ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Las mujeres chinas acceden a puestos de poder

Enlaces relacionados

Narración

Es una escena típica aquí en el campo chino // mujeres trabajando // y preparando la comida para sus familias.

Pero no es habitual encontrar a Peng (PUNG) Weiling, de 41 años, en su cocina // no tiene tiempo tiempo para tareas domésticas...

Esto se debe a que Peng (PUNG) desempeña un papel muy diferente: es la Secretaria del Partido en su aldea. Fue elegida hace cuatro años y es la primera mujer que ha alcanzado tal posición de liderazgo en su provincia.

«Al asumir este cargo tenía que ser responsable y convencer a la gente de que, como mujer, era igualmente capaz.»

El éxito de Peng es un ejemplo de la lucha de numerosas mujeres por alcanzar posiciones de poder. Se repite en muchas zonas rurales de China, donde las mujeres nunca han tenido muchas oportunidades de participar en los asuntos de la comunidad, y donde más del 75 por ciento de todos los funcionarios son hombres.

Pero todo eso está cambiando lentamente, conforme más mujeres como Peng llegan a posiciones de liderazgo y usan su influencia para construir un nuevo futuro para China.

En Qing Xi (CHING SHEE), la aldea de Peng en el noreste de China, el clima severo hace la vida especialmente difícil para las familias campesinas de las que se ocupa. Pasa mucho tiempo intercediendo por ellas.

«Como funcionaria, mis principales responsabilidades son ocuparme de los asuntos de la aldea / y comunicarme con los altos responsables del gobierno, establecer políticas para mejorar la infraestructura de la aldea y ayudar a mejorar la economía de la comunidad.»

Pero una de sus responsabilidades más importantes, dice Peng, es mediar en las disputas, a menudo sobre la tenencia de la tierra y sus demarcaciones.

«La tierra es el elemento vital del campo.»

Para ayudar a mantener la paz en su comunidad, pasa gran parte del tiempo en la Oficina del Catastro de su provincia. Jin Chaofu (JIN COW-FOO) es uno de los Jefes de Aldea con los que trabaja Peng.

«Hubo una disputa durante dos años entre dos familias de la aldea sobre la demarcación de sus campos. La policía local no logró resolverla ni tampoco la corte. Pero la Secretaria Peng y su comité comunitario resolvieron armoniosamente años de reclamaciones.»

Se están llevando a cabo esfuerzos en todas las áreas rurales de China para involucrar a más mujeres en la formulación de políticas... y promulgar cambios.

Un proyecto piloto para aumentar el número de mujeres líderes se lanzó en la aldea de Peng con el apoyo del Fondo de la ONU para la Democracia. Mikiko Sawanishi, (MEE-KEE-KO SAW-AH-NEESHI), su Jefa Ejecutiva Adjunta, dice que el primer paso es capacitar a las líderes potenciales en las aldeas de todo el país para que se postulen como candidatas. Se les enseña cuestiones vitales como liderazgo, gestión y como tomar decisiones. Pero añade que también es vital cambiar las actitudes de los hombres.

«El proyecto también educa a los hombres y cambia su percepción para que puedan ayudar y apoyar a las mujeres para que luchen por sus derechos /y hagan oír su voz a favor de estos derechos.»

Beng espera que esto sea una señal de los nuevos tiempos en la China rural y ni ella, ni su esposo, ni su hijo lo cambiarían por nada.

«Al principio, los hombres de la aldea me decían que era como una mujer. Tenía que cuidar los pollos y los patos y hacer otras faenas domésticas. Pero lo acepto porque es por el bien del trabajo de Peng Weiling. Sólo espero que ella pueda hacer un buen trabajo, y con eso me basta.»

También es suficiente para su hijo, cuyo orgullo en sus logros le da esperanza para la siguiente generación de mujeres líderes.

«A veces, cuando oigo a la gente agradecer a mi madre desde el fondo de su corazones, me siento muy feliz. Aunque ella no pueda pasar mucho tiempo con su hijo o su esposo, puede ayudar a otros a vivir bien.»

Este reportaje fue producido por Yongning Chan y Gill Fickling para las Naciones Unidas.

28 de febrero de 2013

La revolución de la mujer sigue en marcha. Poco a poco, todos los países reconocen el derecho a la igualdad y aprueban leyes y políticas para implantarlo. Es el caso de China, donde las mujeres empiezan a acceder a cargos públicos y a liderar sus comunidades.La ONU las apoya.

Videos relacionados

Documentales
Especiales
En portada

¡Síguenos!

Facebook Youtube Twitter RSS