ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Sudáfrica: reciclar a cambio de dinero

Enlaces relacionados

Narración

El juez sudafricano Justin Van der Walt lamenta su pasado sin rumbo.

«“Cuando tenía 15 años murió mi padre… más tarde, obviamente me di cuenta de que pude haber pasado más tiempo con él en vez de ser un delincuente»”.

Después de que su padre murió, decidió ser responsable. Entonces ocurrió algo terrible ...

«“Tuve un accidente de motocicleta. Perdí alrededor del 70 por ciento del uso de mi brazo».

La madre estaba preocupada por su futuro y tomó una decisión que cambió la vida de Justin: ... lo matriculó en un curso de computación.

«Aprobé el curso. Trabajaba sólo con mis computadoras».

La autoestima de Justin aumentó al reparar sus computadoras. Poco después comenzó a trabajar como contratista para pequeñas empresas.

«Ganaba lo suficiente para comprar comida. Era suficiente para irla pasando».

Le llegó su gran oportunidad cuando iba pasando por su comunidad. Vio equipo de computación en un almacén y decidió presentarse al dueño.

«En su almacén había pantallas y otras cosas. Me preguntó que si podía reparar computadoras. Le dije que sí. Y me contrató para arreglar sus computadoras».

Hoy, a los 26 años, Justin posee con orgullo “Just PC’s”, una empresa en Cape Town, Sudáfrica. Se especializa en utilizar basura electrónica que iría a parar a los vertederos. Just PC’s reacondiciona computadoras. Además de ser dueño de una compañía lucrativa, Justin contribuye a reducir las 100.000 toneladas de esos desechos producidos por Sudáfrica cada año.

«Simplemente no podemos cerrar los ojos e ignorar la basura electrónica».

Achim Steiner es jefe del Programa de la ONU para el Medio Ambiente, PNUMA.

«Es una montaña que crece en todo el planeta».

Justin y un grupo de pioneros creativos crearon la Alianza de Basura Electrónica para concienciar a las comunidades.

Esta iniciativa combate el desempleo. Uno de los beneficiarios es Phumlani Silvana. Comenzó limpiando computadoras en Just PC’s. Y ahora los repara… pero tiene sueños más ambiciosos.

« Un día quiero tener mi propio negocio. Por el momento, sigo ahorrando dinero».

Pero reacondicionarlos es sólo parte de la solución. Se necesita hacer más para disminuir la basura electrónica a nivel global, dice Susan Dittke, jefa de la Alianza.

«Pienso que la gente debe realmente darse cuenta de estas tonterías. Que ya no compre cosas que no necesita, con dinero que no tiene».

Mientras tanto, otros miembros de la Alianza usan la basura electrónica como material de manufactura, como en esta fábrica de tejas.

«Aprovechan los plásticos y los mezclan con otros para fabricar tejas para las viviendas de bajos ingresos. Son más baratos que las normales».

Y los jóvenes sudafricanos también se benefician de sus esfuerzos. En cafés de internet en barrios de Cape Town, los niños usan computadoras que se habían desechado.

«El objetivo de estos negocios de cafés de internet es que la gente que más necesita las computadoras y que no puede comprarlas tenga acceso a ellas».

El establecimiento de cafés de Internet es la manera en que Justin aporta a la sociedad y mantiene a su país libre de basura electrónica.

Este reportaje fue producido por Mary Ferreira para las Naciones Unidas.

19 de septiembre de 2011

Innovadores empresarios en Sudáfrica se benefician económicamente mediante el reciclado de desechos electrónicos que se usan como materias primas para la manufactura. También renuevan ordenadores para venderlos de segunda mano a bajos precios. Algunas de estas unidades renovadas son instaladas en cafés Internet en los pueblos adyacentes para el uso de los sudafricanos que no pueden comprarlas. Iniciativas como ésta brindan puestos de trabajo que se necesitan para los desempleados del país.

¡Síguenos!

Facebook Youtube Twitter RSS