TUBERCULOSIS


AGENTE
Mycobacterium tuberculosis

DESCRIPCION
Entre las enfermedades infecciosas, la tuberculosis es el principal asesino de adultos en el mundo hoy en día, y presenta un gran reto internacional a los organismos de salud pública. Su reaparición junto con el virus del VIH ha probado ser una combinación mortal. De las 14 millones de personas en el mundo que positivamente tenían el VIH en 1994, se cree que 5.6 millones también se encontraban infectados con TB.

TRANSMISIÓN
Unicamente aquellas personas que se encuentran enfermas de TB pueden infectar a otras; no se transmite por insectos, sangre o agua. Como cualquier resfriado, y a diferencia del SIDA, la enfermedad es transmitida a través del aire y por contacto casual. Cuando la persona infectada tose, estornuda, habla o escupe flemas, el bacilo TB en sus pulmones es lanzado al aire donde puede quedar suspendido durante horas para ser inhalado por otra persona.

Por falta de tratamiento, una persona con TB activa infectará de 10 a 15 personas en el transcurso de sólo un año. Sin embargo, solamente del 5-10% de las personas infectadas con TB se encuentran enfermas o infectan a otros.

SINTOMAS
Fiebre, agotamiento, pérdida de peso, tos, tos con sangre y dolor de pecho.

INCIDENCIA Y DISTRIBUCION
Literalmente, con cada segundo del reloj se infecta una persona más con TB -- una persona por segundo.

Una tercera parte de la población mundial se encuentra infectada con el bacilo TB.

En la próxima década se estima que 300 millones más de personas serán infectadas, que 90 millones de personas desarrollarán la enfermedad, y 30 millones morirán por su causa.

La enfermedad es especialmente devastadora en los países en desarrollo, donde cuentan de la cuarta parte de las muertes en adultos causadas por TB podrían ser prevenidas.

Los países asiáticos con grandes ciudades, con una tasa extremadamente alta de infección del bacilo TB, y con una creciente transmisión del virus VIH, reúnen actualmente a dos terceras partes de todos los casos de TB del mundo.

Hay nuevos brotes en Europa Oriental, donde las muertes por TB se están incrementando nuevamente después de casi 40 años de una declinación de la enfermedad.

TRATAMIENTO Y PREVENCION
Tratamiento prolongado con drogas anti-TB. No existe cura para algunos casos de TB resistentes a todos los medicamentos.

En el caso de TB, el tratamiento también es preventivo. Las personas que no cumplen con el tratamiento o que han sido tratadas en forma no adecuada pueden quedar infectadas e infectar a otras personas. Estos casos crónicos a menudo llevan el bacilo en sus pulmones que se han vuelto resistentes a las drogas anti-TB, y al infectar a otras, éstas contarán con la misma resistencia a la droga. Cuando la enfermedad se desarrolla en tales casos, es mucho más costoso y difícil tratarla que una TB normal, y con mayor posibilidad de ser fatal.

Para mayor información visite la página de la OMS TB

Regresar a la Lista de Enfermedades

Derechos Reservados Copyright © 2002 Publicaciones de las Naciones Unidas
Nos puedes mandar un e-mail a cyberschoolbus@un.org