ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Somalilandia: el dolor de las violaciones y el estigma

Enlaces relacionados

Narración

Esto es Hargeisa, en Somalilandia. Heba llegó aquí para escapar de la miseria de su Etiopía natal.

Encontró trabajo como empleada doméstica. Pero poco después, ocurrió un drama.

Fue violada por cuatro hombres… hombres que conocía.

“Cuatro hombres fuertes me violaron. No lo supe entonces, pero quedé embarazada. Ninguno de ellos me dio apoyo alguno”.

Dejó de trabajar. Y ahora está criando a su bebé. Pero el trauma permanece. De vez en cuando se siente muy agobiada y necesita hablar con alguien. Para eso recibe apoyo de una consejera local, Shukri Said.

Shukri dice que la violencia contra las mujeres está aumentando. Registra más de 100 nuevos casos al mes.

“La mayoría de los casos que vemos son de violencia doméstica. La razón principal de esta violencia de género son las pésimas condiciones socioeconómicas de los desplazados. Por ello, estamos recibiendo más mujeres. Muchas vienen con lesiones físicas; algunas con golpes de sus maridos”.

Estos actos violentos destrozan vidas.

Numerosas víctimas acaban encerrándose en sí mismas, por miedo del estigma y el ridículo en sus comunidades. Pero Samia, también víctima de esta violencia,, dice que las mujeres deben buscar ayuda.

“No deberías aislarte.. Este un país musulmán y aquí se puede conseguir apoyo. Sal y habla de ello con el gobierno, con los jeques, y comparte tu experiencia. Si no la compartes, sufrirás mucho.”

La Agencia de Refugiados de la ONU está ayudando concienciar a las personas desplazadas en sus propios países, conocidas como IDPs, dice el representante Bruno Geddo.

“Hay que sensibilizar a los líderes de los clanes donde viven los IDPs para que no obstaculicen los casos contra un miembro del clan. Esto permitirá que la policía y el sistema de justicial lleven a cabo sus investigaciones y apliquen la ley”.

Heba espera encontrar trabajo para mantener a su hijo y a su madre. Los hombres que la violaron nunca fueron acusados.Por ser víctima de una violación y tener una hija sin estar casada, no puede encontrar marido.

Aún así, ella y otras mujeres marcadas por la violencia, siguen luchando… para superar el dolor y el estigma.

Este reportaje fue producido por Faith Kasina para las Naciones Unidas.

 

2 de noviembre de 2012

En Hargeisa, Somalilandia, una joven refugiada etíope lucha por criar a su bebé después de haber sido violada. Con el apoyo de una consejera local, Heba trata de rehacer su vida.  Ella es un ejemplo de cómo la violencia de género ha aumentado entre las personas desplazadas de su país. Por ese motivo, el Alto Comisariado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) está concienciando a la población y alentando a mujeres en su situación a denunciar las violaciones y buscar ayuda.

¡Síguenos!

Facebook Youtube Twitter RSS