DENGUE


AGENTE
Un plavivirus con 4 subgrupos distintos.

VECTOR
Mosquitos Aëdes.

DESCRIPCION
El dengue es una infección proveniente del mosquito que en años recientes se ha convertido en una preocupación principal de salud pública internacional. Una complicación aún más letal, la fiebre hemorrágica del dengue (FHD), fue por primera vez reconocida durante los años '50 y actualmente es la causa principal de muerte en niños en muchos países.

TRANSMISION
Los virus del dengue son transmitidos a los humanos a través de la mordida de los mosquitos Aëdes infectados. Una vez infectados, el mosquito permanece infectado de por vida, transmitiendo el virus a individuos susceptibles durante la picadura y la alimentación de la sangre, Los mosquitos hembra infectados pueden también transmitir el virus a la siguiente generación de mosquitos por transmisión transovarial. Los humanos son el anfitrión amplificado del virus, aunque estudios han demostrado que en algunas partes del mundo los monos pueden infectarse y probablemente servir como fuente del virus para mosquitos no infectados.

La propagación del dengue es atribuido a la expansión geográfica de los cuatro virus del dengue y de sus mosquitos vectores, de los cuales el más importante es el Aëdes aegypti. El rápido crecimiento en las poblaciones urbanas trae a un mayor número de personas en contacto con el mosquito vector, mientras que los malos servicios de saneamiento en muchos centros urbanos, la falta de recursos adecuados para el almacenamiento de agua y el desecho de basura proveen más oportunidades para la propagación del mosquito.

SINTOMAS
La fiebre del dengue es una enfermedad severa similar a la gripe que afecta a los bebes, a los niños y a los adultos pero rara vez causa la muerte. Las características clínicas de la fiebre del dengue varían de acuerdo a la edad del paciente. Los bebes y los niños pueden tener una manifestación febril similar al salpullido. Los niños mayores y los adultos pueden tener un leve síndrome febril o la clásica enfermedad debilitante repentina con fiebre alta, dolor de cabeza severo, dolor detrás de los ojos, dolores en músculos y coyunturas, y salpullido.

La fiebre hemorrágica del dengue es una complicación, potencialmente mortal que se caracteriza por temperatura alta, fenómeno hemorrágico - a menudo con inflamación del hígado - y en casos severos problemas circulatorios. La enfermedad por lo general comienza con una repentina temperatura alta, acompañada por bochornos y otros síntomas no específicos. La fiebre usualmente continua de 2-7 días y puede alcanzar hasta 40-41°C, probablemente con convulsiones febriles y fenómeno hemorrágico. En casos moderados, todos los síntomas e indicadores desaparecen cuando baja la temperatura. En casos severos, la condición del paciente puede repentinamente deteriorarse después de unos días de fiebre; la temperatura baja, seguida de problemas circulatorios y el paciente puede rápidamente caer en estado crítico de shock y morir dentro de las siguientes 12-24 horas, o por el contrario recuperarse rápidamente seguido de una terapia apropiada.

INCIDENCIA Y DISTRIBUCION
La prevalencia local del dengue ha crecido en forma dramática en las últimas décadas. Ahora ha pasado a ser una enfermedad endémica en más de 100 países de África, América, el este del Mediterráneo, el sudeste de Asia y el Pacífico occidental. Antes de 1970 sólo nueve países tenían epidemias de FHD. Para 1995 se cuadruplicó el número de países afectados alcanzando 41.

La OMS calcula que actualmente existen más de 50 millones de casos de infectados del dengue mundialmente cada año. Algo como 2,500 millones de personas -dos quintas partes de la población mundial - se encuentran en riesgo del dengue. Sin un tratamiento apropiado, la tasa de mortandad de la FHD alcanza un 15% o más.

TRATAMIENTO
No existe un tratamiento específico para la fiebre del dengue. Sin embargo, el manejo clínico adecuado por médicos y enfermeras experimentados frecuentemente salva las vidas de pacientes con FHD.

PREVENCION
En la actualidad, el único método de control y prevención del dengue y de la FHD es combatiendo el mosquito vector. En Asia y América, el aedes aegypti se reproduce en recipientes hechos por el hombre como botellas, latas, neumáticos usados o en cualquier otro recipiente que retenga agua. En África se reproduce tanto en recipientes artificiales como en medios naturales, como en huecos de los árboles y en los peciolos de hojas.

El control del vector se establece mediante campañas de limpieza comunitaria para eliminar los lugares de reproducción del vector, y a través de la aplicación de insecticidas. Es esencial verificar periódicamente la susceptibilidad del vector a los insecticidas que se usan en general.

VACUNACION
El desarrollo de la vacuna para el dengue y FHD es muy difícil debido a que cualquiera de los cuatro diferentes virus pueden causar la enfermedad, y porque la protección contra sólo uno o dos virus dengue podría de hecho incrementar el riesgo de una enfermedad más seria. Sin embargo, se han obtenido grandes avances en el desarrollo de vacunas que puedan proteger contra los cuatro virus del dengue. Estos productos podrán estar disponibles comercialmente en algunos años.

Regresa a la Lista de Enfermedades

Derechos Reservados Copyright © 2002 Publicaciones de las Naciones Unidas
Nos puedes mandar un e-mail a cyberschoolbus@un.org