ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Somalia: resucitar la industria pesquera

Enlaces relacionados

Narración

Es temprano por la mañana en Mogadishu, // y los pescadores en la capital somalí traen su captura al puerto.

Los 3.300 kilómetros de costa de Somalia, la más larga del continente africano – permite a los pescadores del país optar por más de 400 especies diferentes de peces. Mohammad Muzee, un pescador somalí:

«Heredamos el equipo que usamos, como las lanchas, de nuestros padres. Nadie se atrevería a subirse a una de ellas porque son muy viejas y temería por su vida, pero nosotros las usamos porque así nos ganamos la vida».

Pese al riesgo, la pesca ha sido una de las principales fuentes de ingresos para mucha gente. Desafortunadamente, la industria pesquera, al igual que la infraestructura y economía del país, fue devastada durante la guerra civil que comenzó en 1991. Los piratas se apoderaron de grandes tramos de las costas de Somalia.

En 2007, la Misión de la Unión Africana desplegó una misión de paz regional que, con el consentimiento de las Naciones Unidas en Somalia, apoya el gobierno provisional para expulsar a las fuerzas rebeldes.

Gracias al aumento de la seguridad, el mercado Hamarwayne de Mogadishu está en pleno auge. Con más clientes, mejora el sustento de pescadores, comerciantes y hasta de los cargadores que llevan la captura del día desde la orilla del mar a los pescaderos, que la esperan con impaciencia, como Ahmed Ekar.

«A veces hay mucho, otras veces, poco. Cuando la captura es escasa, nos dan 12 dólares por kilo de bonito, pero cuando hay mucha, sólo seis dólares. Hoy, hay pocos bonitos y hay mucha demanda».

A pesar del gran potencial de la industria para generar ingresos tan necesarios y crear empleos, gran parte sigue sin aprovecharse, dice el nuevo Ministro de Recursos Naturales, Abdirizak Omar Mohamed.

«No tenemos una guardia costera para proteger nuestro mar, por lo que existe mucha pesca ilegal y sin regular. No tenemos los medios ni la capacidad para hacer algo actualmente, pero está dentro de la política del gobierno abordar esta cuestión».

En una pequeña planta de procesamiento de pescado en el centro de Mogadishu, la Compañía Nacional Pesquera Somalí prepara y empaqueta el pescado para exportarlo. Es una empresa privada que opera su propia flota y también compra a los pescadores locales. Espera que la mayor seguridad contribuya a mejorar la escasez de transporte y almacenamiento que les ha hecho perder clientes en el pasado.

El gerente de Mercadeo y Relaciones Internacionales de la empresa, Hassan Warsame Noor:

«Llevamos el pescado de Mogadishu a Nairobi. Nuestro producto se queda en tránsito en Nairobi a veces horas y horas; después volamos de Nairobi a Turquía. Es fácil imaginar lo difícil que es conservar el pescado durante ese tiempo».

El potencial de crecimiento de la compañía demuestra que la industria pesquera de Somalia es otra área donde los inversores pueden concentrar sus esfuerzos, a medida que el país reconstruye su infraestructura y su economía.

Este reportaje fue producido por Nizar Abboud para las Naciones Unidas.

9 de agosto de 2013

Somalia tiene 3.200 kilómetros de costa, por lo que la pesca y la exportación de pescado se han convertido en la gran esperanza para la reconstrucción económica del país, devastado por la guerra que empezó en 1991. La ONU ayuda a mejorar las condiciones de seguridad en el territorio.

Videos relacionados

Documentales
Especiales
En portada

¡Síguenos!

Facebook Youtube Twitter RSS