ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Pakistán: Un Parlamento Juvenil contra el terrorismo

Enlaces relacionados

Narración

Pakistán, una tierra de montañas majestuosas, valles hondos y amplias planicies, alberga unos 180 millones de personas.

Pero la belleza de este país del sur de Asia es enturbiada frecuentemente por la violencia actos terroristas, tales como ataques suicidas, cometidos con frecuencia por jóvenes acuciados por la ideología convencional.

Abrar ul-Haq, fundador y Presidente del Parlamento Juvenil de Pakistán, está empeñado en ayudar a los jóvenes pakistaníes

que tienen poca esperanza en su futuro.

«No tenían oportunidad alguna; estaban desempleados. Y esa es una de las razones por las que se suicidan a diario y por qué se unen a grupos terroristas y extremistas».

Abrar creó un movimiento juvenil para canalizar la energía de los jóvenes y aprovecharla. Con sede en Lahore, su organización inició un programa llamado “Acción Juvenil para la Democracia” para ayudar a los jóvenes a tomar decisiones con conocimiento y a plantear cuestiones que afectan sus comunidades y sus vidas.

El programa captó la atención de UNDEF, el Fondo de Naciones Unidas para la Democracia, que ahora lo apoya financieramente.

Y a través de películas, canciones y debates televisados, los jóvenes de Pakistán están aprendiendo cómo pueden hacer la diferencia en su país.

«Casi todos se involucrarán en ello y discutirán diversas cuestiones. Inspirarán a muchos más.»

Cuestiones como el papel de la mujer en una sociedad dominada en gran parte por el hombre. Con frecuencia no se permite a las mujeres que tomen sus propias decisiones, una lucha con la que se tropezó Warda Shafiq, de 24 años, cuando eligió estudiar leyes y su padre se opuso.

«Básicamente las personas que eligen la profesión de abogados son hombres en su mayoría. Cuando una mujer defiende un caso, la gente no escucha lo que dice, sino que observa sus movimientos y su apariencia».

Pero Warda insistió y finalmente obtuvo el apoyo de su padre.

Warda pertenece al Parlamento Juvenil, que cuenta con alrededor de 10.000 miembros. Se reúnen regularmente para dar a los jóvenes, especialmente a las mujeres, las herramientas que necesitan para convertirse en los líderes del mañana.

«Si quieres que tu generación se eduque y comprenda y desempeñe un papel apropiado, educa a tus mujeres.»

Ahora que Warda ejerce su profesión, está devolviendo a la sociedad lo que le ha dado, animando a los jóvenes a que se manifiesten respecto a las cuestiones que afectan sus vidas y las de sus comunidades. También está ayudando a las mujeres que conoció en el Parlamento Juvenil a que luchen por la justicia.

Y con mujeres como Warda en su equipo, Abrar está a un paso más cerca de convertir su visión en realidad.

«Pienso que Pakistán comenzará a florecer cuando sus jóvenes lleven las riendas. Esa es mi pasión. Convertirlos en líderes, que piensen creativamente, vean lo que está pasando en el mundo y lideren esta nación.»

Este reportaje fue producido por Mary Ferreira para las Naciones Unidas.

9 de noviembre de 2012

Algunos jóvenes paquistaníes causan a menudo un terrible y doloroso daño al decidir suicidarse cometiendo actos terroristas. Otros jóvenes, como Abrar ul-Haq, creen que la desesperanza es el principal motivo de tales actos. Para darles esperanza, ul-Haq ha creado, con ayuda de la ONU, un Parlamento Juvenil en el que todos los jóvenes del país puedan debatir sobre su futuro.

¡Síguenos!

Facebook Youtube Twitter RSS