United Nations

E/1997/27


Commission on the Status of Women

 Distr. GENERAL



E/1997/27 CSW - Informe sobre el 41~ peri'odo de sesiones

          C.  Cuestiones que se sen~alan a la atencio'n del Consejo

3.   Se sen~ala a la atencio'n del Consejo el texto presentado por la
Presidenta de la Comisio'n sobre el seguimiento de las conclusiones
convenidas 1996/1 del Consejo Econo'mico y Social (ve'ase pa'rr. 178, cap.
II).


                         1.  Conclusiones convenidas

4.   Tambie'n se sen~alan a la atencio'n del Consejo las siguientes
conclusiones convenidas adoptadas por la Comisio'n.


     Conclusiones convenidas 1997/2.  La mujer en el ejercicio del poder
                                     y la adopcio'n de decisiones*

1.   Se deberi'a aclarar la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n de
Beijing15/ para que la mujer lograra participar plenamente y en pie de
igualdad en la adopcio'n de decisiones a todos los niveles. 

2.   El logro del objetivo de que el hombre y la mujer participen por igual
en la adopcio'n de decisiones y la garanti'a de una participacio'n
poli'tica, econo'mica y social igualitaria de la mujer en todas las esferas
estableceri'an el equilibrio necesario para fortalecer la democracia.

3.   Los gobiernos y los o'rganos y organismos del sistema de las Naciones
Unidas, asi' como otras organizaciones internacionales, instituciones
sociales y organizaciones no gubernamentales, deberi'an acelerar,
individual y colectivamente, la aplicacio'n de estrategias que promuevan el
equilibrio de ge'nero en la adopcio'n de decisiones poli'ticas, incluso en
la prevencio'n y solucio'n de conflictos.  Deberi'an incorporar en todas
las etapas de la formulacio'n de poli'ticas y la adopcio'n de decisiones
una perspectiva de ge'nero, incluido el uso de evaluaciones de su
repercusio'n desde el punto de vista del ge'nero.  Tambie'n deberi'an tener
en cuenta los diversos estilos de adopcio'n de decisiones y pra'cticas de
organizacio'n y tomar las medidas necesarias para velar por que en el lugar
de trabajo se tengan en cuenta las cuestiones de ge'nero, no exista acoso
sexual y se cuente con reconocida capacidad para contratar, otorgar
ascensos y retener a personal femenino.  Se deberi'an mejorar las
estructuras y procesos de adopcio'n de decisiones para alentar la
participacio'n de la mujer, incluso a nivel comunitario.


*     El examen figura en los pa'rrafos 162 a 168 del capi'tulo II.


4.   Habri'a que prestar apoyo a la investigacio'n, incluida una
evaluacio'n de los efectos que surten los sistemas electorales desde el
punto de vista del ge'nero, con miras a determinar medidas que
contrarresten la deficiente representacio'n de la mujer en la adopcio'n de
decisiones e inviertan la tendencia descendente que se observa en la
presencia de la mujer en los parlamentos de todo el mundo.

5.   Se exhorta a los partidos poli'ticos a que hallen medios de eliminar
las pra'cticas discriminatorias, de incorporar las cuestiones de ge'nero en
las plataformas de los partidos y de velar por que la mujer tenga acceso a
los o'rganos ejecutivos en pie de igualdad con el hombre, incluso a puestos
de direccio'n, asi' como a los procesos de nombramiento por designacio'n o
eleccio'n.

6.   A fin de acelerar el logro de la igualdad de ge'nero es necesario que
se adopten medidas positivas, incluidos mecanismos como el de establecer un
porcentaje mi'nimo de representacio'n para ambos sexos, o medidas y
procesos que tengan en cuenta el ge'nero, los cuales pueden ser un eficaz
instrumento de poli'tica para mejorar la posicio'n de la mujer en sectores
y niveles en los que esta' insuficientemente representada.  Todos los
agentes responsables del gobierno, el sector privado, los partidos
poli'ticos y las organizaciones no gubernamentales deberi'an revisar los
criterios y procedimientos de contratacio'n y nombramiento para o'rganos
asesores y adopcio'n de decisiones, incluidas las estructuras de
direccio'n, a fin de velar porque se aplique una estrategia amplia para
lograr la igualdad de ge'nero.

7.   Los gobiernos deberi'an establecer el objetivo de alcanzar un
equilibrio de ge'neros en la adopcio'n de decisiones, en los nombramientos
para cargos administrativos y pu'blicos a todos los niveles y en el
servicio diploma'tico, mediante, entre otras cosas, la fijacio'n de
objetivos concretos con plazos prefijados.

8.   Los gobiernos y la sociedad civil deberi'an promover la conciencia de
las cuestiones relacionadas con el ge'nero y hacer que se incorporaran
sistema'ticamente en la legislacio'n y la poli'tica del Estado.

9.   Los gobiernos deberi'an examinar sus medios de comunicacio'n y sus
poli'ticas para velar por que se proyectaran ima'genes positivas de la
mujer en la poli'tica y en la vida pu'blica en general.

10.  Se deberi'a seguir considerando el empleo de los medios de
comunicacio'n para proyectar una imagen positiva y como instrumento que
podri'a ser utilizado con ma's eficacia por las candidatas.

11.  Los gobiernos, el sector privado, los partidos poli'ticos, las
instituciones sociales y las organizaciones no gubernamentales deberi'an
revisar los criterios y los procedimientos de contratacio'n y nombramiento
para o'rganos asesores y de adopcio'n de decisiones a fin de garantizar que
haya un equilibrio entre los ge'neros.  Al mismo tiempo, el sector
empresarial deberi'a aceptar el desafi'o de optimizar sus operaciones
mediante la promocio'n del equilibrio de los ge'neros en la fuerza de
trabajo a todos los niveles y facilitar la conciliacio'n del trabajo con la
vida personal.

12.  Se deberi'a alentar a los partidos poli'ticos a que financiaran
programas de capacitacio'n en realizacio'n de campan~as, recaudacio'n de
fondos y procedimientos parlamentarios a fin de que la mujer se pueda
postular y ser elegida para cargos pu'blicos y el parlamento y desempen~ar
esas funciones.  A fin de promover la conciliacio'n del trabajo y la vida
personal para hombres y mujeres, es necesario que se introduzcan cambios
estructurales en el entorno de trabajo, incluidos horarios flexibles de los
turnos de trabajo y las reuniones.

13.  Los gobiernos y la comunidad internacional deberi'an garantizar la
habilitacio'n econo'mica de la mujer asi' como su educacio'n y
capacitacio'n a fin de que pueda participar en el ejercicio del poder y en
la adopcio'n de decisiones.

14.  Los gobiernos deberi'an promover programas de educacio'n mediante los
cuales se prepare a las nin~as para que participen en la adopcio'n de
decisiones a nivel de la comunidad, como medio de promover su capacidad
futura para la adopcio'n de decisiones en todas las esferas de la vida.

15.  Los gobiernos y el sistema de las Naciones Unidas deberi'an promover
la participacio'n activa e igual de la mujer en calidad de representantes
gubernamentales y no gubernamentales, relatoras especiales y enviadas en
todas las iniciativas y actividades del sistema, incluso como mediadoras en
procesos de mantenimiento y consolidacio'n de la paz.

16.  Los gobiernos y los o'rganos y organismos del sistema de las Naciones
Unidas, asi' como otras organizaciones internacionales, deberi'an alentar
activamente la participacio'n constante y la representacio'n paritaria de
la mujer y de los movimientos ci'vicos en todas las esferas, incluidos los
procesos de adopcio'n de decisiones relacionadas con la prevencio'n y
solucio'n de conflictos y la rehabilitacio'n, a fin de crear un entorno
propicio para la paz, la reconciliacio'n y la reconstruccio'n de sus
comunidades.

17.  Los gobiernos y los partidos poli'ticos deberi'an promover activamente
la incorporacio'n de una perspectiva de ge'nero en la poli'tica y las
estructuras de poder por conducto de una representacio'n cada vez mayor de
la mujer en la adopcio'n de decisiones, tanto en te'rminos cuantitativos
como cualitativos, hasta alcanzar una masa cri'tica.  Los enfoques
alternativos y la modificacio'n de las estructuras y pra'cticas
institucionales podri'an contribuir notablemente a la incorporacio'n de la
perspectiva de ge'nero.

18.  Los gobiernos, los partidos poli'ticos y los o'rganos y organismos del
sistema de las Naciones Unidas, asi' como otras organizaciones
internacionales y no gubernamentales, deberi'an seguir reuniendo y
difundiendo datos y estadi'sticas separadas por sexo a fin de fiscalizar la
representacio'n de la mujer en el gobierno en todos los niveles, en los
partidos poli'ticos, entre los interlocutores sociales, en el sector
privado y en las organizaciones no gubernamentales a todos los niveles,
asi' como la participacio'n de la mujer en la paz y la seguridad.

19.  El Secretario General deberi'a velar por que se ponga en ejecucio'n
i'ntegramente y con urgencia el plan de accio'n estrate'gico para el
mejoramiento de la situacio'n de la mujer en la Secretari'a (1995-2000) a
fin de alcanzar la meta de lograr la igualdad general entre los sexos, en
particular en el cuadro orga'nico y las categori'as superiores, para el
an~o 2000.  El Comite' Consultivo en Cuestiones Administrativas (Cuestiones
administrativas generales y de personal) deberi'an seguir fiscalizando las
medidas que se adopten en la Secretari'a de las Naciones Unidas a fin de
alcanzar el objetivo de que un 50% de los puestos directivos y de adopcio'n
de decisiones este'n ocupados por mujeres para el an~o 2000, asi' como las
medidas para alcanzar el equilibrio de ge'neros en el sistema de las
Naciones Unidas en general.  Con arreglo a lo dispuesto en el Arti'culo 101
de la Carta de las Naciones Unidas, se insta al Secretario General a que
aumente el nu'mero de empleadas de la Secretari'a que procedan de pai'ses
no representantes o insuficientemente representados.  Se deberi'a alentar
al Secretario General a que nombrara una mujer para el nuevo cargo
propuesto de Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas como medida
de integracio'n de la mujer en los niveles de adopcio'n de decisiones en
todo el sistema de las Naciones Unidas.

20.  Los organismos internacionales y multilaterales deberi'an examinar
medios para promover la comunicacio'n y el intercambio de informacio'n en
todo el sistema de las Naciones Unidas mediante, entre otras cosas, la
celebracio'n de talleres y seminarios, incluso a nivel de direccio'n, sobre
las mejores pra'cticas y las lecciones aprendidas para alcanzar el
equilibrio de ge'nero entre las instituciones, con inclusio'n de incentivos
y mecanismos de rendicio'n de cuentas, y sobre la incorporacio'n de una
perspectiva de ge'nero en todas las poli'ticas y programas, con inclusio'n
de asistencia bilateral y multilateral.

21.  Tambie'n se alienta a los Estados Miembros a que designen mujeres para
sus delegaciones ante todas las conferencias de las Naciones Unidas y otros
foros, incluso los dedicados a cuestiones de seguridad, poli'ticas,
econo'micas, comerciales, de derechos humanos y juri'dicas, asi' como que
garanticen su representacio'n en todos los o'rganos de las Naciones Unidas
y en otros organismos como las instituciones financieras internacionales,
en que la participacio'n de la mujer es pra'cticamente inexistente.

22.  Se insta a los Estados Miembros a que promuevan el equilibrio de
ge'nero a todos los niveles en su servicio diploma'tico, incluso a nivel de
embajador.

23.  Los gobiernos y los o'rganos y organismos del sistema de las Naciones
Unidas asi' como otras organizaciones internacionales y no gubernamentales,
deberi'an promover la representacio'n de mujeres de grupos
insuficientemente representados o en situacio'n desventajosa en o'rganos y
cargos de adopcio'n de decisiones.

24.  Se sen~ala a la atencio'n de los gobiernos la recomendacio'n general
del Comite' para la Eliminacio'n de la Discriminacio'n contra la Mujer
acerca de los arti'culos 7 y 8, relativos a la mujer en la vida pu'blica y
la adopcio'n de decisiones, que se ha de incluir en el informe sobre la
labor del Comite' en su 17~ peri'odo de sesiones.


   	

 


This document has been posted online by the United Nations Department of Economic and Social Affairs (DESA). Reproduction and dissemination of the document - in electronic and/or printed format - is encouraged, provided acknowledgement is made of the role of the United Nations in making it available.

Date last updated: 06 December 1999 by DESA/DAW
Copyright 1999 United Nations