ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Kenya reconstruye su propia naturaleza

Narración

Aunque no lo parezca, Morris Kaboro, de 12 años, está mejorando el abastecimiento de agua en Kenya. Para ello, enseña a su abuelo la importancia de los árboles.

«Le he explicado que plantarlos es importante, porque no sólo nos dan sombra, también se la dan a nuestros cultivos cuando llueve,ya que conservan la humedad.»

Lo que aprendió Kaboro sobre los árboles y la tierra, se lo enseñaron sus maestros. y su propia experiencia.

Los estudiantes en la Escuela Primaria Kambaru han plantado más de 4.000 árboles.

Sus esfuerzos son parte de un programa de reverdecimiento más amplio, que ya ha rehabilitado 2.600 hectáreas de bosque y ha aumentado el flujo de agua en una de las más importantes fuentes del país: el Monte Kenya.

Faith Johnson es gerente del Proyecto Piloto de la Gestión de Recursos Naturales de las Laderas Orientales del Monte Kenya

«Tenemos cinco depósitos de agua naturales y el Monte Kenya es uno de las más importantes, así que el Gobierno está muy interesado en conservarlo para el crecimiento de la economía, la creación de empleos y la seguridad alimentaria.»

A una hora de la Escuela Primaria Kambaru está la reserva forestal del Monte Kenya. Aquí resulta obvio por qué se considera a esta montaña como una verdadera torre del agua. Conforme la niebla cubre el bosque, los árboles absorben la humedad y luego la liberan al aire nuevamente, lo que contribuye al ciclo de lluvias y a asegurar que las aguas fluyan río abajo.

Sin embargo, durante las últimas cuatro décadas, la tala excesiva ha reducido marcadamente la cubierta forestal, disminuyendo el flujo de agua, erosionando la tierra y aumentando la pobreza, lo que ha afectado en particular a la mayoría de la población que depende de la agricultura.

«La fertilidad de la tierra es muy, muy importante y cuando hay una erosión continua, se desgasta; se vuelve menos fértil y menos productiva y cuando esto ocurre amenaza la seguridad alimentaria y los campesinos empobrecen. Y cuanto más pobres sean, más agotarán los recursos y continuarán talando los árboles. Y en estos entornos rurales, esta situación se convierte en un círculo vicioso.»

Acabar con ese círculo ha exigido un enfoque múltiple, que incluye alentar un cambio cultural más amplio. Ese cambio cultural comienza con niños como Kaboro, según los organizadores del proyecto.

Como parte del programa de reverdecimiento de la escuela, se alienta a Kaboro a compartir lo que ha aprendido con su familia. En este caso, su abuelo, Adriano.

«Kaboro me ha enseñado cómo plantar árboles y cómo hacerlo en los lugares correctos. También cómo podarlos y mantenerlos limpios.»

Adriano solía cortar árboles para obtener leña, pero ahora, gracias a la influencia de Kaboro, poda selectivamente sus árboles y la familia usa lo que cortó para cocinar y para calentarse.

Sus esfuerzos están dando fruto.

«En este poco tiempo en que hemos estado plantando árboles parece que hay más agua. Conforme más gente participa, hemos estado viendo algunos cambios en los arroyos que se estaban secando muy rápido. Ahora, el agua fluye durante más tiempo que antes.»

Con el apoyo del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola de la ONU, se estima que, desde 2005, más de 7 millones de arbolitos han sido plantados en las cuencas de las laderas orientales del Monte Kenya.

Y gracias a los esfuerzos de estudiantes como Kaboro, el Gobierno de Kenya ha anunciado planes para establecer un programa nacional de reverdecimiento en las escuelas, que anime a plantar árboles a los niños de todo el país.

Este reportaje fue producido por James Heer para las Naciones Unidas.

17 de diciembre de 2012

Tras cuatro años de tala excesiva, el Monte Kenya perdió buena parte de su cubierta verde y se está desangrando. El agua ya no fluye por su cuenca tan abundante como antes. Un proyecto de reforestación del Gobierno, con apoyo de la ONU, está intentando detener la hemorragia. Ya se han plantado siete millones de árboles.

Videos relacionados

Documentales
Especiales
En portada

¡Síguenos!

Facebook Youtube Twitter RSS