Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ofrece ayuda a estas comunidades para enfrentar problemas locales como por ejemplo en relación a los índices de pluviosidad que cada vez son más difíciles de predecir.

"/>
ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Bangladesh: soluciones a la medida

Narración

Kuhinor es maestra del jardín de infancia de la localidad de Fullbaria, en Bangladesh. También cultiva, con su marido e hija frutas y verduras para consumo personal, y para obtener unos ingresos extra para la familia.

Durante los últimos años los patrones de precipitación pluvial se han tornado erráticos y la región enfrenta dramáticos aumentos o disminuciones de sus reservas de agua.

«Por causa de las sequías y las inundaciones nuestros campos están infestados de insectos y los arrozales arruinados.»

Kuhinor solía explotar una pesquería en las marismas.

«Cuando había agua, podíamos pescar. Vendíamos el pescado o nos lo comíamos.

Ahora no hay agua. Hemos perdido una buena parte de nuestros ingresos.»

A pesar de que muchos se han marchado fuera del país, Kuhinor no piensa dejar la tierra en la que sus antepasados han vivido durante generaciones. A fin de salvaguardar su granja, ha ingresado en un taller comunitario de mapeo de necesidades – un proyecto conjunto de la Universidad de las Naciones Unidas y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

«Ustedes que trabajan en la agricultura y conocen sus problemas, expliquen esos problemas, les parece? Haremos una lista, la pondremos a votación y luego discutiremos con ustedes cómo podemos resolver estos problemas».

«El propósito principal de este ejercicio es lograr acercar a las comunidades y que ellas mismas exploren sus propios problemas.»

Chun Knee Tan, ex investigador de la Universidad de las Naciones Unidas, visitó el proyecto.

«Les pedimos que dibujen un mapa, a fin de que puedan visualizar sus problemas… y lo que desean hacer en el futuro… e incluimos esos resultados en un informe que trasladará el mensaje a sus gobiernos locales, e inclusive al gobierno nacional ».

Mediante el empleo de las técnicas de mapeo con las que documentaron los cambios de sus tierras, las participantes realizaron dos apreciaciones: la necesidad de construir un canal de riego, y la de cultivar plantas medicinales para el tratamiento de enfermedades.

«Ayer participé en un taller donde aprendí a reconocer mis problemas y los problemas de los demás. Luego aprendí cómo hacer para resolver esos retos.»

El desafío más grande que enfrenta Kuhinor consiste en evitar que se arruinen su huerto casero y su pesquería, asegurándose de que rindan lo suficiente para alimentar a su familia, obtener un ingreso extra y así mantener a su hija en la escuela.

«No tengo ninguna seguridad sobre el futuro de mi hija, porque nuestra situación es muy incierta. Pero sí muchas esperanzas puestas en ella, y espero proporcionarle una mejor educación.»

Este reportaje fue producido por Megumi Nishikura Y Luis Patrón para las Naciones Unidas.

16 de diciembre de 2010

El cambio climático dificulta a los agricultores de Bangladesh recolectar suficiente cosecha de sus tierras. Un proyecto conjunto de las Naciones Unidas y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ofrece ayuda a estas comunidades para enfrentar problemas locales como por ejemplo en relación a los índices de pluviosidad que cada vez son más difíciles de predecir.

Videos relacionados

Documentales
Especiales
En portada

¡Síguenos!

Facebook Youtube Twitter RSS