United Nations

E/1997/27


Commission on the Status of Women

 Distr. GENERAL



E/1997/27 CSW - Informe sobre el 41~ peri'odo de sesiones

          C.  Cuestiones que se sen~alan a la atencio'n del Consejo

3.   Se sen~ala a la atencio'n del Consejo el texto presentado por la
Presidenta de la Comisio'n sobre el seguimiento de las conclusiones
convenidas 1996/1 del Consejo Econo'mico y Social (ve'ase pa'rr. 178, cap.
II).


                         1.  Conclusiones convenidas

4.   Tambie'n se sen~alan a la atencio'n del Consejo las siguientes
conclusiones convenidas adoptadas por la Comisio'n.


  Conclusiones convenidas 1997/4.  Educacio'n y capacitacio'n de la mujer*

1.   Existe un consenso amplio en cuanto a que la educacio'n y la
capacitacio'n de la mujer y la nin~a, especialmente, proporciona un
rendimiento social y econo'mico elevado, adema's de su condicio'n previa
para la habilitacio'n de la mujer.  La educacio'n debe tener como objetivo
elevar y promover la conciencia de que los derechos de la mujer son
derechos humanos.  Los gobiernos, organismos nacionales, regionales e
internacionales, los donantes bilaterales y multilaterales y la sociedad
civil, inclusive las organizaciones no gubernamentales, deberi'an continuar
desplegando esfuerzos especiales a fin de reducir la tasa de analfabetismo
femenino por lo menos a la mitad de la tasa de 1990, con especial hincapie'
en las mujeres de zonas rurales, las mujeres migrantes, las refugiadas y
las desplazadas internamente, asi' como las mujeres incapacitadas, de
conformidad con la Plataforma de Accio'n de Beijing16/.

2.   Los gobiernos y todos los dema's agentes deberi'an desplegar esfuerzos
especiales para alcanzar los puntos de referencia establecidos en la
Plataforma de Accio'n de acceso universal a la ensen~anza ba'sica y
terminacio'n de la ensen~anza primaria por el 80%, por lo menos, de los
nin~os en edad escolar antes del an~o 2000; superar las diferencias por
razones de ge'nero en la ensen~anza primaria y secundaria antes del an~o
2005; proporcionar ensen~anza primaria universal en todos los pai'ses antes
del an~o 2015; y considerar la posibilidad de prestar asistencia
multilateral y bilateral.

3.   Los gobiernos que au'n no lo hayan hecho deberi'an preparar sus
estrategias y planes de accio'n nacionales para la aplicacio'n de la
Plataforma de Accio'n e indicar en ellos en que' forma coordinara'n las
instituciones competentes las medidas encaminadas al logro de los objetivos
y las metas para la educacio'n.  Las estrategias deberi'an ser amplias,
contar con calendarios y datos de referencia para fines de vigilancia e
incluir propuestas relativas a la asignacio'n y reasignacio'n de recursos
relacionados con la aplicacio'n.  Tal vez seri'a necesario tambie'n
movilizar fondos adicionales procedentes de todas las fuentes para que
nin~as y mujeres, lo mismo que nin~os y hombres, en pie de igualdad,
pudieran finalizar su educacio'n.

4.   Los gobiernos donantes deberi'an cumplir el objetivo convenido del
0,7% del producto nacional bruto de asistencia oficial para el desarrollo
en general lo antes posible; y los socios interesados de los pai'ses
desarrollados y en desarrollo, una vez contrai'do el compromiso mutuo de
asignar, por te'rmino medio, el 20% de la asistencia oficial para el
desarrollo y el 20% del presupuesto nacional a programas sociales ba'sicos,
deberi'an tener en cuenta la perspectiva de ge'nero.


*     El examen figura en los pa'rrafos 172 a 175 del capi'tulo II.


5.   Los gobiernos y dema's agentes deberi'an promover una poli'tica activa
y visible de incorporacio'n de una perspectiva de ge'nero en todas las
poli'ticas y programas, teniendo en cuenta, entre otras cosas, la
desigualdad de acceso a las oportunidades de educacio'n y la inadecuacio'n
de e'stas, y teniendo en cuenta tambie'n a las jo'venes y las mujeres en
circunstancias especialmente difi'ciles.  Las cuestiones relativas a la
educacio'n, la capacitacio'n y el aprendizaje permanente de la mujer
deberi'an incorporarse en las poli'ticas nacionales a todos los niveles, en
las poli'ticas relativas a la igualdad de oportunidades, y en los planes
nacionales de desarrollo humano, en los casos en que los haya.  Los
mecanismos nacionales para el adelanto de la mujer y los encargados de
formular poli'ticas a nivel de gobierno, las organizaciones de empleadores,
los sindicatos, las organizaciones no gubernamentales y el sector privado
deberi'an colaborar para asegurarse de que en todas las poli'ticas se
tuviesen en cuenta las preocupaciones en materia de ge'nero y de que la
mujer y las organizaciones de mujeres participasen en el proceso de
formulacio'n de poli'ticas.

6.   En la formulacio'n integrada de poli'ticas deberi'a destacarse la
relacio'n reci'proca entre las poli'ticas de educacio'n y capacitacio'n,
por una parte, y las poli'ticas del mercado laboral por la otra, poniendo
de relieve el empleo y la empleabilidad de la mujer.  En el aumento de la
empleabilidad de la mujer tienen gran importancia la educacio'n ba'sica y
la capacitacio'n profesional, especialmente en el campo de la ciencia y la
tecnologi'a.  En vista de la elevada presencia de la mujer en regi'menes de
jornada flexible y de trabajo ati'pico, seri'a especialmente importante
facilitar a la mujer la participacio'n en la "capacitacio'n en el puesto de
trabajo", de forma que pudiera asegurarse su empleo y avanzar en su
carrera.

   Deberi'a intensificarse la sensibilizacio'n con respecto a la
necesidad de reasignar las tareas dentro de la familia, a fin de disminuir
la sobrecarga de la mujer.

8.   Las oficinas nacionales de estadi'stica, los ministerios competentes,
las instituciones de investigacio'n, las agrupaciones de mujeres y las
organizaciones de trabajadores y empleadores deberi'an proporcionar a la
mujer, a los gobiernos, a los encargados de formular poli'ticas y a quienes
facilitan capacitacio'n la mejor informacio'n que se pueda obtener sobre el
mercado laboral.  Un sistema de informacio'n redisen~ado, pertinente y
actualizado sobre el mercado laboral deberi'a proporcionar datos
desglosados por sexo sobre capacitacio'n, inclusive capacitacio'n
patrocinada por los empleadores, tendencias actuales en materia de empleo,
ingresos y oportunidades futuras de empleo.

9.   Los programas de educacio'n y capacitacio'n de adultos deberi'an
desarrollarse con una perspectiva amplia, incorporando no so'lo la
alfabetizacio'n y los conocimientos aritme'ticos ba'sicos, sino tambie'n la
capacidad de aprendizaje a lo largo de la vida y el aumento de la capacidad
de generar ingresos.  Deberi'an adoptarse medidas para eliminar los
obsta'culos a la participacio'n de la mujer en los programas de educacio'n
de adultos, por ejemplo, estableciendo las estructuras necesarias para el
cuidado de los nin~os y otras personas a cargo.

10.  Las mujeres que desean comenzar o mejorar una microempresa o empresa
pequen~a deberi'an tener acceso no so'lo a servicios de apoyo financiero,
sino tambie'n a una capacitacio'n basada en la especializacio'n para
ayudarlas a lograr la buena gestio'n de sus negocios.

11.  Los gobiernos deberi'an cumplir sus responsabilidades de proporcionar
educacio'n y capacitacio'n.  Las poli'ticas oficiales deberi'an asegurar
que los distintos agentes en la esfera de la educacio'n y la capacitacio'n
proporcionaran y promovieran iguales oportunidades para las mujeres y los
hombres.  Los gobiernos deberi'an fomentar la cooperacio'n entre los
sectores pu'blico y privado, incluidas las organizaciones no
gubernamentales, los sindicatos, las organizaciones de empleadores y las
cooperativas, a fin de que el proceso de capacitacio'n sea pertinente,
eficiente y eficaz.  Los ciudadanos deberi'an ayudar a movilizar
actividades gubernamentales y no gubernamentales en las que se reflejara el
importante papel que pueden desempen~ar los medios de difusio'n, a fin de
lograr la igualdad de los ge'neros en la educacio'n, la capacitacio'n y el
empleo.  Las organizaciones de empleadores y de trabajadores deberi'an
desempen~ar un papel decisivo en el suministro de formacio'n profesional a
nivel nacional y local.  A los gobiernos deberi'a corresponder, en
definitiva, la responsabilidad de elaborar estrategias que garantizaran la
participacio'n de la mujer en el suministro de educacio'n y capacitacio'n,
especialmente para las mujeres de zonas remotas o las mujeres con
limitaciones sociales, econo'micas, culturales y fi'sicas.

12.  Los planificadores educacionales y los encargados de formular
poli'ticas, los gobiernos y otros agentes deberi'an desarrollar programas
de educacio'n, capacitacio'n te'cnica y aprendizaje permanente en los que
se reconociesen estos elementos como partes integrantes de un proceso sin
solucio'n de continuidad.  Ello significa que deberi'an valorarse y
reconocerse los conocimientos teo'ricos y pra'cticos adquiridos mediante la
ensen~anza oficial, no oficial y extraescolar y las actividades
comunitarias, asi' como los conocimientos tradicionales.  Los programas
deberi'an tener un enfoque integral, asegurando a la mujer condiciones de
igualdad a lo largo de todo el proceso en una nueva cultura de aprendizaje
en que participen individuos, empresas, organizaciones y la sociedad en
general.

13.  Los planificadores de la educacio'n y los encargados de formular
poli'ticas deberi'an dar renovada importancia a la ensen~anza de las
matema'ticas, las ciencias y la tecnologi'a a las mujeres y las nin~as.  A
fin de desarrollar las aptitudes requeridas, es necesario que las mujeres
tengan pleno acceso a la ensen~anza de las ciencias y la tecnologi'a en
todos los niveles, incluida la utilizacio'n de tecnologi'as modernas como
la de la informacio'n, a la formacio'n profesional y al aprendizaje
permanente.  Recurriendo a una amplia gama de estrategias y modalidades
deberi'an realizarse esfuerzos, por ejemplo, mediante el desarrollo de
servicios de informacio'n y orientacio'n profesional para nin~as y mujeres,
a fin de promover su participacio'n en las esferas en las que este'n poco
representadas, como la ciencia, la ingenieri'a y la tecnologi'a, y de
alentarlas a participar activamente en la elaboracio'n de nuevas
tecnologi'as en todas las etapas del proceso:  desde el disen~o hasta la
aplicacio'n, la vigilancia y la evaluacio'n.

14.  El desarrollo de material dida'ctico, ha'bitos escolares y programas
de estudios sensibles a las cuestiones de ge'nero y una mayor
concienciacio'n y capacitacio'n perio'dica en materia de ge'nero del
personal docente es un requisito previo para destruir los estereotipos de
ge'nero y desarrollar una educacio'n y capacitacio'n no discriminatorias
dirigidas al desarrollo fi'sico e intelectual de nin~as y nin~os.  La
capacitacio'n de los maestros es un componente fundamental para difundir
los programas sensibles a las cuestiones de ge'nero con objeto de eliminar
expectativas de conducta diferenciales con respecto a nin~as y nin~os, que
refuerzan la divisio'n del trabajo por ge'nero.  Es preciso investigar y
difundir ampliamente te'cnicas de fomento de la capacidad de los maestros
para impartir una instruccio'n sensible a las cuestiones de ge'nero a fin
de apoyar el desarrollo de programas de estudios multiculturales y
sensibles a las cuestiones de ge'nero en todas las esferas de la
instruccio'n.

15.  Deberi'a mejorar la contratacio'n, capacitacio'n, condiciones de
trabajo y categori'a del personal docente, especialmente de las mujeres, y
deberi'a desarrollarse la capacitacio'n sensible a las cuestiones de
ge'nero de maestros, capacitadores de maestros, administradores y
planificadores escolares.  Deberi'an estimularse los programas de accio'n
positiva a fin de superar la escasa representacio'n de la mujer en la
gestio'n de la educacio'n.

16.  Deberi'a promoverse el recurso a los instrumentos con que se cuente
para asegurar la igualdad de la educacio'n y la capacitacio'n, tales como
la investigacio'n, las campan~as informativas, los cursos de
perfeccionamiento para maestros, la preparacio'n de material dida'ctico
sensible a las cuestiones de ge'nero, las medidas de accio'n positiva y la
evaluacio'n de co'mo afectan a las cuestiones de ge'nero diversos factores. 
Todo ello estari'a dirigido a diversos agentes:  nin~as y nin~os, padres,
maestros, administradores escolares y encargados de formular poli'ticas.

17.  Los gobiernos deberi'an proporcionar acceso cada vez mejor a la
educacio'n y capacitacio'n no discriminatorias y crear entornos seguros y
estimulantes, a fin de retener a las nin~as y a las mujeres en las
instituciones escolares y de eliminar las disparidades de ge'nero en la
asistencia escolar a todos los niveles de la educacio'n, incluidos los ma's
elevados.  Las autoridades escolares, los padres y el personal
administrativo deben promover la seguridad en las escuelas y en las
actividades extraescolares.  Todos los agentes deben aunar esfuerzos para
implantar programas de alimentacio'n escolar, transporte e internados,
cuando sea necesario.  Es importante la contribucio'n de las organizaciones
no gubernamentales a todos los campos de la educacio'n y especialmente al
aprendizaje permanente.

18.  Los gobiernos y todos los agentes deberi'an reconocer la necesidad de
una educacio'n que tenga en cuenta las cuestiones relacionadas con el
ge'nero e impartirla desde una edad temprana, especialmente a los nin~os de
grupos que viven en circunstancias difi'ciles, y deberi'an garantizar la
calidad del aprendizaje permanente para las nin~as.

19.  Los gobiernos y todos los agentes sociales deberi'an fomentar la
ejecucio'n de programas de ensen~anza extraescolar y campan~as de
informacio'n para alentar el aprendizaje permanente entre las mujeres
adultas.

20.  Los o'rganos y organismos especializados de las Naciones Unidas
deberi'an, con arreglo a sus respectivos mandatos, recopilar y divulgar
informacio'n sobre los mejores me'todos o estrategias para retener a las
mujeres y las nin~as en el sistema de ensen~anza.

21.  Se deberi'a apoyar la realizacio'n de estudios sobre la mujer, y los
programas y las investigaciones correspondientes se deberi'an distribuir
entre las instituciones educativas y las organizaciones de mujeres con
objeto de proporcionar modelos, divulgar los aportes de las mujeres al
adelanto de sus sociedades y crear cimientos para la educacio'n y la
capacitacio'n basadas en la igualdad de los ge'neros.

22.   Teniendo en cuenta su responsabilidad general en cuanto a la
incorporacio'n de una perspectiva de ge'nero, el Secretario General
deberi'a seguir analizando y difundiendo ampliamente entre los gobiernos y
las organizaciones no gubernamentales, mediante Women 2000 y otras
publicaciones en los idiomas oficiales de las Naciones Unidas, la
informacio'n relativa a la educacio'n y la capacitacio'n de las mujeres
como parte del seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer
y la incorporacio'n de una perspectiva de ge'nero en las distintas
actividades.

  	

 


This document has been posted online by the United Nations Department of Economic and Social Affairs (DESA). Reproduction and dissemination of the document - in electronic and/or printed format - is encouraged, provided acknowledgement is made of the role of the United Nations in making it available.

Date last updated: 06 December 1999 by DESA/DAW
Copyright 1999 United Nations