
                                trabajo multianual de la Comisio'n:  informe
                                del Secretario General
E/CN.6/1996/3           3       Medios para aumentar la capacidad de la
                                Organizacio'n y del sistema de las Naciones
                                Unidas para prestar apoyo al seguimiento en
                                curso de la Conferencia:  informe del
                                Secretario General
E/CN.6/1996/4           3       Eliminacio'n de los estereotipos en los medios
                                de informacio'n:  informe del Secretario
                                General
E/CN.6/1996/5           3       Cuidado del nin~o y de personas a cargo, con
                                inclusio'n de la cuestio'n de compartir el
                                trabajo y las obligaciones familiares: 
                                informe del Secretario General
E/CN.6/1996/6           3       Educacio'n para la paz:  informe del
                                Secretario General
E/CN.6/1996/7           3 b)    Mejoramiento de la situacio'n de la mujer en
                                la Secretari'a:  informe del Secretario
                                General
E/CN.6/1996/8           3       Situacio'n de las mujeres palestinas y
                                asistencia que se les presta:  informe del
                                Secretario General
E/CN.6/1996/9           3 b)    Medida en que los mecanismos de derechos
                                humanos se han ocupado de las violaciones 
                                de los derechos humanos de la mujer:  informe
                                del Secretario General
E/CN.6/1996/10 y 
Corr.1 y Add.1 y 2      5       Elaboracio'n de un proyecto de protocolo
                                facultativo de la Convencio'n sobre la
                                eliminacio'n de todas las formas de
                                discriminacio'n contra la mujer:  informe del
                                Secretario General
E/CN.6/1996/11          3       Aplicacio'n de la resolucio'n 50/166 de la 
                                Asamblea General sobre el papel del Fondo de
                                Desarrollo de las Naciones Unidas para la
                                Mujer en la eliminacio'n de la violencia
                                contra
                                la mujer:  nota del Secretario General
E/CN.6/1996/12          3       Violencia contra las trabajadoras migratorias:
                                nota del Secretario General
E/CN.6/1996/13          3 b)    Plan de trabajo conjunto de la Divisio'n para
                                el Adelanto de la Mujer y el Centro de
                                Derechos Humanos:  informe del Secretario
                                General
E/CN.6/1996/14          3       Propuestas para el plan de mediano plazo para
                                el peri'odo 1998-2001:  nota del Secretario
                                General
E/CN.6/1996/L.1         3       Argentina, Azerbaiy n, Bangladesh, Bosnia y
                                Herzegovina, Camboya, Ecuador, Egipto,
                                Emiratos  rabes Unidos, Georgia, Kirguist n,
                                Kuwait, Malasia, Mozambique, Pakist n, Togo,
                                T£nez, Turqui'a, Turkmenist n, Uzbekist n y
                                Zimbabwe:  proyecto de resolucio'n
E/CN.6/1996/L.2 y 
Add.1                   7       Proyecto de informe de la Comisio'n sobre su
                                40§ peri'odo de sesiones
E/CN.6/1996/L.3         3       Estados Unidos de Ame'rica:  proyecto de
                                resolucio'n
E/CN.6/1996/L.4         3       Australia, Canad  y Noruega:  proyecto de
                                resolucio'n
E/CN.6/1996/L.5         3       Fiji, Filipinas, Ghana, Nigeria y Tailandia: 
                                proyecto de resolucio'n
E/CN.6/1996/L.6         3       Costa Rica (en nombre de los Estados Miembros
                                de las Naciones Unidas que pertenecen al Grupo
                                de los 77 y de China):  proyecto de
                                resolucio'n
E/CN.6/1996/L.7         3       Fiji, Filipinas y Ghana:  proyecto de
                                resolucio'n
E/CN.6/1996/L.8/
Rev.1                   3       Costa Rica (en nombre de los Estados Miembros
                                de las Naciones Unidas que pertenecen al Grupo
                                de los 77 y de China):  proyecto de
                                resolucio'n
                                revisado
E/CN.6/1996/L.9         3       Costa Rica (en nombre de los Estados Miembros
                                de las Naciones Unidas que pertenecen al Grupo
                                de los 77 y de China):  proyecto de
                                resolucio'n
E/CN.6/1996/L.10        3       Costa Rica (en nombre de los Estados Miembros
                                de las Naciones Unidas que pertenecen al Grupo
                                de los 77 y de China):  proyecto de
                                resolucio'n
E/CN.6/1996/L.11        5       Proyecto de resolucio'n presentado por la
                                Presidenta del Grupo de Trabajo de
                                composicio'n
                                abierta encargado de elaborar un proyecto de
                                protocolo facultativo de la Convencio'n sobre
                                la eliminacio'n de todas las formas de
                                discriminacio'n contra la mujer sobre la base
                                de consultas oficiosas
E/CN.6/1996/L.12        3       Conclusiones en relacio'n con los me'todos de
                                trabajo para la aplicacio'n de la Plataforma 
                                de Accio'n aprobada por la Cuarta Conferencia
                                Mundial sobre la Mujer, presentadas por la
                                coordinadora de las consultas oficiosas sobre
                                el tema 3 del programa, Patricia Licuanan
                                (Filipinas)
E/CN.6/1996/L.13        3       Proyecto de resolucio'n presentado por la
                                coordinadora de las consultas oficiosas sobre
                                el tema 3 del programa, Patricia Licuanan
                                (Filipinas)
E/CN.6/1996/L.14       3 c) i)  Proyecto de resolucio'n presentado por la
                                Presidenta como base para las consultas
                                oficiosas
E/CN.6/1996/L.15       3        Italia (en nombre de los Estados Miembros de 
                                las Naciones Unidas que pertenecen a la Unio'n
                                Europea):  proyecto de resolucio'n
E/CN.6/1996/L.16       3 c) ii) Proyecto de conclusiones convenidas 
                                presentadas por la Vicepresidenta de la 
                                Comisio'n, Ljudmila Boskova (Bulgaria)
E/CN.6/1996/L.17       3        Conclusiones convenidas presentadas por 
                                la Presidenta sobre la base de consultas
                                oficiosas
E/CN.6/1996/NGO/1      3        Declaracio'n presentada por las siguientes
                                organizaciones no gubernamentales reconocidas
                                como entidades consultivas por el Consejo
                                Econo'mico y Social:  Asociacio'n
                                Internacional Soroptimista, Federacio'n
                                Internacional de Mujeres Profesionales
                                y de Negocios, Zonta Internacional 
                                (categori'a I); Asociacio'n Mundial de las
                                Gui'as Scout, Centro Italiano de Solidaridad,
                                Consejo Internacional sobre el
                                Problema del Alcoholismo y las Toxicomani'as,
                                Internacional Socialista de Mujeres 
                                (categori'a II); International Inner Wheel, 
                                Mesa Redonda Internacional para el Desarrollo 
                                de la Orientacio'n (lista)
E/CN.6/1996/NGO/2      3        Declaracio'n presentada por las siguientes
                                organizaciones no gubernamentales reconocidas
                                como entidades consultivas por el Consejo
                                Econo'mico y Social:  Asociacio'n
                                Internacional
                                Soroptimista, Federacio'n Internacional de 
                                Mujeres Profesionales y de Negocios, Zonta
                                Internacional (categori'a I); Asociacio'n
                                Mundial de las Gui'as Scout, Centro Italiano
                                de Solidaridad, Consejo Internacional sobre el
                                Problema del Alcoholismo y las Toxicomani'as,
                                Internacional Socialista de Mujeres
                                (categori'a II); International Inner Wheel,
                                Mesa Redonda Internacional para el Desarrollo
                                de la Orientacio'n (lista)
E/CN.6/1996/NGO/3      3        Declaracio'n presentada por las siguientes
                                organizaciones no gubernamentales reconocidas
                                como entidades consultivas por el Consejo
                                Econo'mico y Social:  Asociacio'n
Internacional
                                Soroptimista, Consejo Internacional de
                                Mujeres, Federacio'n Internacional de Mujeres 
                                Profesionales y de Negocios, Zonta
                                Internacional (categori'a I); Asociacio'n
                                Mundial de las Gui'as Scout, Centro Italiano 
                                de Solidaridad, Internacional Socialista de
                                Mujeres (categori'a II); International Inner
                                Wheel, Mesa Redonda Internacional para el
                                Desarrollo de la Orientacio'n (lista)
E/CN.6/1996/NGO/4      3        Declaracio'n presentada por las siguientes
                                organizaciones no gubernamentales reconocidas
                                como entidades consultivas por el Consejo
                                Econo'mico y Social:  Federacio'n
                                Internacional de Mujeres Profesionales y de
                                Negocios, Zonta Internacional (categori'a I);
                                Asociacio'n Mundial de las Gui'as Scout,
                                Consejo Internacional sobre el Problema del
                                Alcoholismo y las Toxicomani'as, Internacional
                                Socialista de Mujeres (categori'a II);
                                International Inner Wheel, Mesa Redonda
                                Internacional para el
                                Desarrollo de la Orientacio'n (lista)
E/CN.6/1996/NGO/5      3        Declaracio'n presentada por las siguientes
                                organizaciones no gubernamentales reconocidas
                                como entidades consultivas por el Consejo
                                Econo'mico y Social:  Alianza Internacional 
                                de Mujeres-Igualdad de Derechos e Igualdad de
                                Responsabilidades, Asociacio'n Internacional
                                Soroptimista, Federacio'n Internacional de 
                                Mujeres Profesionales y de Negocios, Zonta
                                Internacional (categori'a I); Conferencia
                                Panindia de Mujeres, Federacio'n Mundial de
                                Salud Mental, Federacio'n Mundial de Mujeres
                                Metodistas (FMMM),
                                Unio'n de los Abogados a`rabes (categori'a II)
E/CN.6/1996/NGO/6      5        Declaracio'n presentada por la Comisio'n para 
                                la Defensa de los Derechos Humanos en
                                Centroame'rica, organizacio'n no gubernamental
                                reconocida como entidad consultiva de la
                                categori'a II por el Consejo Econo'mico y
                                Social

E/CN.6/1996/CRP.1      3 b)     Resultados del 15§ peri'odo de sesiones del 
                                Comite' para la Eliminacio'n de la
                                Discriminacio'n
                                contra la Mujer:  nota del Secretario General
E/CN.6/1996/CRP.2      3 b)     Propuesta de plan de mediano plazo a nivel de
                                todo el sistema para el adelanto de la mujer
                                para el peri'odo 1996-2001:  informe del
                                Secretario General
E/CN.6/1996/CRP.3      3 c)     Seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial
                                sobre la Mujer:  puesta en pr ctica de 
                                objetivos estrate'gicos y medidas en las
                                esferas de especial preocupacio'n:  la
                                pobreza:

                                informe del Secretario General
E/CN.6/1996/CRP.4      4        Informe del Grupo de Trabajo sobre
                                comunicaciones relativas a la condicio'n
                                juri'dica y social de la mujer
E/CN.6/1996/WG/L.1 
y Add.1                5        Proyecto de informe del Grupo de Trabajo de
                                composicio'n abierta encargado de elaborar un
                                proyecto de protocolo facultativo de la
                                Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las
                                formas de discriminacio'n contra la mujer


                                   Anexo III

PROYECTO DE INFORME DEL GRUPO DE TRABAJO DE COMPOSICIo'N
ABIERTA ENCARGADO DE ELABORAR UN PROYECTO DE PROTOCOLO 
FACULTATIVO DE LA CONVENCIo'N SOBRE LA ELIMINACIo'N DE   
TODAS LAS FORMAS DE DISCRIMINACIo'N CONTRA LA MUJER

1.   El Grupo de Trabajo de composicio'n abierta encargado de elaborar un
proyecto de protocolo facultativo de la Convencio'n sobre la eliminacio'n de
todas las formas de discriminacio'n contra la mujer fue establecido en
cumplimiento de la resolucio'n 1995/29 del Consejo Econo'mico y Social, de 24
de julio de 1995, para que examinara el informe amplio del Secretario General,
con inclusio'n de una si'ntesis de las opiniones de los gobiernos, las
organizaciones intergubernamentales y las organizaciones no gubernamentales
sobre un protocolo facultativo de la Convencio'n, incluso las relativas a su
viabilidad, teniendo en cuenta los elementos propuestos por el Comite' para la
Eliminacio'n de la Discriminacio'n contra la Mujer en la sugerencia 7,
aprobada en su 14§ peri'odo de sesionesa/.

2.   En la cuarta sesio'n plenaria, celebrada el 12 de marzo, la
Vicepresidenta de la Comisio'n, Karin Stoltenberg (Noruega), fue designada
Presidenta del Grupo de Trabajo.  El Sr. Phakiso Mochochoko (Lesotho)
presidio' la sexta sesio'n del Grupo de Trabajo, celebrada el 14 de marzo.  En
la se'ptima sesio'n plenaria, celebrada el 14 de marzo, Aloisia W”rgetter
(Austria) fue designada Presidenta del Grupo de Trabajo para reemplazar a la
Sra. Stoltenberg (Noruega) que habi'a  renunciado debido a circunstancias
imprevistas.

3.   El Grupo de Trabajo se reunio' del 11 al 22 de marzo de 1996.  Celebro'
10 sesiones (1¦ a 10¦) y dos reuniones oficiosas.  Tuvo a la vista el informe
del Secretario General sobre la elaboracio'n de un proyecto de protocolo
facultativo de la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas de
discriminacio'n contra la mujer (E/CN.6/1996/10 y Corr.1 y Add.1 y 2).

4.   En la primera sesio'n, celebrada el 11 de marzo, la Presidenta interina
declaro' abierta la sesio'n e hizo una declaracio'n.  La Directora de la
Divisio'n para el Adelanto de la Mujer hizo una declaracio'n introductoria.

5.   En la misma sesio'n, para facilitar las deliberaciones del Grupo de
Trabajo, e'ste recibio' informacio'n de un miembro del Comite' de Derechos
Humanos sobre las disposiciones, los procedimientos y la experiencia del
Comite' en relacio'n con el primer Protocolo Facultativo del Pacto
Internacional de Derechos Civiles y Poli'ticos.  Tambie'n respondio' a las
preguntas que hicieron las delegaciones.

6.   En las sesiones segunda, quinta, se'ptima y novena, celebradas los di'as
12, 13, 14 y 18 de marzo, la Presidenta del Comite' para la Eliminacio'n de la
Discriminacio'n contra la Mujer hizo una declaracio'n y respondio' a las
preguntas de las delegaciones respecto de distintos elementos propuestos por
el Comite' en la sugerencia 7 y de los me'todos de trabajo de que se vale el
Comite' para examinar los informes de los Estados partes.

7.   En las sesiones quinta y se'ptima a novena, celebradas los di'as el 13,
14 y 18 de marzo, el representante del Centro de Derechos Humanos respondio' a
las preguntas de las delegaciones respecto de la pr ctica y los procedimientos
de otros mecanismos de derechos humanos de las Naciones Unidas.


     a/   Ve'ase Documentos Oficiales de la Asamblea General, quincuage'simo
peri'odo de sesiones, Suplemento No. 38 (A/50/38), cap. I, secc. B.


En la 10¦ sesio'n, celebrada el 19 de marzo, dos miembros del Comite' de
Derechos Humanos invitados por el Grupo de Trabajo formularon declaraciones y
contestaron preguntas hechas por las delegaciones acerca de la posibilidad de
hacer valer las disposiciones del protocolo ante un tribunal.


8.   El Grupo de Trabajo, por invitacio'n de la Presidenta, tuvo en primer
lugar un cambio general de ideas sobre la cuestio'n del protocolo facultativo
de la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas de discriminacio'n
contra la mujer, tras de lo cual hubo un intercambio sistem tico y detallado
de opiniones sobre los aspectos que debi'a abarcar dicho protocolo, utilizando
como base de las deliberaciones los elementos que figuraban en la sugerencia 7
del Comite' para la Eliminacio'n de la Discriminacio'n contra la Mujer.


                          A.  Cambio general de ideas

9.   Se expreso' apoyo al protocolo facultativo de la Convencio'n y al proceso
iniciado para su elaboracio'n.  Las delegaciones se manifestaron dispuestas a
cooperar y a participar activamente en el Grupo de Trabajo para lograr un
instrumento eficaz que recibiera el mayor apoyo posible y un buen n£mero de
ratificaciones.

  No obstante, las delegaciones sen~alaron varios obst culos y dificultades
que habi'a que tener en cuenta al elaborar el protocolo y plantearon
cuestiones que debi'an aclararse y examinarse detalladamente en el proceso de
elaboracio'n.

12.  Se dijo que un protocolo facultativo aumentari'a la eficacia de la
Convencio'n y llevari'a a una proteccio'n y promocio'n m s efectivos de los
derechos humanos de las mujeres.  Ese procedimiento fortaleceri'a la
Convencio'n y la pondri'a en pie de igualdad con otros mecanismos creados en
virtud de derechos humanos creados en virtud de tratados.  Se dijo que un
procedimiento de comunicaciones podri'a hacer que se prestara excesiva
atencio'n a los casos individuales, cuando lo que habi'a que resolver eran los
casos de violaciones masivas.

13.  Muchas delegaciones sen~alaron que la preparacio'n de un protocolo
facultativo era un elemento clave para la accio'n complementaria de la
Conferencia Mundial de Derechos Humanos y la Cuarta Conferencia Mundial sobre
la Mujer.  Se trataba de una oportunidad £nica para salvar las lagunas de
procedimiento que habi'a en los mecanismos existentes.  Durante su
elaboracio'n se podri'a pasar revista a las razones que explicaban el bajo
n£mero de ratificaciones de otros mecanismos de denuncias con miras a evitar
que lo mismo ocurriera respecto de este instrumento.

14.  Muchas delegaciones sen~alaron que era muy importante examinar con
cuidado la relacio'n entre el protocolo facultativo propuesto y los mecanismos
existentes basados en procedimientos de comunicaciones.  A ese respecto,
habri'a que evitar la superposicio'n o la duplicacio'n.  Se sen~alo' la
necesidad de agilizar los mecanismos de derechos humanos.  Se hablo' de los
esfuerzos por incorporar en las actividades de derechos humanos en general la
cuestio'n de los derechos humanos de la mujer y la inclusio'n de la
perspectiva del ge'nero.  Se hizo hincapie' en que, si bien evitar la
superposicio'n y duplicacio'n era difi'cil, ello no debi'a obstaculizar la
elaboracio'n de un procedimiento como el propuesto.  La cuestio'n de la
duplicacio'n tambie'n se habi'a planteado cuando se elaboro' la Convencio'n
para la eliminacio'n de todas las formas de discriminacio'n contra la mujer y
su procedimiento de presentacio'n de informes, en circunstancias en que
actualmente tanto esa Convencio'n como su procedimiento son objeto de amplia
aceptacio'n.

15.  Se puso de relieve la funcio'n complementaria que un protocolo bien
redactado podi'a desempen~ar en el sistema de derechos humanos, especialmente
teniendo en cuenta el alcance m s amplio de las disposiciones de la
Convencio'n.  Se sen~alo' el  mbito de aplicacio'n de otros procedimientos y
el hecho de que no estuvieran dedicadas principalmente a los derechos de las
mujeres.  Los elementos propuestos por el Comite' para la Eliminacio'n de la
Discriminacio'n contra la Mujer y los que figuraban en el proyecto de
Maastricht podri'an ser £tiles para la labor futura.

16.  Se hizo referencia a los procedimientos previstos en una serie de
mecanismos de derechos humanos basados en tratados y en la Carta.  Se observo'
que la i'ndole diferente del procedimiento de comunicaciones de la Comisio'n
de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer hari'a que no se superpusiera
al de un protocolo facultativo.  Se opino' que un protocolo facultativo no
estableceri'a un criterio fundamentalmente distinto del que figuraba en el
primer Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y
Poli'ticos.  No obstante, el ulterior an lisis de los mandatos y la
jurisprudencia de los mecanismos existentes ayudari'an a determinar en que'
otras esferas habi'a que seguir trabajando para apoyar el logro de los
derechos de la mujer.

17.  Muchas delegaciones se refirieron a la cuestio'n de hacer valer ante los
tribunales los derechos enunciados en la Convencio'n para la eliminacio'n de
todas las formas de discriminacio'n contra la mujer por medio de un protocolo
facultativo relativo al derecho de peticio'n.  Varias delegaciones sen~alaron
la i'ndole diversa de las obligaciones de los Estados partes respecto de las
distintas disposiciones de la Convencio'n y lo que ello suponi'a para la
posibilidad de hacerlas valer ante los tribunales.  Se dijo que algunas de las
disposiciones se adecuaban claramente al procedimiento de peticio'n, en tanto
que otras eran de car cter m s program tico, por lo cual era posible que se
necesitara un procedimiento diferente.  Asi' pues, se necesitari'a elaborar un
protocolo facultativo teniendo presentes los distintos tipos de disposiciones
que conteni'a la Convencio'n.  En cambio, varias delegaciones opinaron que
debi'a considerarse que todas las disposiciones de fondo de la Convencio'n
debi'an poder hacerse valer ante los tribunales mediante un protocolo
facultativo.

18.  Varias delegaciones elogiaron la importante labor desarrollada por el
Comite' para la Eliminacio'n de la Discriminacio'n contra la Mujer.  Se
sen~alo' la necesidad de fortalecer el Comite', entre otras cosas, aumentando
sus recursos y el tiempo asignado a sus reuniones.  Algunas delegaciones
manifestaron su pesar por el hecho de que, a pesar de que recientemente se
habi'a propuesto incrementar el tiempo de reunio'n del Comite', ello podi'a no
ser suficiente para eliminar los atrasos acumulados en el examen de los
informes y proceder al mismo tiempo al examen de las comunicaciones.

19.  Algunas delegaciones expresaron preocupacio'n respecto de las posibles
consecuencias financieras de la aprobacio'n de un protocolo facultativo. 
Seri'a preciso estimar los gastos del caso.  Algunas delegaciones opinaron que
la elaboracio'n de un protocolo facultativo tal vez no fuera la mejor manera
de aprovechar los recursos existentes para aumentar la eficacia del disfrute
de los derechos de la mujer.  En lugar de ello, deberi'a tratarse de alcanzar
la ratificacio'n universal y una mejor aplicacio'n de la Convencio'n, entre
otras cosas, presentando a tiempo informes de mejor calidad al Comite'.




B.  Examen detallado de los principales aspectos que  
    ha de abarcar un protocolo facultativo con arreglo
    a los elementos que figuran en la sugerencia 7 del
    Comite' para la Eliminacio'n de la Discriminacio'n   
    contra la Mujer                                   

20.  La Presidenta invito' al Grupo de Trabajo a que, al ocuparse de los
elementos propuestos por el Comite' para la Eliminacio'n de la Discriminacio'n
contra la Mujer, tuviera en cuenta los temas generales que se habi'an
planteado en el cambio general de ideas, tales como la cuestio'n de la
superposicio'n con los procedimientos existentes y la cuestio'n de hacer valer
las disposiciones del protocolo ante un tribunal, seg£n procediera.  Informo'
al Grupo de Trabajode su intencio'n de pedir a las organizaciones no
gubernamentales que formularan observaciones sobre los distintos elementos.

     Elemento 5

21.  Algunas delegaciones consideraron que ese elemento era aceptable en
general.  Se propuso agregar la opcio'n de firmar el protocolo facultativo: 
"... la opcio'n de firmar y ratificar el protocolo facultativo o adherirse a
e'l".

22.  Se examino' la cuestio'n del car cter y las consecuencias de las reservas
planteadas respecto de las disposiciones de la Convencio'n por los Estados
partes con respecto a la admisibilidad de las comunicaciones en el marco del
protocolo facultativo.  Las delegaciones consideraron que la ratificacio'n del
protocolo facultativo no afectari'a las reservas de fondo que se hubieran
hecho respecto de la Convencio'n, sin perjuicio de la admisibilidad de una
reserva y de su compatibilidad con la Convencio'n y con el derecho
internacional de los tratados.  Aunque se coincidio' en que las reservas eran
admisibles en virtud de la Convencio'n, tambie'n se hizo referencia al p rrafo
2 del arti'culo 28 de la Convencio'n, que dice:  "No se aceptar  ninguna
reserva incompatible con el objeto y el propo'sito de la presente
Convencio'n".  Asi' pues, se sen~alo' que el Comite' tendri'a la facultad de
examinar la compatibilidad de dichas reservas con la Convencio'n y, por
consiguiente, la admisibilidad de una comunicacio'n.

23.  En cuanto a la posibilidad de hacer valer las disposiciones del protocolo
ante un tribunal, se sen~alo' que esa cuestio'n seri'a especialmente
pertinente respecto de las deliberaciones sobre el tipo de procedimiento que
habri'a que incluir en un protocolo facultativo y de su relacio'n con las
diversas disposiciones de la Convencio'n, incluida la cuestio'n de si debi'a
considerarse que las disposiciones de tipo program tico no podri'an hacerse
valer ante los tribunales aplicando un procedimiento de denuncias
individuales.  Se opino' que solamente podri'an hacerse valer ante los
tribunales las disposiciones de la Convencio'n que establecieran obligaciones
absolutas.  A ese respecto tambie'n seri'a pertinente el tipo de opiniones que
el Comite' expresase al concluir un examen.

24.  Algunas delegaciones dijeron que correspondi'a al Comite' determinar si
una disposicio'n podi'a hacerse valer ante los tribunales sobre la base de
casos concretos, sin excluir determinadas disposiciones a priori.

  Se sen~alo' que la cuestio'n de hacer valer las disposiciones de un
instrumento ante un tribunal no se limitaba a la Convencio'n sobre la
eliminacio'n de todas las formas de discriminacio'n contra la mujer.  Tambie'n
era pertinente, por ejemplo, para la Convencio'n Internacional sobre la
Eliminacio'n de Todas las Formas de Discriminacio'n Racial, pese a lo cual, en
ese caso, el procedimiento de denuncias previsto en el arti'culo 14 abarcaba
la totalidad de la Convencio'n.  A ese respecto, se hizo hincapie' en la
importancia del cumplimiento en buena fe de los tratados con arreglo al
principio de pacta sunt servanda.  Algunas delegaciones dijeron que, aunque
algunas disposiciones de la Convencio'n teni'an consecuencias directas y
podi'an y debi'an aplicarse de inmediato, incluida la disposicio'n relativa a
la no discriminacio'n, otras disposiciones tal vez debieran aplicarse en forma
gradual.  No obstante, el principio juri'dico rector debi'a ser la obligacio'n
de los Estados partes de adoptar medidas para alcanzar los objetivos de la
Convencio'n, obligacio'n de cuyo cumplimiento son responsables.

     Elemento 6

26.  Por recomendacio'n de la Presidenta, no hubo deliberaciones detalladas
sobre el elemento 6, ya que los elementos siguientes se ocupaban de los
diversos aspectos del procedimiento de comunicaciones (elementos 7 a 16) y el
procedimiento de investigacio'n (elementos 17 a 23).

27.  Algunas delegaciones propusieron que se mantuviera solamente el
procedimiento de comunicaciones, en tanto que otras consideraron que eran
necesarios ambos procedimientos, el de comunicaciones y el de investigacio'n.

28.  Algunas delegaciones dijeron que la finalidad del protocolo facultativo
seri'a determinar si se necesitari'a uno solo de los procedimientos o ambos. 
Se considero' que la principal finalidad de un protocolo facultativo seri'a el
examen de denuncias individuales, con un criterio an logo al de otros
procedimientos existentes para tramitar las denuncias individuales.  Se opino'
que el procedimiento de denuncias individuales solamente deberi'a abarcar las
disposiciones que se pudieran hacer valer ante un tribunal, en tanto que las
violaciones de las disposiciones de la Convencio'n de tipo m s general
podri'an examinarse, por ejemplo, en el marco del procedimiento de
presentacio'n de informes.

     Elemento 7

29.  En relacio'n con este elemento, se debatio' la cuestio'n de quie'n
tendri'a el derecho de presentar comunicaciones y si dicha prerrogativa se
extenderi'a a una persona o un grupo que tuviera suficiente intere's en el
asunto.

30.  Algunas delegaciones opinaron que tanto personas como grupos deberi'an
tener ese derecho, seg£n las pautas fijadas por la Convencio'n Internacional
sobre la Eliminacio'n de la Discriminacio'n Racial y algunos procedimientos
regionales.  En los casos de graves violaciones seri'a necesario conceder ese
derecho a los grupos.  La redaccio'n podri'a ser la siguiente:  "grupos u
organizaciones con intereses especiales en la mujer".  Se propuso precisar m s
el te'rmino "grupos" para indicar "grupos de personas", "grupos de
particulares", o "grupos que act£an en nombre de particulares".  Otras
delegaciones se refirieron al ejemplo del primer Protocolo Facultativo del
Pacto Internacional de Derechos Civiles y Poli'ticos, que concedi'a el derecho
de presentar comunicaciones £nicamente a personas.  Se opino' que so'lo las
vi'ctimas deberi'an tener ese derecho.

31.  Se sen~alo' que, debido al car cter cuasijudicial del procedimiento, no
tendri'a apoyo un enfoque que permitiera a grupos de vi'ctimas presentar
denuncias.  Se hizo la comparacio'n con los procesos judiciales nacionales en
los que tampoco se permiti'a a grupos presentar denuncias.  Al mismo tiempo,
se destaco' el importante papel que cumplen las organizaciones en la
asistencia a las vi'ctimas para interponer denuncias.  Seri'a necesario
aclarar la distincio'n entre la vi'ctima que tiene el derecho de presentar una
denuncia y la persona, el grupo o el representante que puede presentar una
denuncia en nombre de la persona.  Seg£n esa opinio'n, en los casos de
violaciones generalizadas o sistem ticas se estimaron m s apropiados otros
procedimientos, como el procedimiento de comunicaciones de la Comisio'n de la
Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer.

32.  Numerosas delegaciones manifestaron que era necesario aclarar el alcance
de la palabra "organizacio'n".  Seri'a necesario precisar las diferencias con
los "grupos".  Si "organizacio'n" significaba "organizaciones no
gubernamentales", asi' deberi'a indicarse, en cuyo caso esas categori'as
podri'an fusionarse con la de "grupos".  Al mismo tiempo, tambie'n se propuso
una condicio'n por la que los grupos podri'an interponer demandas en nombre de
sus miembros.  Se advirtio' a la Comisio'n que no deberi'an ampliarse las
categori'as de personas facultadas a presentar denuncias, ya que el Comite'
podri'a verse inundado de comunicaciones, y se observo' que ello podri'a tener
consecuencias financieras.  Por otro lado, se indico' que si se permiti'a a
los grupos presentar denuncias podri'an reducirse los gastos, ya que el
Comite' podri'a recibir una denuncia colectiva en lugar de numerosas denuncias
individuales.  Otra delegacio'n sostuvo que era necesaria la inclusio'n de una
tercera categori'a de "organizaciones" a fin de abordar la cuestio'n del
car cter sistem tico de las discriminaciones y la violencia basada en el
ge'nero, y que ello constituiri'a un elemento innovador.

33.  En cuanto a los criterios sobre el derecho de presentar una comunicacio'n
respecto de una persona o grupo "que tenga suficiente intere's", muchas
delegaciones estimaron que esa formulacio'n era demasiado vaga y amplia. 
Algunas delegaciones opinaron que esa disposicio'n era inapropiada.  Se
explico' que ello se aplicari'a a las situaciones en que la propia vi'ctima no
estuviera en condiciones de presentar una denuncia, en cuyo caso un
representante si' podri'a hacerlo en su nombre.

34.  Se propusieron las siguientes categori'as de entidades con derecho de
presentar comunicaciones:  las personas que act£an en intere's propio; las
asociaciones que act£an en intere's de sus miembros; las personas que act£an
en nombre de otra persona que no est  en condiciones de interponer una demanda
en su propio nombre; las personas que act£an como miembros de un grupo o clase
de personas, o en intere's de ellos; las personas que act£an en intere's del
p£blico.

35.  Se sen~alo' que las condiciones mi'nimas para adquirir el derecho de
presentar denuncias dependeri'an de la determinacio'n de si los hechos eran
justiciables o no, y pregunto' si todas las disposiciones de la Convencio'n
estari'an cubiertas en un protocolo facultativo.  Adem s se hizo hincapie' en
que el protocolo facultativo deberi'a facultar al Comite' a investigar las
denuncias relativas a cualquier disposicio'n de la Convencio'n, como se hizo
cuando se aprobo' la Convencio'n Internacional sobre la Eliminacio'n de todas
las Formas de Discriminacio'n Racial.  Tambie'n se sen~alo' que no era
conveniente desglosar las disposiciones de la Convencio'n en justiciables y no
justiciables, pues ello creari'a precedentes para otros tratados de derechos
humanos.  Algunas delegaciones subrayaron que el resultado del examen de una
denuncia por el Comite' no constituiri'a un fallo, aunque el Comite'
evaluari'a si un Estado parte ha adoptado las medidas necesarias mi'nimas para
cumplir con las obligaciones que le incumben en virtud de la Convencio'n.

36.  Se propuso ampliar el derecho de presentar comunicaciones permitiendo
presentarlas bas ndose en una amenaza de violaciones o quebrantamientos de los
derechos amparados por la Convencio'n.

37.  Al mismo tiempo que se propuso matizar la disposicio'n relativa al
incumplimiento con la salvedad de que fuese "deliberado, generalizado, o
sistem tico", tambie'n se subrayo' que el objetivo del protocolo facultativo
era establecer un procedimiento de presentacio'n de denuncias.

38.  Se planteo' la interrogante de quie'n sufragari'a los gastos relacionados
con los procedimientos.

     Elemento 8 

39.  En cuanto a si las comunicaciones deben presentarse £nicamente por
escrito, las delegaciones convinieron en que, en principio, debi'an ser
presentadas por escrito.  Algunas delegaciones propusieron que, en casos
excepcionales, cuando el Comite' estimara que no existi'a otra manera
razonable de presentar una comunicacio'n, se podri'an aceptar otros medios,
como las presentaciones orales o grabadas.  Se sen~alaron las dificultades
pr cticas que presentari'an las presentaciones orales.

40.  En cuanto al car cter confidencial de las comunicaciones, algunas
delegaciones destacaron la necesidad de aclarar si ello se referi'a a la
identidad del autor, al tratamiento confidencial de la comunicacio'n en
relacio'n con terceros, al hecho de no informar al Estado parte del nombre del
autor, o al resultado del examen de la comunicacio'n.  Se sugirio' aclarar el
objetivo de poli'tica de ese requisito a fin de llegar a una solucio'n.  Se
sen~alaron los diversos tipos de requisitos en materia de confidencialidad
contenidos en distintos elementos, entre ellos el 8, 9 b), 11, 12, 15 y 24, y
se destaco' la necesidad de claridad y compatibilidad de los conceptos en cada
caso.

41.  Algunas delegaciones entendi'an que la disposicio'n se referi'a al
tratamiento confidencial de las comunicaciones pero que las comunicaciones
mismas no deberi'an ser confidenciales.  Por consiguiente, el conocimiento de
la identidad del autor deberi'a limitarse al Comite' y el Estado parte.  Ello
tambie'n seri'a beneficioso para el proceso de mediacio'n.  Varias
delegaciones hicieron hincapie' en que el Estado parte deberi'a conocer la
identidad del autor a fin de responder a la denuncia y adoptar las medidas
correctivas.  Otras delegaciones observaron que si el objetivo de la
disposicio'n era la proteccio'n del autor, ello podri'a lograrse con arreglo a
lo dispuesto en el elemento 10, o mediante alguna otra medida.  Se destaco' la
necesidad de dar publicidad a los hechos y los resultados tras la
finalizacio'n del examen.

42.  Algunas delegaciones se pronunciaron a favor del car cter confidencial
seg£n las pautas establecidas en los procedimientos existentes basados en la
Carta, como el procedimiento 1503 o el procedimiento de comunicaciones de la
Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer.  Otras mantuvieron
que, habida cuenta del objetivo del protocolo, podri'an utilizarse como
modelos los principios y la pr ctica de otros o'rganos establecidos por
tratados de derechos humanos, como el Comite' de Derechos Humanos.

     Elemento 9

43.  Con respecto a los criterios de admisibilidad propuestos en el
elemento 9, se sen~alo' que, si bien la lista propuesta en ese elemento
reflejaba la etapa en que se encontraban actualmente otros procedimientos
an logos, la elaboracio'n de un nuevo protocolo ofreci'a la oportunidad de
avanzar gradualmente y poner de manifiesto la pr ctica del momento.

  Elemento 9 b):  Se apoyo' la redaccio'n propuesta. 

45.  Elemento 9 c):  Se pidio' que se aclarara la distincio'n conceptual entre
"presunta violacio'n" y "presunto incumplimiento".  Tambie'n se observo' que
la redaccio'n denotaba simplemente una visio'n amplia de las disposiciones de
la Convencio'n.  Algunas delegaciones establecieron un vi'nculo entre esos
criterios y la cuestio'n del derecho de presentar comunicaciones que se
menciona en el elemento 7, y con la cuestio'n de si todas las disposiciones de
la Convencio'n este'n cubiertas en el protocolo.

46.  Varias delegaciones pensaban que, con arreglo a la segunda norma, podri'a
presentarse una excesiva cantidad de comunicaciones, y propuso la siguiente
formulacio'n:  "el presunto incumplimiento por un Estado parte de la
obligacio'n de responder debidamente a las situaciones producidas por la
violacio'n de los derechos establecidos en la Convencio'n".

47.  Elemento 9 d):  Varias delegaciones sen~alaron que el criterio mencionado
no se teni'a en cuenta en los dem s procedimientos an logos.  Consideraban que
dicho criterio contraveni'a las normas existentes y crei'an que el protocolo
facultativo deberi'a referirse a los actos ocurridos despue's de su entrada en
vigor en el Estado parte.  Se expreso' apoyo a un enfoque que estableciera que
el criterio de admisibilidad seri'a la entrada en vigor de la Convencio'n, y
no del protocolo facultativo, en el Estado parte.

48.  Elemento 9 f):  En relacio'n con el elemento que prescribe el agotamiento
de todos los recursos internos disponibles, se prefirio' la formulacio'n
contenida en el primer Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de
Derechos Civiles y Poli'ticos.  Otras delegaciones preferi'an la redaccio'n
utilizada en la Convencio'n contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles,
Inhumanos o Degradantes o en la Convencio'n Internacional sobre los derechos
de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares, donde se establece
que la norma de agotar todos los recursos de la jurisdiccio'n interna
disponibles no se aplicar  cuando la tramitacio'n de los mencionados recursos
se prolongue injustificadamente o no sea probable que mejore realmente la
situacio'n.  La redaccio'n del £ltimo instrumento mencionado tambie'n estari'a
en consonancia con la pr ctica de la Comisio'n de Derechos Humanos, que
interpreto' que la disposicio'n en la que se alude a su competencia establece
la falta de recursos internos efectivos, su falta de eficacia, o la
denegacio'n de un recurso.  Se sugirio' que podri'a necesitarse una redaccio'n
m s general en la que se mencionara que la vi'ctima desconoci'a la existencia
de recursos internos o el modo de acceder a ellos.  Tambie'n se sugirio' que
se incluyera la palabra "disponibles" despue's de "recursos internos", pues de
esa forma la redaccio'n estari'a en consonancia con la de otros instrumentos. 
Se opino' que el Comite' no estaba facultado para juzgar si se habi'an agotado
los recursos internos.

49.  En lo que respecta a la segunda oracio'n, especialmente a la propuesta de
facultar al Comite' para declarar que otro procedimiento internacional "se
prolonga injustificadamente", muchas delegaciones convinieron en que dicha
disposicio'n no seri'a apropiada, pues facultari'a al Comite' a juzgar la
labor de otros o'rganos.  En su lugar, se prefirio' la redaccio'n existente,
por ejemplo la contenida en la Convencio'n contra la Tortura y Otros Tratos o
Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes o la Convencio'n Internacional sobre la
proteccio'n de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus
familiares, donde se dice que "la misma cuestio'n no ha sido, ni est  siendo,
examinada en otro procedimiento de investigacio'n o solucio'n internacional". 
Asimismo, se hizo referencia al inciso b) del p rrafo 1 del arti'culo 27 de la
Convencio'n Europea sobre la proteccio'n de los derechos humanos y las
libertades fundamentales, donde se establece la inadmisibilidad en caso de que
una peticio'n "sea esencialmente la misma que otra anterior que haya sido
precedentemente examinada por la Comisio'n o que se halle ya sometida a otro
proceso internacional dirigido a averiguar los hechos o a fallar el caso, y no
contenga nueva informacio'n relevante".

50.  Se apoyo' la propuesta de agregar dos criterios:  la inadmisibilidad de
una comunicacio'n cuando sea manifiestamente infundada y la inclusio'n de un
plazo; por ejemplo, una comunicacio'n seri'a inadmisible si se depositara
dentro de un plazo de 12 meses a partir de la fecha en que el o'rgano superior
de la jurisdiccio'n interna hubiera adoptado su decisio'n, o un plazo an logo
razonable.

51.  Tambie'n se propuso que se incluyeran los siguientes criterios:  "La
comunicacio'n deber  cumplir con los principios de objetividad y justicia, y
deber  incluir recursos juri'dicos o reparaciones, si fuere preciso, para su
adopcio'n por el Estado parte interesado".

52.  Elemento 9 g):  Se pregunto' quie'n determinari'a el "peri'odo
razonable", y que' se entenderi'a por ello.  Se sugirio' que el Comite'
podri'a asumir esa funcio'n.

     Elemento 10

53.  Varias delegaciones, tras sen~alar el car cter innovador del elemento 10
relativo a la adopcio'n de medidas provisionales, se manifestaron a favor de
que  se lo incluyera expli'citamente en el protocolo facultativo.  Dichas
delegaciones observaron que ello estari'a en consonancia con la pr ctica que
regi'a actualmente la labor de los o'rganos internacionales y regionales de
derechos humanos.  A fin de evitar un dan~o irreparable, el Comite' deberi'a
estar facultado para adoptar medidas urgentes cuando fuere necesario.  Tomando
nota de la intencio'n positiva de esta disposicio'n, otras delegaciones
sugirieron que deberi'a dejarse a cargo del Comite' la responsabilidad de
incluir dicha disposicio'n en su reglamento.  Ello dari'a al Comite' mayor
flexibilidad en la aplicacio'n pr ctica de la disposicio'n.

54.  Varias delegaciones, refirie'ndose a la redaccio'n utilizada en el
elemento, estimaron que no era apropiado conferir al Comite' el mandato de
"pedir" a un Estado parte que adoptara tales medidas.  En su lugar, el Comite'
deberi'a estar facultado para "recomendar" la adopcio'n de medidas
provisionales.  La aplicacio'n de esas medidas deberi'a quedar a discrecio'n
del Estado parte.  Se puso en duda la necesidad de un compromiso separado del
Estado parte, que ya cabi'a suponer que los Estados partes actuari'an de buena
fe tras la ratificacio'n del instrumento.

55.  Varias delegaciones sen~alaron la falta de claridad y precisio'n en la
utilizacio'n de la expresio'n "se mantenga el statu quo", y sugirieron que era
necesario expresar con mayor claridad la intencio'n de recomendar dichas
medidas provisionales.  Las delegaciones convinieron en que ello no
significari'a el mantenimiento de una presunta violacio'n, sino su
terminacio'n y la prevencio'n de un dan~o irreparable, o la previsio'n de una
violacio'n.  Se propuso que volviera a redactarse el elemento de modo que el
Comite' tuviera el derecho de recomendar o sugerir medidas provisionales y
evitar asi' que se agravara la situacio'n.  Tambie'n se propuso que se
distinguiera entre las medidas provisionales adoptadas en la etapa de la
admisibilidad y las adoptadas mientras se examinaba el fondo de una
comunicacio'n, de conformidad con la pr ctica establecida en el Comite' contra
la Tortura.

56.  Se sugirio' que podri'a ser necesario supervisar la aplicacio'n, de
dichas medidas provisionales en el plano de los pai'ses.

57.  Se subrayo' la condicio'n, que figura en el elemento, de que no se sacara
ninguna conclusio'n que pudiera afectar la decisio'n del Comite' sobre el
fondo de la cuestio'n de la recomendacio'n relativa a la adopcio'n de medidas
provisionales.

     Elemento 11

58.  Con respecto a la formulacio'n de que al Estado parte se le informari'a
"en forma confidencial", varias delegaciones hicieron hincapie' en que, a la
luz del objetivo del procedimiento como procedimiento individual, seri'a
necesario revelar la identidad del autor al Estado parte para permitirle
investigar las alegaciones, corregir la situacio'n y proporcionar informacio'n
completa al Comite' para determinar la admisibilidad, incluido el agotamiento
de los recursos internos.  Tambie'n se manifesto' que el Estado parte so'lo
podri'a aplicar cualquier recomendacio'n del Comite' si conoci'a la identidad
de quien presentaba la denuncia.  Se indico', adem s, que £nicamente en casos
excepcionales, cuando pareciera que podi'a haber peligro para el autor,
deberi'a hacerse una excepcio'n a la necesidad de este requisito, o podri'an
tomarse medidas de precaucio'n, tales como medidas provisionales.  En ese
sentido, la confidencialidad del elemento pareceri'a referirse a la
confidencialidad con relacio'n a terceras partes.

59.  Aunque algunas delegaciones, sen~alando una disposicio'n similar que
figura en la Convencio'n Internacional sobre la Eliminacio'n de todas las
Formas de Discriminacio'n Racial, hicieron hincapie' en la necesidad de
obtener el consentimiento de la persona antes de revelar su identidad al
Estado parte, estuvieron de acuerdo en que, en la mayori'a de los casos, el
Estado parte necesitari'a conocer la identidad del autor para asumir sus
responsabilidades.

El representante del Centro de Derechos Humanos manifesto' que la experiencia
que se habi'a obtenido con la Convencio'n citada antes mostraba que so'lo en
uno de siete casos no se habi'a revelado al Estado parte la identidad del
autor, de manera excepcional.

60.  Pese a que algunas delegaciones propusieron que se dejara en manos del
Comite' determinar, en su reglamento, un peri'odo de tiempo razonable para que
el Estado parte presentara sus respuestas, otras delegaciones apoyaron la
inclusio'n de un peri'odo de tiempo determinado.  Se hizo referencia al primer
Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Poli'ticos
(seis meses) y a la Convencio'n Internacional sobre la Eliminacio'n de Todas
las Formas de Discriminacio'n Racial (tres meses).  Varias delegaciones
manifestaron preferir un li'mite de seis meses.

61.  Algunas delegaciones celebraron las propuestas de mediacio'n que figuran
en el elemento 11.  No obstante, se hizo hincapie' en que las condiciones de
cualquier acuerdo debi'an estar en consonancia y ser compatibles con la
obligacio'n del Estado parte en virtud de la Convencio'n; ser aceptables a
ambas partes; y concertarse sin ejercer presiones sobre el autor para que las
aceptara.  Seri'a necesario tratar esas cuestiones en disposiciones
pertinentes del protocolo facultativo o en el reglamento.

62.  Con respecto al car cter confidencial del informe sobre un arreglo,
algunas delegaciones subrayaron la importancia de un procedimiento
transparente, que alentari'a a otros Estados partes a tomar medidas
pertinentes, y que sentari'a jurisprudencia del Comite'.  Aunque podri'a
mantenerse oculto el nombre del autor, los resultados del arreglo deberi'an
hacerse p£blicos en el informe del Comite' si el autor y el Estado parte asi'
lo
desearan.

63.  Se propuso dividir el elemento 11 en dos elementos independientes, de
manera que el segundo elemento consistiera en la £ltima oracio'n.

64.  Algunas delegaciones sen~alaron que era necesario informar al Estado
parte de todo el fondo de una comunicacio'n, y no simplemente del "car cter de
la comunicacio'n", como se sugeri'a en el elemento 11.  Por consiguiente, se
propuso declarar que se transmitiera al Estado parte "la comunicacio'n
propiamente dicha".  De hecho, ambas partes, a saber, el Estado parte y el
denunciante, necesitaban disponer de toda la documentacio'n de un caso
determinado.

65.  Algunas delegaciones propusieron que el Estado parte estuviera
representado en las reuniones del Comite' cuando se examinaran asuntos que le
afectaran.  Se sugirio' que seri'a aceptable cualquier medio que facilitara la
plena y activa participacio'n del Estado parte.  Un concepto de esta i'ndole
podri'a figurar bien en el protocolo facultativo o en el reglamento.  Otras
delegaciones consideraron que no seri'a adecuado que las partes estuvieran
presentes durante el examen de una comunicacio'n.  Si se iba a hacer una
excepcio'n, so'lo podri'a hacerse a solicitud expresa del Comite'.  El
representante del Centro de Derechos Humanos informo' al Grupo de Trabajo de
que no era costumbre del Comite' de Derechos Humanos que los representantes
del Estado parte estuvieran presentes durante el examen de una comunicacio'n.

     Elemento 12

66.  Con respecto a la disposicio'n de que el Comite' examinari'a las
comunicaciones sobre la base de la informacio'n recibida, entre otras
posibilidades, "de otras fuentes pertinentes", la mayori'a de las delegaciones
subrayaron que solamente la informacio'n presentada por el autor y el Estado
parte deberi'a ser examinada.  Con referencia al elemento 7, se indico' que,
dado que solamente las vi'ctimas pueden tener derecho a presentar
comunicaciones, solamente la vi'ctima y el Estado parte podri'an proporcionar
informacio'n sobre un caso determinado.

67.  Otras delegaciones sen~alaron que otras fuentes de informacio'n
pertinentes podi'an arrojar m s luz sobre casos en que las mujeres se
encontraran en inferioridad de condiciones o no pudieran proporcionar
informacio'n.  La informacio'n de esa i'ndole, que podri'a obtenerse de
fuentes tales como informes o deliberaciones de otros mecanismos de las
Naciones Unidas, deberi'a ponerse a disposicio'n de las partes interesadas. 
Con respecto a otras fuentes de informacio'n, se sen~alo' que, dado que las
comunicaciones deberi'an ser confidenciales ante terceras partes durante su
examen, so'lo podri'a ponerse a disposicio'n del Comite' informacio'n sobre
antecedentes generales.  La informacio'n de esa i'ndole podri'a facilitarse
mejor en el marco del procedimiento de presentacio'n de informes establecido
en virtud del arti'culo 18 de la Convencio'n.

68.  Muchas delegaciones estuvieron de acuerdo en que seri'a improcedente
visitar el territorio durante el examen de una comunicacio'n.  Se sen~alo' que
esa disposicio'n perteneceri'a a los elementos 17 a 23.  Algunas delegaciones
sugirieron que, a ti'tulo excepcional y para casos determinados, podri'a
preverse tal procedimiento.  No obstante, no era necesario incluir una
disposicio'n de este tipo en el protocolo facultativo.  Ese aspecto era
importante, como lo poni'a de manifiesto el e'xito con que este me'todo se
utilizaba en el sistema europeo.  Tambie'n se recurri'a a ese me'todo en el
sistema interamericano.  Se hizo hincapie' en que una visita de esa i'ndole
so'lo podri'a tener lugar con la aceptacio'n del Estado parte.  Tambie'n se
planteo' la cuestio'n de los recursos que entran~ari'a tal disposicio'n.

69.  Con respecto al examen de la comunicacio'n por parte del Comite', y en
relacio'n con sugerencias hechas por algunas delegaciones con respecto al
elemento 11 de que el Estado parte estuviera presente, algunas delegaciones
subrayaron que, en ambos casos, el procedimiento deberi'a ser escrito y sin la
presencia del Estado parte.  Algunas delegaciones declararon que, aunque en
principio deberi'a tratarse de un procedimiento escrito, el Comite' debi'a
tener facultades para celebrar audiencias orales con ambas partes.  Tampoco
habi'a que excluir la posibilidad de testimonios orales.

70.  Se manifesto' que era inadecuada la utilizacio'n del te'rmino "adopt" en
el texto ingle's de este elemento.

     Elemento 13

71.  Algunas delegaciones acogieron con agrado la inclusio'n del elemento,
sobre todo en lo que respecta a las reparaciones.  Su inclusio'n, al igual que
la de algunos otros elementos, ofreceri'a una oportunidad para el desarrollo y
el fortalecimiento progresivos del derecho internacional relativo a los
derechos humanos.  Algunas delegaciones observaron que el elemento era
compatible con la pr ctica de algunos o'rganos creados en virtud de tratados
de derechos humanos.  Se observo' la pr ctica so'lidamente establecida del
Comite' para la Eliminacio'n de la Discriminacio'n contra la Mujer de aprobar
recomendaciones al terminar de examinar los informes de los Estados partes. 
Tambie'n se hizo referencia a la resolucio'n 41/120 de la Asamblea General, en
la que se estableci'a el principio de que los nuevos instrumentos
internacionales en materia de derechos humanos debi'an ser congruentes con el
conjunto de normas internacionales vigentes en materia de derechos humanos y
que no podi'an contravenir los criterios existentes.  Algunas delegaciones
destacaron la importancia de la capacidad del Comite' para hacer
recomendaciones sobre las medidas necesarias para aplicar la Convencio'n.

72.  Algunas delegaciones observaron que en otros instrumentos relativos a los
derechos humanos no habi'a precedentes de una disposicio'n en que se
recomendaran medidas correctivas en casos de incumplimiento de las
disposiciones de un tratado.  Al mismo tiempo, varias delegaciones convinieron
en que el Comite' no era un o'rgano judicial, por lo que sus opiniones, si
bien eran autorizadas, eran de car cter recomendatorio.  Se hizo hincapie' en
la responsabilidad juri'dica de los Estados partes en la Convencio'n sobre la
eliminacio'n de todas las formas de discriminacio'n contra la mujer de reparar
las violaciones de la Convencio'n.  Algunas delegaciones sen~alaron que debi'a
dejarse en manos de los Estados partes determinar la conveniencia de adoptar
las medidas correctivas.  Otras delegaciones expresaron dudas respecto de que
el Comite' debiera estar facultado para obligar a un Estado parte a adoptar
medidas correctivas concretas.

73.  Algunas delegaciones observaron que el propo'sito del elemento seri'a que
el Estado parte adoptara las medidas necesarias para asegurar el cumplimiento
de las obligaciones contrai'das en virtud de la Convencio'n, es decir, que el
Estado parte adoptara medidas a nivel nacional.  Varias delegaciones
sugirieron que el elemento se redactara de modo que sugiriera el di logo y no
juicios de valor.

74.  Varias delegaciones observaron que no estaba claro el uso del te'rmino
"reparacio'n adecuada" y que tampoco se aclaraba quie'n se encargari'a de
determinar dicho concepto.  Algunas delegaciones propusieron que se suprimiera
el te'rmino.  Se proporciono' informacio'n sobre la interpretacio'n del
te'rmino "reparacio'n", basada en un estudio realizado por un experto de la
Subcomisio'n de Prevencio'n de Discriminaciones y Proteccio'n a las Minori'as,
de la Comisio'n de Derechos Humanos.

75.  Se propuso la siguiente redaccio'n:  "... medidas correctivas adecuadas,
inclusive, de ser necesaria, la reparacio'n adecuada".  Tambie'n se hizo
referencia al inciso d) del p rrafo 124 de la Plataforma de Accio'n en
relacio'n con la posibilidad de que se hiciera referencia a la rehabilitacio'n
en la redaccio'n de la disposicio'n. 

76.  Algunas delegaciones sugirieron que debi'a fijarse el plazo dentro del
cual el Estado parte informari'a al Comite' acerca de las medidas adoptadas. 
Se sugirio' que seri'a conveniente que se fijara un plazo de varios meses.

77.  Algunas delegaciones sen~alaron que la cuestio'n relativa a la
posibilidad de examinar todas las disposiciones de la Convencio'n desde una
perspectiva juri'dica afectari'a la redaccio'n de la disposicio'n.

     Elemento 14

78.  Varias delegaciones expresaron su apoyo a la inclusio'n de un elemento
sobre el seguimiento, asi' como al propo'sito y a la formulacio'n del
elemento.  Ello estari'a en consonancia con la pr ctica del Comite' de
Derechos Humanos y el sistema europeo.

79.  A fin de poner en claro que el elemento se referi'a a la etapa de
aplicacio'n de las opiniones del Comite' en el examen de un caso, varias
delegaciones propusieron la siguiente redaccio'n:  "... en relacio'n con
la aplicacio'n de tales medidas ...".

80.  Acogiendo con agrado el elemento, se sugirio' que el elemento 13 se
redactara de manera similar.  Varias delegaciones celebraron que se hiciera
referencia a la necesidad de que el Comite' y el Estado parte mantuvieran un
di logo continuo, y que se incluyera informacio'n pertinente dentro del marco
de los informes presentados.

     Elemento 15

81.  La Presidenta del Comite' para la Eliminacio'n de la Discriminacio'n
contra la Mujer informo' al Grupo de Trabajo de un error en el elemento 15 que
consisti'a en que se haci'a referencia a un informe "confidencial".  En
consecuencia, el elemento debi'a decir:  

     "En su informe, el Comite' dari'a cuenta en forma resumida del car cter
     de las comunicaciones recibidas, su examen de las comunicaciones, las
     respuestas y declaraciones de los Estados partes interesados y sus
     opiniones y recomendaciones."

82.  Habida cuenta de esa aclaracio'n, varias delegaciones apoyaron el
elemento.  Adem s, destacaron la necesidad de que se dieran a conocer la
disponibilidad del procedimiento y la labor del Comite' y de que se diera
amplia difusio'n a las opiniones del Comite' a fin de sentar jurisprudencia
sobre los derechos humanos de la mujer.  La inclusio'n de informacio'n sobre
los trabajos que se realizan con arreglo al protocolo facultativo en el
informe anual del Comite' tambie'n seri'a compatible con la pr ctica de otros
o'rganos creados en virtud de tratados, que inclui'an en sus informes anuales
un resumen de los casos, una vez finalizado su examen, y las conclusiones del
Comite'.

83.  Algunas delegaciones propusieron que, en lugar de un resumen sobre el
car cter de las comunicaciones, en el elemento se utilizara la redaccio'n del
p rrafo 8 del arti'culo 14 de la Convencio'n Internacional sobre la
Eliminacio'n de todas las Formas de Discriminacio'n Racial:  "El Comite'
incluir  en su informe anual un resumen de tales comunicaciones y ...".

     Elemento 16

84.  Varias delegaciones apoyaron el establecimiento de un grupo de trabajo
del Comite'.  Ello estari'a en consonancia con la pr ctica del Comite' de
Derechos Humanos, y seri'a un me'todo £til y eficaz para preparar los trabajos
del Comite' en su conjunto.  No obstante, varias delegaciones sen~alaron que
las palabras "sus responsabilidades", que se utilizaban en el elemento, no
eran apropiadas, ya que el Comite' no delegari'a autoridad alguna en el grupo
de trabajo.  Un grupo de trabajo podri'a encargarse £nicamente de preparar o
agilizar la tramitacio'n de las comunicaciones.  Las delegaciones hicieron
hincapie' en que £nicamente el Comite' en su conjunto podi'a estar facultado
para adoptar decisiones, inclusive decisiones sobre la admisibilidad de las
comunicaciones.  En consecuencia, se propuso la siguiente redaccio'n:  "...
responsabilidad por los preparativos para el examen de los casos ...".

85.  Algunas delegaciones, observando que el elemento simplemente trataba de
un me'todo de trabajo del Comite', propusieron que la disposicio'n se
contemplase en el reglamento del Comite' y no en el protocolo facultativo.

86.  Algunas delegaciones observaron que era necesario aclarar m s el
car cter, la funcio'n, el papel y las atribuciones del grupo de trabajo del
Comite'.  Se determinaron los diversos tipos y funciones de los grupos de
trabajo establecidos por los o'rganos creados en virtud de tratados relativos
a los derechos humanos, y en virtud de procedimientos basados en la Carta.

     Observaciones generales sobre un procedimiento de investigacio'n

87.  A fin de hacer frente a las violaciones graves y sistem ticas de los
derechos humanos de la mujer, algunas delegaciones apoyaron la inclusio'n de
un procedimiento de investigacio'n en un protocolo facultativo.  Se sen~alo'
que existi'a un procedimiento an logo con arreglo al arti'culo 20 de la
Convencio'n contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o
Degradantes y a nivel regional.  Con todo, se informo' al Grupo de Trabajo de
que el procedimiento previsto en la Convencio'n contra la Tortura se habi'a
utilizado una sola vez.  Otras delegaciones manifestaron sus dudas acerca de
la necesidad de incluir en el protocolo facultativo el procedimiento de
investigacio'n propuesto en la sugerencia 7.  Algunas delegaciones propusieron
que se examinaran exhaustivamente otros medios de lograr los objetivos
impli'citos en el procedimiento de investigacio'n.  Varias delegaciones
sen~alaron que todo nuevo instrumento deberi'a contar con el consenso amplio
de los Estados partes.

88.  Varias delegaciones sugirieron que se examinaran las alternativas
previstas en la propia Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas
de discriminacio'n contra la mujer, que se aplicari'an a todos los Estados
partes, como la elaboracio'n de un procedimiento de investigacio'n en el marco
del mandato y el reglamento vigentes del Comite'.  Se cito' como ejemplo la
creacio'n, por parte del Comite' para la Eliminacio'n de la Discriminacio'n
Racial, de un sistema de alerta temprana.  Se sugirio' el establecimiento de
plazos para la adopcio'n de medidas complementarias en relacio'n con los
comentarios finales del Comite' sobre los informes de los Estados partes
presentados con arreglo al arti'culo 18.  Otras delegaciones recomendaron que
se siguieran examinando posibles formas de incluir las violaciones graves y
sistem ticas en los informes presentados con arreglo al arti'culo 18,
inclusive la adopcio'n de medidas complementarias de los comentarios finales
del Comite', y el pedido de informes con arreglo al inciso b) del p rrafo 1
del arti'culo 18.

89.  Algunas delegaciones propusieron que en el texto del elemento 7 se
incluyeran disposiciones que permitieran que el Comite' se ocupara de los
casos de violaciones graves y sistem ticas mediante un procedimiento de
comunicaciones.  Se deberi'a promover la adhesio'n universal a los
instrumentos existentes.  Otras delegaciones subrayaron la necesidad de
reforzar los procedimientos en vigor, con inclusio'n del procedimiento de
comunicaciones de la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer
y el procedimiento 1503.

90.  Algunas delegaciones plantearon la posibilidad de que hubiera
superposicio'n entre un procedimiento de investigacio'n y los mecanismos
existentes, especialmente el procedimiento de comunicaciones de la Comisio'n y
el procedimiento 1503.  Otras destacaron las diferencias existentes entre
estos procedimientos y el procedimiento de investigacio'n propuesto, asi' como
su complementariedad.  Manifestaron su preocupacio'n por la duracio'n del
procedimiento 1503, especialmente cuando se trata de violaciones que
requeri'an una respuesta inmediata.  Se sen~alaron el car cter
intergubernamental del procedimiento de comunicaciones de la Comisio'n y del
procedimiento 1503, por un lado, y el car cter pericial del procedimiento de
investigacio'n propuesto, por el otro.  Otras delegaciones subrayaron la
necesidad de incorporar los derechos humanos de la mujer al conjunto de los
derechos humanos, habida cuenta de que no constitui'an el centro de atencio'n
principal de los dem s organismos de derechos humanos.  Varias delegaciones
sen~alaron que algunos procedimientos fundados en la Carta o en otros tratados
teni'an como base otros instrumentos y no la Convencio'n sobre la eliminacio'n
de todas las formas de discriminacio'n contra la mujer.

     Elemento 17

91.  En cuanto a la formulacio'n del elemento 17, varias delegaciones
sen~alaron que para que una denuncia fuese admisible habri'a de referirse a
violaciones graves y sistem ticas, es decir que el nivel de exigencia para
iniciar una investigacio'n deberi'a ser elevado.  Algunas sen~alaron que un
procedimiento de investigacio'n permitiri'a al Comite' hacer frente a
situaciones de violaciones generalizadas de los derechos humanos de la mujer y
tratar una gama m s amplia de cuestiones, como las causas estructurales de las
violaciones, con arreglo al procedimiento individual.  Para iniciar el
procedimiento seri'a necesario contar con informacio'n confiable.  Algunas
delegaciones manifestaron su preocupacio'n por el car cter facultativo de
muchos aspectos del procedimiento de investigacio'n propuesto y subrayaron la
necesidad de investigar m s activamente las violaciones graves y sistem ticas.

92.  Varias delegaciones dijeron que algunas disposiciones de la Convencio'n
se adecuari'an m s a un procedimiento de investigacio'n que a un procedimiento
de denuncias individuales.  En consecuencia, un examen m s exhaustivo de las
ventajas del procedimiento de investigacio'n dependeri'a de las
caracteri'sticas que se dieran al procedimiento de comunicaciones.  Algunas
delegaciones sen~alaron que se deberi'a aplicar el concepto "grave y
sistem tico" tanto a las presuntas violaciones como a los casos de presunto
incumplimiento.  Otras delegaciones opinaron que la categori'a de
incumplimiento era superflua.  El alcance del elemento 17 era demasiado amplio
si se aplicara a todos los derechos previstos en la Convencio'n.

     Elemento 18

93.  Se pregunto' cu les seri'an los mecanismos disponibles en caso de que un
Estado parte no prestara su cooperacio'n.

     Elemento 19

94.  Se planteo' la necesidad de fijar un plazo.

     Elemento 20

95.  Algunas delegaciones sen~alaron que so'lo participari'a en la
investigacio'n el Estado parte interesado y no los "Estados partes".  En
cuanto a la intencio'n de confidencialidad incluida en este elemento, se
sugirio' que, a diferencia del procedimiento de comunicaciones individuales,
los que presentasen informacio'n que diese origen a un procedimiento de
investigacio'n no participaran en e'sta y que la participacio'n quedara
circunscrita al Comite' y al Estado parte.

     Elemento 21

96.  Algunas delegaciones sen~alaron que el te'rmino "resultado satisfactorio"
no era suficientemente claro.  Algunas delegaciones preguntaron que' actitud
adoptari'a el Comite' si un Estado parte no proporcionara la informacio'n
solicitada.

     Elemento 22

97.  Algunas delegaciones preguntaron si, una vez finalizado el proceso, el
Comite' estari'a facultado para publicar su informe aun sin el asentimiento
del Estado parte con respecto al informe anual del Comite'.  Se sen~alo' que,
en relacio'n con la Convencio'n contra la Tortura, la pr ctica era consultar
al Estado parte pero no era preciso contar con su asentimiento.

     Elemento 23

98.  Se considero' redundante el requisito de que los Estados partes se
comprometan a prestar asistencia al Comite', puesto que es de suponer que el
acto de ratificacio'n implique la disposicio'n a cooperar.

     Elemento 24

99.  Varias delegaciones hicieron hincapie' en la necesidad de dar amplia
difusio'n al protocolo facultativo, y se propuso que se agregara la frase
"... divulgar ampliamente en sus pai'ses la disposicio'n del protocolo
facultativo", o la frase "el procedimiento de comunicacio'n e investigacio'n
ha de divulgarse al m ximo".  Si bien se sen~alo' la importancia de la
participacio'n en ese empen~o de los o'rganos y los organismos del sistema de
las Naciones Unidas, algunas delegaciones opinaron que ello debi'a quedar
reflejado en una resolucio'n y no en el propio protocolo facultativo.

     Elemento 26

100. En referencia a una enmienda reciente a la Convencio'n acerca del tiempo
de reunio'n del Comite', se sugirio' que el propio Comite' decidiera sobre ese
asunto en su reglamento.  Otras delegaciones preguntaron si seri'a necesario
celebrar m s peri'odos de sesiones anuales y pidieron que se definiera con
mayor claridad cu nto tiempo necesitari'a el Comite' para cumplir el cometido
dispuesto en el protocolo facultativo.  En cuanto a estipular posibles fuentes
de financiacio'n para la labor del Comite' en un protocolo facultativo, se
planteo' la disyuntiva de financiarla con cargo al presupuesto ordinario de
las Naciones Unidas o con recursos de los Estados partes en la Convencio'n o
en el protocolo.  Se sen~alo' que todos los o'rganos creados en virtud de
tratados de derechos humanos se financian con cargo al presupuesto ordinario
de las Naciones Unidas.

101. Varias delegaciones observaron que no estaba claro el alcance del
concepto de "asesoramiento juri'dico a nivel de expertos" mencionado en el
elemento.  Se formularon preguntas sobre la composicio'n del Comite',
especialmente en relacio'n con la necesidad de contar con m s asesores
letrados entre sus integrantes.  Se indico' que, una vez aprobado el protocolo
facultativo, los Estados partes habri'an de examinar los conocimientos
juri'dicos de los candidatos a miembros del Comite'.  Si bien se esperari'a
que la Secretari'a apoyara la labor del Comite', tambie'n seri'a necesario que
sus propios miembros tuvieran dichos conocimientos juri'dicos.

     Elemento 27

102. Varias delegaciones sugirieron que podri'a ser necesario especificar
cu ntas ratificaciones se requeriri'an para que el protocolo facultativo
entrara en vigor.  Se propuso que el protocolo entrara en vigor una vez que se
hubieran depositado cinco instrumentos de ratificacio'n, pero otras
delegaciones consideraron que la intencio'n era obtener la mayor cantidad
posible de ratificaciones tras la aprobacio'n del protocolo facultativo. 
Otras delegaciones tambie'n opinaron que era necesario promover la mayor
cantidad posible de ratificaciones y sugirieron que para ello se aumentara el
n£mero de ratificaciones necesario para que el protocolo entrara en vigor.

     Elemento 28

103. Si bien algunas delegaciones propusieron que se estableciera el requisito
de que los Estados partes que ratificaran el protocolo facultativo tuvieran
que aceptar los dos procedimientos a que hace referencia el protocolo, otras
sugirieron que los Estados partes tuvieran la posibilidad de no aceptar uno de
los dos procedimientos, situacio'n que seri'a semejante a la prevista en el
arti'culo 28 de la Convencio'n contra la Tortura y Otros Tratos o Penas
Crueles, Inhumanos o Degradantes.  Se sen~alo' que una disposicio'n relativa a
esa posibilidad se aplicari'a solamente al procedimiento de investigacio'n, no
al procedimiento de comunicaciones.  Se recomendo' que, aunque existiera esa
posibilidad, el protocolo facultativo deberi'a ratificarse sin reservas, ya
que versaba sobre cuestiones de procedimiento; otras delegaciones sen~alaron
que, con el fin de obtener muchas ratificaciones, podri'a ser necesario
permitir las reservas, siempre que e'stas no fueran incompatibles con los
objetivos y propo'sitos del protocolo, de conformidad con los principios
establecidos de derecho internacional.  Se hizo la observacio'n de que en el
primer Protocolo Facultativo no se exclui'an las reservas.  Tambie'n se hizo
referencia al debate sobre las reservas en relacio'n con el elemento 5.


                      C.  Debate sobre la justiciabilidad

104. Adem s de su examen durante el intercambio general de ideas y de los
elementos contenidos en la sugerencia 7, el Grupo de Trabajo celebro' otro
debate sobre la cuestio'n de la justiciabilidad.  Formularon declaraciones al
respecto dos miembros del Comite' de Derechos Humanos y a continuacio'n hubo
un intercambio de opiniones con el Grupo de Trabajo.

105. Algunas delegaciones sostuvieron que el protocolo facultativo debi'a
abarcar todas las disposiciones de la Convencio'n y que la cuestio'n de la
justiciabilidad no tendri'a por que' ser un obst culo para la preparacio'n de
aque'l.  Si bien sen~alaron distintos grados de especificidad en la
Convencio'n con respecto a los derechos y a las obligaciones de los Estados
partes, en lo relativo al reconocimiento de derechos, la realizacio'n de
actividades y la adopcio'n de medidas apropiadas, sen~alaron el car cter
juri'dico del tratado, que habi'a de ser aplicado de buena fe por los Estados
partes.  Afirmaron que debi'a quedar a juicio del o'rgano establecido en
virtud del tratado determinar en cada caso y de modo razonable si una
disposicio'n era justiciable o no y si un Estado parte habi'a cumplido sus
obligaciones en virtud del tratado.  Esas delegaciones consideraron que el
objetivo de la Convencio'n, es decir, la igualdad de la mujer y el hombre en
el disfrute de los derechos y la eliminacio'n de la discriminacio'n, y el
propo'sito de un protocolo facultativo, a saber, hacer que la Convencio'n
fuera m s eficaz, permitiri'an al o'rgano de supervisio'n determinar el grado
de cumplimiento por los Estados partes en casos concretos.  Aunque se observo'
que los Estados partes teni'an cierto margen discrecional en el cumplimiento
de sus obligaciones y en la determinacio'n de las medidas que debi'an
adoptarse, se sen~alo' tambie'n que las medidas adoptadas por los Estados
partes en cumplimiento de sus obligaciones en virtud del tratado eran objeto
de un escrutinio considerable por un o'rgano establecido en virtud del
tratado.  Se destaco' la importante funcio'n del protocolo facultativo como
medio de recurso para las mujeres, asi' como para fortalecer la observancia de
los derechos de la mujer.

106. Algunas delegaciones sen~alaron que la distincio'n cl sica entre los
derechos civiles y poli'ticos como justiciables y los derechos econo'micos,
sociales y culturales como no justiciables podri'a abandonarse, habida cuenta
de la pr ctica, la jurisprudencia y los trabajos acade'micos publicados al
respecto.  En cualquiera de las categori'as podi'an encontrarse elementos
correspondientes a ambos.  Si se facultara al Comite' para determinar el
car cter justiciable de cada caso, tambie'n se favoreceri'a el desarrollo de
la jurisprudencia sobre la cuestio'n del car cter justiciable de las
disposiciones sobre derechos humanos.  Tambie'n podri'a animar a los Estados
partes a establecer soluciones y mecanismos de recurso nacionales eficaces
para la mujer.

107. Reconociendo la posibilidad de que se presentasen dificultades en la
determinacio'n del car cter justiciable de algunas disposiciones con arreglo a
un procedimiento de comunicaciones individuales, varias delegaciones
advirtieron contra la clasificacio'n de las disposiciones del tratado en
justiciables y no justiciables.  Sen~alaron que ello menoscabari'a gravemente
la integridad y la unidad de la Convencio'n y estableceri'a una jerarqui'a
entre derechos m s y menos importantes.  El derecho a la igualdad y a la no
discriminacio'n ha sido aceptado en si' mismo como justiciable en los
instrumentos de derechos humanos existentes, incluidos el Pacto Internacional
de Derechos Civiles y Poli'ticos y su Protocolo Facultativo, y la Convencio'n
Internacional sobre la Eliminacio'n de todas las Formas de Discriminacio'n
Racial.  Los mecanismos regionales, como el Convenio Europeo, la Convencio'n
Interamericana y la Carta Africana conteni'an distintos tipos de derechos y
ofreci'an procedimientos de comunicaciones individuales o de investigacio'n,
pero no distingui'an entre derechos justiciables y no justiciables.

108. Otras delegaciones expresaron sus dudas respecto de la inclusio'n de
todas
las disposiciones de la Convencio'n en un procedimiento de comunicaciones
individuales.  Aunque conveni'an en que ciertos derechos eran totalmente
especi'ficos y por ello se prestari'an a ese tipo de denuncias, otros eran de
car cter general y en ellos seri'a difi'cil determinar la base para presentar
un recurso individual dado el margen de apreciacio'n del Estado parte en
relacio'n con las medidas que seri'a preciso adoptar.  Los arti'culos 3, 5 y
algunos aspectos del arti'culo 10 se mencionaron como ejemplos en los que
podri'an presentarse dificultades en la presentacio'n de recursos
individuales.  Se establecio' una comparacio'n con el nivel nacional, en el
que los derechos civiles y poli'ticos eran justiciables.

109. A ese respecto, algunas delegaciones opinaron que las decisiones en
materia de justiciabilidad de casos concretos no deberi'an quedar libradas al
Comite', sino que deberi'an dejarse a cargo de los Estados miembros.  Tambie'n
seri'a preciso examinar las diferencias entre los diversos sistemas juri'dicos
en la determinacio'n del agotamiento de las vi'as internas y de cuestiones de
capacidad.  Se hizo referencia a la determinacio'n del agotamiento de las
vi'as internas en relacio'n con las disposiciones program ticas de la
Convencio'n, inclusive la evaluacio'n del agotamiento de las vi'as no
judiciales.  Tambie'n era preciso examinar la repercusio'n en terceras partes,
es decir, en particulares, de las disposiciones de la Convencio'n.

110. En lugar de clasificar las disposiciones en justiciables y no
justiciables, se sugirio' que se examinara m s a fondo el propo'sito del
protocolo facultativo y determinara su aplicabilidad.  Uno de los criterios de
admisibilidad podri'a ser que se contase con pruebas fiables de una situacio'n
de violacio'n grave y sistem tica de los derechos garantizados en la
Convencio'n, de forma an loga al procedimiento 1503.  Tambie'n se sugirio' que
se buscase una solucio'n mediante la determinacio'n del mandato y las
atribuciones del Comite' y el tipo de recomendaciones que puede formular al
final de un procedimiento de comunicaciones.  A ese respecto, se propuso que
las recomendaciones tuvieran solamente car cter de indicacio'n y no fueran
obligatorias, lo que permitiri'a al Estado parte llegar en £ltima instancia a
una conclusio'n distinta de la del Comite'.  Mientras que con arreglo a las
disposiciones m s concretas las opiniones del Comite' podi'an ser sumamente
especi'ficas, en otras el proceso adoptari'a m s bien la forma de un di logo
entre el Comite' y el Estado parte.

111. Algunas delegaciones, tomando nota del car cter cuasijudicial de un
protocolo facultativo, sen~alaron la necesidad de que los miembros del Comite'
tuvieran conocimientos juri'dicos especializados.  Otras delegaciones,
teniendo en cuenta la composicio'n del Comite' para la Eliminacio'n de la
Discriminacio'n Racial, destacaron la conveniencia de contar con miembros del
Comite' que no fuesen juristas, de manera que la combinacio'n de expertos y no
expertos diera lugar a decisiones justas y equitativas. 

     Consideraciones de car cter general

112. Se propuso que se incluyera un elemento en el que se contemplara el
reglamento del Comite' con arreglo al protocolo facultativo.

113. Se observo' que varios elementos propuestos para su inclusio'n en el
protocolo facultativo obedeci'an a la pr ctica vigente de los o'rganos de
derechos humanos.  Se expresaron dudas sobre si era necesario incluir esos
elementos en un protocolo facultativo o si debi'a dejarse que el Comite' los
tratara con m s detalle en su reglamento.  Debi'a evitarse la elaboracio'n de
un instrumento ri'gido.


                                   Ape'ndice

RESUMEN DE LAS EXPOSICIONES DE LOS EXPERTOS DEL COMITE'
DE DERECHOS HUMANOS Y DEL INTERCAMBIO DE OPINIONES CON
E'STOS A Ti'TULO INDIVIDUAL

1.   El Sr. Rajsoomer Lallah observo' que, si bien el Pacto Internacional de
Derechos Civiles y Poli'ticos no abarcaba todas las disposiciones de la
Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas de discriminacio'n
contra
la mujer, los arti'culos 2 y 3 del Pacto se referi'an a la igualdad y a la no
discriminacio'n en el goce de los derechos reconocidos en el Pacto, y el
arti'culo 26 a la igualdad ante la ley y a igual proteccio'n de la ley.  Hasta
el momento, habi'a 87 Estados partes en el primer Protocolo Facultativo.

2.   El Sr. Lallah examino' las dos etapas del examen de una comunicacio'n, a
saber, la determinacio'n de la admisibilidad y el procedimiento sobre el
me'rito de la causa.  Refirie'ndose a disposiciones concretas del primer
Protocolo Facultativo, sen~alo' que el Comite' las elaboraba progresivamente
en la pr ctica, incluso las relativas a cuestiones como el agotamiento de los
recursos internos, la capacidad, las medidas provisionales y el seguimiento de
las decisiones relativas al me'rito de la causa.  Se refirio' al car cter
escrito del procedimiento y de las fuentes de informacio'n admisibles, al
hecho de que el Comite' careciera de facultades de investigacio'n y a la
obligacio'n emanada del tratado de que los Estados partes repararan las
violaciones, pese a que las opiniones del Comite' no eran de car cter
obligatorio.  Analizo' algunos casos relacionados con el arti'culo 26 en que
habri'a intervenido el Comite' de Derechos Humanos y observo' que el Comite'
habi'a opinado que el arti'culo 26 estableci'a un derecho b sico de igualdad
ante la ley que no quedaba limitado a los derechos reconocidos en el Pacto. 
Si bien estableciendo criterios de admisibilidad se podri'an evitar conflictos
entre diferentes procedimientos, no seri'a totalmente inadecuados que
existiera cierta superposicio'n.

3.   La Sra. Cecilia Medina Quiroga y el Sr. Fausto Pocar, refirie'ndose a la
cuestio'n de la justiciabilidad, observaron que el Comite' para la
Eliminacio'n de la Discriminacio'n contra la Mujer, en virtud de un protocolo
facultativo de la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas de
discriminacio'n contra la mujer, podi'a aprovechar la jurisprudencia ya
establecida por el Comite' de Derechos Humanos.  Convinieron en que, habida
cuenta de que la propia Convencio'n se basaba en los principios de no
discriminacio'n e igualdad, todas sus dem s disposiciones se podi'an vincular
a esos principios.  Dado que se reconoci'a que la disposicio'n sobre la no
discriminacio'n era justiciable y objeto de un escrutinio minucioso por parte
de los o'rganos creados en virtud de tratados, ambos consideraban que todas
las disposiciones de la Convencio'n eran justiciables.  Tambie'n estaban de
acuerdo en que se podi'an plantear dificultades para determinar el
cumplimiento de algunas disposiciones de la Convencio'n, incluso la exigencia
de que los Estados partes adoptaran medidas apropiadas.  Hicieron hincapie' en
que la decisio'n sobre la justiciabilidad de una disposicio'n se debi'a dejar
a cargo del Comite', teniendo en cuenta la obligacio'n de los Estados partes
de cumplir de buena fe y razonablemente las disposiciones de los tratados. 
Los dos expertos se opusieron ene'rgicamente a cualquier clasificacio'n a
priori de los derechos en justiciables y no justiciables.

4.   Por otra parte, se sen~alo' que no se podi'a trazar una li'nea clara
entre disposiciones justiciables y no justiciables.  Como lo demostraban
varios arti'culos del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Poli'ticos, la
justiciabilidad de las disposiciones de los tratados tambie'n era una
cuestio'n de grado.  Varias disposiciones del Pacto no so'lo exigi'an que un
Estado parte respetara un derecho, sino que adem s adoptara medidas para
garantizar el goce de ese derecho.  Correspondi'a al o'rgano creado en virtud
del tratado determinar si esas medidas eran suficientes seg£n las normas
establecidas en el propio tratado.

5.   Se considero' indispensable disponer de recursos internos, incluso de
recursos no judiciales, cuya suficiencia fuese determinada por el o'rgano
creado en virtud del tratado.  Ello se aplicaba especialmente al derecho de no
discriminacio'n.  Se destaco' que la Convencio'n garantizaba derechos a la
mujer, aun cuando sus disposiciones estuvieran formuladas como obligaciones de
los Estados partes.  Las opiniones expresadas por el Comite' de Derechos
Humanos teni'an fuerza de recomendaciones.  Refirie'ndose a la cuestio'n de la
superposicio'n de procedimientos, los expertos sen~alaron la singularidad
asignada a la mujer por la Convencio'n en el contexto del re'gimen de derechos
humanos.  En lo que atan~e a las reservas, un experto observo' que, en
principio, e'stas eran admisibles en virtud del primer Protocolo Facultativo. 
Sin embargo, no se admiti'a la presentacio'n de reservas al Pacto sobre la
base del Protocolo.  Adem s, si bien el Comite' de Derechos Humanos no podi'a
examinar arti'culos sobre los que se hubiesen expresado reservas en virtud del
Protocolo, estaba facultado para determinar si una reserva era compatible con
el Pacto y, en consecuencia, la admisibilidad de una comunicacio'n.




NOTAS


     1/   E/CN.6/1996/8.

     2/   Informe de la Conferencia Mundial para el Examen y la Evaluacio'n de
los Logros del Decenio de las Naciones Unidas para la Mujer:  Igualdad,
Desarrollo y Paz, Nairobi, 15 a 26 de julio de 1985 (publicacio'n de las
Naciones Unidas, n£mero de venta:  S.85.IV.10), cap. I, secc. A.

     3/   Informe de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, Beijing,
4 a 15 de septiembre de 1995 (A/CONF.177/20 y Add.1), cap. I, resolucio'n 1,
anexo II.

     4/   Resolucio'n 48/104 de la Asamblea General.

     5/   A/48/486-S/26560, anexo.

     6/   Resolucio'n 217 A (III) de la Asamblea General.

     7/   Ve'ase Dotacio'n Carnegie para la Paz Internacional, Las
Convenciones y Declaraciones de La Haya de 1899 y 1907 (Nueva York, Oxford
University Press, 1915).

     8/   Naciones Unidas, Treaty Series, vol. 75, No. 973, p g. 287.

     9/   A/50/3, cap. III, p rr. 22.

     10/  Publicacio'n de las Naciones Unidas, n£mero de venta:  S.94.XVII.4.

     11/  Informe de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, Beijing,
4 a 15 de septiembre de 1995 (A/CONF.177/20 y Add.1), cap. I, resolucio'n 1,
anexos I y II.

     12/  A/48/486-S/26560, anexo.

     13/  Informe de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, Beijing,
4 a 15 de septiembre de 1995 (A/CONF.177/20 y Add.1), cap. I, resolucio'n 1,
anexos I y II.

     14/  Informe de la Conferencia Mundial de Derechos Humanos, Viena,
14 a 25 de junio de 1993 (A/CONF.157/24 (Parte I)), cap. III.

     15/  Resolucio'n 34/180 de la Asamblea General.

     16/  Resolucio'n 48/104 de la Asamblea General.

     17/  Ve'ase Documentos Oficiales del Consejo Econo'mico y Social, 1994,
Suplemento No. 4 (E/1994/24), cap. II, secc. A.

     18/  Ibi'd., 1995, Suplemento No. 3 (E/1995/23), cap. II, secc. A.

     19/  E/CN.6/1996/9.

     20/  E/CN.6/1996/13.

     21/  Resolucio'n 217 A (III) de la Asamblea General.

     22/  Resolucio'n 34/180, anexo, de la Asamblea General.

     23/  Resolucio'n 2200 A (XXI) de la Asamblea General.

     24/  Resolucio'n 39/46, anexo, de la Asamblea General.

     25/  Resolucio'n 44/25, anexo, de la Asamblea General.

     26/  Resolucio'n 48/104, anexo, de la Asamblea General.

     27/  Documentos Oficiales del Consejo Econo'mico y Social, 1995,
Suplemento No. 6 (E/1995/26), cap. I, secc. C.

     28/  Ibi'd., 1994, Suplemento No. 4 (E/1994/24), cap. II, secc. A.

     29/  Ibi'd., 1995, Suplemento No. 3 y correcciones (E/1995/23 y 
Corr.1 y 2), cap. II, secc. A.

     30/  Ibi'd., 1994, Suplemento No. 11 (E/1994/31), cap. I, secc. C.

     31/  Informe de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, Beijing,
4 a 15 de septiembre de 1995 (A/CONF.177/20 y Add.1), cap. I, resolucio'n 1,
anexo II.

     32/  Resolucio'n 50/167 de la Asamblea General, p rr. 9.

     33/  Ibi'd., p rr. 12.

     34/  Informe de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, Beijing,
4 a 15 de septiembre de 1995 (A/CONF.177/20 y Add.1), cap. I, resolucio'n I,
anexo II.

     35/  Resolucio'n 217 A (III) de la Asamblea General.

     36/  Resolucio'n 34/180 de la Asamblea General.

     37/  Documentos Oficiales del Consejo Econo'mico y Social, 1994,
Suplemento No. 7 (E/1994/27), cap. I, secc. C.

     38/  Ibi'd., 1995, Suplemento No. 6 (E/1995/26), cap. I., secc. C.

     39/  Resolucio'n 48/104 de la Asamblea General.

     40/  Resolucio'n 45/158 de la Asamblea General.

     41/  Resolucio'n 317 (IV) de la Asamblea General.

     42/  Resolucio'n 48/104 de la Asamblea General.

     43/  Aprobada por el Simposio internacional de la Organizacio'n de las
Naciones Unidas para la Educacio'n, la Ciencia y la Cultura sobre la mujer en
los medios de comunicacio'n:  acceso a la expresio'n y la adopcio'n de
decisiones, celebrado en Toronto (Canad ) del 28 de febrero al 3 de marzo
de 1995.

     44/  Informe de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, Beijing,
4 a 15 de septiembre de 1995 (A/CONF.177/20 y Add.1), cap. I, resolucio'n 1,
anexo II.

     45/  Informe de la Conferencia Mundial para el Examen y la Evaluacio'n de
los logros del Decenio de las Naciones Unidas para la Mujer:  Igualdad,
Desarrollo y Paz, Nairobi, 15 a 26 de julio de 1985 (publicacio'n de las
Naciones Unidas, n£mero de venta:  S.85.IV.10), cap. I, secc. A.

     46/  Informe de la Conferencia Mundial de Derechos Humanos, Viena, 14
a 25 de junio de 1993 (A/CONF.157/24 (Parte I)), cap. III.

     47/  Informe de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, Beijing,
4 a 15 de septiembre de 1995 (A/CONF.177/20 y Add.1), cap. I, 
resolucio'n 1, anexos I y II.

     48/  Documentos Oficiales de la Asamblea General, quincuage'simo 
peri'odo de sesiones, Suplemento No. 38 (A/50/38), cap. I, secc. B.
 
     49/  El texto del proyecto de decisio'n figura en la seccio'n B del
capi'tulo I, proyecto de decisio'n I.

     50/  Informe de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, Beijing
4 a 15 de septiembre de 1995 (A/CONF.177/20 y Add. 1), cap. I, resolucio'n 1,
anexo II.

     51/  E/CN.6/1996/CRP.3.

     52/  Informe de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, Beijing,
4 a 15 de septiembre de 1995 (A/CONF.177/20 y Add.1), cap. I, resolucio'n 1,
anexos I y II.

     53/  Informe de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, Copenhague,
6 a 12 de marzo de 1995 (A/CONF.166/9), cap. I, resolucio'n 1, anexo II.

     54/  Informe de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, Copenhague,
6 a 12 de marzo de 1995 (A/CONF.166/9), cap. I, resolucio'n, anexo I.

     55/  Ibi'd., anexo II, cap. II.

     56/  E/1987/52.

     57/  E/1993/43.

     58/  Informe de la Conferencia Mundial para el Examen y la Evaluacio'n de
los Logros del Decenio de las Naciones Unidas para la Mujer:  Igualdad,
Desarrollo y Paz, Nairobi, 15 a 26 de julio de 1985 (publicacio'n de las
Naciones Unidas, n£mero de venta:  S.85.IV.10), cap. I, secc. A.

     59/  Informe de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, Beijing,
4 a 15 de septiembre de 1995 (A/CONF.177/20 y Add.1), cap. I, resolucio'n 1,
anexo II.

     60/  E/CN.6/1996/CRP.2.

     61/  Informe de la Conferencia Internacional sobre la Poblacio'n y el
Desarrollo, El Cairo, 5 a 13 de septiembre de 1994 (publicacio'n de las
Naciones Unidas, n£mero de venta:  S.95.XIII.18), cap. I, resolucio'n 1, 
anexo.

     62/  E/CN.6/1996/2.

     63/  E/CN.6/1996/3.

     64/  E/CN.6/1996/4.

     65/  E/CN.6/1996/5.

     66/  E/CN.6/1996/6.

     67/  E/CN.6/1996/7.

     68/  E/CN.6/1996/11.

     69/  De conformidad con el arti'culo 69 del reglamento de las comisiones
org nicas del Consejo Econo'mico y Social.

     70/  La delegacio'n de Mali' indico' posteriormente que habi'a tenido la
intencio'n de votar en favor del proyecto de resolucio'n.


    	

 


This document has been posted online by the United Nations Department of Economic and Social Affairs (DESA). Reproduction and dissemination of the document - in electronic and/or printed format - is encouraged, provided acknowledgement is made of the role of the United Nations in making it available.

Date last posted: 15 February 2000 14:26:35
Comments and suggestions:
DESA/DAW