ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Congo: ayudando a las mujeres violadas durante la guerra a rehacer sus vidas

Enlaces relacionados

Narración

Kivu del Sur - un rincón remoto en el vasto país de la República Democrática del Congo. Se ve bello y tranquilo. Pero es diferente para la gente que vive aquí.

La violencia de la guerra es su historia. De vidas devastadas por violaciones brutales cometidas por bandas armadas y soldados que se disputan esta tierra, rica en minerales.

Nadie está a salvo aquí, joven o viejo, mujer ú hombre.

«Me ataron aquí y me dejaron para que cualquiera viniera a violarme».

Jeanne Mukuninwa quedó embarazada. Unos meses después fue atacada brutalmente por segunda vez. Su cuerpo - y su vida - destrozados por la milicia armada que la violó. '

«Nos habíamos enterado de estas violaciones en masa en la República Democrática del Congo, pero lo que faltaba era la voz de las víctimas. La comunidad internacional, la gente interesada, van a escuchar estas historias horrendas, ¿pero después qué? ¿Qué ha sido de sus vidas desde entonces?»

Un equipo de la ONU, encabezado por la Alta Comisionada Adjunta para los Derechos Humanos, Kyung-Wha Kang, se reunió con víctimas de la violencia sexual para ayudarlas a buscar justicia.

Jeanne es una de al menos 200.000 mujeres que han sido atacadas sexualmente durante los pasados 12 años de guerra.

El monumento en Shabunda es un cruel recordatorio de su sufrimiento.

Pero el dolor no termina después de la violencia. Las víctimas tienen que sobrellevar el trauma, la vergüenza y el estigma, dice Mongu Akenkua.

«Es doloroso que la gente te señale en la comunidad, como si hubiéramos querido que nos ocurrieran los abusos. Un marido dice que no quiere una 'esposa' de los rebeldes. Un esposo te abandona. Nacen hijos de los rebeldes. Nos dicen que nos darán orientación y que no discriminemos a los niños (no deseados)... pero todos saben cómo fueron concebidos...»

Aquí en la aldea de Songo Mboyo, el panel de la ONU discute la necesidad de cambiar las actitudes sociales que marcan a las víctimas de violaciones y a sus familias.

«No se debe estigmatizar a las víctimas y estas valerosas mujeres merecen todo el apoyo que se les pueda dar»

Las mujeres acogen la ayuda. Identificaron como prioridades la educación para sus niños, cuidados de salud y la búsqueda de la justicia.

La ONU recomienda al gobierno que establezca un fondo de indemnización con el apoyo de la comunidad internacional.

«No se trata simplemente de asistencia. Es indemnización; es deber del gobierno ayudar a las víctimas para que se recuperen lo más que puedan y para que sus vidas vuelvan a ser como eran antes de que ocurrieran los crímenes»".

En febrero, la ONU donó este barco a las mujeres de Songo Mboyo. Lo usarán para transportar la mercancía a los mercados locales. Las mujeres de la aldea dicen que el barco las ayudará a recuperar la dignidad que perdieron junto con tantas otras cosas, cuando fueron violadas en masa en 2003.

Este reportaje fue producido por Christine Wambaa para las Naciones Unidas.

15 de abril de 2011

En la provincia de Kivu del Sur, en la República Democrática del Congo, 12 años de guerra han devastado la región. Por lo menos 200,000 mujeres han sido agredidas sexualmente. Un equipo de la ONU está proporcionando apoyo a las víctimas y ayudando a cambiar las actitudes sociales hacia ellas.

Videos relacionados

Documentales
Especiales
En portada

¡Síguenos!

Facebook Youtube Twitter RSS