Naciones Unidas
E/CN.9/1998/6

Consejo Económico y
Social Distr. general
2 de diciembre de 1997
Español
Original: inglés

Comisión de Población y Desarrollo
31 período de sesiones
23 a 27 de febrero de 1998
Tema 4 del programa provisionalE/CN.9/1998/1.

Resumen

El presente informe se ha preparado en atención a la solicitud formulada por la Comisión de Población y Desarrollo en su 28 período de sesiones de que se elaborara un informe anual sobre las corrientes de recursos financieros destinados a contribuir a la ejecución del Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo. El informe se ha preparado también de conformidad con lo dispuesto por la Asamblea General en sus resoluciones 49/128 y 50/124 en las que la Asamblea pidió que se prepararan informes periódicos sobre las corrientes de recursos financieros destinados a contribuir a la ejecución del Programa de Acción. El informe se ha elaborado además en atención a las sugerencias formuladas en el 29 período de sesiones de la Comisión con respecto a la necesidad de disponer de información amplia sobre las corrientes financieras.

Según estimaciones preliminares de las corrientes de recursos, en 1996 se gastaron más de 1.800 millones de dólares por concepto de asistencia internacional en actividades de población vinculadas a la ejecución del Programa de Acción, suma ligeramente inferior a la gastada en 1995. Se calcula que en 1996 la cuantía de las corrientes de recursos nacionales fue de unos 8.000 millones de dólares (procedentes de gobiernos, organizaciones no gubernamentales y fuentes privadas), con lo cual el total global preliminar de los gastos y las asignaciones para actividades de población ascendió a casi 10.000 millones de dólares en 1996.

El apoyo prestado por los donantes en 1996 para la aplicación de los resultados de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo no fue parejo: varios países donantes hicieron mayores contribuciones, mientras que la asistencia internacional de otros donantes no aumentó o, incluso, disminuyó. Sin embargo, en general, muchos países donantes han asignado mayor prioridad a los objetivos de la Conferencia destinando una mayor proporción del total de la asistencia oficial para el desarrollo a las actividades de población. La información preliminar correspondiente a 1997 indica que, como resultado de tipos de cambio desfavorables, la cuantía de la asistencia internacional medida en dólares tal vez sea aún inferior en 1997.

La estimación preliminar de 8.000 millones de dólares recaudados a nivel nacional para actividades de población incluye las considerables asignaciones de unos pocos países en desarrollo grandes que asignan suma prioridad a los programas de población. En cambio, la mayoría de los países de África al sur del Sáhara, así como algunos países en desarrollo de otras regiones, sólo han logrado movilizar una pequeña parte de los recursos financieros necesarios para la consecución de los objetivos de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo.

En el presente informe se describe también la manera en que se está ampliando y organizando sistemáticamente la información relativa a las corrientes financieras internacionales y nacionales por medio de un acuerdo de cooperación entre el Fondo de Población de las Naciones Unidas (FNUAP) y una institución no gubernamental internacional de investigación. Gracias a esa colaboración se ha creado una base de datos sobre corrientes de recursos, que gradualmente se convertirá en un valioso instrumento para seguir de cerca el aspecto del Programa de Acción relacionado con las corrientes financieras mundiales.

--------------------------------

*E/CN.9/1998/1.


I. Introducción 1-3
II. Asistencia externa para actividades de población 4-27
A. Tendencias de la asistencia de los países donantes
7-17
B. Tendencias de la asistencia multilateral consistente en donaciones
18-19
C. Tendencias de la asistencia consistente en préstamos multilaterales
20-24
D. Tendencias de la asistencia privada
25
E. Gastos desglosados por fuente de asistencia y región geográfica
26-27
III. Recursos financieros nacionales destinados a actividades de población 28-38
A. Total estimado de las corrientes de recursos nacionales (gobiernos y organizaciones no gubernamentales)
30
B. Gastos per cápita de gobiernos y organizaciones no gubernamentales
31
C. Ingresos de organizaciones no gubernamentales nacionales
32-34
D. Estudios de casos: Indonesia
35-38
IV. Movilización y necesidades de recursos para ejecutar el Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo
39-50
A. Iniciativas sobre las corrientes de recursos
42-48
B. Análisis suplementario de las necesidades de recursos
49-50
V. Sistema de reunión de datos sobre las corrientes de recursos financieros 51-56
VI. Conclusiones 57-61

  1. El presente informe ha sido preparado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (FNUAP) en atención a la solicitud formulada por la Comisión de Población y Desarrollo1 en su 28 período de sesiones de que se elaborara un informe anual sobre las corrientes de recursos financieros y los mecanismos de financiación destinados a ejecutar el Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo2. El informe, que forma parte del programa de trabajo de la Comisión de Población y Desarrollo, se ha preparado también en cumplimiento de las resoluciones de la Asamblea General 49/128 y 50/124, en las que la Asamblea pidió que se prepararan informes periódicos sobre las corrientes de recursos financieros destinados a ejecutar el Programa de Acción.
  2. En el presente informe se examinan: a) las corrientes de recursos financieros aportados en forma de asistencia externa para financiar actividades de población en 1995 y, con carácter provisional, puesto que no se dispone de toda la información necesaria, las corrientes correspondientes a 1996 y 1997; y b) las corrientes nacionales en 1996. El informe se basa en datos reunidos mediante un nuevo proyecto ejecutado por el FNUAP en colaboración con el Instituto Demográfico Interdisciplinario de los Países Bajos, organización no gubernamental de investigación de prestigio internacional. Debido al breve plazo disponible para la presentación del informe, no se dispuso de datos completos, especialmente en relación con los países en desarrollo; por lo tanto los resultados correspondientes a 1996 tienen carácter preliminar.
  3. Las corrientes de recursos financieros que se analizan en el presente informe son las corrientes de recursos internacionales y nacionales destinadas a sufragar el costo del conjunto de los componentes de programas de población previstos por la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo (véase el párrafo 13.14 del Programa de Acción). En el Programa de Acción se prevén cuatro componentes principales: los servicios de planificación de la familia; los servicios básicos de salud reproductiva; las actividades de prevención de las enfermedades de transmisión sexual, del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA); y la investigación básica, la reunión de datos y el análisis de políticas de población y desarrollo. En el Programa de Acción se calculó que el costo de esos componentes sería de unos 17.000 millones de dólares en el año 2000. En el Programa de Acción no se estimó el costo de otros importantes objetivos de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, como la educación básica universal, la atención primaria de la salud y la supervivencia del niño, por lo que dichos elementos no se examinan en el presente informe. Se calculó provisionalmente que los propios países sufragarían hasta dos terceras partes del costo del conjunto de medidas previstas y que la tercera parte restante (5.700 millones de dólares) sería sufragada por fuentes externas.
  4. II. Asistencia externa para actividades de población

  5. Durante el período comprendido entre 1985 y 1995, las corrientes de recursos financieros internacionales en general tendieron a aumentar. Entre 1993 y 1994 se registró un aumento notable del 25%, como resultado del proceso vinculado a la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo y de la decisión de muchos gobiernos y organizaciones de prestar mayor asistencia financiera para las actividades de los programas de población. En 1995, la asistencia internacional destinada a las actividades de población aumentó en un 24% y superó ligeramente los 2.000 millones de dólares. De esta cifra, casi 1.400 millones de dólares fueron aportados por los países desarrollados, mientras que las organizaciones y los organismos multilaterales ajenos al FNUAP proporcionaron 111 millones de dólares, las fuentes privadas 85 millones de dólares y los bancos de desarrollo (principalmente el Banco Mundial) 466 millones de dólares en forma de préstamos multianuales.
  6. Las evaluaciones preliminares basadas en las respuestas a los cuestionarios sobre las corrientes de recursos en 1996 indican que, en general, en 1996 la asistencia internacional destinada a actividades de población fue algo inferior a la prestada en 1995 (véase el gráfico I). Sin embargo, hasta la fecha los datos correspondientes a 1996 tienen carácter preliminar y podrían cambiar; cabe señalar, en particular, que los datos sobre algunos países donantes correspondientes a 1996 son estimaciones y no cifras definitivas, debido a demoras en la presentación de datos3, 4. Se comunicará extraoficialmente a la Comisión toda nueva información que se obtenga.
  7. Se calcula que el total de la asistencia externa prestada en 1996 ascendió a unos 1.800 millones de dólares, cifra inferior en un 9% al total correspondiente a 1995; del total correspondiente a 1996, los países donantes contribuyeron directamente alrededor de 1.200 millones de dólares y los bancos de desarrollo 518 millones de dólares, mientras que la asistencia prestada por las fundaciones privadas aumentó a 140 millones de dólares en 1996.
  8. Gráfico I

    Tendencias de la asistencia internacional destinada a actividades de población, 1990 a 1996

    Millones de dólares EE.UU.

    Nota: Los datos correspondientes a 1996 son de carácter provisional.


    A. Tendencias de la asistencia de los países donantes

  9. Las contribuciones en forma de donaciones directas de los países donantes constituyen la mayor proporción del total de la asistencia internacional para actividades de población. La asistencia bilateral aumentó de 669 millones de dólares en 1990 a casi 1.400 millones en 1995. En 1995, las contribuciones en forma de donaciones directas efectuadas por los países donantes aumentaron en un 40% respecto del total de 977 millones aportado en 1994.
  10. Los datos preliminares revelan una ligera disminución de los fondos primarios aportados por los países donantes en 1996, expresados en dólares de los Estados Unidos, a pesar de que en 1996 los gastos de varios países en actividades de población aumentaron o, por lo menos, se mantuvieron a los niveles de 1995 (véase el gráfico II). En 1996, por lo menos seis países (incluida la Unión Europea) proporcionaron más fondos que el año anterior, mientras que siete países prestaron menos asistencia. Los mayores aumentos en valores absolutos correspondieron a la asistencia para actividades de población prestada por los Países Bajos, Suecia, Dinamarca, la Unión Europea, el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y Australia. Los mayores aumentos en valores relativos respecto de los de 1995 (expresados en porcentajes) correspondieron a la Unión Europea, Suecia, los Países Bajos y Dinamarca (en la sección IV infra se proporciona más información sobre las nuevas iniciativas de la Unión Europea).
  11. Lamentablemente, en 1996 disminuyó el volumen de la asistencia que prestaron otros países donantes. La mayor disminución se registró en la asistencia prestada por los Estados Unidos de América, por un total provisional (e incompleto) para 1996 de 463 millones de dólares, o sea una disminución de más de 200 millones respecto del total correspondiente a 19954. Pese a ello, en 1996 los Estados Unidos conservaron el primer lugar entre los donantes, tanto en valores absolutos como en lo que respecta al porcentaje de la asistencia oficial para el desarrollo (AOD) destinado a actividades de población (5,1%). De 1995 a 1996 la asistencia externa proporcionada por Austria, Finlandia, Irlanda, Italia y el Canadá5 también disminuyó.
  12. Tipos de cambio

  13. Puesto que normalmente la moneda utilizada para seguir la evolución de las corrientes de recursos mundiales es el dólar de los Estados Unidos, se han examinado los efectos de las fluctuaciones monetarias y de las tendencias desfavorables en los tipos de cambio. En el gráfico III se indican los siete países donantes más afectados por las fluctuaciones cambiarias durante el período comprendido entre 1994 y 1996; en otros países que no figuran en el cuadro las variaciones fueron menores (menos de 2 puntos porcentuales). Sin embargo, como puede verse, la disminución general del nivel de la asistencia no puede atribuirse únicamente a las fluctuaciones monetarias. Sólo dos países (el Japón y Suiza) devaluaron su moneda considerablemente en relación con el dólar, pero esas devaluaciones quedaron compensadas con creces por la apreciación de otras monedas durante el mismo período. En general, si en 1996 se hubieran mantenido los tipos de cambio de 1994 (o de 1995), la asistencia prestada por los donantes para actividades de población hubiera sido ligeramente inferior a lo que fue en realidad.
  14. Comparación con la asistencia oficial para el desarrollo

  15. El volumen de los fondos primarios proporcionados por los países donantes para actividades de población como porcentaje de la asistencia oficial para el desarrollo aumentó durante el período comprendido entre 1990 y 1995, del 1,21% en 1990 al 2,32% en 1995. Sin embargo, esa tendencia ascendente se invirtió en 1996, año en que los fondos primarios proporcionados por los países donantes para actividades de población como porcentaje de la AOD disminuyó al 2,10%. Esa reducción se debió, en parte, a la exclusión, en 1996, de los gastos en atención maternoinfantil, pero, sobre todo, a la considerable disminución de los fondos aportados por los Estados Unidos.
  16. El porcentaje de la AOD destinado a actividades de población varió considerablemente de un país a otro en 1996. A pesar de la reducción general de la asistencia destinada a actividades de población, una tendencia alentadora en 1996 fue el creciente número de países que asignaron una parte importante de su AOD a actividades de población. Mientras que en 1995 sólo cinco países donantes destinaron el 3% o más de su AOD a actividades de población, en 1996 ocho países alcanzaron ese nivel: los Estados Unidos, Finlandia, Dinamarca, Noruega, los Países Bajos, el Reino Unido, Australia y Suecia, lo cual significa un nuevo y bienvenido interés en asignar mayor prioridad a las actividades de población a pesar del estancamiento general del nivel de las contribuciones para la AOD

  17. Gráfico II

    Asistencia bilateral destinada a actividades de población, 1995 y 1996



    Nota: Los datos correspondientes a 1996 son de carácter provisional.


    Gráfico III

    Fluctuaciones de los tipos de cambio, 1994 y 1996

    Nota: Índice de la moneda nacional respecto del dólar de los Estados Unidos (1994=100).

    Comparación con el producto nacional bruto

  18. El interés de un país en la asistencia para actividades de población puede medirse también en relación con su producto nacional bruto (PNB). En 1990, los países donantes contribuyeron, por término medio, 43 dólares por cada millón de dólares de su PNB a la asistencia para actividades de población. Esa cifra ha variado en años recientes: aumentó a 62 dólares en 1995, pero disminuyó considerablemente en 1996, año en que los países donantes aportaron únicamente 53 dólares por cada millón de dólares del PNB a la asistencia para actividades de población. Una vez más, la mayor parte de esa reducción puede atribuirse a la reducción (provisional) de la asistencia para actividades de población prestadas por los Estados Unidos de 1995 a 1996.
  19. La asistencia en función del PNB prestada por varios países para actividades de población fue muy superior a la media. Dinamarca encabezó la lista en 1996, año en que, por primera vez, contribuyó 370 dólares por cada millón de dólares de su PNB. La asistencia para actividades de población prestada por Noruega, los Países Bajos, Suecia y Finlandia también representó un alto porcentaje de los respectivos PNB.
  20. Contribuciones de los donantes al FNUAP

  21. Los países donantes también hacen importantes contribuciones a la asistencia para actividades de población por medio de mecanismos multilaterales. El FNUAP es la mayor fuente multilateral de asistencia para actividades de población. En los gráficos IVa y IVb figuran, en dólares, las contribuciones efectuadas a los recursos básicos del FNUAP por 12 países donantes del Comité de Asistencia para el Desarrollo de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) entre 1995 y 19976. En relación con los países indicados , el mayor aumento de la asistencia en dólares, de 1996 a 1997, (2,25 millones de dólares) se registró en la asistencia de los Estados Unidos. Entre 1996 y 1997, las contribuciones al FNUAP de otros donantes también aumentaron, tanto en moneda nacional como en dólares. Esos países fueron Irlanda, Nueva Zelandia, Luxemburgo y Portugal. Otros países donantes (Finlandia, los Países Bajos, Noruega y Suiza) incrementaron sus contribuciones en moneda nacional en 1997 respecto de 1996, pero, debido a las fluctuaciones cambiarias que se produjeron en ese período, sus contribuciones en dólares fueron inferiores. En 1997, las contribuciones de Suecia y Francia se mantuvieron al mismo nivel que en 1996 pero, debido también a las fluctuaciones cambiarias, fueron inferiores en dólares.
  22. Los datos sobre los ingresos del FNUAP correspondientes a 1997 indican que, en 1997, los tipos de cambio tendrán un efecto reductor sobre el volumen, en dólares, de los donantes para actividades de población. Se calculó en dólares la magnitud de la asistencia proporcionada al FNUAP en moneda nacional por 16 países que son miembros del Comité de Asistencia para el Desarrollo. El total de las contribuciones en dólares al FNUAP de esos países fue de 220 millones de dólares en 1996 y 187 millones en 1997, lo cual representa, en total una disminución de 33 millones. Sin embargo, si en 1997 se hubieran mantenido los tipos de cambio vigentes cuando se efectuaron las contribuciones en 1996, el total de las contribuciones aportadas por esos 16 países en 1997 hubiera sido de 209 millones de dólares. En consecuencia, los fondos para programas apoyados por el FNUAP en 1997 habían aumentado en 22 millones, o sea que serían superiores en un 12% al total en dólares. En el gráfico IVc figura el aumento o la disminución, según el caso, de las contribuciones al FNUAP, en moneda nacional correspondiente a 1996 y 1997, en comparación con las contribuciones correspondientes a 1995 (se ha tomado 1995 como año base (=100); véase la línea vertical del gráfico).
  23. A pesar de afrontar severas restricciones presupuestarias y, en algunos casos, un clima económico difícil, Dinamarca, los Países Bajos, Suiza, Finlandia, Suecia, el Reino Unido, el Canadá y Alemania hicieron contribuciones importantes al FNUAP en 1997. El Japón mantuvo su posición de donante principal en el FNUAP, con una contribución neta de más de 54 millones de dólares.
  24. B. Tendencias de la asistencia multilateral consistente en donaciones

  25. Varios órganos y organizaciones de las Naciones Unidas que se llevan a cabo actividades relacionadas con la población y la salud reproductiva constituyen también fuentes de fondos para la asistencia multilateral en materia de población. Entre ellos figuran la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la Secretaría de las Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las comisiones regionales. En 1995 se encauzaron casi 440 millones de dólares a través de esos órganos y organizaciones multilaterales. Según estimaciones preliminares, en 1996 los fondos multilaterales ascendieron a 346 millones de dólares; cabe señalar, no obstante, que varias organizaciones multilaterales no han presentado todavía sus informes. El FNUAP sigue siendo la fuente más importante de asistencia para actividades en materia de población, con casi 328 millones de dólares para programas en 1996.
  26. Gráfico IVa

    Asistencia de los donantes a los recursos básicos del FNUAP, 1995 a 1997

    (Escala: 0 a 60 millones de dólares)

    Nota: Los datos correspondientes a 1997 son de carácter provisional.



    Gráfico IVb

    Asistencia de los donantes a los recursos básicos del FNUAP, 1995 a 1997

    (Escala: 0 a 20 millones de dólares)

    Nota: Los datos correspondientes a 1997 son de carácter provisional.

    a Australia, Austria, Bélgica, Francia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Nueva Zelandia, Portugal.

    Gráfico IVc

    Asistencia de los donantes a los recursos básicos del FNUAP, 1995 a 1997

    (En moneda nacional, 1995=100)

  27. Los ingresos básicos del FNUAP, que aumentaron en el período comprendido entre 1990 y 1995 de 212 millones a 313 millones de dólares, disminuyeron ligeramente en 1996, a 309 millones de dólares. El FNUAP apoya un gran numero de programas y proyectos en distintos países en desarrollo y es la fuente principal de asistencia en materia de población para otros órganos de las Naciones Unidas. El número de acuerdos multibilaterales del FNUAP, con arreglo a los cuales los donantes bilaterales encausan la asistencia a determinados proyectos por conducto del FNUAP, ha ido en aumento. Los fondos multibilaterales, que ascendían a 14,2 millones de dólares en 1995, aumentaron a 18,3 millones en 1996. Según estimaciones provisionales, la asistencia prestada mediante acuerdos multibilaterales aumentará aún más en 1997, hasta alcanzar los 30 millones de dólares
  28. C. Tendencias de la asistencia consistente en préstamos multilaterales

  29. Los bancos de desarrollo, que otorgan préstamos a los países en desarrollo, constituyen una importante fuente multilateral de fondos para la asistencia para actividades de población. Sus contribuciones se examinan por separado pues se hacen en forma de préstamos y no de donaciones y deben ser reembolsadas. Los proyectos de los bancos comprenden bloques de acuerdos de préstamos concertados en un año, pero que han de gastarse a lo largo de varios años. Los compromisos multianuales se registran en el año en que se aprueban.
  30. Durante el ejercicio económico de 1995, el Banco Mundial otorgó préstamos por valor de 448 millones para asistencia en materia de población, total que en 1996 aumentó a 509 millones, la mayor suma que haya asignado el Banco a actividades de población en un ejercicio económico (véase el gráfico V). De ese total, 253 millones correspondieron a préstamos otorgados en condiciones muy favorables por la Asociación Internacional de Fomento (AIF) y 256 millones a préstamos otorgados por el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) a tipos de interés similares a los del mercado. Además, el Banco Mundial informó de que había concedido a donantes intermedios una suma ligeramente superior a los 8 millones de dólares en forma de donaciones para programas de población y salud genésica.
  31. Durante el ejercicio económico de 1997 (terminado el 30 de junio de 1997), el valor de los préstamos concedidos por el Banco Mundial en las esferas de la salud, la nutrición y la población disminuyó a 940 millones de dólares, de 2.300 millones de dólares en el ejercicio económico de 1996. Aunque todavía no se han desglosado esos totales por subsector, según estimaciones preliminares, los préstamos concedidos en 1997 para proyectos de población y salud reproductiva ascendieron a 230 millones de dólares, menos de la mitad del total correspondiente a 1996.
  32. Tradicionalmente los préstamos para el desarrollo destinados a actividades de población se han considerado parte de la asistencia internacional total. Sin embargo, los préstamos que el Banco Mundial concede por conducto del BIRF no son donaciones sino préstamos comerciales que deben ser reembolsados con intereses. En cambio, los préstamos que el Banco Mundial concede por conducto de la AIF son, en buena medida, donaciones: por lo general el período de gracias es prolongado, no se pagan intereses y el plazo para el reintegro del capital es largo (35 a 40 años).
  33. Entre los bancos regionales de desarrollo que otorgan préstamos para proyectos de población se cuenta también el Banco Asiático de Desarrollo (BAD). En 1995, el BAD facilitó 12 millones de dólares en asistencia para actividades de población, mientras que en 1996 el monto de los préstamos ascendió a apenas 1 millón de dólares. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) informó de que, a pesar de que el apoyo a la planificación de la familia y los servicios básicos de salud reproductiva formaba parte de muchos de los préstamos que concedía para el sector de la salud, era imposible separar los componentes destinados a actividades de población de los totales de esos préstamos. En 1996, el BID aprobó préstamos por valor de 484 millones de dólares para programas y servicios de salud pública, parte de los cuales se asignarían a actividades de planificación de la familia y salud reproductiva.
  34. D. Tendencias de la asistencia privada

  35. El sector privado (incluidas las fundaciones, las organizaciones privadas y otras organizaciones no gubernamentales internacionales) constituye otra fuente importante de asistencia internacional para actividades de población. En 1990, la asistencia para actividades de población procedente de fuentes privadas fue de 48 millones de dólares. En general, la cuantía de las contribuciones de fuentes privadas ha aumentado desde entonces; según datos preliminares correspondientes a 1996, la asistencia total ascendió a 140 millones de dólares. Las organizaciones que aportaron la mayor parte de los fondos para las actividades de población en 1996 fueron la Fundación Ford, la Fundación Rockefeller, la Fundación MacArthur, la Fundación Hewlett y la Fundación Mellon (véase el gráfico VI).
  36. Gráfico V

    Tendencia de los préstamos multilaterales de desarrollo para actividades de población

    Millones de dólares EE.UU.

    Nota: Los datos correspondientes a 1997 son de carácter provisional; no se dispone de datos del BAD para 1997.

    Gráfico VI

    Asistencia para actividades de población procedente de fuentes privadas, 1994 a 1996

    Millones de dólares EE.UU.







    E. Gastos desglosados por fuente de asistencia y región geográfica

  37. Además de ser una importante fuente de fondos primarios de la asistencia para actividades de población, el sector no gubernamental constituye también un importante cauce intermedio para los fondos destinados a actividades de población. En 1990 una tercera parte de los gastos finales totales en asistencia para actividades de población correspondió a las organizaciones no gubernamentales. Como puede verse en el gráfico VII, en general, los fondos proporcionados por conducto de esas organizaciones para la ejecución de proyectos y programas han aumentado desde entonces y en 1996 casi la mitad de toda la asistencia internacional para actividades de población destinada a los países en desarrollo y a los países con economía en transición se encauzó por conducto de las organizaciones no gubernamentales.
  38. Como puede verse en el gráfico VIII, durante el período comprendido entre 1990 y 1996 los gastos en programas de población destinados a los países en desarrollo, aumentaron en todas las regiones del mundo. En el último decenio se gastaron más fondos en asistencia para actividades de población en Asia y el Pacífico y en África al sur del Sáhara que en cualquier otra región: esas dos regiones reciben actualmente más del 70% del total de la asistencia internacional; el África al sur del Sáhara recibió el 37% de la asistencia total en 1996. Recientemente también ha aumentado la proporción correspondiente a los países del África septentrional y el Asia occidental. En cambio, América Latina y el Caribe y Europa recibieron proporcionalmente menos asistencia internacional en 1996 que en años anteriores.
  39. III. Recursos financieros nacionales destinados a actividades de población

  40. Tras la celebración de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, el FNUAP se comprometió a reunir información amplia sobre las corrientes nacionales de recursos a fin de enriquecer su base de datos sobre la asistencia prestada por donantes externos. En junio de 1997 se enviaron cuestionarios a 62 representantes del FNUAP encargados de las actividades del FNUAP en 154 países; en total, se enviaron más de 600 cuestionarios a órganos gubernamentales y organizaciones no gubernamentales en esos países.
  41. Al 5 de noviembre de 1997, fecha en que expiraba el plazo para preparar el presente informe, 53 países habían proporcionado información sobre las corrientes financieras nacionales destinadas a las actividades de población, en otros casos se estaba procesando la información de ellos, 17 eran países de África al sur del Sáhara, 12 de Asia y el Pacífico, 15 de América Latina y el Caribe, cuatro del Asia occidental y el África septentrional y cinco de Europa oriental. La población de los países que presentaron respuestas representa más del 60% del total de la población mundial de los países en desarrollo y los países con economía en transición (con exclusión de China). Por región, los datos sobre los cuales el informe infra abarcan el 30% de la población de América Latina y el Caribe7, alrededor del 40% de la población de África al sur del Sáhara, el África septentrional y el Asia occidental y más de las tres cuartas partes de la de Asia (con exclusión de China) y los países con economía en transición. Se presentará un documento oficioso en el que se dará a la Comisión una idea más cabal de la que puede darse en la actualidad sobre las corrientes financieras nacionales.
  42. A. Total estimado de las corrientes de recursos nacionales (gobiernos y organizaciones no gubernamentales)

  43. En el cuadro 1 figuran estimaciones de las corrientes financieras nacionales procedentes de dos fuentes principales: los gobiernos y las organizaciones no gubernamentales. Una tercera fuente nacional importante de financiación, el sector privado (particulares y hogares), no puede incluirse por ahora por no disponerse de datos suficientes. Dejando de lado la financiación privada, se estima que la cuantía mundial de las corrientes de recursos nacionales para actividades de población en 1996 destinados a la totalidad de los países en desarrollo y los países con economía en transición es del orden de los 7.000 millones de dólares, según puede verse en el cuadro 1 (primera columna)8. Esa estimación provisonal se basa en datos de 1996 procedentes de 53 países y tal vez deba ser revisada cuando se reciba información de otros países. Sobre la base de una estimación existente de la proporción de recursos privados en el total de recursos nacionales (14%), se calcula que el total mundial de las corrientes financieras nacionales destinadas a actividades de población en 1996 fue de unos 8.000 millones de dólares.
  44. Cuadro 1

    Gastos de gobiernos y organizaciones no gubernamentales en actividades de población en 1996: países en desarrollo y países con economía en transición

    Total nacional (en millones de dólares EE.UU.) Total nacional (en dólares EE.UU. por cada 100 habitantes)
    África al sur del Sáhara 200 37
    África septentrional y Asia occidental 5 300 91
    América Latina y el Caribe 1 100 231
    Asia y el Pacífico 300 89
    Países con economía en transición 100 33
    Total general 7 000 88

    Nota: En la primera columna, el renglón "Asia y el Pacífico"

    incluye las estimaciones de 1995 correspondientes a China.

    B. Gastos per cápita de gobiernos y organizaciones no gubernamentales

  45. Al 5 de noviembre de 1997, se habían recibido y procesado 224 cuestionarios sobre corrientes de recursos nacionales procedentes de gobiernos y 261 cuestionarios procedentes de organizaciones no gubernamentales nacionales. En el cuadro 1 (segunda columna) figuran los resultados de la labor de reunión de datos hasta la fecha en que vencía el plazo para preparar el presente informe. Como era de esperar, los gobiernos y las organizaciones no gubernamentales del África al sur del Sáhara se encuentran entre los que menos gastan en el Programa de Acción de la Conferencia - apenas unos 37 dólares por cada 100 habitantes. Los países con economía en transición también gastan muy poco en las actividades relacionadas con la Conferencia. Los países del África septentrional y el Asia occidental asignan alrededor de 89 dólares por cada 100 habitantes y los países de Asia, con exclusión de China, gastan 91 dólares. Los países de América Latina y el Caribe, a diferencia de los de las otras regiones, gastan aproximadamente 231 dólares por cada 100 habitantes en el conjunto de servicios previstos en el Programa de Acción. Si se incluyen en el mismo grupo a todos los países en desarrollo y con economía en transición, los gastos de los gobiernos y las organizaciones no gubernamentales en actividades de población son de aproximadamente 88 dólares por cada 100 habitantes.
  46. C. Ingresos de organizaciones no gubernamentales nacionales

  47. En el cuadro 2 se da una idea general de las fuentes y el nivel de ingresos de las organizaciones no gubernamentales. En general, casi las dos terceras partes de los ingresos de esas organizaciones proceden de la asistencia internacional y la tercera parte restante proviene, por partes iguales, de gobiernos nacionales y de actividades generadoras de ingresos de las propias organizaciones. En el plano mundial, el volumen de ingresos de las organizaciones no gubernamentales que se ocupan de cuestiones de población es, por término medio, unos 4 dólares cada 100 habitantes. Esos datos indican que la repercusión de las organizaciones no gubernamentales como fuente nacional suplementaria de recursos financieros es relativamente pequeña en comparación con los programas oficiales.
  48. Como puede verse en la primera columna del cuadro 2, los Gobiernos del África al sur del Sáhara, Asia y el Pacífico y el África septentrional y el Asia occidental prestan escaso apoyo financiero a las organizaciones no gubernamentales. En los países con economía en transición, las organizaciones no gubernamentales reciben aproximadamente una quinta parte de sus ingresos de fuentes nacionales y las organizaciones no gubernamentales de América Latina y el Caribe obtienen más de dos quintas partes de los gobiernos9. En cambio, los ingresos generados por las propias organizaciones no gubernamentales (fundamentalmente pagos efectuados por los usuarios y donaciones filantrópicas) son importantes en algunas regiones, en particular en el África septentrional y el Asia occidental, en donde dos quintas partes del total de los ingresos de las organizaciones no gubernamentales tienen ese origen (véase la tercera columna del cuadro 2). No obstante, las organizaciones no gubernamentales con actividades en el África al sur del Sáhara dependen casi exclusivamente de la asistencia internacional para sus ingresos.
  49. Gráfico VII

    Asistencia para actividades de población por fuente de asistencia, 1990 a 1996

    Millones de dólares EE.UU.

    Nota: Los datos correspondientes a 1996 son de carácter provisional.

    Gráfico VIII

    Asistencia para actividades de población por región a la que se destinó la asistencia, 1990 a 1996

    Millones de dólares EE.UU.

    Nota: Los datos correspondientes a 1996 son de carácter provisional.

    Cuadro 2

    Ingresos nacionales de las organizaciones no gubernamentales destinados a actividades de población en 1996


    Procedentes de fuentes nacionales Procedentes de fuentes internacionales Generdos por las organizaciones no gubernamentales Total de todas las fuentes Ingresos por cada 100 habitantes
    Porcentaje
    En dólares EE.UU
    Àfrica a sur del Sàhara 2 89 8 100 8
    Àfrica septentrionale y Asia occidentale 2 58 40 100 5
    América Latine y el Carïbes 43 45 13 100 20
    Asia y el Pacífico 971211002
    Paises con economía en transitión 19 68 13 100 1
    Total general 18 65 17 100 4
    Nota: Como resultado de haberse redondeado las cifras, el total puede no ser exactamente 100.

  50. En la última columna del cuadro 2 se indica, en dólares de los Estados Unidos por cada 100 habitantes, el nivel de ingresos de las organizaciones no gubernamentales, en relación con la población a la que prestan servicios. Según puede verse, los ingresos por cada 100 habitantes van de 1 dólar en los países con economía en transición a 20 dólares en América Latina y el Caribe. En su conjunto, las organizaciones no gubernamentales administran sólo el 5% aproximadamente del total de fondos nacionales disponibles en los países en desarrollo y con economía en transición para ejecutar las actividades previstas por la Conferencia. En comparación con los programas oficiales de población, las actividades de las organizaciones no gubernamentales representan un porcentaje bajo del total de actividades en los países de Asia, en que sólo alrededor del 2% de los fondos son administrados por dichas organizaciones. En cambio, el quehacer de las organizaciones no gubernamentales es relativamente apreciable en el África al sur del Sáhara, donde administran más de una cuarta parte de la totalidad de los fondos destinados a actividades de población.
  51. D. Estudios de casos: Indonesia10

  52. En agosto de 1997 se llevó a cabo un estudio a fondo de Indonesia como parte del proyecto del FNUAP y el Instituto Demográfico Interdisciplinario de los Países Bajos sobre corrientes de recursos. Se proyecta llevar a cabo siete estudios de casos en 1997 y 1998, con objeto de analizar en profundidad la cuestión de la calidad de los datos, verificar, sobre la base del estudio de casos reales, los métodos de reunión de datos para los proyectos, investigar más detenidamente otras fuentes de financiación (organizaciones no gubernamentales, sector privado) y determinar la influencia del Programa de Acción de la Conferencia en las corrientes de recursos.
  53. Entre las conclusiones generales del estudio, cabe señalar que, aunque la asistencia externa desempeñó un importante papel al comienzo del programa de población de Indonesia, en la actualidad el Gobierno financia casi el 90% del costo total del programa. Las organizaciones no gubernamentales nacionales, que desempeñan una función cada vez más importante en la prestación de servicios, dependen en gran medida de los recursos externos. Ello significa que siguen necesitándose las aportaciones de donantes para apoyar a las organizaciones no gubernamentales, así como para promover la cooperación Sur-Sur.
  54. La evolución de programas centrados en la planificación de la familia hacia programas en que se presta mayor atención a la salud reproductiva está teniendo lugar en forma natural. El Gobierno se propone seguir reduciendo los fondos que proporciona para las actividades relacionadas con las cuestiones de población y dejar que el sector privado asuma una mayor función. Se prevé que para el año 2000, el 50% de los servicios anticonceptivos serán prestados por el sector privado y la participación del Gobierno disminuirá, con el tiempo, a 20%.
  55. En el estudio se estimó el costo que tendría la utilización de anticonceptivos por hogares familiares en Indonesia. De un total de 82 millones de dólares gastados en anticonceptivos en 1995 por las familias 35 millones de dólares se gastaron en dispensarios estatales y 47 millones de dólares se encauzaron por conductos totalmente privados. Según la información disponible, en 1996 el Gobierno y las organizaciones no gubernamentales de Indonesia gastaron un total de 244 millones de dólares en el conjunto de servicios previstos en el Programa de Acción de la Conferencia. Por consiguiente, en Indonesia los hogares efectúan una proporción considerable del total de los gastos -por lo menos una cuarta parte-; es, pues, evidente que deben tenerse en cuenta los desembolsos del sector privado al proyectarse las corrientes totales de recursos.
  56. IV. Movilización y necesidades de recursos para ejecutar el Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo

  57. En el Programa de Acción de la Conferencia se estimó que, en los países en desarrollo y con economía en transición, la ejecución de programas en la esfera de la salud reproductiva, la planificación de la familia, la prevención de enfermedades de transmisión sexual (incluido el VIH y el SIDA) y el análisis de políticas de población y desarrollo costaría 17.000 millones de dólares en el año 2000. En el Programa de Acción se recomendaba que aproximadamente dos terceras partes de los gastos proyectados en los países en desarrollo fueran financiadas por fuentes nacionales y hasta una tercera parte (5.700 millones de dólares) por la comunidad internacional de donantes. Ésos eran objetivos a nivel mundial que no siempre serían aplicables a nivel regional o nacional.
  58. Además del costo del conjunto de los servicios en materia de población, en el Programa de Acción se prevén programas de desarrollo socioeconómico encaminados a consolidar el sistema de prestación de servicios de atención primaria de la salud y los programas de supervivencia infantil, impartir educación básica universal, mejorar la situación de la mujer y darle mayor control sobre sus circunstancias, generar empleos, hacer frente a los problemas ambientales, prestar servicios sociales y promover la erradicación de la pobreza mediante el crecimiento económico sostenido.
  59. Se necesitarán más recursos para apoyar programas que permitan lograr las metas sociales más amplias mencionadas en el párrafo precedente. Una importante medida en tal sentido es la iniciativa de 20/20, con arreglo a la cual los donantes se comprometerían a asignar el 20% de su asistencia para el desarrollo al mejoramiento de los servicios sociales básicos, mientras que los países en desarrollo convendrían en asignar el 20% de sus prepuestos de desarrollo al mismo fin. Los Gobiernos de Noruega y los Países Bajos patrocinaron una reunión internacional, celebrada en Oslo en abril de 1996, en la que los países interesados examinaron la forma de poner en práctica esos acuerdos. Se prevé celebrar otra reunión en Viet Nam, en septiembre de 1998, para analizar los progresos alcanzados en la puesta en práctica del concepto 20/20. En la reunión de 1998 se examinará el caso concreto del acuerdo de aplicación de ese concepto en Namibia. Un estudio de los recursos destinados a servicios sociales básicos terminado recientemente en Namibia indica que tanto los fondos asignados por el Gobierno como el apoyo de los donantes han sobrepasado el 20%, con lo cual se ha logrado un desarrollo equilibrado.
  60. A. Iniciativas sobre las corrientes de recursos

  61. En los tres años transcurridos desde la celebración de la Conferencia, los gobiernos y la comunidad internacional han tomado varias iniciativas para incrementar las corrientes de recursos destinados a la ejecución del Programa de Acción de la Conferencia. En el presente informe sólo se examinarán las medidas más recientes, es decir, las medidas adoptadas con posterioridad al informe del año pasado, en el que se mencionaban, en particular, las iniciativas de varios gobiernos donantes, entre ellos los del Japón, Alemania, el Reino Unido, Dinamarca, los Países Bajos y Australia.
  62. El FNUAP organizó una reunión con donantes en febrero de 1997 para examinar los progresos logrados desde la celebración de la Conferencia en la movilización de recursos y estudiar nuevos medios de obtener más fondos. Los participantes en la reunión hicieron hincapié en que era necesario que el sector privado se sumara a los donantes. También se señaló que había que analizar detenidamente las consecuencias que acarrearía el hecho de que no se lograran los objetivos de la Conferencia en las esferas de la fecundidad, la mortalidad y la salud, y que era necesario difundir los resultados para hacer ver a los encargados de adoptar decisiones la necesidad imperiosa de aumentar el caudal de recursos para esas actividades. Los miembros del Comité de Asistencia para el Desarrollo de la OCDE siguen asignando gran importancia a las actividades de población, como se señala en un reciente documento de estrategia titulado Conformando el siglo XXI: contribución de la cooperación para el desarrollo. El informe publicado por la secretaría del Comité en agosto de 1997, titulado "Cumplirán los donantes con los compromisos contraídos en la Conferencia de El Cairo?", en el que se examinan las razones por las que debería incrementarse la asistencia internacional para la ejecución del Programa de Acción, constituye un llamado de alerta para los miembros del Comité.
  63. Por medio del Programa conjunto y de copatrocinio de las Naciones Unidas sobre el virus de inmunodeficiencia humana/síndrome de inmunodeficiencia adquirida se ha puesto en ejecución un programa mundial encaminado a vigilar los recursos financieros externos y nacionales asignados a la prevención y el tratamiento del VIH y el SIDA. La información que se obtenga de esa nueva fuente resultará útil para calcular mejor los recursos que se asignan a la prevención de las enfermedades de transmisión sexual, el VIH y el SIDA, uno de los cuatro componentes principales del conjunto de medidas previstas por la Conferencia.
  64. La Unión Europea sigue aumentando la asistencia en la esfera de la salud reproductiva. Además del acuerdo de cooperación con el FNUAP, por valor de 31 millones de dólares, para apoyar programas de población en países de Asia, la Unión Europea está negociando con la India los fondos para un nuevo proyecto de salud reproductiva e infantil por valor de unos 232 millones de dólares. La Unión Europea también ha seguido consolidando sus vínculos con el FNUAP mediante varios acuerdos multibilaterales de ejecución de proyectos de población en América Latina, África y los países de la Comunidad de Estados Independientes.
  65. Teniendo en cuenta la tendencia desfavorable registrada a nivel de las corrientes de recursos en 1996, la Fundación Hewlett tomó la iniciativa de crear un grupo oficioso de fundaciones filantrópicas privadas con especial interés en garantizar que se movilizaran suficientes recursos para ejecutar el Programa de Acción. Uno de los objetivos del grupo consistirá en ampliar la base de recursos, para ello se tratará de lograr que posibles donantes del sector privado tomen conciencia de la necesidad de alcanzar las metas fijadas por la Conferencia.
  66. En julio de 1997, el FNUAP patrocinó una reunión de donantes, fabricantes de anticonceptivos y países en desarrollo para ayudar a expandir los mercados de anticonceptivos orales en los países en desarrollo. Las deliberaciones se centraron en la forma de combinar la experiencia de las empresas en expansión de mercados con la necesidad del sector público de prestar servicios a los sectores de la población de más bajos ingresos.
  67. El FNUAP participa en las iniciativas del Secretario General encaminadas a ampliar los contactos con el sector privado, a fin de repartir mejor la carga y apoyar la reforma de los aspectos financieros de las actividades operacionales de las Naciones Unidas.
  68. B. Análisis suplementario de las necesidades de recursos

  69. En el Programa de Acción de la Conferencia se insta a la comunidad internacional a examinar con carácter periódico las necesidades específicas de los países en materia de población y desarrollo (párr. 16.28). En el Programa de Acción se proporcionaban estimaciones de los recursos necesarios a nivel mundial y en un documento de antecedentes elaborado para la Conferencia se estimaron las necesidades regionales. No obstante, todavía hay que mejorar la información sobre las necesidades en el ámbito nacional.
  70. La determinación del costo de determinados componentes de la salud reproductiva sigue siendo un problema importante al que deberán hacer frente los países, conforme traten de orientar sus programas hacia la consecución de las metas de la Conferencia. El Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud patrocinaron una reunión oficiosa encargada de examinar la función del análisis económico y financiero en la elaboración de programas y proyectos de salud reproductiva. El Consejo Nacional de Investigaciones de los Estados Unidos de América publicó recientemente un importante estudio titulado Reproductive Health in Developing Countries: Expanding Dimensions, Building Solutions, en el que se examinan en detalle cuestiones operacionales y también se trata la cuestión de los costos. Entre otras iniciativas figuran un programa del Consejo de Población que ayudará a definir mejor los componentes operacionales necesarios para mejorar la calidad de la atención en la prestación de servicios, prevenir las consecuencias del aborto en condiciones peligrosas, mejorar la atención posparto, e incorporar la prevención de las enfermedades de transmisión sexual en los servicios de salud reproductiva. Esas y otras iniciativas están sentando las bases para que puedan estimarse mejor los recursos necesarios a nivel nacional.
  71. V. Sistema de reunión de datos sobre las corrientes de recursos financieros

  72. Desde la presentación del informe más reciente a la Comisión en 1997, el FNUAP ha ampliado y mejorado su sistema de reunión de datos. Además de vigilar la asistencia internacional destinada a las actividades de población y de publicar anualmente sus conclusiones en el Global Population Assistance Report, el FNUAP y el Instituto Demográfico Interdisciplinario de los Países Bajos están colaborando en la reunión sistemática de datos sobre las corrientes de recursos nacionales para actividades de población.
  73. El proyecto en el que colaboran el FNUAP y el Instituto Demográfico ha permitido no sólo tener una idea más cabal del volumen de las corrientes de recursos internacionales, sino también reunir sistemáticamente datos sobre los fondos asignados y los gastos efectuados por los gobiernos en el plano nacional, así como los fondos que destinan las organizaciones no gubernamentales a las actividades de población, según queda documentado en el presente informe. Se ha establecido una base de datos sobre las corrientes de recursos internacionales y nacionales, que se actualizará anualmente y constituirá una valiosa fuente de información para todas las organizaciones que se ocupan de las cuestiones de población.
  74. El Instituto Demográfico Interdisciplinario de los Países Bajos ha creado una página de presentación en la Internet; cuya dirección figura a continuación:
  75. http://www.nidi.nl/resflows.

    Se ha programado celebrar una reunión a comienzos de 1998 en la sede del Instituto Demográfico para examinar la reunión y clasificación de datos en relación con el conjunto de servicios cuyo costo estimó la Conferencia como parte de los preparativos de la serie de cuestionarios de 1997 que se utilizarán para reunir datos sobre las corrientes de recursos aportados por donantes y las corrientes nacionales en 1997. Se prevé que a la reunión asistirán las partes interesadas en mejorar la metodología para la reunión de datos, entre ellas las organizaciones donantes.

    Clasificación de las actividades de población

  76. A los datos reunidos en 1995 y 1996 sobre las corrientes de recursos, se ha tratado de aplicar el enfoque de la Conferencia, introduciendo una clasificación de las actividades de población que sigue más de cerca los componentes del conjunto de servicios cuyo costo estimó la Conferencia en el Programa de Acción. En los cuestionarios de 1995 figuraban algunas categorías de actividades de población no incluidas en versiones anteriores, entre ellas categorías separadas para los gastos en servicios básicos de salud reproductiva no vinculados con la planificación de la familia, como los servicios de diagnóstico, tratamiento, consulta y asesoramiento en materia de enfermedades de transmisión sexual, incluidos el VIH y el SIDA, y la prevención de enfermedades de transmisión sexual y del VIH y el SIDA y los servicios de salud de la madre, el niño y el lactante.
  77. Para la serie de cuestionarios de 1996 se volvieron a modificar ligeramente las categorías de las actividades de población a fin de tener en cuenta los sistemas de registro utilizados por los organismos que suministran los datos. En 1996 la modificación principal consistió en excluir de la labor de reunión de datos los gastos y las asignaciones en relación con la atención de niños y lactantes. En consecuencia, la labor de reunión de datos en 1996 se concentró en las cuatro categorías siguientes: servicios de planificación de la familia, servicios básicos de salud reproductiva, actividades de prevención de las enfermedades de transmisión sexual, el VIH y el SIDA e investigación básica, reunión de datos y análisis de políticas de población y desarrollo.
  78. Es importante destacar que para las cifras correspondientes a 1995 y 1996 se han utilizado componentes de clasificación ligeramente distintos de los utilizados para las cifras correspondientes a los años anteriores. Esas modificaciones de la clasificación se introdujeron en los años de transición posteriores a la Conferencia, conforme se han ido actualizando los sistemas de registro de datos para incorporar el marco de la Conferencia. A medida que se vayan resolviendo las dificultades con que se tropieza para calcular con precisión, a partir de programas amplios de salud reproductiva el costo de los distintos componentes del conjunto de servicios previstos en el Programa de Acción, será posible proporcionar una serie coherente de datos ajustados retrospectivamente para incluir una lista determinada de componentes.
  79. VI. Conclusiones

  80. En el presente informe se analizan las corrientes de recursos financieros destinadas a actividades de población en 1995 y también, aunque con carácter provisional, en 1996. En 1996, la asistencia internacional prestada por donantes para actividades de población y encauzada por conductos bilaterales, y multilaterales y el sector privado, así como los bancos de desarrollo, disminuyó a unos 1.800 millones de dólares, tras haber aumentado considerablemente los dos años anteriores. Esa disminución obedeció en parte al estancamiento o la disminución generales de la asistencia oficial para el desarrollo y a las difíciles circunstancias a que debieron hacer frente varios países donantes en 1996, así como a cambios en las definiciones empleadas en la reunión de datos y a una importante reducción de la asistencia proporcionada por un país donante. En cambio, el presente análisis reveló como elementos positivos la prioridad que varios donantes seguían dando a la asistencia para actividades de población y la creciente proporción de la asistencia oficial para el desarrollo que se destinaba a esas actividades.
  81. También se reunió información sobre las corrientes financieras nacionales en los países en desarrollo y los países con economía en transición. Si bien esa información no estaba completa en cuando se redactó el presente informe, permitía estimar los esfuerzos que están desplegando esos países para ejecutar el Programa de Acción de la Conferencia. Se estimó que la cuantía en 1996 de las corrientes financieras nacionales en esos países destinadas a asistir en la ejecución del Programa de Acción de la Conferencia procedentes del Gobierno, las organizaciones no gubernamentales y el sector privado había sido de 8.000 millones de dólares en 1996, cifra que representa aproximadamente el 80% del total de recursos disponibles para programas de población. Ese alto porcentaje general oculta, no obstante, la proporción mucho más baja que representan las corrientes financieras nacionales en los países más pobres, que carecen de capacidad para generar los recursos necesarios. Así, si se excluye del total a la India, China, Indonesia y México, la proporción de las corrientes financieras nacionales en los países restantes disminuye a apenas un poco más de la mitad, lo cual significa que esos países dependen de las fuentes externas para casi la mitad de los recursos necesarios para financiar los programas de población.
  82. Sobre la base de los resultados preliminares obtenidos analizando los datos reunidos, se estima que el total de recursos mundiales movilizados en 1996 ascendió a unos 10.000 millones de dólares. La comparación de esa cifra con las cifras estimadas correspondientes a años anteriores puede inducir a error, porque las definiciones a los fines de la clasificación han evolucionado para tener en cuenta el marco de la Conferencia y porque la cantidad y la calidad de los datos sobre las corrientes de recursos correspondientes a 1996 son superiores a las de la información disponible en años anteriores.
  83. En el presente informe se ha podido documentar mucho mejor las corrientes financieras a todos los niveles; para ello se tomó como base el informe del año pasado, que, por contener por primera vez un análisis de los datos sobre las corrientes financieras nacionales, era superior a los informes anteriores. El hecho de que el presente informe sea mejor es resultado fundamentalmente del nuevo acuerdo concertado por el FNUAP y el Instituto Demográfico Interdisciplinario de los Países Bajos para establecer y actualizar una base de datos de corrientes financieras. Si bien, como cabía prever, el sistema ha experimentado algunos problemas en su fase inicial, paulatinamente permitirá proporcionar a la comunidad internacional los datos sobre corrientes financieras mundiales que necesita para vigilar la ejecución del Programa de Acción de la Conferencia.
  84. Resulta alentador observar que, desde que se celebró la Conferencia, varios gobiernos donantes han adoptado políticas muy positivas en materia de asistencia para las actividades de población y que el volumen de las corrientes de recursos nacionales ha seguido siendo elevado. La mayor importancia que muchos donantes han asignado a las actividades de población en el contexto del total de desembolsos de la asistencia oficial para el desarrollo constituyó otro acontecimiento positivo en 1996. Sin embargo, el nivel general de la asistencia externa ha disminuido, lo cual resulta particularmente desalentador después del optimismo manifestado en el informe del año pasado, en el que se describía el promisorio aumento de la asistencia de los donantes durante dos años. Es de esperar que 1996 resulte un paréntesis y que puedan movilizarse mayores recursos para la consecución de las metas que se fijaron en la Conferencia para el año 2000. Para que el Programa de Acción pueda ser ejecutado con éxito se necesitará un nivel más elevado de recursos, así como una utilización más eficiente de recursos. El África al sur del Sáhara, ciertas partes de Asia y los países menos adelantados de todo el mundo necesitarán que la comunidad internacional aporte cuantías cada vez mayores; asimismo, todos los países deberían incrementar los recursos que destinan a las actividades de población y a la salud reproductiva.


  85. Notas

    1/Véase Documentos Oficiales del Consejo Económico y Social, 1995, Suplemento No. 27 (E/1995/27).

    2/Informe de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, El Cairo, 5 a 13 de septiembre de 1994 (publicación de las Naciones Unidas, número de venta: S.95.XIII.18), cap. I, resolución 1, anexo I.

    3/Aún no se dispone de la información correspondiente a 1996 en relación con el Japón, país que contribuye sumas importantes para las actividades de población, de modo que en el presente informe se ha utilizado el nivel de la asistencia prestada en 1995. Para las estimaciones relativas a España, Francia, Luxemburgo y Portugal sólo se tuvieron en cuenta las contribuciones que hicieron al FNUAP en 1996, ya que aún no se han recibido sus respuestas a los cuestionarios.

    4/Hasta la fecha no se dispone de datos sobre la asistencia de los Estados Unidos para la prevención de enfermedades de transmisión sexual el VIH y el SIDA.

    5/Alemania informó de que los gastos efectivos en 1996 ascendían a 96 millones de dólares de los EE.UU., mientras que el valor de las asignaciones (u obligaciones) era de 127 millones de dólares; sin embargo, para mantener la coherencia, los montos correspondientes a 1996 aportados por todos los donantes se registran como gastos en la base de datos sobre corrientes de recursos y se presentarán como tales.

    6/Los datos sobre los ingresos del FNUAP correspondientes a 1997 todavía son provisionales.

    7/Se están procesando los cuestionarios enviados por el Brasil, pero la información no pudo utilizarse para preparar el presente informe.

    8/El método de estimación que se emplea es sencillo. Se multiplican las cifras que aparecen en la última columna del cuadro 1 por el total de habitantes de cada región en 1996 y luego se suman. Como los datos de China no se recibieron a tiempo para incluirlos en el presente informe, se añadieron las estimaciones correspondientes a 1995 a las correspondientes a la región de Asia y el Pacífico. El total de gastos de China (estimado en 3.500 millones de dólares en 1995) se distribuyó entre los cuatro componentes del Programa de Acción de la Conferencia en la misma proporción que en el resto de Asia. Además, cuando se preparó el presente informe, todavía no se había determinado en qué categoría se incluiría la suma de 471 millones de dólares de los EE.UU. que el Gobierno de México había indicado que destinaba a las actividades de promoción por radio y televisión, ni se la había ingresado en la base de datos. El hecho de que no se disponga de toda la información y la simplicidad del método utilizado exigen que se traten con cautela las estimaciones preliminares que contiene el informe.

    9/Si bien la gran mayoría de los ingresos que las organizaciones no gubernamentales obtienen de fuentes nacionales provienen del Gobierno, algunas pequeñas cantidades pueden proceder de fundaciones nacionales o fuentes no identificadas.

    10/El FNUAP publicará por separado un informe sobre el estudio de la situación en Indonesia; antes de concluir 1997 se llevarán a cabo estudios similares en Egipto y el Senegal.