¿QUÉ IMPLICA APRENDER UNA LENGUA?

El hecho de aprender una lengua es algo que va mucho más allá de la memorización de las reglas gramaticales: se trata de presentar al alumno una cultura distinta, otra forma de comunicarse, de relacionarse y de actuar.

Queremos que nuestros alumnos sean capaces de utilizar la lengua, oral o escrita, de una forma no sólo gramaticalmente correcta sino también apropiada a cada circunstancia y cada contexto. Para llevar a cabo acciones o tareas determinadas, a menudo, necesitamos usar la lengua, y para ello ponemos en funcionamiento una serie de competencias generales y comunicativas, así como de estrategias personales. 

Aprender una lengua implica desarrollar las competencias y estrategias necesarias para poder usarla con el fin de alcanzar el objetivo de una acción o tarea. 


¿CÓMO ENSEÑAMOS?

Enseñamos a través clases dinámicas y partipativas, en las que prima por encima de todo la comunicación en español de una forma correcta y apropiada a cada situación. Creemos que la enseñanza que ofrecemos debe contemplar las necesidades de nuestros alumnos. Por esta razón, siempre tenemos en cuenta cuestiones como las siguientes a la hora de programar nuestras clases:

  • ¿Cuál es la principal motivación del alumno?
  • ¿Cuál es su "bagaje lingüístico" y su experiencia como estudiante de lenguas?
  • ¿Con qué experiencias vivenciales llega al aula?
  • ¿Cómo aprende mejor?
  • ¿En qué circunstancias y con qué fin quieren utilizar la lengua?
  • ¿Tienen la posibilidad de acceder a manuales, obras de consulta (diccionarios, gramáticas, etc.), medios audiovisuales, ordenadores y programas informáticos?


¿CUÁL ES EL PAPEL DEL PROFESOR EN NUESTRAS CLASES?

  • Ayudar al estudiante a desarrollar estretegias de aprendizaje.
  • Proporcionar al estudiante las herramientas necesarias para poder comunicarse de forma correcta y apropiada en español.
  • Ceder protagonismo al estudiante y adoptar el papel de facilitador de procesos.
  • Dar al estudiante la oportunidad de usar la lengua en procesos comunicativos auténticos. 
  • Fomentar la autonomía del estudiante.
  • Aconsejar al estudiante sobre cómo mejorar su conicimiento del español.
  • Potenciar la participación de todos y cada uno de los miembros de la clase.


¿CUÁL ES EL PAPEL DEL ALUMNO EN NUESTRAS CLASES?

  • El estudiante es el centro del proceso de aprendizaje.
  • Participar de forma activa en las clases: sólo practicando podemos aprender a comunicarnos.
  • Ser consciente de sus propios objetivos y ser capaz de autoevaluar su propio progreso. 
  • Esforzarse tanto en el proceso de trabajo como en los resultados.
  • Esforzarse por ser autónomo aprendiendo diversas estrategias y herramientas a lo largo de su proceso de aprendizaje.