ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Mauritania: Agricultores en el desierto

Narración

La nación desértica de Mauritania.

Una vez al año en el oasis de Terjit, familias se reúnen para celebrar el festival de Guettna. Es un día para recordar cómo era la vida aquí, cuando el oasis era el centro de una comunidad vibrante.

Pero desde que una sequía severa azotó al país en los años 60, el desierto ha estado avanzando, destruyendo el oasis y obligando a nómadas y agricultores a abandonar sus tradiciones y a mudarse a las ciudades.

A lo largo de los años, los donantes internacionales han intentado detener la arena y hay muchos indicios de buenas pero fallidas intenciones. El presidente de la asociación local de agricultores, De Abdarrahim ould Hanghi.

«Los occidentales vienen con sus propias maneras de hacer las cosas y de inmediato i ponen en práctica un programa definido, sin consultar a la gente local, a la que deberían prestar atención»

Pero ahora hay un nuevo enfoque. Mohammed está a más de mil kilómetros de su casa en Marruecos, pero él y su esposa Aisha vinieron a quedarse en la aldea oasis de Chinguetti durante seis meses.

Aquí se está agotando el suministro de agua. Los pozos se están secando y las palmeras de dátiles se están muriendo. Los marroquíes vinieron a compartir sus experiencias con la gente local para encontrar soluciones.

Y estos agricultores están más dispuestos a prestar atención a la gente como ellos que comprenden los retos del oasis y la vida en el desierto.

«La diferencia básica es que los técnicos del Sur Global conocen tanto el entorno natural, como el clima y la cultura de nuestro país.

También comprenden mejor a la gente porque se parecen más y entienden mejor sus vidas»

Este programa innovador es financiado por el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola. La jefe del programa en el país, Christiana Sparacino.

«Establecieron esta alianza mediante la cual encontraron soluciones juntos y los agricultores sintieron que eran como familia, y desarrollaron juntos las soluciones »

Los agricultores ya están viendo resultados. Las cosechas han aumentado más del doble; se han introducido nuevas verduras, como zanahorias y nabos; y ahora hasta se puede ver el trigo crecer en el desierto.

Este proyecto pretende beneficiar a 250.000 personas en Mauritania, ayudándolas a infundir nueva vida a esta nación desértica.

Este reportaje fue producido por Declan McCormack para las Naciones Unidas.

31 de enero de 2012

Imponer soluciones a los problemas sin contar con la voz de quienes los padecen, suele conducir al fracaso. Sin embargo, cuando se cuenta con su colaboración, se puede hacer crecer trigo en el desierto.

Videos relacionados

Documentales
Especiales
En portada

¡Síguenos!

Facebook Youtube Twitter RSS