ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Plumpy'nut, un alimento milagroso que salva muchas vidas

Narración

Un sentimiento de desesperación se cierne sobre la aldea de Tako.

Es la hora de la cena y a Mariam Dianopo le preocupa cómo alimentar a sus hambrientos cinco hijos.

Solamente le queda un pequeño tazón de arroz y se esfuerza por que le dure.

«De veras encuentro difícil alimentar a mi familia este año. Los graneros están vacíos.»

Malí está en medio de una grave crisis de alimentación y nutrición que está azotando la región del Sahel.

El año pasado no llovió y los campos de arroz se convirtieron en polvo.

El precio de los granos se ha disparado. A ese problema se suman, el conflicto armado en el norte y un reciente golpe de Estado, que han provocado el desplazamiento de 200.00 personas, empeorando aún más la situación.

Cada día más y más madres llegan a los centros de salud con niños que muestran indicios de malnutrición.

Mariam ha traido a su hija de diez meses, Kadia, que tiene un peso inferior al normal.

Se alimenta a la niña con Plumpy’Nut, un alimento terapéutico que ayuda a paliar la desnutrición. Plumpy’Nut es una de los numerosos apoyos que presta UNICEF para tratar la malnutrición aguda grave.

Adama Diarra es el enfermero jefe en la aldea de Tako.

«Hay muchas aldeas cercanas que están en la misma situación, lo que me inquieta. Y nos quedan seis meses más de espera para ver si hay lluvia a fin de que podamos plantar y cosechar.»

Las Naciones Unidas calculan que al menos un millón de niños menores de cinco años corren el riesgo de morir de desnutrición grave en la región, a menos que se adopten medidas inmediatas. Unos 220.000 de estos niños vulnerables viven en Malí.

UNICEF ha repartido reservas de Plumpy’Nut por todo el país en caso de que la crisis empeore en los próximos meses y el Programa Mundial de Alimentos está suministrando harina enriquecida a las madres.

Pero esto no es suficiente.

UNICEF Malí está pidiendo 26 millones de dólares para satisfacer las necesidades de salud y nutrición de este año.

La pequeña Kadia ha estado respondiendo bien a Plumpy’Nut, pero su madre sigue preocupada.

«Si no llueve este año, no sé qué haremos.»

Y a estos temores se añade la creciente inseguridad en el país.

Malí se encuentra al borde del abismo y necesita apoyo urgente para evitar un desastre.

Este reportaje fue producido por Bob Coen para las Naciones Unidas.

7 de agosto de 2012

Plumpy'nut es un alimento milagroso que salva miles de vidas infantiles en el Sahel. Se trata de un paquete de 92 gramos que devuelve la energía a los niños que lo toman y está recomendado para tratar la malnutricón aguda. UNICEF reparte estas «lembas», a base de pasta de cacahuete, en Mali y otros países de la región afectados por la hambruna.

Videos relacionados

Documentales
Especiales
En portada

¡Síguenos!

Facebook Youtube Twitter RSS